LA OTAN ESTÁ CREANDO UN VIETNAM EN EL CORAZÓN DE EUROPA: Su Presidente títere, Zelensky, ilegalizó la oposición, ordenó el arresto de sus rivales políticos, eliminando a todos los que se oponían a la guerra de EE.UU. contra Rusia, iniciada en Ucrania.

LA OTAN ESTÁ CREANDO UN VIETNAM EN EL CORAZÓN DE EUROPA, POR MEDIO DE ZELENSKY, EL PRESIDENTE TÍTERE DEL NEW WORLD ORDER: Ganó las elecciones prometiendo acabar con los bombardeos sobre el Donbass, pero cuando ganó llevó a Ucrania -y quiere llevar a Europa- a la Guerra.

Tabla de contenidos

 

Los lanzacohetes que el Gobierno Español envió a Ucrania, ya han vuelto a España

La Policía encuentra un lanzamisiles en una vivienda de Zaragoza

La Policía Nacional ha dado con el lanzamisiles cuando inspeccionaban el domicilio de una mujer, cuyo cadáver se encontraba en el interior.

Se trataba de un lanzamisiles C90, el mismo que el Gobierno de España había enviado a Ucrania para defenderse de la invasión Rusia y que se fabrica en la empresa zaragozana Instalaza.

Por Javier Ortega

El Mundo, 8 MAYO 2022

España ha enviado 1.370 sistemas lanzagranadas (Cohetes anticarro C90) a Ucrania.

 

La Policía Nacional investiga el origen de un lanzacohetes cargado, encontrado en una vivienda de Zaragoza, cuya ocupante acababa de morir, al parecer, por sobredosis. 

Según ha trascendido este domingo, Fuensanta, de 53 años, falleció el pasado jueves en una casa del número 77 de la calle Casta Álvarez del barrio zaragozano de El Gancho, donde era muy conocida.

El médico de la ambulancia de los bomberos de Zaragoza, que acudió al lugar, sólo pudo certificar la muerte de la mujer.

Se da la circunstancia de que hace unos meses murió su pareja sentimental por la misma causa, sobredosis.

Ante el fallecimiento, el médico dio aviso al 091 que activó el protocolo y desplazó hasta el lugar una comisión judicial para el pertinente levantamiento del cadáver y su traslado al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón.

Igualmente, en su aviso, el facultativo alertó de que en la vivienda había sustancias estupefacientes, por lo que acudió también la Policía Nacional.

Según publica este domingo El Periódico de Aragón, cuando llegaron los agentes vieron que en las proximidades del cadáver había un poco de heroína, agujas y medicamentos.

Luego inspeccionaron el resto de la vivienda y descubrieron una importante cantidad de heroína, aunque lo que más les sorprendió fue el lanzamisiles que había en el pasillo junto a un proyectil activo.

Por eso, fue requerida la presencia de los Tedax de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, especialistas en desarticulación de explosivos, que procedieron a intervenir ambas armas con seguridad.

Se trataba de un lanzamisiles C90, el mismo que el Gobierno de España había enviado a Ucrania para defenderse de la invasión Rusia y que se fabrica en la empresa zaragozana Instalaza.

El C-90 es el sistema calibre 90 milímetros más ligero del mundo con 5,3 kilogramos y el único con capacidad de disparo remoto.

Al igual que el de mayor tamaño, presenta un retroceso mínimo y gran precisión capaz de alcanzar un blanco puntual a 350 metros y un blanco de área a 700 metros, según tipo munición.

Su munición es útil para diversos blancos: contra-carro, doble-propósito, antibunker y fumígena.

Dispone de un visor de puntería óptico, que cuenta con dos aumentos y es plegable, y el mecanismo de disparo, ambos desechables e integrados en el tubo lanzador. Además, cuenta con dos tipos de visor nocturno.

Se investiga cómo llegó dicha arma de guerra a casa de Fuensanta, aunque se baraja la posibilidad de que se debiera a algún tipo de trueque en el menudeo habitual entre toxicómanos.

 

Lanzacohetes anticarro C90 para Ucrania

*******

«MININUKES» y nuevas armas nucleares de bajo rendimiento

ARMAMENTO NUCLEAR (y 2): «Mininukes» y nuevas armas nucleares de bajo rendimiento. CONSIDERACIONES EN TORNO AL “TRATADO DE NO PROLIFERACION DE ARMAS NUCLEARES”.

*******

"DIOSES DE LA GUERRA": cómo EE. UU. armó a Ucrania contra Rusia

Desde el golpe de estado en Ucrania de 2013-14 diseñado por Estados Unidos, las fuerzas estadounidenses han enseñado a los ucranianos, incluidas las unidades neonazis, cómo luchar en áreas urbanas y otras áreas civiles. Armar a Ucrania es parte de la búsqueda de Washington de lo que el Pentágono llama “dominio de espectro completo”.

Por TJ Coles

The Grey Zone, 1 ABRIL 2022

LA OTAN ESTÁ CREANDO UN VIETNAM EN EL CORAZÓN DE EUROPA
El mayor de EE. UU. John Alan Gavrilov (derecha) entrena a los comandantes del batallón neonazi Azov como parte de una delegación extranjera de noviembre de 2017

 

“[S]i puedes aprender todas las modalidades de la guerra, entonces puedes ser el dios de la guerra”, dijo un comandante de artillería ucraniano en 2016 mientras recibía entrenamiento del ejército de los EE. UU.

El comandante anónimo fue citado por la teniente Claire Vanderberg, líder de pelotón de morteros que entrena a soldados como parte del Grupo de Entrenamiento Multinacional Conjunto del Pentágono en Ucrania. El entrenamiento ha tenido lugar en el absurdamente llamado Centro Internacional de Mantenimiento de la Paz y Seguridad, que se encuentra cerca de la frontera con Polonia, cerca de la ciudad ucraniana de Yavoriv. Los medios occidentales informaron sobre el reciente ataque con misiles de crucero de Rusia en la base, pero optaron por no mencionar lo que sucedió en el interior.

La relación descrita anteriormente es una instantánea de un esfuerzo de décadas de Estados Unidos y la OTAN no solo para sacar a Ucrania de la órbita de Rusia, sino también para armar activamente al país contra Moscú.

 

El estado de seguridad nacional de EE. UU. reconoce que "Rusia está retrocediendo", no presionando primero

En sus documentos internos, el Pentágono y otros brazos del estado de seguridad nacional de los EE. UU. reiteran los mismos argumentos que la izquierda contra la guerra cuando explica cómo se ha utilizado a Ucrania para provocar a Rusia en una escalada militar. La principal diferencia es que el Pentágono habla desde una perspectiva descaradamente imperialista en la que tales provocaciones se ven como un componente importante de la proyección del poder estadounidense.

Recientemente, la Evaluación Anual de Amenazas del Director de Inteligencia Nacional de EE. UU. informó: “Rusia está presionando a Washington donde puede, local y globalmente, empleando técnicas que incluyen el uso de la fuerza”. Nota: Rusia está "rechazando", no empujando primero.

Un informe de 2021 del Consejo Nacional de Inteligencia reconoce a Rusia y China: “Ninguno de los dos se ha sentido seguro en un orden internacional diseñado y dominado por poderes democráticos”, donde “democrático” significa Estados Unidos y sus amigos. Tanto Rusia como China “han promovido un orden internacional basado en la soberanía que protege su autoridad absoluta dentro de sus fronteras y áreas geográficas de influencia”.

En octubre de 2017, el subcomandante de la Escuela de Artillería de Campaña del Ejército de EE. UU., coronel Heyward Hutson, responsable de capacitar a los ucranianos, explicó: “Ucrania quiere convertirse en una nación de la OTAN, pero Rusia no quiere que sean una nación de la OTAN. Rusia quiere tener una zona de amortiguamiento”. Agregó que otro “problema es que gran parte del este de Ucrania es pro-Rusia, por lo que la población civil está dividida”. Un informe de la Escuela de Guerra del Ejército de EE. UU. de 2016 reiteró: “La estrategia básica de seguridad nacional de Rusia es mantener su 'cinturón vecino estable', la OTAN débil, China cerca y Estados Unidos enfocado en otros lugares”.

