header ('Content-type: text/html; charset=utf-8');

UCRANIA Y HUNTER BIDEN. Laboratorios biológicos y ordenadores portátiles

INDICE PANDEMIA CORONAVIRUS

***

UCRANIA Y HUNTER BIDEN. Laboratorios biológicos y ordenadores portátiles

 

UCRANIA Y HUNTER BIDEN

Laboratorios biológicos y ordenadores portátiles

Joseph Biden y su equipo abrieron la caja de Pandora por no haber forzado al presidente de Ucrania, Volodymir Zelensky, a que aceptara que su país no se incorporaría a la OTAN o, si se hubiera resistido a ello, a zanjar el asunto con una declaración pública del propio Joseph Biden en ese sentido, lo que, probablemente, hubiera bastado para haber evitado la operación militar de Rusia en Ucrania.

Sin embargo, desde 2014, Ucrania se ha convertido en un cliente muy especial de los EE. UU., en un país con los gobiernos más corruptos de Europa, ideales para el lavado de dinero, en una base de avanzadilla para la OTAN hacia Rusia y, por lo que parece, en un territorio lo suficientemente alejado de EE. UU. como para establecer laboratorios biológicos, en suelo europeo, susceptibles de convertirse en armamento.

El disco duro del infierno –hard drive from hell, como se le denomina en EE. UU.- del ordenador de Hunter Biden contiene, al parecer, según los medios estadounidenses, pruebas de otros delitos, que abarcarían la traición, el soborno, el fraude electrónico, el tráfico sexual de niños o el uso del Air Force Two -el avión oficial asignado al vicepresidente de EE. UU. para el desempeño de sus funciones- en la comisión de muchos de estos crímenes.

Por Jorge Cachinero

ABC, 7 ABRIL 2022

UCRANIA Y HUNTER BIDEN
Hunter Biden

 

Biden y su equipo desean alargar el máximo posible el conflicto militar que se está desarrollando en Ucrania entre Estados Unidos (EE. UU.), por medio de su apoderado local, y Rusia.

Sin embargo, para desgracia de Biden y de su equipo, cuanto más se prolonga este conflicto, más novedades están aflorando sobre un número de asuntos, derivados del principal -las operaciones militares en curso y, una vez que éstas concluyan, el futuro de la arquitectura de seguridad de Europa-, que llegan, de vuelta, a EE. UU., desde Ucrania, y que afectan a Biden, a su familia más directa y a algunos de sus colaboradores más cercanos.

Jake Sullivan (i), Anthony Blinken (d)

 

Aquel fue un proyecto mediante el cual EE. UU. instigó una nueva versión de las llamadas revoluciones de colores contra el gobierno legítimo -aunque discutible, como cualquier otro, por tantas razones- de Viktor Yanukovych hasta derrocarlo mediante un putsch.

Ese golpe fue seguido por tres referéndums.

El primero de ellos, en marzo de 2014, tuvo lugar entre la población de la península de Crimea, que votó, de forma masiva, en favor del retorno a la soberanía rusa, a la que había pertenecido, a lo largo de su historia -desde que Sebastopol fue conquistada a los turcos, en 1783, por la Emperatriz Catalina II de Rusia, llamada la Grande, y Crimea se incorporó al Imperio Ruso-, con la excepción breve de los años desde la disolución de la Unión Soviética, en agosto de 1991, hasta ese plebiscito popular de 2014.

Posteriormente, se celebraron otros dos referéndums en las regiones ruso-parlantes del Donbas -Donestk y Lugansk, en mayo de 2014-, tras los que ambas regiones, hasta ese momento ucranianas, declararon su independencia.

La más llamativa de todas las cuestiones que se están haciendo públicas, tras el comienzo de la operación militar en Ucrania, es la dada a conocer por el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, gracias a documentos a los que ha tenido acceso, sobre la existencia en el territorio de Ucrania, desde hace años, de un número de laboratorios biológicos, que formarían parte de un programa mundial, financiado por el departamento de Defensa estadounidense, en el que se estarían ejecutando proyectos científicos para la creación de enfermedades víricas, susceptibles de ser usadas como armas.

 

Joseph Biden (i), Vladimir Putin (d)

 

En los laboratorios biológicos específicamente situados en suelo ucraniano, se estaba trabajando, según los documentos que los rusos dicen tener en su poder, mediante ingeniería genética, en la concepción de patógenos especialmente diseñados para esparcirse y para tener más impacto entre los pueblos eslavos.

Según las declaraciones que el jefe de las fuerzas rusas de protección contra la radiación química, biológica y nuclear, el teniente general Igor Kirillov, realizó a los medios de comunicación, el 7 de marzo de 2022, el Ministerio de Defensa de Rusia tiene en su poder correspondencia entre Hunter Biden, el hijo de Joseph Biden, empleados de la agencia de reducción de amenazas de defensa del Pentágono –Defense Threat Reduction Agency (DTRA), en su nombre original- y contratistas del departamento de Defensa estadounidense, que probarían el papel de Hunter Biden en la financiación de dichos laboratorios biológicos en Ucrania.

 

Teniente General Igor Kirillov

 

En palabras del teniente general Igor Kirillov, “el contenido de los mensajes muestra que Hunter Biden fue fundamental para proporcionar oportunidades de financiación para el trabajo con patógenos en Ucrania, asegurando la financiación de Black & Veatch Special Projects y Metabiota, esta última, una empresa de biotecnología estadounidense“.

La Duma -дума, en ruso, o asamblea legislativa- nacional rusa ha abierto una investigación sobre esta red de laboratorios biológicos en Ucrania, controlados por EE. UU., e informará de las conclusiones de esta, a su conclusión, al presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, y a las organizaciones internacionales de las que Rusia es miembro.

Irina Yarovaya, co-presidente de la Duma, declaró que “hablamos de actividades encubiertas, controladas por el Pentágono, con elementos que indican el desarrollo de armas biológicas, (que son) un peligro tanto para Ucrania como para Rusia” y citó, además, la implicación de Hunter Biden, a través de su fondo de inversión, Rosemont Seneca Partners, y de Victoria Nuland, a quien la Duma ha pedido, formalmente, explicaciones.

Hunter Biden fue objeto de una investigación federal por sus negocios en Ucrania, vinculados a la empresa energética Burisma Holdings, de cuyo consejo de administración formó parte, a partir de 2014, y cuyo presidente era, entonces, el oligarca ucraniano Mykola Zlochevsky.

 

 

Burisma Holdings y la conexión ucraniana

 

En ese mismo año, Metabiota, una empresa privada, especializada en el estudio de riesgos pandémicos, se desprendió de Global Viral y dos empleados de la empresa de Hunter Biden, Neil Callahan y John DeLoche, fueron nombrados miembros del consejo de administración de Metabiota.

A partir de ese momento, Global Viral y Metabiota comenzaron a obtener contratos del departamento de Defensa de EE. UU.

Poco después, Metabiota mostró un interés inusitado por Ucrania e invitó a Hunter Biden a reafirmar en público “la independencia cultural y económica de Ucrania con respecto a Rusia“.

A continuación, Metabiota y Burisma Holdings arrancaron su cooperación dentro del marco de un “proyecto científico en Ucrania“, sin nombre conocido, y MetabiotaGlobal Viral y Black & Veatch Special Projects, compañía contratista de la DTRA del Pentágono, iniciaron su colaboración en los programas del departamento de Defensa de EE. UU.

El 8 de marzo de 2022, un día después de las afirmaciones de Kirillov, fue la propia Victoria Nuland quien reconoció, abiertamente, en el Senado estadounidense, a preguntas del senador Marco Rubio, “la existencia de cooperación entre EE. UU. y Ucrania en materia de patógenos“.

Asimismo, los documentos aprehendidos por Rusia en Ucrania muestran la dimensión de la riqueza acumulada por Hunter Biden en sus negocios con China, ya que, gracias a ellos, según Kirillov, las evidencias prueban que Hunter Biden y su tío, James Biden, hermano de Joseph Biden, ingresaron 4,8 millones de dólares -1 millón de dólares en un primer pago y otros 3,8 millones por actividades de consultoría-, entre 2017 y 2018, gracias a un contrato con la empresa energética china CEFC China Energy.

Más de tres semanas después de conocerse toda esta información, el 30 de marzo de 2022, el periódico The Washington Post, en un artículo titulado “Inside Hunter Biden’s multimillion-dollar deals with a Chinese energy company” -“Dentro de los acuerdos multimillonarios de Hunter Biden con una compañía de energía china”, en español-, confirmó las afirmaciones de Kirillov.

 

The Washington Post, 30 de marzo de 2022

 

En concreto, The Washington Post relató, sobre la base de documentos gubernamentales estadounidenses, expedientes judiciales, datos bancarios y correos electrónicos contenidos en un ordenador portátil que pertenecía a Hunter Biden,

New York Post, 14 de octubre de 2020

que éste y un ejecutivo chino, Gongwen Dong, cerraron, el 2 de agosto de 2017, un acuerdo, rubricado por el propio Hunter Biden, tras el cual, el hijo de Biden, pocos días después, comenzó a recibir millones de dólares en una cuenta corriente, que había sido abierta en el Cathay Bank para este propósito.

Según The Washington Post, los documentos muestran “las interacciones entre la familia Biden y los líderes chinos” y detallan “cómo la familia (Biden) se benefició de las relaciones que Joe Biden construyó durante décadas de servicio público“.

Al final, todos los caminos conducen al ordenador portátil de Hunter Biden.

El 14 de octubre de 2020, New York Post -el periódico más antiguo de EE. UU., creado, en 1801, por uno de los Padres Fundadores de la nación estadounidense, Alexander Hamilton, primer secretario del Tesoro, con el presidente George Washington- informó sobre el ordenador portátil de Hunter Biden y sobre los documentos, potencialmente incriminatorios, que contenía su disco duro.

Inmediatamente, The New York Times, la CNN y el resto de los medios de comunicación voceros del partido demócrata y de la izquierda estadounidenses –Mainstream Media (MSM), en inglés, o medios de comunicación convencionales- atacaron en tromba al New York Post y Twitter y Facebook, hoy Meta, censuraron la historia en sus plataformas con la excusa de que la historia del New York Post era parte de una campaña de intoxicación de los servicios de Inteligencia rusos, para los que el presidente Donald J. Trump, según esos medios, estaría trabajando.

