EL PAPEL DE LOS MEDIOS EN LA PROMOCIÓN DE LA GUERRA (John Pilger). La policía británica detiene al periodista Kit Klarenberg y lo interroga sobre sus opiniones políticas y sus reportajes para The Grayzone.

EL PAPEL DE LOS MEDIOS EN LA PROMOCIÓN DE LA GUERRA

 

EN LA RED SOCIAL TWITTER

TUCKER CARLSON DENUNCIA LA PROPAGANDA DEL GOBIERNO EN LOS MEDIOS: «NADIE SABE LO QUE ESTÁ PASANDO»

Sobre la voladura de la presa de Kajova, en Jerson

Por Carlos Esteban, 7 JUNIO 2023

EL PAPEL DE LOS MEDIOS EN LA PROMOCIÓN DE LA GUERRA
Tucker Carlson. Reuters

 

Es como ver la demolición de los grandes conglomerados mediáticos en tiempo real. Cuando un tipo hablando unos minutos desde su casa y sin avisar tiene incomparablemente más audiencia que programas con presupuestos multimillonarios es hora de rezar un responso por CNN, CNBC, Fox y el resto de los gigantes clásicos de la comunicación informativa.

Tucker Carlson ha vuelto, esta vez con lo que promete ser la primera entrega de un programa regular, muy parecido al que mantenía en la Fox pero más libre e infinitamente más barato de realizar, ahora en la plataforma Twitter.

Y ha vuelto con lo que explica, en buena medida, su éxito y el fracaso de los grandes: la información convencional es pura propaganda del Gobierno regurgitada por periodistas vendidos al poder.

Tucker tiene la virtud de la simplicidad, de la perfecta reducción al absurdo para desmontar las «verdades oficiales». En esta ocasión se centra en la voladura de la presa de Kajova, en Jerson. La presa en cuestión sirve a la Crimea ocupada por los rusos y a la central de Zaporiya, la más grande de Europa, y su voladura siembra la devastación y el caos a zonas que controlan los rusos. Pero la ha volado Putin, naturalmente.

Eso es, recuerda Carlson, lo que afirman unánimes todos los grandes medios occidentales. ¿Y por qué habría de hacer eso Putin, para qué iba a pegarse un tiro en el pie tan evidente? Fácil: porque es malvado, y la gente malvada hace cosas malvadas, incluso contra sí mismas. Recuerden la voladura del gasoducto ruso-germano Nord Stream 2, también obra de Putin pese a que suponía un enorme costo y perder una palanca evidente para influir sobre Alemania. La gente malvada es así, no le den más vueltas.

«A modo de trasfondo, y para ayudar a explicar por qué, de todas todas y sin duda alguna, tiene que haber sido que haber sido Putin el que ha volado la presa», ironiza Carlson. «Kyle Anzalone de Antiwar.com señala que la presa fue construida por la URSS durante la década de 1950 y, durante más de un año, ha estado en primera línea en la guerra en Ucrania. Tiene casi 100 pies de alto y más de 10,000 pies de ancho. La presa se construyó como central hidroeléctrica y creó el embalse de Kajovka, que tiene más de 2.000 kilómetros cuadrados. La planta de energía nuclear más grande de Europa, la planta de energía nuclear de Zaporiya, y la península de Crimea reciben agua del embalse. El ataque a la presa supone un grave golpe para la posición de Rusia en Ucrania. A través del Canal de Crimea del Norte de 250 millas de largo, el embalse de Kajovka alimenta de agua a la península que Moscú se anexionó en 2014. Antes de la invasión de Ucrania, el Kremlin exigía regularmente a Kiev que los sistemas de riego que suministraban agua a Crimea permanecieran abiertos».

Pero eso es irrelevante, en un sentido, porque lo que Tucker quiere transmitir, usando como ejemplo la cobertura de esta noticia, es lo que afirma en la parte final del vídeo: «…si se pregunta por qué nuestro país parece tan disfuncional, esta es una buena parte de la razón: nadie sabe lo que está pasando. Un pequeño grupo de personas controla el acceso a toda la información relevante y el resto de nosotros… no. Se nos permite parlotear todo lo que queramos sobre cosas como el racismo, pero atrévete a hablar de algo que realmente importe y verás que pasa… Te callarán. Confía en nosotros… así es como mantienen el control».

 

*******

EE.UU. SUPO TRES MESES ANTES DEL SABOTAJE DEL NORD STREAM QUE UCRANIA PLANEABA ATACAR EL GASODUCTO

Un informe de Inteligencia europea enviado a la CIA alertó sobre los planes de Kiev, según revela en exclusiva el diario ‘The Washington Post’

Por Javier Ansorena
ABC, 6 JUNIO 2023

NORD STREAM: TERRORISMO «ATLÁNTICO» CONTRA EUROPA: «Del golfo de Tonkín al mar Báltico», por Seymour Hersh

 

La CIA y otras agencias de inteligencia de Europa tenían constancia de un plan dirigido por el ejército de Ucrania para sabotear Nord Stream, el sistema de gasoductos que conecta el gas natura de Rusia con Europa a través del Mar Báltico, según revela ‘The Washington Post’.

El sabotaje, un ataque grave a la infraestructura energética europea, ha sido uno de los grandes puntos de tensión de la guerra y una cuestión peliaguda para mantener la unidad de EE.UU. y sus aliados europeos en el apoyo a Ucrania frente a la agresión de Rusia.

La información sobre ese plan fue compartida por un servicio de inteligencia europeo con la CIA en junio del año pasado. Tres meses después, el 26 de septiembre, se registraron tres explosiones que produjeron fugas masivas en las líneas de Nord Stream 1 y Nord Stream 2, este último recién construido. El sabotaje afectó a tres de las cuatro líneas que conectan el gas natural ruso con Europa a través de esa ruta.

El diario estadounidense ha conocido esa información de inteligencia por las filtraciones masivas que realizó un miembro de la Guardia Nacional del Aire de EE.UU., Jack Teixeira, en la plataforma Discord. El ‘Post’ obtuvo una copia de esa información de un amigo de Teixeira.

La reacción inicial de EE.UU. y de sus aliados europeos fue culpar a Rusia del sabotaje, como una forma de ahogar a Europa sin gas ante la proximidad del invierno. Con el paso del tiempo, la Administración Biden dejó de apuntar Moscú y, de forma interna, se reconoce que no hay pruebas suficientes para culpar al Kremlin. Al mismo tiempo, pese a las crecientes pruebas sobre la implicación de Kiev, tampoco ha culpado al Gobierno de Volodímir Zelenski, por miedo a no ahondar las divisiones en Europa sobre el apoyo a la causa ucraniana.

Esa información de inteligencia desvelada ahora provino de un país europeo que el ‘Post’ acordó no detallar, para no exponer información a las fuentes. Esa información se originó en una persona en Ucrania que tuvo acceso al plan ucraniano.

Ese plan, que tanto ese país europeo como la CIA compartieron con sus aliados europeos el mismo mes de junio, se parece mucho a lo que muestran las investigaciones de los últimos meses de las autoridades de Alemania.