Otro, de 2007, explica que las “fuerzas pro-reforma en el poder desde la Revolución Naranja” (léase: fuerzas pro-estadounidenses) “les gustaría mover a Ucrania de lleno a la comunidad euroatlántica con solo una deferencia limitada a Rusia”.

El documento continúa señalando que, en ese momento, “los líderes políticos y militares de Ucrania permanecieron divididos sobre la cuestión de si Ucrania debería seguir un enfoque de seguridad colectiva o mantener su estatus neutral”. Llegó a la conclusión de que, si bien “la mayoría de los comandantes [ucranianos] de alto rango tienen credenciales a favor de la reforma… todavía hay un gran número de líderes de alto rango dentro de las Fuerzas de Defensa Principales que no tienen o tienen una exposición limitada al entrenamiento y las operaciones occidentales”.

El golpe patrocinado por Estados Unidos de 2013-14 permitió a Washington suavizar esa contradicción al lanzar un extenso programa para entrenar unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

 

El presidente Bill Clinton firma la legislación de ampliación de la OTAN, 21 de mayo de 1995

 

La OTAN “no es un ejercicio de diplomacia y disuasión como antes”

Cuando la Unión Soviética se derrumbó, también lo hizo su alianza militar, el Pacto de Varsovia. Pero Occidente no solo se negó a disolver su alianza, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), sino que se expandió hasta las fronteras de Rusia.

Los propios registros de la OTAN indican que en 1992, “solo cuatro meses después de la declaración de independencia de Ucrania” de la URSS, “la OTAN invitó a su representante a una reunión extraordinaria del Consejo de Cooperación del Atlántico Norte, el organismo creado para dar forma a la cooperación entre la OTAN y los estados del antiguo Pacto de Varsovia”.

Rusia no propuso un pacto similar con los vecinos de Estados Unidos.

En 1994, Ucrania se unió a la llamada Asociación para la Paz (PFP). Citando la Carta de la ONU, la PFP establece que los signatarios acuerdan “abstenerse de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, respetar las fronteras existentes y resolver las disputas por medios pacíficos”. Una cartilla del Departamento de Estado de EE. UU. revela que la PFP tenía un motivo oculto. Su objetivo real no era la neutralidad sino acercar a Ucrania y otros signatarios a la OTAN. “La participación en la PFP no garantiza el ingreso a la OTAN, pero es la mejor preparación para los estados interesados ​​en convertirse en miembros de la OTAN”.

El manual también enumera los 52 ejercicios militares reales y planificados en los que los miembros de la PFP participaron inicialmente en o cerca de las fronteras de Rusia.

Los formuladores de políticas de la era de Bill Clinton explicaron que “la OTAN no es simplemente un ejercicio de diplomacia preventiva y disuasión como antes”. La expansión de la OTAN tenía una agenda política. Consideraron la “ampliación de la OTAN [como] una política de democratización”. Como arriba, “democratización” significa pro-estadounidense. Citando los discursos de campaña del presidente Clinton en 1996, el informe señala que, en su opinión, la OTAN “brindará la estabilidad necesaria para un mayor desarrollo económico en Europa central y oriental”. En otras palabras, la OTAN posterior a la URSS fue diseñada, en parte, para garantizar los "mercados libres" liderados por EE. UU. (que a menudo no son ni libres ni mercados, sino monopolios) en las naciones exsoviéticas donde la propiedad estatal de las empresas era la norma. .

En 1997, la OTAN y Ucrania firmaron la Carta sobre una Asociación Distintiva. La Carta fue una violación prima facie de la PFP en el sentido de que comprometió la independencia política de Ucrania. Propuso varias áreas de cooperación entre la OTAN y Ucrania, “incluida la planificación de emergencias civiles, el entrenamiento militar y la seguridad ambiental”. La OTAN se jacta: "la cooperación entre la OTAN y Ucrania se desarrolló rápidamente" en forma de "reentrenamiento para ex oficiales militares... e invitar a Ucrania a participar en los ejercicios dirigidos por la OTAN".

 

Convertir a Ucrania en un “socio militar de los Estados Unidos”

El Ejército de los EE. UU. dice: “Ucrania ha sido un socio militar de los EE. UU. desde mediados de la década de 1990”. En 1998, el Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos en Europa organizó una conferencia de las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF) en Stuttgart, Alemania. El Ejército de los EE. UU. informa: "Este punto de referencia incluso reunió a personal militar de Moldavia, Georgia y Ucrania para ver demostraciones de las SOF de los EE. UU. y discutir oportunidades para futuros eventos de Entrenamiento de Intercambio Combinado Conjunto (JCET) y Programa de Equipo de Contacto Conjunto (JCTP)".

En junio de 2000, los marines estadounidenses informaron que el buque de guerra anfibio de la Marina, el USS Trenton , había navegado desde el Egeo hasta el Mar Negro y había atracado en Odessa (Ucrania). La 24.ª Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina (MEU) “llegó a experimentar algo de la historia de Odessa de primera mano cuando subieron las escaleras Prymorsky, o 'Maritime'”. Además de las bromas, "el enfoque para el personal de MEU y la tripulación del USS Trenton [fue] el próximo ejercicio de la OTAN, Cooperative Partner 2000 (CP00), del cual Ucrania es la nación anfitriona".

Además de la participación de Ucrania en los entrenamientos y ejercicios de la OTAN dirigidos por Estados Unidos, los soldados ucranianos lucharon en guerras dirigidas por Estados Unidos. Después del 11 de septiembre, participaron en la ocupación de Afganistán a través de la llamada Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN. Las tropas ucranianas también ayudaron a la ocupación estadounidense-británica de Irak. En 2008, el Ejército elogió a sus camaradas: “Más de 5.000 soldados ucranianos han servido en Irak durante los cinco años de servicio de Ucrania en apoyo de la Operación Libertad Iraquí”.

 

Después de respaldar el golpe de estado de 2014, EE. UU. brinda "asistencia de seguridad letal"

Establecido en 2014 durante el golpe respaldado por EE. UU., el componente de Ucrania del Departamento de Estado de EE. UU. y el Fondo de Contingencia de Seguridad Global (GSCF) del Pentágono proporciona decenas de millones de dólares en capacitación y equipo para "desarrollar el entrenamiento táctico, operativo e institucional". capacidades de su Ministerio de Defensa y Guardia Nacional”. El Departamento de Estado dice: “La GSCF también ha apoyado a las Fuerzas de Operaciones Especiales de Ucrania en el desarrollo de capacidades tácticas e institucionales que son compatibles con los modelos occidentales”.

Según un diario vinculado al Pentágono: “Arsen Avakov, el Ministro del Interior de 2014 a 2021[,…] permitió la expansión y posterior integración de las fuerzas paramilitares en la Guardia Nacional”, incluido el Batallón nazi Azov.

Desde 2015, el Comando Europeo del Pentágono supervisó la Fuerza de Tarea Multinacional Conjunta-Ucrania (JMTF-U), en la que el Ejército y la Guardia Nacional de EE. UU. entrenan a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Además, los oficiales fueron capacitados en los EE. UU. a través del programa de Educación y Entrenamiento Militar Internacional. El Servicio de Investigación del Congreso informa que, “[s]eparativamente, las Fuerzas de Operaciones Especiales de EE. UU. han entrenado y asesorado a las fuerzas especiales ucranianas”. Además, EE. UU. participa en el ejercicio anual de la Asociación para la Paz de la OTAN, Rapid Trident .

En noviembre de 2015, supuestamente a pedido del nuevo régimen proestadounidense, la administración Obama envió dos sistemas de radar AN/TPQ a Ucrania. “El presidente Petro Poroshenko tuvo la oportunidad de revisar el equipo y el personal militar de EE. UU. le informó sobre sus capacidades”.

El Ejército de los EE. UU. reveló más tarde que el sistema de radar no era puramente defensivo. Un equipo del Ejército de EE. UU. en Europa, el Centro de Excelencia de Incendios de Fort Sill (FCoE) y la Organización de Gestión de Capacitación de Asistencia de Seguridad del Ejército (SATMO) "realizaron cuatro semanas de capacitación de operadores".

Desde la entrega inicial, "Ucrania recibió cuatro radares Q-36 adicionales... y capacitación por parte del Comando de Comunicaciones y Electrónica del Ejército de EE. UU. con el apoyo de FCoE y USSATMO". La publicación citó a un entrenador diciendo que “el equipo estadounidense mostró a sus comandantes de brigada, batallón y pelotón cómo emplear tácticamente el sistema de radar para apoyar los esfuerzos de fuego y maniobra”.