Dos años después de aquellos desmentidos apresurados, Joseph Biden afirmó, el 16 de marzo de 2022, en un acto público, desde el podio que luce el sello presidencial, sin venir a cuento, que “todo el mundo conoce a alguien” sujeto a chantaje y, horas después, The New York Times, el 17 de marzo de 2022, en un artículo titulado “Hunter Biden Paid Tax Bill, but Broad Federal Investigation Continues” -“Hunter Biden pagó los impuestos, pero continúa la amplia investigación federal”, en español-, se retractó, de forma muy llamativa, de todas sus afirmaciones anteriores sobre que la existencia del portátil de Hunter Biden -repleto de memorandos y correos electrónicos incriminatorios sobre las operaciones de soborno de la familia Biden a nivel mundial- era una estratagema rusa para perjudicar al candidato Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

 

The New York Times, 17 de marzo de 2022, Hunter Biden

 

Al final de ese artículo, casi a escondidas, el periodista de The New York Times reconocía que las pruebas contra Hunter Biden “parecen provenir de un ordenador portátil abandonado por el Sr. (Hunter) Biden en un taller de reparación de Delaware“.

¿Dónde están ahora los 50 antiguos y actuales oficiales de Inteligencia de EE. UU. que firmaron, en 2020, con sus nombres y apellidos, una carta endosando las opiniones primigenias de The New York Times?

La realidad es que el ordenador portátil de Hunter Biden parece contener las evidencias de que su fondo invirtió en los laboratorios biológicos creados por el departamento de Defensa estadounidense en Ucrania y que fueron operados a través de una empresa, Metabiota, asociada con los negocios del hijo de Biden.

Joseph Biden suele reiterar lo mucho que quiere y que admira a Hunter, de quien le gusta decir que es “el hombre más inteligente que conozco”.

Se rumorea en Washington, D.C. que el departamento de Justicia estadounidense, que dirige Merrick Garland, está llevando a cabo una investigación sobre los problemas fiscales de Hunter Biden, que no deben ser sencillos, teniendo en cuenta que, entre otros muchos clientes, ha ingresado, también, más de mil millones de dólares, transferidos a su fondo de inversiones, desde empresas relacionadas con el Partido Comunista de China.

El disco duro del infierno –hard drive from hell, como se le denomina en EE. UU.- del ordenador de Hunter Biden contiene, al parecer, según los medios estadounidenses, pruebas de otros delitos, que abarcarían la traición, el soborno, el fraude electrónico, el tráfico sexual de niños o el uso del Air Force Two -el avión oficial asignado al vicepresidente de EE. UU. para el desempeño de sus funciones- en la comisión de muchos de estos crímenes.

La historia del portátil de Hunter plantea serias dudas sobre la familia Biden y el papel que Joseph Biden desempeñó, como vicepresidente de EE. UU., especialmente, en 2013 y 2014, cuando estuvo al frente del equipo del gobierno estadounidense que gestionó la crisis de Ucrania, mientras su hijo Hunter tenía un trabajo muy bien pagado en la empresa minera y de energía ucraniana Burisma Holdings, a pesar de tener pocas calificaciones para ese desempeño, más allá de su apellido.

Los correos electrónicos de Hunter, como informó The New York Times, sugieren que éste utilizaba o esperaba utilizar las visitas de su padre, es decir, del vicepresidente de EE. UU., a Ucrania como palanca para facilitar sus negocios.

Se trata de una historia, hoy más relevante aún, al estar relacionada con la que es, ahora, la mayor crisis de política exterior del mundo.

Joseph Biden y su equipo abrieron la caja de Pandora por no haber forzado al presidente de Ucrania, Volodymir Zelensky, a que aceptara que su país no se incorporaría a la OTAN o, si se hubiera resistido a ello, a zanjar el asunto con una declaración pública del propio Joseph Biden en ese sentido, lo que, probablemente, hubiera bastado para haber evitado la operación militar de Rusia en Ucrania.

Sin embargo, desde 2014, Ucrania se ha convertido en un cliente muy especial de los EE. UU., en un país con los gobiernos más corruptos de Europa, ideales para el lavado de dinero, en una base de avanzadilla para la OTAN hacia Rusia y, por lo que parece, en un territorio lo suficientemente alejado de EE. UU. como para establecer laboratorios biológicos, en suelo europeo, susceptibles de convertirse en armamento.

Un día antes de la publicación del artículo de The Washington Post, el 29 de marzo de 2022, el presidente estadounidense Donald Trump, durante una entrevista realizada por el programa de televisión “Just the News”, pidió al presidente Vladimir Putin que hiciera pública cualquier información que conociera sobre los negocios de Hunter Biden.

 

Metabiota y Burisma Holdings arrancaron su cooperación dentro del marco de un “proyecto científico en Ucrania“, sin nombre conocido, y Metabiota, Global Viral y Black & Veatch Special Projects, compañía contratista de la DTRA del Pentágono, iniciaron su colaboración en los programas del departamento de Defensa de EE. UU. El 8 de marzo de 2022, un día después de las afirmaciones de Kirillov, fue la propia Victoria Nuland quien reconoció, abiertamente, en el Senado estadounidense, a preguntas del senador Marco Rubio, “la existencia de cooperación entre EE. UU. y Ucrania en materia de patógenos“.

*******

El magnate de la gasolina y el hijo del vicepresidente: La historia de la incursión de Hunter Biden en Ucrania

La relación de Hunter Biden con Ucrania
 
En el contexto de una denuncia extraordinaria de un informante contra el presidente Trump, se encuentra el hijo de Joe Biden, Hunter Biden, y su decisión de involucrarse con una oscura compañía de gas ucraniana hace media década. 
 
Hunter Biden se unió al directorio de una compañía de gas ucraniana, pero no dirá qué hizo ni cuánto recibió por el trabajo. Ahora, la administración Trump está bajo revisión de juicio político después de pedirle al presidente ucraniano que ayude a sacar a la luz la suciedad de Joe Biden y su hijo.
 
“Hay una serie de factores e incidentes en los que Hunter Biden está haciendo negocios cuando los intereses de su padre también podrían surgir”, dice el reportero de investigación política Michael Kranish . 
 
Más sobre este tema en The Washington Post:

El magnate de la gasolina y el hijo del vicepresidente: La historia de la incursión de Hunter Biden en Ucrania

Biden, en declaraciones feroces, le dice a Trump: 'No voy a ir a ninguna parte'

Frente al juicio político, Trump se ve a sí mismo como una víctima de proporciones históricas

 

Cuando el hijo del entonces vicepresidente Joe Biden se unió al directorio de una oscura compañía de gas ucraniana hace media década, fue un golpe sorprendente para su propietario, un exministro ucraniano que trabajaba para rehacer la imagen de la compañía mientras enfrentaba una investigación por lavado de dinero. 

Para Hunter Biden, el trabajo conllevaba riesgos: Ucrania estaba en medio de una agitación política y había un creciente escrutinio de los exfuncionarios del gobierno que se beneficiaban de la lucrativa industria del gas. Su padre fue el rostro de los esfuerzos de la administración Obama para que Ucrania tomara medidas enérgicas contra la corrupción.

La región estaba tan inestable que uno de los socios de la firma de inversión de Hunter Biden en ese momento, el hijastro del exsecretario de Estado John F. Kerry, creyó que unirse a la junta de Burisma Holdings era una mala idea y terminó su relación comercial con Biden y otro socio, declaró su portavoz a The Washington Post.

No ha surgido evidencia de irregularidades criminales por parte de los Biden. La acusación principal de Giuliani, que Joe Biden presionó para que se despidiera al principal fiscal de Ucrania para anular una investigación sobre el exministro y propietario de Burisma, Mykola Zlochevsky, no está fundamentada y ha sido ampliamente cuestionada por exfuncionarios estadounidenses y activistas anticorrupción ucranianos.

Aún así, la decisión de Hunter Biden de asociarse con la compañía ha planteado una pregunta incómoda que la campaña de Biden está luchando por explicar: ¿Por qué el vicepresidente no tomó medidas para evitar un conflicto de intereses percibido entre sus esfuerzos para acabar con la corrupción en Ucrania y el trabajo de su hijo para un magnate del gas investigado por abusar de su posición como funcionario del gobierno?

¿Por qué Joe Biden no le dijo a Hunter: 'Déjalo. ¿Qué demonios crees que estás haciendo?”, dijo Oliver Bullough, un periodista británico en la junta asesora del Centro de Acción Anticorrupción, o AntAC, una organización sin fines de lucro en Ucrania.

Para algunos ucranianos, la asociación de Hunter Biden con Burisma socavó los llamados de su padre para poner fin a la corrupción en Ucrania. También planteó preocupaciones de que los fiscales evitarían perseguir las supuestas irregularidades de Zlochevsky por temor a que el exministro tuviera conexiones de alto nivel en los Estados Unidos, el respaldo crítico del gobierno ucraniano en ese momento.

 

El empresario ucraniano y fundador de la empresa Burisma Holdings, Mykola Zlochevsky, durante una conferencia de prensa en febrero de 2012. (Pavlo Gonchar/SOPA Images/Sipa USA/AP)

 

Dentro de la oficina del vicepresidente, se discutió si la posición de Hunter en la junta se percibiría como un conflicto de intereses, según varios exasesores que hablaron bajo condición de anonimato para discutir conversaciones privadas.

 

 

El entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovych, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante una reunión en el Kremlin el 17 de diciembre de 2013. (Alexander Nemenov/AFP/Getty Images)

 

Para 2014, Zlochevsky había sido barrido a los límites exteriores del círculo de Yanukovych, degradado de ministro a subsecretario.

El vicepresidente Joe Biden pasa frente a las barricadas en la plaza Mykhailivska en Kiev el 22 de abril de 2014. (Sergei Chuzavkov/AP)

Un cambio de imagen occidental

Hunter Biden se unió a Burisma menos de dos meses después de que las autoridades del Reino Unido abrieran la investigación por lavado de dinero. No está claro si el hijo del vicepresidente sabía en ese momento sobre la investigación en Gran Bretaña. En ese momento, la propiedad de la empresa por parte de Zlochevsky no era muy conocida.