Según la inteligencia, el plan sería llevado a cabo por seis miembros de fuerzas especiales de Ucrania. Llegarían a la cosata con identidades falsas y alquilarían un barco para dirigirse a una zona del Báltico por donde pasar el Nord Stream. Con la ayuda de un vehículo submarino, descenderían hasta el lecho del mar y harían explotar los gaseoductos. Además de oxígeno, planeaban llevar helio, recomendado para inmersiones a gran profundidad.

Se parece mucho a las conclusiones a las que han llegado los investigadores alemanes: seis personas con identidades falsas alquilaron un yate, con el nombre ‘Andromeda’, en Warnemünde, un puerto alemán sobre el Báltico. El grupo incluía submarinistas avezados, que descendieron hasta los gaseoductos y colocaron explosivos. Los investigadores encontraron restos del mismo material explosivo en el gasoducto y en la cabina del yate, que se alquiló a través de una compañía interpuesta en Polonia. También creen que al menos uno de los saboteadores pertenecía al ejército de Ucrania.

Una de las diferencias entre el plan revelado ahora y lo que ocurrió es que en la información de inteligencia solo se mencionaba un ataque a Nord Stream 1, no al 2.

Otro punto fundamental de la información que ya corría por Washington y las capitales europeas en junio: el líder máximo del ejército de Ucrania, Valerii Zaluzhnii, estaba al frente de la operación. Pero el presidente del país, Volodímir Zelenski, quedó al margen de la trama, para que no le afectara en su relación con sus aliados.

Queda ahora por ver cómo esta información afecta al desarrollo de la guerra y al mantenimiento de la unidad entre los aliados de Kiev, en un momento clave en el frente, con Ucrania dando los primeros pasos de su contraofensiva y hambrienta de más y mejor armamento.

 

El payaso, Volodymyr Zelensky, esbirro del NWO

*******

LA POLICÍA BRITÁNICA DETIENE AL PERIODISTA KIT KLARENBERG, LO INTERROGA SOBRE THE GRAYZONE

La policía antiterrorista británica detuvo al periodista Kit Klarenberg a su llegada al aeropuerto londinense de Luton y lo sometió a un extenso interrogatorio sobre sus opiniones políticas y sus reportajes para The Grayzone.

 

Tan pronto como el periodista Kit Klarenberg aterrizó en su país de origen, Gran Bretaña, el 17 de mayo de 2023, seis agentes antiterroristas anónimos vestidos de civil lo detuvieron. Rápidamente lo escoltaron a una habitación trasera, donde lo interrogaron durante más de cinco horas sobre sus reportajes para este medio. También le preguntaron sobre su opinión personal sobre todo, desde el actual liderazgo político británico hasta la invasión rusa de Ucrania.

En un momento, los interrogadores de Klarenberg exigieron saber si The Grayzone tenía un acuerdo especial con la Oficina Federal de Seguridad (FSB) de Rusia para publicar material pirateado.

Durante la detención de Klarenberg, la policía incautó los dispositivos electrónicos y las tarjetas SD del periodista, le tomó las huellas dactilares, tomó muestras de ADN y lo fotografió intensamente. Lo amenazaron con arrestarlo si no cumplía.

El interrogatorio de Klarenberg parece ser la forma en que Londres toma represalias por los informes de gran éxito del periodista que exponen las principales intrigas de la inteligencia británica y estadounidense. Solo el año pasado, Klarenberg reveló cómo una camarilla de conservadores de línea dura de seguridad nacional violó la Ley de Secretos Oficiales para explotar el Brexit e instalar a Boris Johnson como primer ministro. En octubre de 2022, obtuvo titulares internacionales con su exposición de los planes británicos para bombardear el puente Kerch que conecta Crimea con la Federación Rusa. Luego vino su informe sobre el reclutamiento por parte de la CIA de dos secuestradores del 11 de septiembre en abril, una sensación viral que generó una atención masiva en las redes sociales.

Entre las revelaciones más importantes de Klarenberg se encuentra su informe de junio de 2022 que desenmascara al periodista británico Paul Mason como un colaborador del estado de seguridad del Reino Unido empeñado en destruir The Grayzone y otros medios de comunicación, académicos y activistas críticos con el papel de la OTAN en Ucrania.

Debido a que los informes de Klarenberg sobre Mason se basaron en gran medida en correos electrónicos filtrados, Mason lo acusó falsamente de "ayudar a una campaña de desinformación de piratería y filtración respaldada por el estado ruso". Mason también ha denunciado la filtración de sus correos electrónicos a la policía británica.

Emma Briant, una autoproclamada experta en desinformación que participó en la campaña de Mason para sabotear a los críticos de la OTAN, envió abogados para exigirle a Klarenberg que elimine todos sus artículos que la mencionan de Internet. Las cartas de los abogados también amenazaban con súper mandatos judiciales costosos  para evitar más informes y cuestionaban la “autenticidad” del contenido de los correos electrónicos.

Las cartas de cese y desistimiento también presentaron acusaciones falsas y difamatorias contra Klarenberg, incluido que él estuvo personalmente involucrado en el pirateo de su correo electrónico y cuenta de Twitter.

 

 

¿Las denuncias falsas y obviamente maliciosas de Paul Mason o Emma Briant impulsaron a la policía del Reino Unido a detener e investigar a Klarenberg?

Los informes de Klarenberg no contienen falsedades ni nada parecido a la "desinformación", que es precisamente la razón por la cual figuras vinculadas a la inteligencia como Mason están tan frustradas por su existencia. A pesar de las acusaciones de Mason y Briant, ni siquiera hay pruebas sólidas de que los piratas informáticos rusos fueran la fuente de las filtraciones.

Mientras informaba sobre el material filtrado, Klarenberg se involucró en la misma práctica periodística de la que dependen los periódicos heredados más destacados de Occidente, desde The New York Times hasta The Washington Post, para dar noticias ellos mismos. De hecho, Thomas Rid, un autoproclamado experto en desinformación y profesor de Estudios Estratégicos en la Universidad Johns Hopkins, ha declarado que los periodistas “no deberían rehuir” cubrir las filtraciones reportadas por primera vez por Klarenberg.

Por lo tanto, parece que las autoridades británicas no detuvieron a Klarenberg por infracciones legales, sino porque informó historias fácticas que expusieron las propias violaciones del estado de seguridad nacional del derecho nacional e internacional, así como los complots malignos de sus lacayos de los medios.

 

 

Interrogado bajo disposiciones antiterroristas, interrogado sobre vínculos rusos inexistentes

El periodista Kit Klarenberg llegó al Reino Unido el 17 de mayo desde Belgrado, Serbia, donde vive. Planeaba visitar a amigos y familiares, pero primero tendría que pasar por una carrera de obstáculos que la policía británica le puso delante.

Tan pronto como su vuelo aterrizó en el aeropuerto de Luton, el piloto anunció que la policía fronteriza estaba “a la vuelta de la esquina” y pidió a todos los pasajeros que prepararan sus pasaportes. La policía esperaba a Klarenberg al pie de las escaleras que conducían a los pasajeros del avión a la pista. Inmediatamente lo llevaron a una habitación trasera y le informaron de su detención según el Anexo Tres, Sección Cuatro de la Ley de Fronteras y Contra el Terrorismo de 2019.