Desde 2016, el Grupo Asesor de Educación Doctrina (DEAG) de SATMO "ha asesorado a las Fuerzas de Seguridad de Ucrania a nivel operativo para revisar la doctrina, mejorar la educación militar profesional, mejorar la interoperabilidad de la OTAN y aumentar la preparación para el combate". En enero de este año, DEAG trajo la primera carga de $ 200 millones en "asistencia de seguridad letal, incluidas municiones para los defensores de primera línea de Ucrania".

 

 

EE. UU. entrena a ucranianos para que “se mezclen con la población local” y libran una guerra en áreas con mucha población civil

Una de las acciones estadounidenses más inmorales en Ucrania ha sido el entrenamiento de las fuerzas armadas para luchar en áreas civiles, incitando a Rusia a luchar en lugares densamente poblados con el efecto de anotar puntos de propaganda contra Rusia cuando los rusos matan a civiles ucranianos.

En 2015, los marines estadounidenses dieron a entender que el personal de servicio estadounidense viajaría a Ucrania para luchar. “Los viajes no oficiales (licencia o libertad) a cualquier país de África o a los siguientes países europeos [incluidos Ucrania y sus vecinos] requieren la aprobación de nivel de mando O-6... Los países están sujetos a cambios en función de la Guía de Autorización Extranjera (FCG), Departamento Notificaciones de amenazas de Estado (DOS), Comando de Combate y/o Inteligencia”. Esto sugiere preparación para una guerra “irregular”.

Un documento sin fecha publicado por el Centro de Excelencia de Operaciones Especiales de EE. UU. (SOCE), aparentemente de alrededor de 2017, afirma que “Estados Unidos debería aprender de la reacción de los rebeldes de Chechenia” a la invasión de Chechenia por parte de Rusia en los años 90. Explica que los "rebeldes" participaron en "operaciones descentralizadas", utilizando las redes sociales para "mezclarse con la población local". Los enemigos de Rusia usaron “información errónea” para manipular a los rusos para que mataran a los enemigos de los rebeldes.

El documento de SOCE continúa señalando que las Fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército “están capacitadas para prosperar en estos entornos”. El documento aboga explícitamente por que EE. UU. entrene fuerzas irregulares para provocar a Rusia: “Estados Unidos debería formar un grupo de trabajo interagencial con el Departamento de Estado, miembros de la comunidad de inteligencia y SOCOM”, el Comando de Operaciones Especiales, que “servi[ría] e] como líder/representante del Departamento de Defensa”. Sugiere que dicho grupo de trabajo "entienda que las acciones de SOCOM deberán ser poco convencionales e irregulares para competir con las tácticas de guerra modernas rusas".

Al reforzar las fuerzas armadas de Ucrania e incitar a Rusia, las élites estadounidenses han utilizado abiertamente a los civiles ucranianos como peones. Durante muchos años, las fuerzas ucranianas fueron entrenadas en combate urbano por personal estadounidense: es decir, para luchar contra los rusos en áreas civiles densamente pobladas. “Task Force Illini” está compuesto por 150 soldados del Equipo de Combate de la Brigada de Infantería 33 de la Guardia Nacional del Ejército de Illinois.

En septiembre de 2020, el Ejército de EE. UU. informó que los soldados de las Fuerzas Armadas de Ucrania “perfeccionaron sus habilidades de operaciones urbanas mientras los asesores de la Task Force Illini prestaban su experiencia en el Centro de Entrenamiento de Combate en Yavoriv”, la base de facto de la OTAN en Ucrania occidental cerca de la frontera con Polonia.

 

Los “Thunderbirds” entrenan a los ucranianos en un combate vehicular a gran escala

Los “Thunderbirds” con sede en Oklahoma han pasado por varias encarnaciones durante el último siglo. La unidad del ejército se conocía originalmente como la 45.ª División de Infantería y ahora es el Equipo de Combate de la 45.ª Brigada de Infantería. A principios de 2017, la misión JMTG-U estuvo bajo el mando del 7.º Comando de Entrenamiento del Ejército y del Ejército de EE. UU. en Europa, que emparejó Thunderbirds del 1.er Batallón, 179.º Regimiento de Infantería con soldados de la 28.ª Brigada Mecanizada y la 79.ª Brigada Aerotransportada de Ucrania. Su objetivo era preparar a los ucranianos para un combate vehicular total.

Putin afirma que Ucrania es un peón de la OTAN. La propaganda estadounidense rechaza la noción, intentando probarla descartando públicamente la membresía de Ucrania en la Alianza. Pero en abril de 2017, el Ejército de los EE. UU. admitió que bajo el JMTG-U, la misión de los Thunderbirds era “entrenar al ejército ucraniano según los estándares de la OTAN, desarrollar su cuerpo de suboficiales y ayudarlos a establecer un centro de entrenamiento de combate, para que en en el futuro, pueden continuar entrenándose”. Entonces, si el ejército ucraniano está entrenado según los estándares de la OTAN y es supervisado por un presidente títere de EE. UU., bien podría ser parte de la OTAN, sin la obligación de EE. UU. de acudir en su defensa.

El centro propuesto se convirtió en el Centro de Entrenamiento de Combate Yavoriv. El Ejército de EE. UU. informó que en octubre de 2017, “se abrió una nueva gama de granadas. El mayor Montana Dugger dijo: “Los hemos ayudado a crear planes de mantenimiento a largo plazo para que puedan usar estas instalaciones durante los próximos 20, 30 años o más”.

Aparentemente ignorante del doble discurso cómico, el Ejército de EE. UU. también explicó que el Centro de Entrenamiento de Combate de Ucrania “se está estableciendo en el Centro Internacional de Mantenimiento de la Paz y Seguridad cerca de Yavoriv”. También es irónico que mientras los Thunderbirds entrenan a un ejército que incorpora unidades neonazis para luchar contra los rusos en Ucrania, su insignia anterior a la década de 1930 era una esvástica, que su museo con sede en Oklahoma describe como "un antiguo símbolo indio americano de buena suerte".

 

Del Museo de la 45.a División de Infantería, el parche con la esvástica original anterior a 1930 de la unidad

 

El objetivo de las operaciones encubiertas de la CIA: “matar rusos”

Además de los eventos manifiestos pero subestimados o no informados descritos anteriormente, la Agencia Central de Inteligencia de EE. UU. (CIA) ha llevado a cabo un programa de capacitación encubierto de ocho años. ¿Por qué la necesidad de operaciones encubiertas frente a extensos proyectos abiertos ? La CIA se especializa en asesinatos, guerra de poder, operaciones psicológicas y banderas falsas. Esto sugiere que sus esfuerzos incluyen tácticas prohibidas por los Convenios de Ginebra.

yahoo! News informó que en 2014, bajo una doctrina llamada “financiamiento de acciones encubiertas”, “un grupo pequeño y selecto de paramilitares veteranos de la CIA hizo sus primeros viajes secretos al frente para reunirse con sus homólogos ucranianos”. El entrenamiento fue realizado por el Centro de Actividades Especiales de la CIA, lo que sugiere que incluso si los oficiales fueran "ex-CIA" y miembros de las Fuerzas Especiales, se les dio acceso a Langley a altos niveles, convirtiéndolo en una misión oficial de facto .

Se cita a un agente diciendo que los oficiales intentaron talibanizar a los paramilitares ucranianos en el sentido de que los talibanes afganos no tenían un equipo sofisticado que fuera vulnerable al cegamiento del enemigo. Ergo, se requería entrenamiento de guerra básico y no tecnológico. El informe dice que los entrenadores:

“enseñaron a sus homólogos ucranianos técnicas de francotirador; cómo operar misiles antitanque Javelin suministrados por Estados Unidos y otros equipos; cómo evadir el rastreo digital que los rusos usaron para señalar la ubicación de las tropas ucranianas, lo que las había dejado vulnerables a los ataques de artillería; cómo utilizar herramientas de comunicación encubiertas; y cómo pasar desapercibido en la zona de guerra y al mismo tiempo sacar a las fuerzas rusas e insurgentes de sus posiciones, entre otras habilidades, según ex funcionarios”.