Traer a bordo a un hijo del vicepresidente de EE. UU. fue parte de un amplio esfuerzo de Burisma para pulir sus credenciales que había comenzado antes del levantamiento de 2014. La compañía nombró a Alan Apter, un banquero de inversión que ha trabajado en los Estados Unidos y Europa, como presidente de la junta, y al ex presidente de Polonia como miembro de la junta. Burisma incorporó un nuevo equipo ejecutivo y contrató firmas internacionales establecidas para auditar sus reservas y resultados financieros. 

La incorporación de destacados estadounidenses y europeos al directorio de la compañía en las semanas posteriores al dramático cambio de gobierno en Kiev envió un mensaje interno en Ucrania de que Zlochevsky tenía acceso a personas poderosas en Occidente, según Bullough, quien escribió sobre Zlochevsky en "Moneyland". su libro sobre paraísos fiscales y empresas ficticias.

Agregar a estas personas con estos nombres elegantes a la junta hizo que Burisma, [que] obtuvo licencias para extraer gas en Ucrania a través de medios muy sospechosos, pareciera una empresa legítima occidental”, dijo Daria Kaleniuk, directora ejecutiva de Anti-Corruption Action. Ella describió ese “blanqueo” como una táctica común para magnates y funcionarios que buscan legitimar activos de origen cuestionable.

Apter, quien sigue siendo el presidente de la junta, no respondió a las solicitudes de comentarios. Burisma ha dicho que sus licencias fueron obtenidas legalmente.

Burisma también comenzó a enfatizar que su producción de gas reduciría la dependencia de Ucrania de la energía rusa, un argumento que atrajo a Washington, donde la compañía comenzó a donar al grupo de expertos Atlantic Council

Un mes antes de que Hunter Biden se uniera a la junta directiva de Burisma, su padre viajó a Ucrania como vicepresidente y anunció un paquete de ayuda diseñado para permitir que Ucrania aumentara su producción de energía

Imagínese dónde estaría hoy si pudiera decirle a Rusia: 'Conserve su gasolina'”, dijo Biden. “Sería un mundo muy diferente”. 

Como vicepresidente, Biden dijo que Ucrania debería aumentar la producción de gas. Luego, su hijo consiguió un trabajo en una compañía de gas ucraniana.

Incluso cuando revisó a Burisma, Zlochevsky permaneció en la mira de las autoridades en Ucrania. Para 2015, los fiscales habían abierto dos investigaciones sobre el exministro de ecología: una por denuncias de enriquecimiento ilícito y la otra por presunto abuso de poder, falsificación y malversación de fondos, según documentos de la oficina del fiscal general  revisados ​​por el Wall Street Journal en ese momento Zlochevsky negó haber actuado mal en esos casos.

 

El vicepresidente Joe Biden llega al Air Force Two en Beijing en diciembre de 2013 con su hijo Hunter Biden, a la derecha, y su nieta Finnegan Biden. (Ng Han Guan/AP)

 

Padres e hijos

Durante años, los tratos comerciales de Hunter Biden, incluido un período como cabildero de K Street mientras su padre era senador de los Estados Unidos, han sido temas difíciles de discutir para los empleados con el exvicepresidente, según quienes trabajaron con él.

Su familia ha sido probada por la tragedia. Hunter Biden sobrevivió a un accidente automovilístico en 1972 en el que murieron su madre y su hermana. Su hermano Beau, que también sobrevivió, murió de cáncer en 2015. Y Hunter Biden

Chris Heinz presenta a su madre en la Convención Nacional Demócrata en Boston en julio de 2004. (Paul J. Richards/AFP/Getty Images)

ha luchado contra la adicción y las dificultades financieras en los últimos años, según documentos de su divorcio de 2017.

Durante la agitación política de Ucrania en 2014, el graduado de Derecho de Yale fue presidente no remunerado de la junta directiva del Programa Mundial de Alimentos de EE. UU., socio de una firma de inversión llamada Rosemont Seneca y abogado del bufete de abogados de Nueva York Boies Schiller Flexner. 

Uno de sus socios de la compañía de inversión, Devon Archer, acababa de incorporarse al directorio de Burisma. Pronto, Hunter Biden recibió su propia invitación.

Pero otro socio de su empresa de inversión planteó serias preocupaciones. 

Chris Heinz, el hijastro de Kerry, le dijo a Archer que unirse a Burisma era una mala idea, según un portavoz de Heinz. Heinz estaba preocupado por los informes de corrupción en Ucrania, los riesgos geopolíticos y las preguntas generales sobre la apariencia.

"Sres. Heinz advirtió enfáticamente al Sr. Archer que trabajar con Burisma era inaceptable. El Sr. Archer declaró que él y Hunter Biden tenían la intención de aprovechar la oportunidad como individuos, no como parte de la empresa”, dijo a The Post el portavoz de Heinz, Chris Bastardi

La decisión fracturó la empresa.

La falta de juicio en este asunto fue un catalizador importante para que el Sr. Heinz terminara sus relaciones comerciales con el Sr. Archer y el Sr. Biden”, dijo Bastardi, y agregó que Heinz y su firma de inversión nunca estuvieron involucrados con Burisma.

Archer no pudo ser contactado para hacer comentarios. Su abogado no respondió a las solicitudes de comentarios.

Mesires, el abogado de Hunter Biden, no respondió a una pregunta sobre si Hunter Biden conocía la advertencia de Heinz.

Hunter Biden le dijo a The Post a principios de este año que se unió a la compañía a instancias de otro miembro de la junta, el expresidente de Polonia, Aleksander Kwasniewski. En un comunicado, Biden dijo que compartían la creencia de que la independencia energética de Ucrania era fundamental para rechazar al presidente ruso, Vladimir Putin.

Hunter Biden aportó conocimientos de política internacional a la junta, que se reunía dos veces al año, dijo el expresidente polaco en una entrevista, recordando cómo le dijo al hijo del vicepresidente: “Estoy seguro de que esta empresa es muy importante para la independencia de Ucrania. ”

Apter, el banquero de inversión que preside el directorio,  dijo  en su momento que la selección del hijo del vicepresidente “se basó totalmente en el mérito”.

Los funcionarios de la campaña de Biden dijeron que Joe Biden se enteró del nombramiento de Hunter en la junta directiva de Burisma solo por los informes de los medios. 

En una declaración a The Post a principios de este año, Hunter Biden dijo: “En ningún momento he discutido con mi padre el negocio de la empresa o mi servicio en la junta”. Joe Biden se hizo eco del sentimiento recientemente, hablando en Iowa. Él dijo: “Nunca he hablado con mi hijo sobre sus negocios en el extranjero”. 

Hunter Biden  le dijo al New Yorker que su padre aludió a su trabajo en Burisma solo una vez.

Papá dijo: 'Espero que sepas lo que estás haciendo', y yo dije: 'Sí, lo sé'”, relató Hunter.

Cuando se unió, los funcionarios de Burisma dijeron que Biden supervisaría sus asuntos legales. Pero no terminó en ese papel. Dijo en un comunicado a The Post que se unió a la junta "para ayudar a reformar las prácticas de transparencia, gobierno corporativo y responsabilidad de Burisma", pero no proporcionó ejemplos de su trabajo

La decisión de Hunter lo enredó en un país que Transparency International había clasificado entre los más corruptos del mundo, un lugar donde los ejecutivos de negocios han cooptado a los fiscales y manipulado a los tribunales para mejorar sus intereses financieros.

 

El fiscal general de Ucrania, Viktor Shokin, da una conferencia de prensa en Kiev en noviembre de 2015. (Genya Savilov/AFP/Getty Images)

Un fiscal despedido

En 2015, aumentaba la frustración en Kiev por los lentos esfuerzos del presidente de tendencia occidental, Petro Poroshenko, para erradicar la corrupción.

Periodistas en Ucrania estaban documentando la enorme riqueza de la que disfrutaban exfuncionarios del gobierno como Zlochevsky, en un momento dado volando drones para filmar dos mansiones una al lado de la otra en las afueras de Kiev registradas a nombre de su familia y asociados. Su hija promocionó una nueva tienda de lujo en Kiev llamada Zlocci, un juego de palabras con su apellido, que ofrecía zapatos de cocodrilo, caimán y avestruz mientras los ucranianos enfrentaban una dura recesión.

Gran parte de la ira sobre la corrupción se centró en el fiscal general Viktor Shokin, a quien los funcionarios estadounidenses y europeos creían que no era lo suficientemente agresivo.

En un discurso de septiembre de 2015, Geoffrey Pyatt, entonces embajador de EE. UU. en Ucrania, criticó públicamente a la oficina de Shokin, conocida como PGO, por no perseguir casos de corrupción de alto nivel.

Hemos aprendido que ha habido momentos en que la PGO no solo no apoyó las investigaciones sobre corrupción, sino que menoscabó a los fiscales que trabajaban en casos legítimos de corrupción”, dijo.

En particular, Pyatt señaló a la oficina por no proporcionar suficiente información a las autoridades británicas para justificar la congelación de los fondos de Zlochevsky, una de las razones por las que la corte del Reino Unido finalmente los liberó. 

En cambio, los ucranianos “enviaron cartas a los abogados de Zlochevsky certificando que no había ningún caso en su contra”, dijo Pyatt.

Pyatt pidió que se investigara a los funcionarios que escribieron las cartas y que se despidiera a los responsables de “subvertir el caso” contra Zlochevsky

Tales críticas fueron parte de un consenso más amplio entre los funcionarios estadounidenses y europeos de que el progreso en la agenda anticorrupción se había estancado bajo Shokin. La ayuda occidental dependía en gran medida de dicha reforma.

 

El vicepresidente Joe Biden se dirige al parlamento ucraniano en Kiev el 8 de diciembre de 2015. (Sergei Chuzavkov/AP)

 

Los funcionarios estadounidenses seleccionaron a Biden, el principal mensajero de la política de Ucrania de la administración en ese momento, para subrayar el descontento. 

Durante  un discurso de 2015 ante el parlamento ucraniano, Biden pidió al país que erradicara la corrupción y dijo: “La Oficina del Fiscal General necesita desesperadamente una reforma”.

Más tarde, Biden contó que le dijo a Poroshenko de manera más directa que Estados Unidos retendría una garantía de préstamo de mil millones de dólares si no se tomaban medidas contra Shokin.

Los miré y dije: 'Me voy en seis horas. Si no despiden al fiscal, no obtendrá el dinero'”,  dijo Biden durante un discurso de 2018 ante el Consejo de Relaciones Exteriores. “Bueno, hijo de puta. Lo despidieron. Y pusieron en su lugar a alguien que era sólido en ese momento”. 