Seis agentes vestidos de civil rodearon a Klarenberg y explicaron que se enfrentaba a un arresto si se negaba a responder a sus preguntas y entregar sus dispositivos electrónicos personales. Se negaron a decirle sus nombres y en su lugar ofrecieron distintivos de llamada.

Había estado esperando algo como esto desde que llegó una solicitud de entrevista con la policía el verano pasado”, dijo Klarenberg a The Grayzone, refiriéndose a un comunicado que recibió de un detective británico de alto nivel el 27 de julio de 2022. El correo electrónico solicitaba a Klarenberg que se presentara en una estación para ser interrogado sobre las denuncias de un denunciante anónimo de "delitos en virtud de la ley de uso indebido de computadoras".

 

 

Sin embargo, se notificó a Klarenberg en septiembre de 2022 (ver más abajo) que la investigación policial se había cerrado.

 

 

De vuelta en la sala de interrogatorios de Luton, se le preguntó a Klarenberg qué pasaportes tenía en su poder. “Parecían sorprendidos de que solo tuviera conmigo un pasaporte británico”, recordó. Luego, la policía lo interrogó sobre si poseía propiedades en el extranjero, qué países había visitado y por qué. Se vio obligado a proporcionar su dirección en Belgrado, revelar cuánto pagaba de alquiler y, curiosamente, si sus costos de energía estaban incluidos. Luego, los oficiales exigieron saber por qué Klarenberg vivía en Serbia.

A partir de ahí, los interrogadores de la policía se centraron en el trabajo de Klarenberg con The Grayzone. “Me preguntaron para qué publicaciones escribía y les dije que escribía para muchas”, dijo. “Uno incluso comentó que nunca antes había oído hablar de 'MintPress Zone'. Su interés abrumador, si no exclusivo, estaba en The Grayzone”.

Los oficiales le preguntaron a Klarenberg sobre artículos que incluían su informe sobre el reclutamiento de la CIA de posibles secuestradores del 11 de septiembre, así como sus pensamientos sobre las teorías de conspiración del 11 de septiembre.

Luego vino una tormenta de preguntas relacionadas con The Grayzone: ¿Cuánto le pagó a Klarenberg esta publicación, con qué frecuencia y en qué cuenta bancaria? ¿Quién era el dueño del sitio? ¿Cuánto contacto tuvo con Max Blumenthal, el autor de este artículo y editor de The Grayzone? ¿Había conocido a Blumenthal en persona?

Los oficiales antiterroristas luego recitaron una serie de preguntas infundadas relacionadas con Rusia: ¿The Grayzone tiene algún tipo de acuerdo con la Oficina Federal de Seguridad (FSB) de Rusia para publicar material pirateado? ¿Klarenberg ha estado en contacto a sabiendas con algún agente del FSB? ¿Está en contacto con el personal actual o anterior de los medios estatales rusos? ¿Quién es el propietario de The Grayzone y está patrocinado por Rusia?

(Como se ha dicho públicamente muchas veces, The Grayzone es un medio totalmente independiente fundado por mí, Max Blumenthal. A diferencia de muchos de nuestros adversarios, este medio no acepta financiación ni apoyo de ningún estado, incluida Rusia).

En ese momento, los oficiales sacaron las tarjetas bancarias de Klarenberg de la habitación durante un período prolongado. También incautaron las tarjetas de memoria y los sims de su cámara, exigiendo que proporcionara códigos PIN para abrirlos. “Qué se hizo con mis tarjetas bancarias, no lo sé”, remarcó. "Lo mismo para las SD: lo que obtuvieron de estas tarjetas viejas y apenas usadas no estaba claro".

A continuación, los interrogadores de Klarenberg le preguntaron si tenía algún material periodístico a mano, y le pidieron que les "advirtiera" sobre el contenido y dónde estaban ubicados para que no lo aspiraran "por accidente".

Se preguntó si la pregunta era un truco de relaciones públicas ideado en respuesta a la protesta de los medios en abril por la detención por parte de la policía antiterrorista británica de Ernest Moret, un editor francés detenido e interrogado sobre sus puntos de vista sobre las reformas de pensiones ampliamente despreciadas de Emmanuel Macron. También existía la posibilidad de que quisieran que los guiara hacia contenido confidencial que tenía o planeaba cubrir. 

Los interrogadores de la policía de Klarenberg mostraron un gran interés en saber si pertenecía a alguna organización de prensa y si tenía una tarjeta de prensa o alguna cualificación profesional. Luego investigaron la trayectoria de su carrera, preguntándole cómo ingresó al mundo del periodismo político y sobre las “brechas” laborales percibidas en el registro profesional de Klarenberg.

Fue cuestionado repetidamente en su viaje de cubrir temas financieros hace una década a informar sobre política y seguridad nacional. “La policía manifestó confusión en la transición”, a pesar de que Klarenberg explicó que estudió política en la universidad. “Los oficiales regresaron repetidamente a este punto, sintieron claramente que esto no tenía sentido”, relató. "¿Estaban investigando si había sido 'reclutado' en algún momento o había sido un 'agente durmiente' todo el tiempo?"

A lo largo de la entrevista, la policía antiterrorista investigó agresivamente a Klarenberg sobre sus creencias y afiliaciones políticas. ¿Estaba involucrado en alguna causa activista en Belgrado? ¿Qué pensaba del gobierno ruso? ¿Tenía una opinión sobre el arresto en Rusia de Evan Gerskovich del Wall Street Journal? ¿Qué pensaba él de Rishi Sunak? Un oficial se quejó incesantemente de que Keir Starmer era "inútil", lo que llevó a Klarenberg a preguntarse si los comentarios eran una trampa destinada a sacarlo. 

Cuando Klarenberg señaló que había criticado públicamente la invasión rusa de Ucrania, la policía exigió saber si “alguien” del gobierno ruso lo había contactado para quejarse. “Presuntamente, querían saber si mis críticas habían enojado a mis 'controladores'”, dijo Klarenberg. “Lo cual es una proposición completamente ridícula”.

Siguió una extensa discusión filosófica sobre el periodismo y el interés público. “Su trabajo puede ser interesante para el público”, le dijo un oficial a Klarenberg, “pero no es de interés público”. Insistió en que un periodista podría estar promoviendo los intereses de un actor estatal hostil al informar sobre cuestiones de seguridad nacional.

Traté de explicar que si el material se puede autenticar, entonces el material  es  la fuente. No estamos citando afirmaciones de una fuente humana que proporcionó el material, estamos informando sobre el material fuente proporcionado de manera objetiva”, dijo Klarenberg.

Después de cinco horas, la policía antiterrorista parecía haberse quedado sin preguntas. En este punto, habían incautado todos los dispositivos electrónicos de Klarenberg, lo obligaron a proporcionar códigos de desbloqueo para su teléfono y tableta, tomaron sus tarjetas SD y revisaron miles de sus fotos personales. “Lástima quien sacó la pajita corta y tuvo que mirar detenidamente miles de tomas de arquitectura brutalista en todo el mundo que he tomado a lo largo de los años”, comentó.