Además, una ex fuente de alto nivel dijo (parafraseado por el reportero): “La agencia necesitaba determinar la 'columna vertebral' de los ucranianos... La pregunta era: '¿Van a ser arrollados o se levantarán y pelearán? ”

Entonces, ¿quién tiende a tener “columna vertebral”, es decir, un espíritu de lucha despiadado y psicópata? fascistas y ultranacionalistas. De hecho, incluso los medios corporativos estadounidenses han informado ampliamente que las Fuerzas Armadas de Ucrania y las unidades paramilitares estaban infestadas de nazis. Hoy, los mismos medios se refieren a los nazis como meros nacionalistas.

A partir de 2015, el Departamento Terrestre de la CIA hizo arreglos para que los ucranianos fueran entrenados en el sur de los EE. UU. Las operaciones continúan hasta el presente y se han ampliado bajo la administración de Biden. “El programa de varias semanas de la CIA con sede en EE. UU. ha incluido entrenamiento en armas de fuego, técnicas de camuflaje, navegación terrestre, tácticas como 'cubrir y moverse', inteligencia y otras áreas”. Se cita a un alto oficial diciendo: “Estados Unidos está entrenando una insurgencia… para matar a los rusos”.

En febrero de este año, poco antes de la invasión rusa, se informó que la CIA había estado “preparando a los ucranianos para montar una insurgencia contra la ocupación rusa”. ¿Contra una ocupación? ¿O una insurgencia para provocar una ocupación?

Además de la CIA, el ejército estadounidense tiene sus propias operaciones encubiertas. Bajo el concepto operativo de resistencia iniciado en 2018, el Pentágono parece haber estado entrenando unidades de defensa territorial compuestas por civiles ucranianos. Esto parece haber llevado a la creación por parte de las Fuerzas de Operaciones Especiales de Ucrania de un Centro Nacional de Resistencia que enseña a los civiles tácticas de guerrilla.

 

La acumulación militar de Ucrania lleva al mundo al borde del abismo

Después de que Rusia anexó Crimea en 2014, estallaron protestas prorrusas en el este en Donetsk y Lugansk. El Servicio de Investigación del Congreso (CRS) señaló: “El gobierno de Kiev respondió con la fuerza militar y empleó milicias locales para ayudar a hacer retroceder a los separatistas”. El CRS agregó que Estados Unidos lidera a Gran Bretaña, Canadá y Lituania en la Comisión Conjunta Multinacional sobre Reforma de la Defensa y Cooperación en Seguridad. El Comando Europeo del Pentágono tenía una Iniciativa Europea de Tranquilización en ese momento, que ahora se llama Iniciativa Europea de Disuasión. Bajo este programa, decenas de ucranianos fueron entrenados en Huntsville, Alabama, en operaciones de drones Raven RQ-11B lanzados a mano. Setenta y dos drones fueron enviados a Ucrania en 2016.

Un informe de investigación de la Biblioteca de la Cámara de los Comunes del Reino Unido de enero de 2016 afirma: “Los combates entre las fuerzas gubernamentales ucranianas y los separatistas respaldados por Rusia han matado a más de 9.000 personas desde abril de 2014 y han herido a más de 20.000”. El informe continúa señalando que después del acuerdo de Minsk II respaldado por el Consejo de Seguridad de la ONU, que pedía un alto el fuego y la retirada de las fuerzas de primera línea en ambos lados, el parlamento ucraniano otorgó un estatus especial y una mayor autonomía a partes de las regiones de Lugansk y Donetsk. .

El Royal United Services Institute es un grupo de expertos vinculado al Ministerio de Defensa del Reino Unido. Uno de sus informes reconoce que Rusia tenía una "política defensiva" en gran medida cuando se trataba de Ucrania. Dice : “Los funcionarios rusos se han alarmado por la expansión y la superposición de alianzas occidentales desde una OTAN y la UE ampliadas, hasta AUKUS y la Coalición de Democracias promovida por EE. UU. y el Reino Unido”.

Parte de la estrategia de Rusia tiene sus raíces en la destrucción de Libia liderada por Estados Unidos en 2011, explica el informe. El bombardeo de Libia por parte de la OTAN y el derrocamiento de Muammar Gaddafi “subrayaron cuán fuertes alianzas occidentales pudieron eludir o manipular el [Consejo de Seguridad de la ONU] CSNU, esencialmente eludiendo un foro donde se podían proteger los intereses rusos”.

De hecho, el 27 de febrero de 2022, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 2623, que establece: “la falta de unanimidad de sus miembros permanentes en la reunión 8979 le ha impedido ejercer su responsabilidad principal en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales”.

La ausencia de diplomacia internacional, la debilidad de un movimiento interno contra la guerra en los EE. UU. y los vítores a favor de la guerra por parte de muchos izquierdistas y liberales bajo la doctrina de que Putin es un malvado villano ha empujado al mundo tan cerca de un desastre nuclear terminal como lo ha sido desde la crisis de los misiles cubanos de 1962; tal vez incluso más cerca. Muchos rusos han salido a las calles para clamar por un alto el fuego. Después de mirar hacia otro lado mientras sus líderes pasaron los últimos 8 años armando a Ucrania contra Rusia, el público occidental aún tiene que exigir lo mismo.

 

TJ Coles es investigador postdoctoral en el Cognition Institute de la Universidad de Plymouth y autor de varios libros, el último de los cuales es We'll Tell You What to Think: Wikipedia, Propaganda and the Making of Liberal Consensus.

 

En su condición de jefe de la diplomacia estadounidense, protagonizó una intervención en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que llevó su protagonismo al más alto nivel. Sus debates preludiaron la invasión anglo-estadounidense de Irak, pero la comprobación de que las denunciadas armas de destrucción masiva no existían malparó irremediablemente su historial diplomático.

*******

“Un traidor menos”: Zelensky supervisa campaña de asesinatos, secuestros y torturas a opositores políticos

Aunque afirma defender la democracia, el ucraniano Volodymyr Zelensky ilegalizó a su oposición, ordenó el arresto de sus rivales y presidió la desaparición y el asesinato de disidentes en todo el país.

Por Max Blumenthal y Esha Krishnaswamy

The Grey Zone, 17 ABRIL 2022

Arriba: La tortura del activista de izquierda Alexander Matjuschenko el 3 de marzo en Dnipro, registrada por miembros de Azov. Abajo: El presidente Volodymyr Zelensky posa durante un encuentro con los medios.

 

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky ha enmarcado la guerra de su país contra Rusia como una batalla por la democracia misma. En un discurso cuidadosamente coreografiado ante el Congreso de los Estados Unidos el 16 de marzo, Zelensky declaró : “En este momento, se está decidiendo el destino de nuestro país. El destino de nuestro pueblo, si los ucranianos serán libres, si podrán preservar su democracia”.

Los medios corporativos estadounidenses respondieron colmando a Zelensky de prensa aduladora, impulsando una campaña para su nominación al Premio Nobel de la Paz e inspirando un tributo musical extravagante a él y al ejército ucraniano durante la ceremonia de entrega de premios Grammy 2022 el 3 de abril.

Sin embargo, los medios occidentales han mirado para otro lado, ya que Zelensky y altos funcionarios de su administración han sancionado una campaña de secuestro, tortura y asesinato de legisladores ucranianos locales acusados ​​de colaborar con Rusia. Varios alcaldes y otros funcionarios ucranianos han sido asesinados desde el estallido de la guerra, muchos presuntamente a manos de agentes estatales ucranianos después de entablar conversaciones de distensión con Rusia.

Hay un traidor menos en Ucrania”, afirmó el asesor del Ministerio del Interior, Anton Geraschenko, al respaldar el asesinato de un alcalde ucraniano acusado de colaborar con Rusia.

Zelensky ha explotado aún más la atmósfera de guerra para prohibir una serie de partidos de oposición y ordenar el arresto de sus principales rivales. Sus decretos autoritarios han provocado la desaparición, tortura e incluso el asesinato de una serie de activistas de derechos humanos, organizadores comunistas y de izquierda, periodistas y funcionarios gubernamentales acusados ​​de simpatías “prorrusas”.

Los servicios de seguridad SBU de Ucrania han servido como brazo ejecutor de la campaña de represión autorizada oficialmente. Con entrenamiento de la CIA y una estrecha coordinación con los paramilitares neonazis respaldados por el estado de Ucrania, la SBU ha pasado las últimas semanas llenando su vasto archipiélago de mazmorras de tortura con disidentes políticos.