Shokin, quien proporcionó información sobre Biden a Giuliani, le dijo a The Post a principios de este año que cree que fue expulsado en marzo de 2016 porque estaba investigando a Burisma. Si se le hubiera permitido permanecer en el trabajo, habría cuestionado las calificaciones de Hunter Biden para ser miembro de la junta, dijo, y señaló que “esta persona no tenía experiencia laboral en Ucrania o en el sector energético”.

En una apuesta por Trump, Giuliani participó en un desfile de fiscales ucranianos

Pero en ese momento, el caso Zlochevsky estaba inactivo, según exfuncionarios ucranianos y estadounidenses.

Kaleniuk recordó cómo ella y otros activistas anticorrupción en Ucrania criticaron duramente a Shokin por no continuar con la investigación y esperaba que su despido revitalizara el caso.

Bullough dijo que la acusación central que Giuliani ha hecho contra Biden, “esta idea de que hizo despedir a Shokin para proteger a Zlochevsky y Burisma, es simplemente una tontería”. Bajo Shokin, señaló, la oficina del fiscal soportó un escándalo en el que altos funcionarios supuestamente fueron atrapados con alijos de diamantes y cientos de miles de dólares en efectivo.

Pero la verdad por separado es: ¿Debería Joe Biden haber evitado que su hijo esencialmente cambiara el nombre de Biden?” preguntó Bullough. "Tal vez debería haberlo hecho".

El sucesor de Shokin, Yuri Lutsenkocuyos comentarios en un momento ayudaron a impulsar los esfuerzos de Giuliani para plantear preguntas sobre la investigación de Biden, dijo en una entrevista con The Post que creía que Hunter Biden no infringió ninguna ley en Ucrania.

Desde la perspectiva de la legislación ucraniana, no violó nada”,  dijo Lutsenko

No fue hasta este mes de mayo, justo después de que Joe Biden lanzara su candidatura presidencial, que Hunter Biden decidió no servir otro mandato en la junta de Burisma

Nunca hubiera podido predecir que Donald Trump me hubiera escogido como la punta de lanza contra la única persona que creen que puede vencerlos”, dijo Hunter Biden al New Yorker en una larga historia en julio que detallaba su personalidad, dificultades y antecedentes de abuso de sustancias. 

Hunter dijo en la historia que se había disculpado con su padre por la confusión que le había causado. 

Él dice, 'Yo soy el que lo siente', y tenemos un debate en curso sobre quién debería estar más arrepentido”, dijo Hunter. “Y ambos nos damos cuenta de que el único antídoto verdadero para todo esto es ganar. Él dice: 'Mira, se va a ir'. Realmente hay un propósito superior aquí, y esto desaparecerá”.

 

AUTORES

Paul Sonne: Cubre las fuerzas armadas y la seguridad nacional de EE. UU. Anteriormente, informó para el Wall Street Journal desde Moscú, Londres y Washington.

Michael Kranish: Reportero de investigación política nacional de The Washington Post. Es coautor de la biografía de The Post "Trump Revealed", así como de las biografías de John F. Kerry y Mitt Romney. Anteriormente fue subjefe de la oficina de Washington del Boston Globe.
 
Matt Viser: Reportero de la Casa Blanca para The Washington Post. Se unió a The Post en octubre de 2018, cubriendo las elecciones intermedias y presidenciales de 2020. Anteriormente fue subjefe de la oficina de Washington del Boston Globe, donde cubrió el Congreso, las campañas presidenciales de 2012 y 2016, y el mandato de John Kerry como secretario de Estado.

Michael Birnbaum y David L. Stern en Kiev contribuyeron a este despacho.

 

Batallón Azov, la extrema derecha nazi de Ucrania

*******

Dentro de los acuerdos multimillonarios de Hunter Biden con una compañía de energía china

Una revisión del Washington Post confirma detalles clave y ofrece nueva documentación de las interacciones de la familia Biden con ejecutivos chinos

The Washington Post, 30 de marzo de 2022
 
Por Tom Hamburger, Craig Timberg y Matt Viser
 
Hunter Biden, centro, camina hacia Marine One en Ellipse frente a la Casa Blanca el 22 de mayo de 2021. (Brendan Smialowski/AFP/Getty Images)

 

El trato tardó años en hacerse, la culminación de forjar contactos, organizar cenas, vuelos hacia y desde China. Pero el 2 de agosto de 2017, las firmas se colocaron rápidamente, una de Hunter Biden y la otra de un ejecutivo chino llamado Gongwen Dong.

 

En cuestión de días, se creó una nueva cuenta de Cathay Bank. En una semana, millones de dólares comenzaron a cambiar de manos.

Dentro de un año, todo comenzaría a colapsar.

En el transcurso de 14 meses, el conglomerado energético chino y sus ejecutivos pagaron 4,8 millones de dólares a entidades controladas por Hunter Biden y su tío, según registros gubernamentales, documentos judiciales y extractos bancarios recientemente revelados, así como correos electrónicos contenidos en una copia de un disco duro de una computadora portátil que supuestamente perteneció a Hunter Biden.

The Post no encontró evidencia de que Joe Biden se beneficiara personalmente o conociera detalles sobre las transacciones con CEFC, que tuvieron lugar después de que dejó la vicepresidencia y antes de que anunciara sus intenciones de postularse para la Casa Blanca en 2020.

Pero los nuevos documentos, que incluyen una copia firmada de un anticipo legal de $ 1 millón, correos electrónicos relacionados con las transferencias electrónicas y $ 3.8 millones en tarifas de consultoría que se confirman en nuevos registros bancarios y acuerdos firmados por HunterBiden, ilustran las formas en que su "La familia" se benefició de las relaciones construidas durante las décadas de JoeBiden en el servicio público.
 
Hunter Biden firmó un acuerdo por un anticipo de $ 1 millón para representar a Patrick Ho, un funcionario de CEFC que luego sería acusado en los Estados Unidos en relación con un plan multimillonario para sobornar a líderes de Chad y Uganda. Los correos electrónicos verificados y los nuevos registros bancarios muestran que el dinero se transfirió a una cuenta vinculada a Hunter Biden. (Cortesía de la Oficina del Senador Charles Grassley)
 

El trabajo de Hunter Biden en el extranjero ha sido objeto de un mayor escrutinio. Ha estado bajo investigación federal como parte de una investigación sobre sus impuestos, con testigos llamados ante un gran jurado tan recientemente como el mes pasado. Los fiscales federales habían estado tratando de determinar si no tuvo en cuenta los ingresos de los acuerdos relacionados con China, informó anteriormente The Post, aunque no está claro si ese es todavía un enfoque. Mientras tanto, los republicanos han señalado los acuerdos comerciales de la familiaBiden en China, junto con la membresía anterior de Hunter Biden en el directorio de la empresa energética ucraniana Burisma, como posibles conflictos de intereses.

El acuerdo de CEFC se convirtió en una de las empresas extranjeras más lucrativas, aunque de corta duración, que HunterBiden haya perseguido. La revisión del Post se basa en parte en un análisis de una copia que se dice que es del disco duro de una computadoraportátil que HunterBiden supuestamente dejó en un taller de reparación de Delaware y nunca vino a recoger. La computadora portátil fue entregada al FBI en diciembre de 2019, según documentos revisados ​​por The Post, y RudyGiuliani y otros asesores del entonces presidente Donald Trump obtuvieron una copia del disco unos meses antes de las elecciones de 2020.

Después de que el New York Post comenzó a publicar informes sobre el contenido de la computadora portátil en octubre de 2020, The Washington Post pidió repetidamente a Giuliani y al estratega republicano Stephen K. Bannon una copia de los datos para revisarlos antes de las elecciones, pero las solicitudes fueron rechazadas o ignoradas.

En junio de 2021JackMaxey, un activista que recibió una copia de Giuliani en 2020, proporcionó una copia a The Post, en un momento en que Maxey estaba trabajando con Bannon y su podcast "War Room".

The Post ha explorado la cadena de custodia, así como los hallazgos de los análisis forenses de los datos, en una historia separada .

Así es como The Post analizó la computadora portátil de Hunter Biden

2 expertos usaron encabezados de correo electrónico para determinar la veracidad

Los posibles proyectos de energía que Hunter Biden discutió con CEFC nunca llegaron a buen término.

No obstante, las cuentas vinculadas a Hunter Biden recibieron $3,8 millones en pagos de CEFC a través de contratos de consultoría, según registros bancarios y acuerdos conjuntos revisados ​​por The Post.

Biden recibió un anticipo adicional de $ 1 millón, emitido como parte de un acuerdo para representar a Patrick Ho, un funcionario de CEFC que luego sería acusado en los Estados Unidos en relación con un plan multimillonario para sobornar a líderes de Chad y Uganda. Ese acuerdo de retención, en un documento recientemente descubierto, contiene las firmas tanto de HunterBiden como de Hoquien luego fue declarado culpable y sentenciado a tres años de prisión .

Hunter Biden, que tiene un título en derecho, no fue acusado de irregularidades en ese esquema y parecía tener un papel pequeño en la representación de Ho en el caso federal. Ho, a través de su abogado en ese caso, se negó a comentar.

Hunter Biden y su abogado no respondieron a numerosos mensajes dejados durante la semana pasada. La Casa Blanca se negó a responder oficialmente, pero señaló declaraciones anteriores de que Joe Bidennunca consideró involucrarse en negocios con su familia, ni en ningún negocio en el extranjero”.

 

El vicepresidente Joe Biden llega al Air Force Two en Beijing con su hijo Hunter Biden, a la derecha, y su nieta Finnegan Biden en diciembre de 2013. (Ng Han Guan/AP)

Años de buscar negocios en China

La relación de Hunter Biden con CEFC se arraigó durante un momento de tensión financiera y turbulencia para su familia, según documentos judiciales y relatos de Hunter Biden. Los Biden se estaban recuperando de la muerte en mayo de 2015 del hermano mayor de Hunter, Beau, y Hunter estaba luchando contra el consumo de drogas.

Estaba en medio de la adicción”, escribió Hunter en una memoria publicada el año pasado.

Durante el proceso de divorcio con su esposa Kathleen, una presentación judicial en el caso describió "deudas pendientes [que] son ​​impactantes y abrumadoras", con la pareja cargando tarjetas de crédito al límite, hipotecas dobles en ambas propiedades que poseían y una deuda tributaria de $ 313,970 . Tres cheques a su ama de llaves habían rebotado y debían dinero a proveedores médicos y terapeutas, según una presentación de febrero de 2017 en el Tribunal Superior de DC.