Las autoridades también tomaron las huellas dactilares de Klarenberg, lo sometieron a muestras de ADN y lo fotografiaron repetidamente. “Mientras nunca se hayan encontrado sus huellas en un IED en Afganistán, borraremos estos datos en seis meses”, afirmó un policía con acento norirlandés.

Una semana después de liberar a Klarenberg de la detención, la policía le devolvió su tableta con cinta adhesiva sobre sus cámaras, junto con dos tarjetas de memoria. La policía se quedó con una tarjeta SD vieja, que en su mayoría contenía música, con el argumento de que podría ser “relevante para procesos penales”.

Sigue siendo investigado por el estado británico en el momento de la publicación.

 

***

MAX BLUMENTHAL

Max Blumenthal, editor en jefe de The Grayzone, es un periodista galardonado y autor de varios libros, incluidos los más vendidos Republican Gomorrah ,  Goliath , The Fifty One Day War y The Management of Savagery. Ha producido artículos impresos para una variedad de publicaciones, muchos reportajes en video y varios documentales, incluido  Killing Gaza. Blumenthal fundó The Grayzone en 2015 para arrojar luz periodística sobre el estado de guerra perpetua de Estados Unidos y sus peligrosas repercusiones internas.

 

*******

JOHN PILGER: DEL PERIODISMO AMARILLO A LOS ATAQUES CONTRA CHINA, EL PAPEL PERDURABLE DE LOS MEDIOS EN LA PROMOCIÓN DE LA GUERRA

Por John Pilger

Mint Press News, 1 MAYO 2023

EL PAPEL PERDURABLE DE LOS MEDIOS EN LA PROMOCIÓN DE LA GUERRA
Maj. Kristin Wolfe, pilot for the U.S. Air Force F-35 Lightning II Demonstration Team, speaks to the media at the Kentucky Air National Guard Base in Louisville, Ky., April 20, 2023, in advance of the Thunder Over Louisville air show. The annual event, to be held along the banks of the Ohio River on April 22, will feature more than 20 military and civilian aircraft. (U.S. Air National Guard photo by Tech. Sgt. Joshua Horton)

 

En 1935, se celebró el Congreso de Escritores Estadounidenses en la ciudad de Nueva York, seguido de otro dos años después. Hicieron un llamado a 'los cientos de poetas, novelistas, dramaturgos, críticos, escritores de cuentos y periodistas' para discutir el 'rápido desmoronamiento del capitalismo' y el llamado de otra guerra. Fueron eventos eléctricos a los que, según un relato, asistieron 3.500 miembros del público, con más de mil rechazados.

Arthur Miller, Myra Page, Lillian Hellman y Dashiell Hammett advirtieron que el fascismo estaba surgiendo, a menudo disfrazado, y que los escritores y periodistas eran responsables de alzar la voz. Se leyeron telegramas de apoyo de Thomas Mann, John Steinbeck, Ernest Hemingway, C Day Lewis, Upton Sinclair y Albert Einstein.

La periodista y novelista Martha Gellhorn habló por las personas sin hogar y desempleadas y por 'todos nosotros bajo la sombra de un gran poder violento'.

Martha, que se convirtió en una amiga cercana, me dijo más tarde mientras tomaba su habitual vaso de Famous Grouse y soda: 'La responsabilidad que sentí como periodista fue inmensa. Yo había sido testigo de las injusticias y el sufrimiento provocado por la Depresión, y sabía, todos sabíamos, lo que vendría si no se rompían los silencios.'

Sus palabras resuenan en los silencios de hoy: son silencios llenos de un consenso de propaganda que contamina casi todo lo que leemos, vemos y escuchamos. Déjame darte un ejemplo:

El 7 de marzo, los dos periódicos más antiguos de Australia, el Sydney Morning Herald y The Age , publicaron varias páginas sobre 'la amenaza inminente' de China. Ellos colorearon el Océano Pacífico de rojo. Los ojos chinos eran marciales, en marcha y amenazantes. El peligro amarillo estaba a punto de caer como por el peso de la gravedad.

 

Silbatos para perros y poder americano

No se dio ninguna razón lógica para un ataque a Australia por parte de China. Un 'panel de expertos' no presentó evidencia creíble: uno de ellos es un ex director del Instituto Australiano de Política Estratégica, un frente para el Departamento de Defensa en Canberra, el Pentágono en Washington, los gobiernos de Gran Bretaña, Japón y Taiwán y Occidente. industria de guerra

'Beijing podría atacar dentro de tres años', advirtieron. 'No estamos listos'. Se gastarán miles de millones de dólares en submarinos nucleares estadounidenses, pero eso, al parecer, no es suficiente 'Las vacaciones de Australia de la historia han terminado': lo que sea que eso signifique.

No hay amenaza para Australia, ninguna. El lejano país 'afortunado' no tiene enemigos, y mucho menos China, su principal socio comercial. Sin embargo, criticar a China que se basa en la larga historia de racismo de Australia hacia Asia se ha convertido en una especie de deporte para los "expertos" autodenominados. ¿Qué opinan los chinos-australianos de esto? Muchos están confundidos y temerosos.

Los autores de esta grotesca pieza de silbidos y obsequios al poder estadounidense son Peter Hartcher y Matthew Knott, 'reporteros de seguridad nacional' creo que se llaman. Recuerdo a Hartcher de sus excursiones pagadas por el gobierno israelí. El otro, Knott, es un portavoz de los trajes en Canberra. Ninguno de los dos ha visto nunca una zona de guerra y sus extremos de degradación y sufrimiento humanos.

'¿Cómo se llegó a esto?Martha Gellhorn diría si estuviera aquí. '¿Dónde diablos están las voces diciendo que no? ¿Dónde está la camaradería?'

"¿Dónde diablos están las voces diciendo que no?"

Las voces se escuchan en el samizdat de este sitio web y otros. En literatura, los gustos de John Steinbeck, Carson McCullers y George Orwell están obsoletos. El posmodernismo está a cargo ahora. El liberalismo ha subido su escala política. Australia, una vez socialdemocracia somnolienta, ha promulgado una red de nuevas leyes que protegen el poder secreto y autoritario y evitan el derecho a saberLos denunciantes son forajidos que deben ser juzgados en secreto. Una ley especialmente siniestra prohíbe la 'interferencia extranjera' por parte de quienes trabajan para empresas extranjeras. ¿Qué quiere decir esto?

La democracia es nocional ahoraestá la élite todopoderosa de la corporación fusionada con el estado y las demandas de 'identidad'. Los contribuyentes australianos pagan miles de dólares al día a los almirantes estadounidenses por 'asesoramiento'. En todo Occidente, nuestra imaginación política ha sido pacificada por las relaciones públicas y distraída por las intrigas de los políticos corruptos de renta ultra baja: un Johnson, un Trump, un Sleepy Joe o un Zelensky.

Ningún congreso de escritores en 2023 se preocupa por el 'desmoronamiento del capitalismo' y las provocaciones letales de 'nuestros' líderes. El más infame de ellos, Blair, un criminal prima facie bajo el Estándar de Nuremberg, es libre y rico. Julian Assange, quien desafió a los periodistas a demostrar que sus lectores tenían derecho a saber, está en su segunda década de encarcelamiento.