Mientras tanto, en el campo de batalla, el ejército ucraniano se ha involucrado en una serie de atrocidades contra las tropas rusas capturadas y exhibió con orgullo sus actos sádicos en las redes sociales. Aquí también, los perpetradores de abusos contra los derechos humanos parecen haber recibido la aprobación de los niveles superiores del liderazgo ucraniano.

Mientras Zelensky bromea sobre la defensa de la democracia ante audiencias occidentales fieles, está utilizando la guerra como teatro para representar una sangrienta purga de rivales políticos, disidentes y críticos.

La guerra está siendo utilizada para secuestrar, encarcelar e incluso matar a opositores que se expresan críticos con el gobierno”, comentó este abril un activista de izquierda golpeado y perseguido por los servicios de seguridad de Ucrania. “Todos debemos temer por nuestra libertad y nuestras vidas”.

 

Tortura y desapariciones forzadas, “prácticas comunes” del SBU de Ucrania

Cuando un gobierno respaldado por Estados Unidos tomó el poder en Kiev tras la operación de cambio de régimen de Euromaidán de 2013-14, el gobierno de Ucrania se embarcó en una purga nacional de elementos políticos considerados prorrusos o insuficientemente nacionalistas. La aprobación de leyes de descomunización por parte del parlamento ucraniano alivió aún más la persecución de elementos de izquierda y el enjuiciamiento de activistas por su discurso político.

El régimen posterior a Maidan ha centrado su ira en los ucranianos que han abogado por un acuerdo de paz con los separatistas prorrusos en el este del país, los que han documentado abusos contra los derechos humanos por parte del ejército ucraniano y los miembros de organizaciones comunistas. Los elementos disidentes se han enfrentado a la amenaza constante de la violencia ultranacionalista, el encarcelamiento e incluso el asesinato.

El servicio de seguridad ucraniano conocido como SBU ha sido el principal ejecutor de la campaña de represión política interna del gobierno posterior a Maidan. Los observadores prooccidentales, incluida la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU OHCR) y Human Rights Watch, han acusado a la SBU de torturar sistemáticamente a opositores políticos y disidentes ucranianos con casi total impunidad.

La OHCR de la ONU concluyó en 2016 que “la detención arbitraria, las desapariciones forzadas, la tortura y los malos tratos de los detenidos relacionados con el conflicto eran prácticas comunes de la SBU…". Un exfuncionario de la SBU de Kharkiv explicó: "Para la SBU, la ley prácticamente no existe como tal”. "Todo lo que es ilegal puede clasificarse o explicarse refiriéndose a la necesidad estatal”.

Yevhen Karas, el fundador de la infame unidad neonazi C14, ha detallado la estrecha relación que su pandilla y otras facciones de extrema derecha han disfrutado con el SBU. El SBU “no solo nos informa a nosotros, sino también a Azov, el Sector Derecho, etc.”, alardeó Karas en una entrevista de 2017.

 

Kiev respalda oficialmente el asesinato de alcaldes ucranianos por negociar con Rusia

Desde que Rusia lanzó su operación militar dentro de Ucrania, la SBU ha perseguido a los funcionarios locales que decidieron aceptar suministros humanitarios de Rusia o negociaron con las fuerzas rusas para organizar corredores para evacuaciones de civiles.

El 1 de marzo, por ejemplo, Volodymyr Strok, alcalde de la ciudad oriental de Kreminna en el lado de Lugansk controlado por Ucrania, fue secuestrado por hombres con uniforme militar, según su esposa, y le dispararon en el corazón .

El 3 de marzo aparecieron imágenes del cuerpo visiblemente torturado de Strok. Según los informes , un día antes de su asesinato, Struk había instado a sus colegas ucranianos a negociar con funcionarios prorrusos.

Anton Gerashchenko, asesor del Ministerio del Interior de Ucrania, celebró el asesinato del alcalde y declaró en su página de Telegram (ver más abajo): “Hay un traidor menos en Ucrania. El alcalde de Kreminna en la región de Luhansk, exdiputado del parlamento de Lugansk, fue encontrado asesinado”. 

Según Geraschenko, Strok había sido juzgado por el “tribunal popular”.

 

Publicación de Telegram de Anton Gerashchenko, asesor del Ministerio del Interior de Ucrania, celebrando el asesinato del “traidor” y alcalde de Kreminna Volodymyr Struk

 

Por lo tanto, el funcionario ucraniano envió un mensaje escalofriante a cualquiera que decida buscar la cooperación con Rusia: hágalo y perderá la vida.  

El 7 de marzo, el alcalde de Gostomel, Yuri Prylipko, fue encontrado asesinado. Según los informes, Prylipko había iniciado negociaciones con el ejército ruso para organizar un corredor humanitario para la evacuación de los residentes de su ciudad, una línea roja para los ultranacionalistas ucranianos que habían estado en conflicto durante mucho tiempo con la oficina del alcalde.

Luego, el 24 de marzo, Gennady Matsegora, alcalde de Kupyansk en el noreste de Ucrania, publicó un video (abajo) pidiendo al presidente Volodymyr Zelensky y a su administración la liberación de su hija, que había sido secuestrada por agentes de la inteligencia ucraniana SBU. agencia.  

 

 

Luego estuvo el asesinato de Denis Kireev, un alto miembro del equipo negociador ucraniano, asesinado a plena luz del día en Kiev después de la primera ronda de conversaciones con Rusia. Posteriormente, Kireev fue acusado en los medios locales ucranianos de “traición”.

La declaración del presidente Volodymyr Zelensky de que “habría consecuencias para los colaboradores” indica que estas atrocidades han sido sancionadas por los más altos niveles de gobierno.

 

 

A día de hoy, están desaparecidos once alcaldes de varias ciudades de Ucrania. Los medios de comunicación occidentales han estado siguiendo la línea de Kiev sin excepción, alegando que todos los alcaldes fueron arrestados por el ejército ruso. Sin embargo, el Ministerio de Defensa ruso ha negado la acusación y existe poca evidencia para corroborar la línea de Kiev sobre los alcaldes desaparecidos.  

 

Zelensky proscribe la oposición política, autoriza el arresto de rivales y el bombardeo de propaganda de guerra

Cuando estalló la guerra con Rusia este febrero, el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky emitió una serie de decretos que formalizaban la campaña de Kiev contra la oposición política y el discurso disidente.

En una orden ejecutiva del 19 de marzo, Zelensky invocó la ley marcial para prohibir 11 partidos de oposición . Los partidos proscritos consistían en todo el espectro de izquierda, socialista o anti-OTAN en Ucrania. Incluían el Partido Por la Vida, la Oposición de Izquierda, el Partido Socialista Progresista de Ucrania, el Partido Socialista de Ucrania, la Unión de Fuerzas de Izquierda, los Socialistas, el Partido de Shariy, el Nuestro, el Estado, el Bloque de Oposición y el Bloque Volodymyr Saldo.

Sin embargo, los partidos abiertamente fascistas y pronazis como el Cuerpo Nacional de Azov no fueron afectados por el decreto presidencial.

“Las actividades de aquellos políticos encaminadas a la división o la colusión no tendrán éxito, pero recibirán una dura respuesta”, afirmó el presidente Zelensky.

Mientras eliminaba a su oposición, Zelensky ordenó una iniciativa de propaganda nacional sin precedentes para nacionalizar todas las transmisiones de noticias por televisión y combinar todos los canales en un solo canal de 24 horas llamado "Noticias Unidas" para "decir la verdad sobre la guerra".

Luego, el 12 de abril, Zelensky anunció el arresto de su principal rival político, Viktor Medvedchuk, por parte de los servicios de seguridad SBU de Ucrania.

 

 

El fundador del segundo partido más grande de Ucrania, los ahora ilegales Patriotas por la Vida, Medvedchuk es el representante de facto de la población étnica rusa del país. Aunque se considera que Patriots for Life es “prorruso”, en parte debido a sus estrechas relaciones con Vladimir Putin, el nuevo presidente del partido ha condenado la “agresión” de Rusia contra Ucrania.

Miembros del Cuerpo Nacional del Batallón Azov neonazi patrocinado por el estado atacaron la casa de Medvedchuk en marzo de 2019, acusándolo de traición y exigiendo su arresto.