Un intermediario de CEFC contactó inicialmente a HunterBiden en diciembre de 2015 para programar una reunión entre el hijo del entonces vicepresidente y Ye Jianming, el fundador y presidente de la firma china, según correos electrónicos verificados de una supuesta copia del disco duro de la computadora portátil, unidad revisada por los expertos externos de The Post.

Vuk Jeremic, un político serbio que recientemente se desempeñó como presidente de la Asamblea General de la ONU, escribió en un correo electrónico al joven Biden que estaba organizando una pequeña cena privada en Washington con Ye, a quien llamó “uno de los 10 empresarios chinos más ricos” y quería que Hunter asistiera.

Es joven y dinámico, con las conexiones de más alto nivel en su país”, escribió Jeremic en el correo electrónico del 1 de diciembre de 2015.

Hunter Biden no pudo asistir a la cena y Jeremic dijo en un correo electrónico a The Post que, si bien conocía a ambos hombres, "no participó en su presentación mutua" y se enteró por los informes de los medios de que los dos finalmente se habían conectado.

Si bien CEFC era aparentemente privado, los expertos en la economía china dicen que es poco probable que operara independientemente del gobierno.

La embajada china se negó a comentar sobre los vínculos de CEFC con el gobierno chino o la participación de HunterBiden en la empresa.

Poco después de que Joe Biden dejara la vicepresidencia, Hunter Biden y Ye se reunieron para cenar en Miami.

Los dos discutieron oportunidades comerciales para CEFC en los Estados Unidos, incluida una empresa conjunta de $ 40 millones para producir gas natural licuado en Luisiana, según un informe del New Yorker de julio de 2019 basado en entrevistas extensas con Hunter Biden.

Ese trato fracasó. Pero Ye estaba tan complacido con su reunión inicial con Hunter Biden que después de la cena envió un diamante de 2,8 quilates a la habitación de hotel de Hunter con una tarjeta agradeciéndole la conversación, según el New Yorker.

En el proceso de divorcio, la esposa de Hunter reclamaría que el diamante valía 80.000 dólares. Hunter Biden le dijo al New Yorker que el valor estaba más cerca de los $10,000, que le dio el diamante a sus asociados y que no sabe qué hicieron con él.

En el verano de 2017, Hunter Biden recibió una solicitud de Ye que presagiaría problemas posteriores para CEFC. Ye dijo que un alto asociado de CEFC, Patrick Ho, podría estar bajo investigación por parte de las fuerzas del orden de EE. UU. y le pidió ayuda a Hunter Biden. Hunter Biden le dijo al New Yorker que aceptó representar a Ho y tratar de averiguar si estaba bajo escrutinio por parte de la policía.

 

Hunter Biden en agosto de 2017 firmó un acuerdo con Gongwen Dong, un ejecutivo de un conglomerado energético chino, para realizar inversiones de forma conjunta. El acuerdo, incluido con los registros bancarios proporcionados al Senador Charles E. Grassley (R-Iowa), establecía que Hunter Biden recibiría un anticipo único de $500,000 y luego recibiría un estipendio mensual de $100,000, con su tío James Biden recibiendo $65,000 al mes. (Cortesía de la Oficina del Senador Charles Grassley)

 

La ejecución del acuerdo de consultoría más grande entre Hunter Biden y CEFC se produjo rápidamente a principios de agosto de 2017.

El contrato, firmado el 2 de agosto de 2017, establecía que Hunter Biden recibiría un anticipo único de $500,000 y luego recibiría un estipendio mensual de $100,000, y su tío James Biden recibiría $65,000 al mes.

Se encontró una copia sin firmar del acuerdo en la supuesta copia del disco duro de la computadora portátil de Hunter Biden. Se incluyó una copia firmada con los registros bancarios proporcionados a Grassley y revisados ​​por ThePost. Según el acuerdo de 26 páginas, acordaron realizar inversiones de forma conjunta bajo una empresa llamada Hudson West III LLC.

El dinero comenzó a fluir casi de inmediato, con la primera transferencia bancaria entrante de $5 millones el 8 de agosto de 2017, según los documentos encontrados en la copia de la computadora portátil de Hunter Biden y corroborados por extractos bancarios idénticos que la oficina de Grassley obtuvo de Cathay Bank para una cuenta. en manos conjuntas de los ejecutivos de Hunter Biden y CEFC.

Después de los gastos y costos de personal, la mayor parte del dinero, alrededor de $4.8 millones, se dirigió durante un período de 14 meses, generalmente en incrementos de $165,000, a una cuenta vinculada a Hunter Biden, según muestran los documentos. Durante ese período, se transfirieron alrededor de 1,4 millones de dólares de la cuenta de Hunter a Lion Hall Group, la firma consultora que dirigía James Biden, según otros registros gubernamentales revisados ​​por The Post.

Sin comentarios”, dijo James Biden cuando lo contactaron en su teléfono celular y le preguntaron sobre el acuerdo de CEFC.

 

La Casa de Suecia en el barrio de Georgetown de DC, en 2018. (Calla Kessler/The Washington Post)

Más banderas rojas

Unas semanas después de que comenzó a trabajar con los ejecutivos de CEFC, en el otoño de 2017, Hunter Biden solicitó cambios en el espacio de oficinas del quinto piso que estaba alquilando en la Casa de Suecia, un edificio espacioso en Georgetown que es el hogar de los suecos. Embajada y otras oficinas.

El 21 de septiembre de 2017, Hunter Biden le escribió al administrador de un edificio solicitando una nueva señalización de la oficina para reflejar una nueva empresa familiar y una nueva relación comercial: “La Fundación Biden y Hudson West (CEFC-US)”, escribió en correos electrónicos a la administrador de la propiedad.

También pidió llaves para sus nuevos compañeros de oficina: su padre, Joe; su madre, Jill; su tío James; y el ejecutivo chino, Gongwen Dong.

Hunter Biden se refirió a Ye, el presidente de CEFC, como “mi socio” y describió a Dong como el “emisario del presidente Ye CEFC”.

Los intercambios de correos electrónicos que analizan el plan de Hunter Biden para abrir una oficina de Biden-CEFC se incluyeron en la copia de su disco duro y se confirmaron mediante registros públicos publicados por el gobierno sueco a The Post. El contenido de los registros fue informado por primera vez por el periódico sueco Dagens Nyheter.

¡Estamos muy emocionados y honrados de dar la bienvenida a sus nuevos colegas!” el gerente le respondió a Hunter Biden.

 

Hunter Biden en el otoño de 2017 buscó cambios en el espacio de oficinas que estaba alquilando en la Casa de Suecia, un edificio en Georgetown que alberga la Embajada de Suecia y otras oficinas. Según los correos electrónicos incluidos en una supuesta copia de su computadora portátil y en los correos electrónicos obtenidos del gobierno sueco, Biden solicitó las llaves de sus nuevos compañeros de oficina: su padre, Joe; su madre, Jill; su tío James; y el ejecutivo chino, Gongwen Dong. (Obtenido por The Washington Post)

 

Jeffrey Peck, el miembro de la junta de la Fundación Biden más involucrado en detalles como la instalación de la oficina, dijo que nunca se consideró esa ubicación.

Recuerdo discusiones sobre otros posibles espacios y la llamada Casa de Suecia nunca estuvo en ninguna lista”, dijo Peck. “Nunca hubo ningún pensamiento, como cero pensamiento o consideración, dado a ese edificio”.

Una portavoz de la autoridad sueca que supervisa la propiedad dijo que las cuatro llaves estaban disponibles, según lo solicitado, pero que Hunter Biden nunca las recogió. El letrero en la puerta no se cambió, dijo.

Cuando Hunter Biden estaba solicitando cambios en el espacio de su oficina, los intercambios de correos electrónicos con el administrador de la propiedad se volvieron tensos, con un recordatorio a Hunter Biden para que dejara de violar las políticas de la oficina al traer visitantes a través de una entrada lateral en lugar de registrarlos en el frente. escritorio, donde pasan por detectores de metales.

Hunter Biden respondió enojado, diciendo que una era una mujer sin hogar de la que podía responder, y acusó a los gerentes de la oficina de racismo porque esa mujer es negra. Escribió que otra invitada era Lunden Roberts, una mujer a la que describió como “la mentora de baloncesto de mi hija menor”.

Dentro de un año, Roberts tendría un bebé que Hunter negó que fuera suyo hasta que ella presentó una demanda de paternidad y las pruebas de ADN confirmaron que era suyo. Resolvieron el caso en marzo de 2020 y los documentos judiciales muestran que está pagando una cantidad no revelada en manutención infantil.

El abogado de Roberts, Clint Lancaster, dijo que su cliente había trabajado para Biden en el momento del incidente de la Casa de Suecia. Dijo que Roberts fue llamada a testificar durante varias horas ante un gran jurado en Wilmington, Del., a mediados de febrero, una indicación de que la investigación federal de Hunter Biden sigue activa. Lancaster se negó a comentar sobre la naturaleza de su testimonio. El Departamento de Justicia y la oficina del fiscal federal de Delaware también se negaron a comentar.

Hunter Biden confirma que está bajo investigación federal

Durante el tiempo que la relación con CEFC estuvo activa, se transfirieron fondos de Hunter Biden a su tío, según muestran los registros. En total, casi 1,4 millones de dólares pasaron de la empresa de Hunter a una controlada por James Biden, según un informe de 2020 producido por Grassley y el también senador republicano Ron Johnson de Wisconsin. Las transacciones se identificaron como actividad delictiva potencial, una designación destinada a señalar el posible lavado de dinero, corrupción política u otros delitos financieros, según un informe de la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro que fue revisado por The Post.

James Biden no respondió a una lista detallada de preguntas sobre las transacciones financieras.

Mientras tanto, los ejecutivos de CEFC estaban preocupados por las investigaciones del Departamento de Justicia sobre los funcionarios vinculados a la empresa. Como quedaría claro más tarde en los registros judiciales, los investigadores federales habían obtenido una orden de vigilancia de inteligencia extranjera sobre Ho y estaban monitoreando sus comunicaciones.