El ascenso del fascismo en Europa es indiscutible. O 'neonazismo' o 'nacionalismo extremo', como prefieras. Ucrania, como la colmena fascista de la Europa moderna, ha visto el resurgimiento del culto a Stepan Bandera, el apasionado antisemita y asesino en masa que elogió la "política judía" de Hitler, que dejó 1,5 millones de judíos ucranianos asesinados. "Pondremos vuestras cabezas a los pies de Hitler", proclamaba un panfleto banderista a los judíos ucranianos.

Hoy, Bandera es adorado como un héroe en el oeste de Ucrania, y la UE y los EE. UU. han pagado decenas de estatuas de él y sus compañeros fascistas, reemplazando las de los gigantes culturales rusos y otros que liberaron a Ucrania de los nazis originales.

 

Martha Gellhorn, centro, habla con los soldados nativos americanos del 5.º Ejército en el Frente Cassino en Italia, marzo de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial. Foto oficial británica | punto de acceso

 

En 2014, los neonazis jugaron un papel clave en un golpe financiado por Estados Unidos contra el presidente electo, Viktor Yanukovych, quien fue acusado de ser 'pro-Moscú'. El régimen golpista incluía prominentes 'nacionalistas extremos', nazis en todo menos en el nombre.

Al principio, esto fue informado extensamente por la BBC y los medios europeos y estadounidenses. En 2019, la revista Time presentó a las 'milicias supremacistas blancas' activas en Ucrania. NBC News informó: "El problema nazi de Ucrania es real". La inmolación de sindicalistas en Odessa fue filmada y documentada.

Encabezado por el regimiento Azov, cuya insignia, el 'Wolfsangel', se hizo famosa por las SS alemanas, el ejército de Ucrania invadió la región oriental de Donbas, de habla rusa. Según las Naciones Unidas, 14.000 en el este fueron asesinados. Siete años después, con las conferencias de paz de Minsk saboteadas por Occidente, como confesó Angela Merkel, el Ejército Rojo invadió.

Esta versión de los hechos no se informó en Occidente. Incluso pronunciarlo es derribar el abuso de ser un 'apologista de Putin', independientemente de si el escritor (como yo) ha condenado la invasión rusa. Comprender la provocación extrema que una frontera armada por la OTAN, Ucrania, la misma frontera a través de la cual invadió Hitler, le presentó a Moscú, es un anatema.

Los periodistas que viajaron al Donbas fueron silenciados o incluso acosados ​​en su propio país. El periodista alemán Patrik Baab perdió su trabajo, y a una joven reportera independiente alemana, Alina Lipp, le embargaron la cuenta bancaria.

 

En Gran Bretaña, el silencio de la intelectualidad liberal es el silencio de la intimidación

 

En Gran Bretaña, el silencio de la intelectualidad liberal es el silencio de la intimidación. Deben evitarse los problemas patrocinados por el estado como Ucrania e Israel si desea conservar un trabajo en el campus o una titularidad docente. Lo que le sucedió a Jeremy Corbyn en 2019 se repite en los campus donde los opositores al apartheid de Israel son difamados casualmente como antisemitas.

El profesor David Miller, irónicamente la principal autoridad del país en propaganda moderna, fue despedido por la Universidad de Bristol por sugerir públicamente que los 'activos' de Israel en Gran Bretaña y su cabildeo político ejercían una influencia desproporcionada en todo el mundo, un hecho para el cual la evidencia es voluminosa.

La universidad contrató a un QC líder para investigar el caso de forma independiente. Su informe exoneró a Miller sobre el "importante tema de la libertad de expresión académica" y encontró que "los comentarios del profesor Miller no constituyeron un discurso ilegal". Sin embargo, Bristol lo despidió. El mensaje es claro: no importa qué ultraje perpetre, Israel tiene inmunidad y sus críticos deben ser castigados.

 

por primera vez en dos siglos, no hay ningún poeta, dramaturgo o novelista británico eminente dispuesto a cuestionar los fundamentos del estilo de vida occidental

 

Hace unos años, Terry Eagleton, entonces profesor de literatura inglesa en la Universidad de Manchester, estimó que “por primera vez en dos siglos, no hay ningún poeta, dramaturgo o novelista británico eminente dispuesto a cuestionar los fundamentos del estilo de vida occidental'.

Ningún Shelley habló por los pobres, ningún Blake por los sueños utópicos, ningún Byron maldijo la corrupción de la clase dominante, y ningún Thomas Carlyle y John Ruskin revelaron el desastre moral del capitalismo. William Morris, Oscar Wilde, HG Wells y George Bernard Shaw no tenían equivalentes hoy. Harold Pinter estaba vivo entonces, 'el último en alzar la voz', escribió Eagleton.

El reverdecimiento de América

¿De dónde viene el posmodernismo, el rechazo de la política real y la disidencia auténtica? La publicación en 1970 del libro más vendido de Charles ReichThe Greening of America, ofrece una pista. Estados Unidos estaba entonces en un estado de agitación; Nixon estaba en la Casa Blanca, y una resistencia civil conocida como 'el movimiento' había estallado en los márgenes de la sociedad en medio de una guerra que afectaba a casi todo el mundo. En alianza con el movimiento de derechos civiles, presentó el desafío más serio al poder de Washington en un siglo.

En la portada del libro de Reich estaban estas palabras: "Se avecina una revolución. No será como las revoluciones del pasado. Se originará con el individuo".

En ese momento, yo era corresponsal en los Estados Unidos y recuerdo la elevación de la noche a la mañana al estatus de gurú de Reich, un joven académico de Yale. The New Yorker había publicado sensacionalmente su libro, cuyo mensaje era que la "acción política y la verdad de la década de 1960 habían fracasado y solo la 'cultura y la introspección' cambiarían el mundo". Se sentía como si el hippydom estuviera reclamando las clases de consumo. Y en cierto sentido, lo era.

En unos pocos años, el culto al 'yo-ismo' prácticamente había abrumado el sentido de acción conjunta, de justicia social e internacionalismo de muchas personas. Se separaron clase, género y raza. Lo personal era lo político y lo mediático era el mensaje. Ganar dinero, decía.

 

En unos pocos años, el culto al 'yo-ismo' prácticamente había abrumado el sentido de acción conjunta, de justicia social e internacionalismo de muchas personas. Se separaron clase, género y raza. Lo personal era lo político y lo mediático era el mensaje

 

En cuanto a 'el movimiento', su esperanza y sus cantos, los años de Ronald Reagan y Bill Clinton acabaron con todo eso. La policía estaba ahora en guerra abierta con los negros; Los notorios proyectos de ley de asistencia social de Clinton batieron récords mundiales en el número de personas, en su mayoría negras, que enviaron a la cárcel.

Cuando ocurrió el 11 de septiembre, la fabricación de nuevas 'amenazas' en la 'frontera de Estados Unidos' (como el Proyecto para un Nuevo Siglo Americano llamó al mundo) completó la desorientación política de quienes, 20 años antes, habrían formado una oposición vehemente.