En agosto de 2020, el Cuerpo Nacional de Azov abrió fuego contra un autobús que transportaba a representantes del partido de Medvedchuk e hirió a varios con balas de acero recubiertas de goma.

La administración de Zelensky intensificó el ataque a su principal oponente en febrero de 2021 cuando cerró varios medios de comunicación controlados por Medvedchuk. El Departamento de Estado de EE. UU. respaldó abiertamente la medida del presidente y declaró que Estados Unidos “apoya los esfuerzos de Ucrania para contrarrestar la influencia maligna de Rusia…”.

Tres meses después, Kiev encarceló a Medvedchuk y lo acusó de traición . Zelensky justificó encerrar a su principal rival con el argumento de que necesitaba “luchar contra el peligro de agresión rusa en el campo de la información”.

Medvedchuk escapó del arresto domiciliario al comienzo de la guerra entre Rusia y Ucrania, pero está cautivo una vez más y puede usarse como garantía para un intercambio de prisioneros de posguerra con Rusia.

 

Bajo la vigilancia de Zelensky, “la guerra se está utilizando para secuestrar, encarcelar e incluso matar a miembros de la oposición”

Desde que las tropas rusas ingresaron a Ucrania el 24 de febrero, el servicio de seguridad SBU de Ucrania ha estado alborotado contra todas y cada una de las iteraciones de la oposición política interna. Los activistas ucranianos de izquierda se han enfrentado a un trato particularmente duro, incluido el secuestro y la tortura.

Este 3 de marzo en la ciudad de Dnipro, oficiales de la SBU acompañados por ultranacionalistas de Azov allanaron la casa de activistas de la organización Livizja (Izquierda), que se ha organizado contra los recortes del gasto social y la propaganda mediática de derecha. Mientras que una activista dijo que el miembro de Azov “me cortó el pelo con un cuchillo”, los agentes de seguridad del estado procedieron a torturar a su esposo, Alexander Matjuschenko, presionando el cañón de una pistola contra su cabeza y obligándolo a gritar repetidamente el saludo nacionalista, “Slava ¡Ucraniano!

“Luego nos pusieron bolsas en la cabeza, nos ataron las manos con cinta adhesiva y nos llevaron al edificio de la SBU en un automóvil. Allí continuaron interrogándonos y amenazaron con cortarnos las orejas”, dijo la esposa de Matjuschenko a la publicación de izquierda alemana Junge Welt .

Los miembros de Azov y los agentes de la SBU grabaron la sesión de tortura y publicaron en línea imágenes del rostro ensangrentado de Matjuschenko.

 

La tortura del activista de izquierda Alexander Matjuschenko el 3 de marzo en Dnipro, grabada por miembros de Azov y publicada en Telegram por la ciudad de Dnipro

 

Matjuschenko fue encarcelado con el argumento de que estaba “dirigiendo una guerra agresiva u operación militar” y ahora enfrenta entre 10 y 15 años de prisión. A pesar de sufrir varias costillas rotas por la golpiza de ultranacionalistas respaldados por el estado, se le ha negado la libertad bajo fianza. Mientras tanto, decenas de otros izquierdistas han sido encarcelados por cargos similares en Dnipro.
 
Entre los objetivos de la SBU estaban Mikhail y Aleksander Kononovich, miembros de la proscrita Unión de la Juventud Comunista Leninista de Ucrania. Ambos fueron arrestados y encarcelados el 6 de marzo y acusados ​​de “difundir puntos de vista pro-rusos y pro-bielorrusos”.
 
En los días siguientes, la SBU arrestó al periodista radial Yan Taksyur y lo acusó de traición; la activista de derechos humanos Elena Berezhnaya; Elena Viacheslavova, una defensora de los derechos humanos cuyo padre, Mikhail, murió quemado durante el ataque de una mafia ultranacionalista el 2 de mayo de 2014 contra los manifestantes anti-Maidan frente a la Casa de Sindicatos de Odessa; el periodista independiente Yuri Tkachev, acusado de traición, y un número incalculable de otros; el activista por los derechos de los discapacitados Oleg Novikov, que fue encarcelado durante tres años en abril por apoyar el “separatismo”.
 
La lista de personas encarceladas por los servicios de seguridad de Ucrania desde el estallido de la guerra crece día a día y es demasiado extensa para reproducirla aquí.

 

 

Quizás el incidente de represión más espantoso tuvo lugar cuando neonazis respaldados por el gobierno ucraniano secuestraron a Maxim Ryndovskiy, un luchador profesional de MMA, y lo torturaron brutalmente por el delito de entrenar con luchadores rusos en un gimnasio en Chechenia. Ryndovskiy también era judío, con una estrella de David tatuada en la pierna, y se había pronunciado en las redes sociales contra la guerra en el este de Ucrania.

 

El SBU de Ucrania incluso ha perseguido a figuras de la oposición fuera de las fronteras del país. Como informó el periodista Dan Cohen , Anatoly Shariy del recientemente prohibido Partido de Shariy dijo que fue el objetivo de un reciente intento de asesinato de SBU. Shariy ha sido una abierta opositora del régimen de Maidan respaldado por Estados Unidos y se ha visto obligada a huir al exilio después de soportar años de acoso por parte de los nacionalistas.

En marzo, el político libertario y experto en línea recibió un correo electrónico de un amigo, "Igor", que buscaba concertar una reunión. Posteriormente se enteró de que Igor estaba retenido por la SBU en ese momento y que estaba siendo utilizado para engañar a Shariy para que revelara su ubicación.

Por su parte, Shariy ha sido incluido en la notoria lista negra pública de Myrotvorets de “enemigos del estado” fundada por Anton Geraschenko, el asesor del Ministerio del Interior que respaldó el asesinato de legisladores ucranianos acusados ​​de simpatizar con Rusia. Varios periodistas y disidentes ucranianos, incluido el destacado columnista Oles Buzina , fueron asesinados por escuadrones de la muerte respaldados por el Estado después de que sus nombres aparecieran en la lista.

Los ciudadanos ucranianos comunes también han sido sometidos a torturas desde el comienzo de la guerra en febrero. Aparentemente, han aparecido innumerables videos en las redes sociales que muestran a civiles atados a postes de luz, a menudo con sus genitales expuestos o sus rostros pintados de verde. Llevados a cabo por voluntarios de Defensa Territorial encargados de hacer cumplir la ley y el orden durante la guerra, estos actos de humillación y tortura han tenido como objetivo a todos, desde simpatizantes rusos acusados ​​hasta personas romaníes y presuntos ladrones.

 

Estos son los derechos humanos que Zelensky trajo a los civiles ucranianos #Mariupol #StandWithUkraine #RussiaUkraineWar pic.twitter.com/EWFC048M2q

— La voz de la justicia de la ONU (@TheUN_voice) 3 de abril de 2022

 

SBU de Ucrania estudia tortura y asesinato de la CIA

Vassily Prozorov, ex oficial de la SBU que desertó a Rusia tras el golpe de Estado de Euromaidán, detalló la dependencia sistémica de los servicios de seguridad posteriores a Maidán en la tortura para aplastar a la oposición política e intimidar a los ciudadanos acusados ​​de simpatizar con Rusia. 

Según Prozorov, el ex oficial de SBU, los servicios de seguridad ucranianos han sido asesorados directamente por la CIA desde 2014. “Los empleados de la CIA han estado presentes en Kiev desde 2014. Viven en apartamentos clandestinos y casas suburbanas”, dijo. “Sin embargo, con frecuencia acuden a la oficina central de la SBU para celebrar, por ejemplo, reuniones específicas o planear operaciones secretas”.

A continuación, RIA Novosti de Rusia describió a Prozorov y cubrió sus revelaciones en un especial de 2019.

 

 

El periodista Dan Cohen entrevistó a un empresario ucraniano llamado Igor que fue arrestado por la SBU por sus vínculos financieros con empresas rusas y detenido este marzo en la famosa sede del servicio de seguridad en el centro de Kiev. Igor dijo que escuchó a prisioneros de guerra rusos siendo golpeados con tubos por voluntarios de Defensa Territorial entrenados por oficiales de SBU. Golpeados al son del himno nacional ucraniano, los prisioneros rusos fueron brutalizados hasta que confesaron su odio por Putin.