El 18 de septiembre de 2017, Hunter Biden firmó una carta de compromiso de abogado de dos páginas para representar a Ho, con un anticipo de $1 millón. El acuerdo especificaba que Hunter Biden debía brindar “asesoramiento en asuntos relacionados con la ley de los EE. UU. y asesoramiento relacionado con la contratación y el análisis legal de cualquier bufete de abogados o abogado de los EE. UU.”. Ho firmó el documento cuatro días después, el 22 de septiembre de 2017.

Una copia firmada del acuerdo de dos páginas estaba contenida en la supuesta copia del disco de la computadora portátil de Hunter Biden, almacenada como archivo adjunto a un correo electrónico que no contenía suficientes datos para ser verificado por los expertos externos de The Post. Pero los registros bancarios obtenidos por Grassley muestran que $ 1 millón finalmente se depositó en una cuenta asociada con Hunter Biden, con una nota que describe el pago como "representación" de Ho.

El 18 de noviembre, pocas semanas después de que Hunter Biden firmara el acuerdo para representar a Ho, dos agentes del FBI arrestaron a su cliente en el aeropuerto JFK. Le leyeron sus derechos a las 2 de la tarde; nueve minutos después, llamó a James Biden, según los registros policiales.

James Biden le dijo al New York Times en 2018 que asumió que Ho estaba buscando a Hunter Biden y le pasó la información de contacto de su sobrino.

Casi inmediatamente después del arresto de Ho, según correos electrónicos verificados, Edward Y. Kim, un abogado de Krieger Kim, fue contratado para representar a Ho. Kim y Ho rechazaron las solicitudes de comentarios.

Durante el juicio, los fiscales alegaron que Ho había sobornado a líderes en Chad y Uganda, con el objetivo de obtener permisos petroleros para CEFC. También dijeron que Ho había ofrecido CEFC como un recurso para ayudar a Irán a evadir las sanciones petroleras.

El choque

Las cosas se derrumbaron rápidamente. Ho estaba en la cárcel en espera de juicio. Ye, el jefe de CEFC, fue detenido en China a mediados de febrero de 2018 y no se supo nada de él desde entonces. Los motivos del arresto no estaban claros, aunque Reuters informó que estaba relacionado con presuntos delitos económicos.

Ye no pudo ser contactado para hacer comentarios, y la embajada china se negó a comentar sobre el arresto de Ye.

Para marzo de 2018, el tío de Hunter Biden estaba buscando acceso al anticipo de $ 1 millón que se le debía a Hunter por la representación de HoJames Biden el 21 de marzo de 2018, escribió a los funcionarios de CEFC con "instrucciones de cableado", proporcionando la dirección y los números de ruta para realizar la transferencia a la cuenta vinculada a Hunter Biden.

A las 9:43 de la mañana siguiente, la transferencia se realizó y se depositó en la cuenta tal como lo había indicado James Biden, y el número de ruta en su correo electrónico coincidía con el número de ruta recibido por el banco, según los registros bancarios.

Hunter Biden comenzó a intercambiar mensajes hostiles con los ejecutivos restantes, incluidos Dong y Mervyn Yan. Los dos habían cuestionado varios de los gastos comerciales de Hunter Biden y pidieron recibos para respaldar los cargosYan, en un correo electrónico verificado, le escribió a Hunter que algunos de los gastos por los que solicitó el reembolso no parecían estar relacionados con el negocio de la compañía de energía china, incluida, escribió, "la casa en Suecia".

Hunter Biden amenazó con demandar tanto a Yan como a Dong por negarse a pagar, alegando que no tenían derecho a cuestionar sus gastos y explicando que la Casa de Suecia era su oficina con sede en DC.

Entablaré una demanda en el Tribunal de la Cancillería en Delaware, que como saben es mi estado natal y tengo el privilegio de haber trabajado y conocer a todos los jueces del tribunal de la cancillería”, escribió el 14 de marzo de 2018.

No puede demandarnos por no pagar gastos incorrectos”, escribió Dong en respuesta, según un correo electrónico verificado.

Dong y Yan no respondieron a las solicitudes de comentarios.

JiaQi Bao, una asistente con la que Hunter Biden había trabajado estrechamente en el negocio de CEFC, escribió en un correo electrónico del 26 de marzo de 2018 que la empresa se disolvería y que perdería su trabajo, pero que Hunter Biden debería “tomar todo el dinero que pueda tomar, siempre que el dinero esté disponible para reclamar.”

Toma todo lo que puedas o busca una forma de gastarlo en tu propio beneficio”, escribió.

Bao no respondió a numerosos mensajes telefónicos y de correo electrónico.

Durante los siguientes seis meses, se transfirieron casi 1,4 millones de dólares a la cuenta de Hunter Biden, según los registros bancarios.

Pero también surgieron problemas. Hunter Biden continuó luchando contra los problemas de adicción que crearon tensiones dentro de su familia, y su padre comenzó a pagar algunas de sus cuentas. Los problemas del joven Biden se cernían sobre la decisión de su padre de postularse para presidente, una campaña que Joe Biden anunciaría formalmente en abril de 2019.

Las batallas personales de Hunter Biden continuarían. Pero la saga empresarial de CEFC pronto llegaría a su fin.

Yan firmó un documento el 2 de noviembre de 2018, disolviendo Hudson West III LLC, la compañía que vinculó a los Biden con CEFCYan lo presentó en una oficina con sede en Dover, Del., a menos de una hora en automóvil de la casa de la familia Biden.

Extraños compañeros de cama

AUTORES

Craig Timberg: Reportero de tecnología nacional para The Washington Post. Desde que se unió a The Post en 1998, ha sido reportero, editor y corresponsal extranjero, y contribuyó a la cobertura ganadora del Premio Pulitzer de The Post sobre la Agencia de Seguridad Nacional.

Tom Hamburger: Reportero de investigación en la sección nacional de The Washington Post. Ha cubierto la Casa Blanca, el Congreso y las agencias reguladoras, con un enfoque en dinero y política..
 
Matt Viser: Reportero de la Casa Blanca para The Washington Post. Se unió a The Post en octubre de 2018, cubriendo las elecciones intermedias y presidenciales de 2020. Anteriormente fue subjefe de la oficina de Washington del Boston Globe, donde cubrió el Congreso, las campañas presidenciales de 2012 y 2016, y el mandato de John Kerry como secretario de Estado.

Josh Dawsey, Alice Crites, Devlin Barrett y Roland Matifas contribuyeron a este despacho.

*******

LA ENTIDAD HA TRABAJADO EN UCRANIA

Los correos que prueban la participación de Hunter Biden en la financiación de una empresa especializada en investigar patógenos peligrosos

La Gaceta, 28 MARZO 2022

Por Carlos Esteban

El presidente de EEUU, Joe Biden, y su hijo Hunter. Fotografía de archivo. Reuters
 

Que los rusos denunciaran la existencia de laboratorios de investigación virológica norteamericanos, con vistas a la guerra bacteriológica, en Ucrania puede descartarse fácilmente como un intento más de justificar una invasión injustificable, como también era de cajón que Washington lo negara calificándolo de burda desinformación bélica de Moscú. Y aquí entra el infame portátil del vástago de los Biden, Hunter, y sus oscuros negocios en Ucrania.

Todos recordamos el asunto del portátil de Hunter, la revelación bomba que pudo haber cambiado el voto de millones de norteamericanos si no se hubieran empleado a fondo las terminales mediáticas del régimen para negar su veracidad, achacando toda la historia a la ya cansina «desinformación rusa».

Pero, pasadas ya las elecciones y conseguido el objetivo de llevar a Biden a la Casa Blanca, los medios y las agencias federales han empezado a reconocer que sí, que el portátil es auténtico, aunque todavía se conoce solo una porción mínima de su contenido. Aunque suficiente, en tiempos mejores, de derribar más de una administración.

Ya es mala suerte que Hunter, sin experiencia ni conocimientos especiales, estuviera en el Consejo de Administración de la mayor gasística, Burisma, del mismo país que ha sido invadido por Rusia. Pero es que los contactos de Hunter (y, con toda probabilidad, de su padre) con el país que revelan sus correos van más allá de la mera corrupción a partir de una empresa energética. Y tocan precisamente el delicado asunto de los presuntos laboratorios denunciados por Moscú.

Pero nuevos correos examinados en el portátil de Hunter prueban que el vástago del presidente ayudó a asegurar millones de dólares en fondos para Metabiota, un contratista del Departamento de Defensa que se especializa en la investigación de enfermedades causantes de pandemias y que podrían usarse como armas biológicas. Y después de dos años de pesadilla con una pandemia provocada por un patógeno que, con toda probabilidad, salió de un laboratorio de Wuhan parcialmente financiado por fondos norteamericanos, la sensibilidad con este asunto está en máximos históricos.

Revela el diario británico Daily Mail que Hunter presentó Metabiota a Burisma para un «proyecto científico» que implicaba laboratorios de alto nivel de bioseguridad en Ucrania. Y aunque Metabiota se vende sencillamente como una empresa de datos biomédicos, su vicepresidente envió un correo electrónico a Hunter en 2014 contando cómo su firma podría «afirmar la independencia cultural y económica de Ucrania frente a Rusia», algo que no parece la meta de una empresa corriente de biotecnología.

Los correos electrónicos y los datos del contrato de Defensa revisados por el Daily Mail sugieren que Hunter tuvo un papel destacado en asegurarse de que Metabiota pudiera realizar su investigación de patógenos a solo unos cientos de millas de la frontera con Rusia.

Metabiota ha trabajado en Ucrania para Black & Veatch, un contratista de Defensa estadounidense con estrechos vínculos con las agencias de Inteligencia militar, que construyó laboratorios seguros en Ucrania que analizaban enfermedades mortales y armas biológicas. A principios de este mes, los funcionarios estadounidenses advirtieron al Congreso que «las fuerzas rusas pueden estar tratando de hacerse con el control» de estas «instalaciones de investigación biológica», lo que generó temores de que patógenos mortales e incluso manipulados pudieran caer en manos rusas.

El hijo del presidente y sus colegas invirtieron 500.000 dólares en Metabiota a través de su firma Rosemont Seneca Technology Partners.