En los años transcurridos desde entonces, Estados Unidos ha ido a la guerra con el mundo. Según un informe en gran parte ignorado por Physicians for Social Responsibility, Physicians for Global Survival y International Physicians for the Prevention of Nuclear War, ganador del Premio Nobel, el número de muertos en la 'guerra contra el terror' de Estados Unidos fue de 'al menos' 1,3 millones en Afganistán, Irak y Pakistán.

Esta cifra no incluye los muertos de las guerras lideradas y alimentadas por Estados Unidos en Yemen, Libia, Siria, Somalia y más allá. La cifra real decía que el informe "bien podría superar los 2 millones [o] aproximadamente diez veces más de lo que conocen el público, los expertos y los responsables de la toma de decisiones y [es] propagado por los medios de comunicación y las principales ONG".

'Al menos' un millón fueron asesinados en Irak, dicen los médicos, o el cinco por ciento de la población.

La enormidad de esta violencia y sufrimiento parece no tener cabida en la conciencia occidental. 'Nadie sabe cuántos' es el estribillo de los medios. Blair y George W. Bush, y Straw y Cheney y Powell y Rumsfeld et al. — nunca estuvieron en peligro de ser procesados. El maestro de propaganda de Blair, Alistair Campbell, es celebrado como una 'personalidad de los medios'.

 

¿Qué pasaría si los medios constitucionalmente más libres del mundo hubieran desafiado seriamente a George W. Bush y Donald Rumsfeld e investigado sus afirmaciones en lugar de difundir lo que resultó ser propaganda burda?

Si los periodistas hubiéramos hecho nuestro trabajo, hay una muy, muy buena posibilidad de que no hubiéramos ido a la guerra en Irak

 

En 2003 filmé una entrevista en Washington con Charles Lewis, el aclamado periodista de investigación. Hablamos de la invasión de Irak unos meses antes. Le pregunté: '¿Qué pasaría si los medios constitucionalmente más libres del mundo hubieran desafiado seriamente a George W. Bush y Donald Rumsfeld e investigado sus afirmaciones en lugar de difundir lo que resultó ser propaganda burda?'

Respondió. 'Si los periodistas hubiéramos hecho nuestro trabajo, hay una muy, muy buena posibilidad de que no hubiéramos ido a la guerra en Irak'.

 

El general Tommy Franks, jefe de las fuerzas estadounidenses en Irak, habla con George Stephanopoulos de ABC durante una entrevista en el Coalition Media Center en Doha, Qatar, el 13 de abril de 2003. Steven Senne | punto de acceso

 

Le hice la misma pregunta a Dan Rather, el famoso presentador de CBS, quien me dio la misma respuestaDavid Rose del Observer, que había promovido la 'amenaza' de Saddam Hussein, y Rageh Omaar, entonces corresponsal de la BBC en Irak, me dieron la misma respuesta. El admirable arrepentimiento de Rose por haber sido 'engañado' habló de muchos reporteros privados de su coraje para decirlo.

 

Si los periodistas hubieran hecho su trabajo, si hubieran cuestionado e investigado la propaganda en lugar de amplificarla, un millón de hombres, mujeres y niños iraquíes podrían estar vivos hoy; millones podrían no haber huido de sus hogares; la guerra sectaria entre sunitas y chiítas podría no haber estallado, y el Estado Islámico podría no haber existido

 

Vale la pena repetir su punto. Si los periodistas hubieran hecho su trabajo, si hubieran cuestionado e investigado la propaganda en lugar de amplificarla, un millón de hombres, mujeres y niños iraquíes podrían estar vivos hoy; millones podrían no haber huido de sus hogares; la guerra sectaria entre sunitas y chiítas podría no haber estallado, y el Estado Islámico podría no haber existido.

Transmita esa verdad a través de las guerras rapaces iniciadas desde 1945 por los Estados Unidos y sus 'aliados', y la conclusión es impresionante. ¿Se plantea esto alguna vez en las escuelas de periodismo?

Guerra por los medios

Hoy, la guerra de los medios es una tarea clave del llamado periodismo convencional, que recuerda lo descrito por un fiscal de Nuremberg en 1945: "Antes de cada agresión importante, con algunas excepciones basadas en la conveniencia, iniciaban una campaña de prensa calculada para debilitar su víctimas y preparar psicológicamente al pueblo alemán... En el sistema de propaganda... la prensa diaria y la radio eran las armas más importantes".

Una de las tendencias persistentes en la vida política estadounidense es un extremismo sectario que se acerca al fascismo. Aunque a Trump se le atribuyó esto, fue durante los dos mandatos de Obama cuando la política exterior estadounidense coqueteó seriamente con el fascismo. Esto casi nunca se informó.

 

fue durante los dos mandatos de Obama cuando la política exterior estadounidense coqueteó seriamente con el fascismo

 

"Creo en el excepcionalismo estadounidense con cada fibra de mi ser", dijo Obama, quien amplió un pasatiempo presidencial favorito, los bombardeos y los escuadrones de la muerte conocidos como "operaciones especiales" como ningún otro presidente lo había hecho desde la primera Guerra Fría.

Según una encuesta del Council on Foreign Relations, en 2016 Obama lanzó 26.171 bombas. Eso es 72 bombas cada día. Bombardeó a las personas más pobres y de color: en Afganistán, Libia, Yemen, Somalia, Siria, Irak y Pakistán.

 

en 2016 Obama lanzó 26.171 bombas. Eso es 72 bombas cada día. Bombardeó a las personas más pobres y de color: en Afganistán, Libia, Yemen, Somalia, Siria, Irak y Pakistán

 

Todos los martes, informó el New York Times, él personalmente seleccionaba a aquellos que serían asesinados por misiles Hellfire disparados desde drones. Bodas, funerales y pastores fueron atacados, junto con aquellos que intentaban recolectar las partes del cuerpo que adornaban el 'objetivo terrorista'.

Un destacado senador republicano, Lindsey Graham, estimó con aprobación que los drones de Obama habían matado a 4.700 personas. "A veces golpeas a personas inocentes, y odio eso", dijo, pero hemos eliminado a algunos miembros muy importantes de Al Qaeda.

En 2011, Obama dijo a los medios que el presidente libio Muammar Gaddafi estaba planeando un 'genocidio' contra su propio pueblo. 'Sabíamos...', dijo, 'que si esperábamos un día más, Benghazi, una ciudad del tamaño de Charlotte [Carolina del Norte], podría sufrir una masacre que habría repercutido en toda la región y manchado la conciencia del mundo. '

Esto era una mentira. La única 'amenaza' era la próxima derrota de los islamistas fanáticos por parte de las fuerzas del gobierno libio. Con sus planes para un renacimiento del panafricanismo independiente, un banco africano y moneda africana, todo financiado con petróleo libio, Gadafi fue presentado como un enemigo del colonialismo occidental en el continente en el que Libia era el segundo estado más moderno.

El objetivo era destruir la 'amenaza' de Gaddafi y su estado moderno. Con el respaldo de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, la OTAN lanzó 9.700 incursiones contra Libia. Un tercero estaba dirigido a infraestructura y objetivos civiles, informó la ONU. Se utilizaron ojivas de uranio; las ciudades de Misurata y Sirte fueron bombardeadas. La Cruz Roja identificó fosas comunes y Unicef ​​informó que "la mayoría [de los niños asesinados] tenían menos de diez años".