Luego llegó el turno de Igor. “Usaron un encendedor para calentar una aguja y luego la pusieron debajo de mis uñas”, le dijo a Cohen. “Lo peor fue cuando me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y me asfixiaron y cuando me pusieron el cañón de un rifle Kalashnikov en la cabeza y me obligaron a responder a sus preguntas”.

Valentyn Nalyvaichenko, el primer jefe de la SBU después de la operación de cambio de régimen de Euromaidán de 2013-14, alimentó estrechos vínculos con Washington cuando se desempeñó como cónsul general de la embajada de Ucrania en los EE. UU. durante la administración de George W. Bush. Durante ese tiempo, Nalyvaichenko fue reclutado por la CIA , según su predecesor en la SBU, Alexander Yakimenko, quien sirvió bajo el gobierno de orientación rusa del depuesto presidente Viktor Yanukovich.

En 2021, Zelensky nombró a una de las figuras de inteligencia más notorias de Ucrania, Oleksander Poklad, para dirigir la división de contrainteligencia de SBU. Poklad es apodado "El estrangulador", una referencia a su reputación de usar la tortura y una variedad de trucos sucios para tender una trampa a los rivales políticos de sus jefes con cargos de traición.

Este abril, surgió una vívida ilustración de la brutalidad de la SBU en forma de video (abajo) que muestra a sus agentes golpeando a un grupo de hombres acusados ​​de simpatizar con Rusia en la ciudad de Dnipro.

 

“Nunca tomaremos prisioneros a los soldados rusos”: el ejército de Ucrania hace alarde de sus crímenes de guerra

Mientras que los medios de comunicación occidentales se han centrado directamente en los presuntos abusos de los derechos humanos por parte de Rusia desde el estallido de la guerra, los soldados ucranianos y las cuentas de las redes sociales pro-ucranianas han exhibido con orgullo crímenes de guerra sádicos, desde ejecuciones en el campo hasta la tortura de soldados cautivos.

En marzo, un canal de Telegram pro-ucraniano llamado White Lives Matter publicó un video de un soldado ucraniano llamando a la prometida de un prisionero de guerra ruso, que se ve a continuación, y burlándose de ella con la promesa de castrar al cautivo.

 

 

El uso por parte de los soldados ucranianos de los teléfonos móviles de los soldados rusos muertos para burlarse de sus familiares y acosarlos parece ser una práctica habitual. De hecho, el gobierno ucraniano ha comenzado a utilizar la tecnología de reconocimiento facial notoriamente invasiva de Clearview AI, una empresa tecnológica estadounidense, para identificar a las víctimas rusas y burlarse de sus familiares en las redes sociales.

 

 

Este abril, un canal de Telegram pro-ucraniano llamado fckrussia2022 publicó un video que mostraba a un soldado ruso con uno de sus ojos vendado, lo que sugiere que se lo habían arrancado durante la tortura, y se burló de él como un cerdo "tuerto". 

Quizás la imagen más espantosa que ha aparecido en las redes sociales en las últimas semanas es la foto de un soldado ruso torturado al que le sacaron un ojo antes de que lo mataran. La publicación adjunta fue subtitulada, "buscando nazis".

 

Fotografías distribuidas por los canales proucranianos de Telegram que muestran a soldados rusos capturados, torturados y ejecutados.

 

También apareció un video en abril que muestra a soldados ucranianos disparando a prisioneros de guerra rusos indefensos en las piernas fuera de la ciudad de Kharkov. Un video separado publicado por soldados de la Legión Georgiana respaldados por Ucrania y Estados Unidos mostró a los combatientes ejecutando ejecuciones de campo de cautivos rusos heridos cerca de un pueblo en las afueras de Kiev.

 

Los combatientes de las legiones de Ucrania y Georgia celebran después de ejecutar a los soldados rusos cautivos en un video.

 

Es probable que estos soldados se sintieran envalentonados por las bendiciones de sus superiores. Mamula Mamulashvili, el comandante de la Legión georgiana, que participó en las ejecuciones de campo de prisioneros de guerra rusos heridos, se jactó este abril de que su unidad comete libremente crímenes de guerra: “Sí, a veces les atamos de pies y manos. Hablo por la legión georgiana, nunca tomaremos prisioneros a los soldados rusos. Ni uno solo de ellos será hecho prisionero”. 

Del mismo modo, Gennadiy Druzenko, jefe del servicio médico militar ucraniano, declaró en una entrevista con Ucrania 24 que “dio una orden para castrar a todos los hombres rusos porque eran infrahumanos y peores que las cucarachas”. 

 

Funcionarios ucranianos presentan a mujer torturada y asesinada por Azov como víctima de Rusia

Mientras que los medios occidentales se centran en las violaciones de los derechos humanos por parte de Rusia en casa y dentro de Ucrania, el gobierno ucraniano ha autorizado una campaña de propaganda conocida como “Guerra total” que incluye la colocación de imágenes falsas e historias falsas para implicar aún más a Rusia .

En un ejemplo especialmente cínico de la estrategia, Ucrania 24, un canal de televisión donde los invitados han pedido el exterminio genocida de niños rusos, publicó una foto en abril que mostraba un cadáver femenino marcado con una esvástica ensangrentada en su estómago. Ucrania 24 afirmó que encontró a esta mujer en Gostumel, una de las regiones del Óblast de Kiev que los rusos abandonaron el 29 de marzo.  

Lesia Vasylenko, miembro del parlamento ucraniano, y Oleksiy Arestovych, el principal asesor del presidente Zelensky, publicaron la foto del cadáver profanado de la mujer en las redes sociales. Si bien Vasylenko dejó la foto en línea, Arestovych la eliminó ocho horas después de publicarla cuando se enfrentó al hecho de que había publicado una falsificación.

De hecho, la imagen fue extraída de un metraje grabado originalmente por Patrick Lancaster, un periodista estadounidense residente en Donetsk que había filmado el cadáver de una mujer torturada y asesinada por miembros del batallón ucraniano Azov en el sótano de una escuela de Mariupol que habían convertido en una base. . 

En el minuto 2:31 del video de Lancaster, se puede ver claramente el cadáver de la mujer.

 

A medida que las armas llegan a Ucrania desde los estados de la OTAN y la guerra se intensifica, es casi seguro que las atrocidades se acumularán, y con la bendición del liderazgo en Kiev. Como proclamó Zelensky durante una visita a la ciudad de Bucha este abril, “si no encontramos una salida civilizada, conoce a nuestra gente, encontrarán una salida incivilizada”.

 

Grupos fascistas en Europa occidental y central y sus símbolos

 

LOS AUTORES

Max Blumenthal, editor en jefe de The Grayzone, es un periodista galardonado y autor de varios libros, incluidos los más vendidos Republican Gomorrah ,  Goliath , The Fifty One Day War y The Management of Savagery . Ha producido artículos impresos para una variedad de publicaciones, muchos reportajes en video y varios documentales, incluido  Killing Gaza . Blumenthal fundó The Grayzone en 2015 para arrojar luz periodística sobre el estado de guerra perpetua de Estados Unidos y sus peligrosas repercusiones internas.

Esha Krishnaswamy es la presentadora del  podcast históricamente.   También ha escrito para FAIR, criticando la cobertura de eventos internacionales por parte de los medios corporativos.

*******

¡ESCAPÉ DEL INFIERNO! : DRAMÁTICA NARRACIÓN DE UNA CUBANA ATRAPADA EN MARIÚPOL (vídeo censurado)

"Estuve esperando que Ucrania me ayudara y me quede esperando"

Gabriela Gómez, una joven cubana que se había mudado a Mariupol con su esposo hace unos años y aspiraba a tener una vida tranquila, relata que vivió una pesadilla cuando los soldados ucranianos utilizaron su casa como trinchera (...).

Video Censurado
 

Entre las personas afectadas por la presencia del Ejército de Ucrania en zonas residenciales de Mariúpol se encuentran algunos extranjeros.

Gabriela Gómez, una joven cubana que se había mudado a la ciudad hace unos años y aspiraba a tener una vida tranquila, relata que vivió una pesadilla cuando los soldados ucranianos utilizaron su casa como trinchera.

"Viví una pesadilla de la cual nunca imagine que podía salir. Hoy solo recuerdo el horror que pude sentir en Mariúpol", dijo Gómez, quien ahora está a salvo, tras ser evacuada a Rusia.