 

*******

EL HIJO DEL PRESIDENTE DE EEUU ESTUVO INVOLUCRADO EN LA FINANCIACIÓN DE PROGRAMAS BIOLÓGICOS EN TERRITORIO UCRANIANO

UN "DISCO DURO" PONE AL DESCUBIERTO LOS SUCULENTOS NEGOCIOS UCRANIANOS DE BIDEN Y SU HIJO

¿ Cuál es la razón por la que los medios españoles han silenciado el escándalo, cuando en los Estados Unidos ocupa las primeras planas de todos los medios de comunicación?

Asegura nuestro colaborador Manuel Medina en este artículo, que los principales diarios y cadenas televisivas estadounidenses, han terminado aceptando que los más de 20.000 e-mails que contenía el portátil de Hunter Biden, el hijo del mandatario estadounidense, son auténticos. Pero lo realmente escandaloso y sugerente del descubrimiento es que este no sólo compromete a Hunter sino también a su padre, que participó en las reuniones de la compañía de gas ucraniana "Burisma" en Kiev y en Washington. El hallazgo electrónico venía acompañado, además por abundantes testimonios relacionados con delitos de evasión fiscal, regalos multimillonarios, con orgías de sexo y crack, sobornos, de los que se ofrecen aquí algunos testimonios.

Por Manuel Medina
Canarias-Semanal, 31 MARZO 2022

 

No deja de resultar extraordinariamente llamativa la sordina  que la inmensa mayoría de los medios de comunicación españoles le ha aplicado a un escándalo que, en cambio, está ocupando las primera planas de los principales periódicos y cadenas televisivas estadounidenses. Un  "discreto" silencio que de ninguna manera puede ser interpretado como resultado de un "descuido" o de una "mera casualidad".

El escándalo que nos han estado ocultando la mayoría de los medios españoles vincula al hijo de Biden con los turbios negocios que este  -y también su padre-  han desarrollado en Ucrania, en los que se combinan la evasión fiscal, los regalos multimillonarios con la venta de productos patógenos y las orgías de sexo y crack, sobornos... y que ha empezado a adquirir tales dimensiones que su difusión  en España y en los países de la U.E. podría desinflar el "fervor guerrero" que durante las últimas semanas -por cierto, sin mucho éxito según las encuestas-, se ha estado intentado insuflar por tierra mar y aire a los ciudadanos europeos para que acepten resignadamente  ser los auténticos paganinis  de esta peculiar "guerra de Biden".

Y es que, en efecto, este miércoles, el periódico estadounidense "Washington Post" se convirtió  en el segundo gran medio de comunicación norteamericano que ha terminado admitiendo que los correos electrónicos de la computadora portátil de Hunter Biden, el hijo del actual presidente, que lo incriminan en turbios negocios en Ucrania, son auténticos. Esto sucede después de que transcurrieran nueve meses  desde que este mismo periódico los tuviera a su disposición, y un año y medio después de que el “New York Post” informara, por primera vez, sobre ellos.

 

 

El "Washington Post" ha justificado ahora su retraso en reconocer la autenticidad de los e-mails alegando que dos expertos en Seguridad habían usado firmas criptográficas de Google y otras compañías de tecnología, para validar los casi 22.000 correos electrónicos que abarcan el periodo entre 2009 y 2019.  Entre ellos, están incluidos  los mensajes relacionados con los controvertidos negocios en Ucrania del hijo del actual mandatario estadounidense.

En esos correos electrónicos  se ha podido encontrar, entre otros, un acuerdo concertado entre el hijo del presidente Biden y la empresa energética ucraniana "Burisma Holdings", de la cual Hunter Biden había estado recibiendo la friolera de 1.000.000 dólares anuales.

 

En octubre de 2020, el periódico  "New York Post"  había revelado en  exclusiva la existencia de los correos electrónicos de Hunter Biden, después de  haber recibido una copia del disco duro de una computadora portátil averiada,  que el hijo de Biden había dejado en un taller de reparación y no se había preocupado  en recuperar.

 

EL "INSACIABLE" HUNTER BIDEN

 

En aquellos momentos ese periódico  fue denostado por el resto de los grandes medios de comunicación norteamericanos,  afines al Partido Demócrata, argumentando que   los correos electrónicos del hijo Biden no se habían podido verificar, y que temían que detrás de estas acusaciones existiese  una "campaña rusa" de desinformación.

Epropio Washington Post” sostuvo, en numerosos artículos de opinión, que aquellos correos "nunca habían sido autentificados",  acusando al  "New York Post" de haber presentado una investigación "incompleta" sobre el caso. Parecía estar claro que los medios "pro Partido Democrata" intentaban evitar que la carrera electoral de Joe Biden hacia la presidencia  se pudiera ver empañada.

Por fin, este miércoles, el "Washington Post" se ha visto  obligado a declarar que el pasado mes de junio había recibido una copia del disco duro, de la que realizó otras dos copias, entregando una de ellas al investigador de seguridad de la Universidad Johns Hopkins, y otra a un experto de la Agencia de Seguridad Nacional, con objeto de que procedieran a su análisis.

Finalmente, ambos expertos han concluido que los correos electrónicos verificados tenían firmas criptográficas que eran muy difíciles de falsificar, incluso para los mejores piratas informáticos… y que, por lo tanto, tales correos eran auténticos.

 

HUNTER COMPROBANDO LOS EFECTOS DEL VIAJE ALUCINATORIO

 

Por su parte, también el pro demócrata  "New York Times"  hizo público hace unas semanas que había obtenido correos electrónicos que parecían provenir de la computadora portátil de Hunter Biden,  reconociendo, igualmente, que estos habían sido autentificados por expertos.

El material obtenido del portátil del hijo de Biden incluye, asimismo, un gran número de fotos y vídeos sexualmente explícitos. Entre estos últimos, se encuentra un vídeo de 12 minutos, en el que el hijo del actual presidente aparece  fumando crack, mientras fornica apasionadamente con una mujer no identificada.

 

 

SOLO LA PUNTA DE UN ICEBERG

En cualquier caso, lo esencial  del "affaire Hunter Bidenno  consiste en que  el retoño de  Biden  haya grabado sus orgías de sexo y crack, sino en las relaciones que este y su padre mantuvieron con una importantísima empresa ucraniana, así como de la presunta venta de productos patógenos a Ucrania y  delitos de evasión fiscal, tal y  como  están indicando las últimas pesquisas.    

En efecto, Hunter no sólo  fue miembro de la Junta directiva de la compañía gas ucraniana "Burisma", mientras su padre desempeñada la vicepresidencia  de los EE.UU. con Obama, entre los años 2009 y 2017, sino que, además, desempeñó la función de “enviado especial” para  tratar el  golpe de Estado  contra el mandatario ucraniano Víktor Yanukóvich.

Igualmente, los mensajes descodificados  desenmascaran los planes de Hunter Biden en la compañía de gas "Burisma", así como las reuniones  celebradas   por su propio padre  con ejecutivos de la compañía "Burisma", tanto en Kiev como en  Washington.

 

EN PLENA FAENA

 

Cuando en el año 2020 el  "New York Post" publicó los datos que contenía la computadora del hijo de Biden, el periódico fue sometido por una gran parte de los medios de comunicación estadounidenses, proclives a los demócratas, a una inquisitorial campaña de escarnio y descrédito. La propia dirección del Partido Demócrata se las agenció para difundir una carta firmada por ex funcionarios de la Inteligencia norteamericana, en la que estos atribuían el escándalo  a una  insidiosa campaña de “desinformación” que tenía, claro, su origen en los consabidos " laboratorios rusos".

Con idéntica matriz a la que se está utilizando actualmente con la información  proveniente de la guerra de Ucrania en los Estados Unidos y la Unión Europea, la censura que se aplicó entonces al "caso Hunter Biden" en las redes  llegó a alcanzar tales dimensiones que  Facebook y Twitter  se concertaron para "cancelar"  todas las informaciones  que se  refirieran a la familia Biden, argumentando  que se estaban limitando a  aplicar una "medida habitual"   en los casos de "propagación de información falsa”.

 

"UN BUEN CHICO" AMERICANO

 

De la relación existente entre Biden y Ucrania, -truculentamente denunciada en  su momento por el ex presidente Donald Trump -, sólo estamos conociendo ahora la punta de un iceberg. Sumergidos bajo  las turbias aguas que lo rodean no solo se encuentran los negocios de la familia Biden con la corrupta élite ucraniana, sino posiblemente también las razones por las que, de forma sorprendente, ahora los grandes medios de comunicación estadounidenses han decidido soltar amarras y abandonar a su suerte al hijo del primer mandatario. 

En relación con el escandaloso "affaire Hunter Biden", este  mismo jueves los representantes republicanos  en la Cámara enviaron cartas  a la Casa Blanca y a los Archivos Nacionales, en las que exigen que sean entregados los  registros de cualquier  tipo de comunicación que tuviera lugar entre Hunter Biden y la Casa Blanca durante los dos mandatos de la Administración Obama, cuando Joe  Biden era vicepresidente.

    En su demanda, los republicanos enfatizaron que:

“si el gobierno ruso está intentando influir en la política estadounidense en Ucrania explotando la conexión escandalosa de Hunter Biden con su padre, el presidente de los Estados Unidos, el pueblo estadounidense debe conocerlo”.

Como el lector habrá podido constatar a lo largo de estas notas, tal y como sucediera durante la llamada Guerra Fría, los políticos norteamericanos, ya sean demócratas o republicanos, siempre acabarán encontrando a un ruso malvado bajo el colchón de su cama.

 

*******

LA CENSURA SOBRE LAS CAUSAS DE LA GUERRA

RT: EL MINISTERIO DE DEFENSA RUSO APORTA LAS PRUEBAS DE LA COMPLICIDAD DEL HIJO DE BIDEN CON LA FINANCIACIÓN DE PROGRAMAS BIOLÓGICOS EN UCRANIA

Hunter Biden, hijo del presidente de EE.UU., estuvo involucrado en la "financiación de programas biológicos en el territorio ucraniano"

Según comunica la plataforma "Russia Today " el ministerio de defensa de Rusia ha informado que la operación militar en Ucrania " ha permitido desmantelar cinco laboratorios biológicos que participaban en proyectos encargados directamente por el Pentágono, y cuyos objetivos en el territorio ucraniano han estado "lejos de ser científicos", Así como que Hunter Biden, empresario e hijo del presidente de EE.UU., estuvo involucrado en la "financiación de programas biológicos en el territorio ucraniano"

Canarias-Semanal, 1 ABRIL 2022
 

 

El portal  "RUSSIA TODAY" expresamente "cancelado" desde hace unas semanas por todas las grandes compañías internáuticas estadounidenses -Google, Youtube, Twiter y Facebook-  facilitó este jueves, 31 de marzo, la información que  reproducimos textualmente:

Publicado: 31 mar 2022 23:48 GMT
 
La operación militar rusa en Ucrania ha permitido desmantelar cinco laboratorios biológicos que participaban en proyectos encargados directamente por el Pentágono, y cuyos objetivos en el territorio ucraniano han estado "lejos de ser científicos", informó además el ministerio.