Cuando le dijeron a Hillary Clinton, la secretaria de Estado de Obama, que Gadafi había sido capturado por los insurrectos y sodomizado con un cuchillo, se rió y dijo a la cámara: '¡Vinimos, vimos, murió!'

El 14 de septiembre de 2016, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes en Londres informó la conclusión de un estudio de un año sobre el ataque de la OTAN en Libia, que describió como una "serie de mentiras", incluida la historia de la masacre de Benghazi.

El bombardeo de la OTAN sumió a Libia en un desastre humanitario, mató a miles de personas y desplazó a cientos de miles más, transformando a Libia del país africano con el nivel de vida más alto en un estado fallido devastado por la guerra.

 

Bajo Obama, Estados Unidos extendió las operaciones secretas de las 'fuerzas especiales' a 138 países, o al 70 por ciento de la población mundial

 

Bajo Obama, Estados Unidos extendió las operaciones secretas de las 'fuerzas especiales' a 138 países o al 70 por ciento de la población mundial. El primer presidente afroamericano lanzó lo que equivalía a una invasión a gran escala de África.

Con reminiscencias de la Lucha por África en el siglo XIX, el Comando Africano de EE. UU. (Africom) ha construido desde entonces una red de suplicantes entre regímenes africanos colaborativos ansiosos por sobornos y armamentos estadounidenses. La doctrina de 'soldado a soldado' de Africom incluye a oficiales estadounidenses en todos los niveles de mando, desde general hasta suboficial. Sólo faltan los cascos de médula.

Es como si la orgullosa historia de liberación de África, desde Patrice Lumumba hasta Nelson Mandela, hubiera sido relegada al olvido por la élite colonial negra de un nuevo amo blanco. La 'misión histórica' de esta élite, advirtió el conocedor Frantz Fanon, es la promoción de 'un capitalismo rampante aunque camuflado'.

En el año en que la OTAN invadió Libia, en 2011, Obama anunció lo que se conoció como el 'pivote hacia Asia'. Casi dos tercios de las fuerzas navales estadounidenses serían trasladadas a Asia-Pacífico para 'enfrentar la amenaza de China', en palabras de su secretario de Defensa.

 

No hubo amenaza de China; hubo una amenaza a China de los Estados Unidos; unas 400 bases militares estadounidenses formaron un arco a lo largo del borde del corazón industrial de China, que un funcionario del Pentágono describió con aprobación como una "soga".

Al mismo tiempo, Obama colocó misiles en Europa del Este dirigidos a Rusia.

 

No hubo amenaza de China; hubo una amenaza a China de los Estados Unidos; unas 400 bases militares estadounidenses formaron un arco a lo largo del borde del corazón industrial de China, que un funcionario del Pentágono describió con aprobación como una "soga".

Al mismo tiempo, Obama colocó misiles en Europa del Este dirigidos a Rusia. Fue el beatificado ganador del Premio Nobel de la Paz quien aumentó el gasto en ojivas nucleares a un nivel superior al de cualquier administración estadounidense desde la Guerra Fría, tras haber prometido, en un emotivo discurso en el centro de Praga en 2009, "ayudar a librarse el mundo de las armas nucleares".

 

Fue el beatificado ganador del Premio Nobel de la Paz quien aumentó el gasto en ojivas nucleares a un nivel superior al de cualquier administración estadounidense desde la Guerra Fría, tras haber prometido, en un emotivo discurso en el centro de Praga en 2009, "ayudar a librarse el mundo de las armas nucleares".

 

Obama y su administración sabían muy bien que el golpe de Estado que su subsecretaria de Estado, Victoria Nuland, fue enviada a supervisar contra el gobierno de Ucrania en 2014 provocaría una respuesta rusa y probablemente conduciría a la guerra. Y así ha sido.

Nuestra” Propaganda

Escribo esto el 30 de abril, aniversario del último día de la guerra más larga del siglo XX en Vietnam, de la que informé. Yo era muy joven cuando llegué a Saigón y aprendí mucho. Aprendí a reconocer el distintivo zumbido de los motores de los gigantes B-52, que lanzaban su carnicería desde las nubes y no perdonaban a nada ni a nadie. Aprendí a no darme la vuelta cuando me enfrentaba a un árbol carbonizado adornado con partes humanas; Aprendí a valorar la bondad como nunca antes; Aprendí que Joseph Heller tenía razón en su magistral Catch-22: que la guerra no era adecuada para personas cuerdas; y aprendí sobre 'nuestra' propaganda.

A lo largo de esa guerra, la propaganda decía que un Vietnam victorioso propagaría su enfermedad comunista al resto de Asia, permitiendo que el Gran Peligro Amarillo se extendiera por el norte. Los países caerían como 'dominós'.

El Vietnam de Ho Chi Minh salió victorioso y nada de lo anterior sucedió. En cambio, la civilización vietnamita floreció, notablemente, a pesar del precio que pagaron: tres millones de muertos. Los mutilados, los deformes, los adictos, los envenenados, los perdidos.

Si los propagandistas actuales consiguen su guerra con China, esto será una fracción de lo que vendrá. Hablar alto.

 

BASES DE USA (dotadas de armamento nuclear) alrededor de China (Pilger, 2016)

***

Foto destacada | DVIDS

John Pilger es un periodista galardonado. Sus artículos aparecen en todo el mundo en periódicos como The Guardian, The Independent, The New York Times, Los Angeles Times, Mail & Guardian (Sudáfrica), Aftonbladet (Suecia), Il Manifesto (Italia).

 

John Pilger

*******

 

 

Las Fuerzas Armadas de Ucrania habían declarado ya que iban a hacer explotar el embalse de Kajovka. Cita incluso un artículo de Washington Post de diciembre de 2022«Parece que se llevó a cabo una prueba, mantiene, para realizar esta explosión», asegura Vasili Nebenza, Representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas y mantiene que Rusia ya había advertido de esta amenaza de los planes de Kiev de destruir esta central hidroeléctrica. Explica también Rusia los dos objetivos de este ataque de Ucrania y asegura que no se han logrado los objetivos de Kiev con la voladura de la presa desde el punto de vista estratégico bélico. El segundo punto: el daño a la población civil sí se ha logrado, conduciendo a una catástrofe en la zona y dejando a la población de Crimea sin agua, cosa que «es una provocación».

 

Imagen satelital proporcionada por Maxar Technologies de la presa y planta hidroeléctrica de Nova Kajovka, en el sur de Ucrania, antes de la explosión del martes.EFE/EPA/MAXAR

*******

The Grayzone

 

Seymour Hersh se une a Aaron Maté para discutir su informe sobre cómo la administración Biden bombardeó los gasoductos Nord Stream, lo que hizo estallar no solo un proyecto de infraestructura ruso-alemán vital, sino también una rampa de salida clave para la paz en Ucrania.

Guest: Seymour Hersh. Pulitzer-winning journalist who writes at https://seymourhersh.substack.com/.

 

*******

Tonkin: Estados Unidos entra en Vietnam

Tonkin: Estados Unidos entra en Vietnam

 

La tarde del 2 de agosto, cuatro lanchas torpederas P-4 de la marina nor vietnamita fueron detectadas por los radares del USS Maddox en aguas del Golfo de Tonkin. Dos de ellas se acercaron a menos de 10 kilómetros y dispararon sus torpedos, pero el Maddox los evitó con facilidad. Apenas una bala de las ametralladoras vietnamitas golpearon al destructor, causando daños menores. Una de las lanchas torpederas recibió un impacto de proyectil del Maddox, pero no se hundió. Cuatro cazas F-8 Crusaders del portaaviones Ticonderoga atacaron a las lanchas y dijeron que una había sido hundida. Este fue el informe de los Estados Unidos, los vietnamitas anunciaron que uno de sus torpedos había hecho blanco en el Maddox y que habían derribado a uno de los F-8.

El 3 de agosto por la noche el Maddox inició una nueva misión de reconocimiento en Tonkin, esta vez acompañado del también destructor USS Turner Joy. En las primeras horas de la madrugada, los marinos de ambos buques dispararon proyectiles y torpedos a blancos que aparecían en sus pantallas de radar. Durante cuatro horas, realizaron fuertes maniobras para evitar ser golpeados por los torpedos enemigos detectados por el radar y por los vigías. El comandante del Maddox envió un cable a Washington informando del segundo ataque. Poco después envió otro mensaje corrigiendo el primero:

“Una revisión de la acción hace que muchos de los contactos informados y torpedos disparados, parezcan dudosos. Efectos del mal tiempo en el radar y técnicos excesivamente entusiastas pueden haber sido las fuentes de muchos informes. De hecho, no ha habido ningún avistamiento desde el Maddox. Sugiero una evaluación completa antes de tomar medidas adicionales”.

Ya desde el primer momento, el Maddox admitió que los ataques del 4 de agosto no habían tenido lugar, y las investigaciones posteriores así lo confirmaron. El Secretario de Defensa, Robert McNamara, leyó este segundo mensaje en el pentágono la tarde del 4 de agosto, pero no avisó al Presidente, que ya estaba preparando un discurso para esa noche. En su alocución televisada, Johnson anunció al pueblo norteamericano los eventos del 2 y el 4 de agosto, clasificándolos como ataques “no provocados”. También dijo que los ataques habían tenido lugar en “altamar”, insinuando que habían tenido lugar en aguas internacionales, cuando en realidad el primer ataque ocurrió a menos de 20 kilómetros de la costa, el límite oficial reclamado por Vietnam del Norte, pero no reconocido por Estados Unidos.

Tonkin: Estados Unidos entra en Vietnam

 

El 7 de agosto de 1964, un estúpido Congreso impulsado por el fervor patriótico aprobó la Resolución del Golfo de Tonkin, que autorizó al presidente Lyndon Johnson a tomar las medidas que considerara necesarias para promover la paz y la seguridad en el sudeste asiático. Esta resolución sin sentido le dio a Johnson la base legal para la guerra de Estados Unidos en Vietnam, todo lo contrario de "paz y seguridad".

*******

Imagen principal

El 6 de agosto de 1945, a las 8.15 (hora local), el Enola Gay, un B-29 estadounidense, lanzaba una bomba atómica sobre Hiroshima. En segundos, la ciudad japonesa quedó destruida, dejando en ese mismo momento más de 70.000 muertos, cifra que se elevaría con el paso del tiempo por los efectos de la radiación.

 

*******

RELACIONADOS:

Oliver Stone – La historia no contada de Estados Unidos 03 – La bomba

NORD STREAM: TERRORISMO «ATLÁNTICO» CONTRA EUROPA: «Del golfo de Tonkín al mar Báltico», por Seymour Hersh

«SECRETOS DE ESTADO», («Official Secrets», película de Gavin Hood, 2019; basada en hechos reales). LA GUERRA DE IRAK: MENTIRAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA: La conocida estrategia de EE.UU. para iniciar guerras.

«Los crímenes de Estados Unidos contra los pueblos del Estado español», por Ángeles Díez.

Michel Chossudovsky – Contra la desinformación / pavimentar la vía hacia la paz. (Traducción completa)

 

 

 


1 Comment

  1. SEYMOUR HERSH: «LA CONTRAOFENSIVA UCRANIANA, ¿UNA MISIÓN IMPOSIBLE?
    Seymour Hersh: «La OTAN ya está involucrada en el conflicto ucraniano»

    En medio de la creciente tensión en Ucrania, el prestigioso periodista Seymour Hersh analiza la problemática contraofensiva que planea el país. Mientras el mundo observa, las implicaciones para la OTAN y la Administración de Biden podrían ser de gran alcance.

    REDACCION CANARIAS SEMANAL / PRENSA INTERNACIONAL

    En un reciente encuentro con la prensa, el reconocido periodista norteamericano Seymour Hersh, quien estuvo indagando en los últimos tiempos sobre el estallido de los gasoductos Nord Stream, compartió sus preocupaciones acerca de la situación que atraviesa Ucrania. Hersh es un periodista laureado con el premio Pulitzer, por lo que sus palabras suelen tener eco en la comunidad internacional.

    Según Hersh, el escenario que enfrenta Ucrania no pinta nada bien. No solo eso, sino que, además, la OTAN y la administración de Biden podrían salir afectados de ella. La razón, según explicó, radica en la contraofensiva que Ucrania ha estado promoviendo desde finales de 2022.

    Cuando se le cuestionó sobre el papel de la OTAN en el conflicto ucraniano, Hersh fue directo: «es probable que ya estén involucrados». Para ilustrar los desafíos que enfrenta el Ejército ucraniano, el periodista recurrió a una analogía bastante gráfica. Comparó la situación militar ucraniana con un conjunto de 15 equipos de baile diferentes, que han estado practicando por separado y ahora se les pide que monten una coreografía conjunta en poco tiempo. En su opinión, esta es una misión casi imposible.

    A pesar de las advertencias de expertos como Hersh, Ucrania continúa su plan de contraofensiva. Inicialmente, se tenía previsto para la primavera, pero fue pospuesto hasta el comienzo del verano. Desde Kiev, se alegó que la falta de armamento fue la causa del retraso, mientras presionaban a sus patrocinadores occidentales para que les proporcionaran armamento cada vez más potente, incluyendo tanques, drones y aviones de combate.

    El pasado 4 de junio, las Fuerzas Armadas ucranianas lanzaron una ofensiva a gran escala en cinco sectores al sur de Donetsk. Sin embargo, el Ministerio de Defensa ruso informó que no lograron sus objetivos.

    Hace tan solo unos días, el presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó a los periodistas que la ofensiva ucraniana ya había comenzado en la zona de operaciones militares especiales. Al día siguiente, en respuesta a las declaraciones de Putin, el líder de Kiev, Volodímir Zelenski, confirmó que las operaciones de contraofensiva ucranianas ya estaban en marcha, aunque no ofreció detalles adicionales.

    Para Hersh, la situación es preocupante. Sin embargo, solo el tiempo dirá cómo se desarrollará este conflicto y las repercusiones que podría tener a nivel mundial.

    https://canarias-semanal.org/art/34509/seymour-hersh-la-contraofensiva-ucraniana-una-mision-imposible

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*