 

Joe Biden (izquierda) y su hijo Hunter en Vancouver, Canadá, el 14 de febrero de 2010.Bruce Bennett / Gettyimages.ru

 

El fondo de inversión de Hunter Biden, empresario e hijo del presidente de EE.UU., estuvo involucrado en la "financiación de programas biológicos en el territorio ucraniano", afirmó este jueves en rueda de prensa el jefe de las Tropas de la Defensa Radiactiva, Química y Biológica de Rusia, Ígor Kirílov.

Hunter Biden "tuvo un papel fundamental en la creación de la oportunidad financiera para trabajar con patógenos en Ucrania", aseveró Kirílov, remitiéndose a la correspondencia del empresario con funcionarios del Pentágono, a la que tuvo acceso el Ministerio de Defensa de Rusia. Así, según el organismo, Biden se encargó de la recaudación de fondos para las compañías Black & Veach y Metabiota

 

"Aumentamos nuestra inversión en Metabiota en 250.000 dólares", dice una carta enviada a Biden por un empleado de Rosemont Seneca Partners, fondo de inversión fundado por el hijo del presidente estadounidense. 

 

   Según Kirílov, la empresa Black & Veach

 

   "trabaja para el Pentágono desde 2008 en proyectos de estudio de bioagentes potencialmente peligrosos". La actividad de la compañía "planteó muchas preguntas, incluso por parte de los servicios de seguridad ucranianos", expresó el alto funcionario, quien citó un informe del Servicio de Seguridad de Ucrania, de 2017, que reza que por encargo de EE.UU. Black & Veach "investiga agentes patógenos especialmente peligrosos, que puedan utilizarse para crear o mejorar nuevos tipos de armas biológicas". 

 

Fox News: Washington financia en Ucrania laboratorios para la investigación de "patógenos letales" desde hace al menos 14 años

 

A su vez, Metabiota, que es "conocida por sus avances en la predicción de brotes de enfermedades infecciosas", "fue contratada por el Pentágono para la modelización de una situación epidémica en el espacio postsoviético", precisó el representante de la cartera de Defensa. 

Kirílov señaló que Robert Pope, entonces empleado de la Agencia de Reducción de la Amenaza de Defensa de EE.UU. (DTRA, por sus siglas en inglés), es también "una de las figuras claves" que participaron en "la creación de componentes de armas biológicas" en Ucrania. 

Joanna Winthrol, jefa de la oficina de la DTRA en Ucrania, supervisó la coordinación de los proyectos de armas biológicas en ese país y la selección de los ejecutores, según el alto funcionario. "Bajo su supervisión directa se llevaron a cabo los proyectos UP-4, UP-6 y UP-8, de Estados Unidos, para estudiar patógenos mortales como el ántrax, la fiebre congoleña y la leptospirosis", aclaró.

 

    Kiev desarrollaba "medios técnicos de entrega y utilización de armas biológicas"

 

En ese contexto, Kirílov resaltó una carta de la empresa ucraniana Motor Sich al fabricante turco de drones Baykar Makina. Los ucranianos preguntaron específicamente si los drones podían transportar 20 litros de carga útil en aerosol a una distancia de 300 kilómetros, lo que los pondría al alcance de una docena de grandes ciudades rusas y de casi toda Bielorrusia.

 

"¿Es capaz el UAV de lograr un alcance de 300 kilómetros? ¿Existe un sistema o mecanismo de pulverización de aerosoles con una capacidad superior a 20 litros?", preguntó la empresa ucraniana. 

 

"Se trata del desarrollo, por parte del régimen de Kiev, de medios técnicos de entrega y utilización de armas biológicas, con la posibilidad de usarlas contra la Federación Rusa", precisó el alto funcionario. 

 

Ministerio de Defensa de Rusia

 

Cinco laboratorios biológicos desmantelados

Asimismo, el alto funcionario comunicó que la operación militar rusa en Ucrania ha permitido desmantelar el funcionamiento de cinco laboratorios biológicos en Kiev. Las instalaciones de investigación, donde se trabajaba con patógenos del ántrax, tularemia, brucelosis, cólera, leptospirosis y peste porcina africana, participaron en proyectos encargados directamente por el Pentágono, cuyos objetivos en el territorio ucraniano han estado "lejos de científicos", señaló Kirílov.

"Se ha confirmado que los laboratorios han participado en trabajos por encargo del Departamento militar estadounidense", indicó el jefe de las Tropas de la Defensa Radiactiva, Química y Biológica de Rusia. 

 

El Dr. Anthony Fauci, principal asesor médico de la Casa Blanca en materia de COVID-19, en los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Bethesda, Maryland, el 11 de febrero de 2021. (Saul Loeb/AFP vía Getty Images)

*******

Victoria Nuland declara que Estados Unidos está protegiendo las 'instalaciones de investigación biológica' en Ucrania

Días antes del comentario de Nuland, el ejército ruso afirmó que había descubierto 30 laboratorios biológicos en Ucrania vinculados a la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa del Pentágono.

Este artículo fue publicado originalmente en Antiwar.com por Dave DeCamp

The Gray Zone, 9 MARZO 2022

 

La subsecretaria de Estado, Victoria Nuland  , dijo el martes que hay “instalaciones de investigación biológica” en Ucrania  que a Estados Unidos le preocupa que las fuerzas rusas puedan apoderarse. Hizo los comentarios cuando el senador Marco Rubio (R-FL) le preguntó si Ucrania tiene armas químicas o biológicas.

“Ucrania tiene instalaciones de investigación biológica que, de hecho, nos preocupa bastante que las tropas rusas, las fuerzas rusas, puedan estar tratando de controlar, por lo que estamos trabajando con los ucranianos sobre cómo pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de Las fuerzas rusas deberían acercarse”, dijo Nuland.

Los comentarios de Nuland se produjeron después de que Rusia acusara a las autoridades ucranianas de destruir patógenos estudiados en laboratorios vinculados al Pentágono. “Durante una operación militar especial, se revelaron los hechos de la limpieza de emergencia del régimen de Kiev de los rastros de un programa biológico militar financiado por el Departamento de Defensa de EE. UU. implementado en Ucrania”, dijo  el Ministerio de Defensa ruso en Telegram .

El Ministerio de Defensa ruso dijo que los patógenos que fueron destruidos incluyen la peste, el ántrax, la tularemia, el cólera y otras enfermedades mortales. El ejército ruso ha afirmado que  descubrió 30 laboratorios biológicos  en Ucrania vinculados a la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa (DTRA) del Pentágono.

No es ningún secreto que la DTRA financia laboratorios en Ucrania, pero los funcionarios del Pentágono insisten en que los laboratorios no son instalaciones de armas biológicas. El 25 de febrero,  el Boletín de Científicos Atómicos  publicó un artículo que citaba a Robert Pope del Programa Cooperativo de Reducción de Amenazas de la DTRA, quien advirtió que el ataque ruso a Ucrania corre el riesgo de que se liberen patógenos peligrosos de los laboratorios.

“Diría que de todas las instalaciones en las que hemos trabajado con ellos, confiamos en que mientras la energía eléctrica esté encendida y las personas que hemos capacitado estén presentes en la instalación, los oficiales de bioseguridad, estos patógenos son seguros y seguro según los estándares internacionales”, dijo Pope. “Si estas instalaciones resultaran dañadas por el conflicto, eso podría cambiar”.

 

 

Pope dijo que no creía que Rusia atacaría deliberadamente las instalaciones, pero advirtió sobre posibles accidentes. “Creo que los rusos saben lo suficiente sobre los tipos de patógenos que se almacenan en los laboratorios de investigación biológica, por lo que no creo que apunten deliberadamente a un laboratorio”, dijo. “Pero lo que sí me preocupa es que… se dañen accidentalmente durante esta invasión rusa”.

Pope dijo que algunos de los laboratorios aún podrían tener restos de patógenos del programa de armas biológicas de la Unión Soviética. “Científicos siendo científicos, no me sorprendería si algunas de estas colecciones de cepas en algunos de estos laboratorios todavía tienen cepas de patógenos que se remontan a los orígenes de ese programa”, dijo.

Según el artículo, el gobierno de EE. UU. ha trabajado con 26 instalaciones en Ucrania y ha brindado apoyo material directo a seis de ellas.

China ha pedido a Estados Unidos que publique los detalles de los programas de investigación biológica del Pentágono en Ucrania. “Estados Unidos, como la parte que mejor conoce los laboratorios, debe publicar información específica relevante lo antes posible, incluidos los virus almacenados y la investigación que se ha llevado a cabo”,  dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian.

 

*******

RELACIONADOS:

Las Guerras por la Paz se basan en las mentiras; en Siria como en Irak

Ucrania, un país de oligarcas: De la Corrupción a la Guerra.

UCRANIA: EL PRESIDENTE, ZELENSKY, INVOLUCRADO EN LOS «PANDORA PAPERS»: Las Sociedades en Paraísos Fiscales («Off-Shore») del presidente ucraniano y su círculo íntimo.

DONBASS (2018), Documental de Sergei Loznitsa (Ucrania). LA POBLACIÓN ABANDONADA. Extorsionados por las mafias del Independentismo Pro Ruso, mientras son bombardeados por su Gobierno.

ZELENSKY, UN FOTÓN EMANCIPADO. «Servidor del Pueblo», la serie de Netflix, con la que Silicon Valley ganó las elecciones de Ucrania.

DERECHO DE RESISTENCIA EN LA TEORÍA POLÍTICA. De la “Vindiciae contra Tiranos” a la Teoría de la Guerra Justa en los siglos XVI Y XVII, por Susana Valencia Cárdenas.

COVID: INMUNIDAD NATURAL: 150 estudios de investigación afirman la inmunidad adquirida naturalmente al covid-19: documentados, vinculados y citados

INDICE PANDEMIA CORONAVIRUS

 

 


Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*