Esta joven llegó a Ucrania en 2019. Previamente, trabajaba en la compañía MSC de cruceros, donde conoció a su pareja, Igor Ivanovich, quien le propuso matrimonio, se casaron y se fueron a vivir a Mariúpol.

 

"No podía creer que los ucranianos tuvieran miedo de los mismos ucranianos, no sabía que era el ejército de Azov, no sabía que era el DNR, ellos me lo tuvieron que explicar".

 

Cuando escuchó en las noticias sobre la operación militar en Ucrania, Gómez pensó que al empezar el conflicto las autoridades los protegerían, pero eso no sucedió.

"No podía creer que los ucranianos tuvieran miedo de los mismos ucranianos, no sabía que era el ejército de Azov, no sabía que era el DNR, ellos me lo tuvieron que explicar".

Contrariamente, el batallón nacionalista Azov tomó los tres pisos de arriba del edificio donde vivía y les amenazaban para que no salieran.

"No podía creer que los ucranianos tuvieran miedo de los mismos ucranianos, no sabía que era el ejército de Azov, no sabía que era el DNR, ellos me lo tuvieron que explicar", relató y detalló que, una vez que el edificio fue tomado, les quitaron todos los servicios: "No teníamos nada. El 1 de marzo quitaron la electricidad los ucranianos; quitaron la electricidad y luego la volvieron a poner a las 10:00 de la noche, y el 2 de marzo la quitaron y se fue para no volver".

Gómez cuenta que hubo un momento en el que fue muy peligroso salir a la calle. "Dejé de ir al edificio donde yo cocinaba y mis vecinos fueron a mi casa a verme porque pensaron que me había pasado algo", dijo.

 "Nos dejaron sin comunicación; en una guerra, si supuestamente te preocupas por tu gente, ¿cómo la dejas incomunicada?".

"Estuve esperando que Ucrania me ayudara y me quede esperando hasta que se quemó el edificio, nos dejaron sin comunicación; en una guerra, si supuestamente te preocupas por tu gente, ¿cómo la dejas incomunicada?", reprochó.

 

"Al final abrimos la puerta, porque se estaba incendiado la parte por donde teníamos que salir y nos dimos cuenta de que los soldados rusos no nos iban a disparar"

 

En medio de la tensa situación, la joven cubana se dio cuenta de que el Ejército ruso era el que ayudaba a la población, mientras observaba que los ucranianos habían destruido la que fue su ciudad.

"Al final abrimos la puerta, porque se estaba incendiado la parte por donde teníamos que salir y nos dimos cuenta de que los soldados rusos no nos iban a disparar", mencionó.

Los rusos les indicaron dónde podían estar seguros, así que corrieron a un sótano y ahí se refugiaron. Días después fueron evacuados de la zona y llevados a Rusia.

"En el momento en el que estaba en Rusia me sentí tranquila, porque yo de verdad lo que quería era salir, no quería escuchar más un 'samaliot', como lo dicen ellos, no quería escuchar más una bomba, no quería escuchar más una pistola".

Una vez a salvo, su primera llamada fue con su madre, quien estaba desespera por no saber nada de ella. "Estaba histérica, no me lo dijo, pero luego cuando hablé con mi familia, me decían 'tu mamá no quería comer, le costaba dormir'. Bastante difícil para cualquier madre que tenga un hijo en peligro".

Ahora, la pareja desea permanecer en Rusia. "En Rusia me siento como en casa. A menudo me preguntan: ¿por qué no quieres vivir en España o en cualquier otro lugar? No me siento como en casa allí", dijo Ivanovich.

 

*******

LAS PURGAS DE ZELENSKY: UNA SECUELA DE LOS CRÍMENES INICIADOS EN 2014

El ambiente bélico actual las ha intensificado

¿Hechos comprobables o “trolas rusas”? Lo que organismos internacionales -poco sospechosos de pro-rusos- denunciaron como claras violaciones de derechos humanos y corrupción en Ucrania, desde la guerra con Rusia los países miembros de la OTAN y los medios de comunicación a su servicio lo han convertido en “desinformación” o “noticias falsas”.

Por Clara López González 
Canarias Semanal, 2 MAYO 2022
 

 

En febrero de 2019 publicábamos un artículo en este medio sobre la “envidiable democracia” que se había instalado en Ucrania tras el golpe de Estado del Euromaidan en 2014. En él señalábamos las diferentes formas de represión que se estaban aplicando contra los disidentes políticos bajo el gobierno de Petro Poroshenko, quien ya desde 2006 había estado en el bolsillo de Washington. Esto último lo sabemos gracias a un cable diplomático revelado por WikiLeaks, en el que se llama a Poroshenko “nuestro ucraniano”.

Aparte del ciber-acoso a periodistas y blogueros opositores ejercido por los auto-denominados "porokhoboty" -los que propagan la verdad “oficial”-, estaba y sigue estando la página web que lleva el curioso nombre de Myrotvorets” (“guardianes de la paz”), consistente en un listado de personas consideradas “enemigas de la patria”, con sus perfiles en redes sociales, domicilios, números de teléfono y datos de parientes. Esta lista negra fue iniciativa de Anton Geraschenko, entonces consejero del Ministerio de Interior, que aprobó el asesinato de parlamentarios acusados de simpatías rusas.

En abril de 2015, la base de datos de Myrotvorets contenía más de 30.000 registros. Dos de los registrados, un periodista y un ex-diputado, después de recibir reiteradas amenazas de los militantes de extrema derecha, fueron asesinados. La investigación de estos dos casos nunca se cerró, pero no han sido los únicos. Varios periodistas y ciudadanos ucranianos opuestos al gobierno de Poroshenko, incluido el prominente columnista Oles Buzina, fueron asesinados por los escuadrones de la muerte una vez que sus datos se expusieron en Myrotvorets.

Otros han podido contarlo. Anatoly Sharidy, líder de uno de los 11 partidos que han sido recientemente prohibidos en Ucrania, siempre expresó su oposición al gobierno salido del Euromaidan. Sufrió por este motivo un intento de asesinato por parte de agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) y tuvo que exiliarse.  

En mayo de 2016Myrotvorets publicaba los nombres, teléfonos y direcciones de más de 4.000 periodistas ucranianos y extranjeros de grandes medios occidentales -como BBCAFPCNNDeutsche Welle y New York Times- acreditados en Donetsk, bajo el supuesto de que “colaboraban con terroristas”.

En aquel entonces, este hecho provocó un escándalo internacional. El jefe de la delegación de la Unión Europea en UcraniaJan Tombinski, pidió a las autoridades ucranianas que hicieran borrar dichos datos por contravenir tanto las leyes internacionales como las de Ucrania; petición que cayó en saco roto.

En julio de 2017, tras una continua presión internacional, la Policía Nacional de Ucrania abrió una investigación sobre las actividades de Myrotvorets. Sin embargo, su web continúa activa y varios organismos gubernamentales siguen tirando de su base de datos.

Una “democracia ejemplar” la de Ucrania ¿Son las listas negras parte de esos “valores democráticos” que comparte con el resto de Europa, como han dicho los representantes de la UE?

Organismos poco sospechosos de pro-rusos, como la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, el Observatorio de Derechos HumanosAministía Internacional, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa y, la francesa OFPRA (Oficina para los Refugiados), acusaron al Servicio de Seguridad (SBU) de torturar sistemáticamente a los oponentes políticos ucranianos con práctica impunidad.

La mayoría de los casos descritos en estos informes se relacionan con el conflicto del Donbass. Hay, sin embargo, muchos más ejemplos en otros lugares de Ucrania.

El informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU documentó, entre 2014 y 2021, alegaciones de desapariciones forzosas, detenciones arbitrarias y en régimen de incomunicación, tortura y malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad ucranianas, principalmente agentes del SBU.

El Observatorio de Derechos humanos, en un informe de 2016, dio a conocer detalles de las detenciones arbitrarias: algunos testigos declararon que, tras ser transferidos a instalaciones del SBU, fueron golpeados, sometidos a descargas eléctricas y amenazados con violaciónejecución y daños a familiares, para hacerles confesar su implicación en actividades separatistas u obtener información.

Durante el conflicto del Donbass, el lado ucraniano cometió crímenes horripilantes como enterrar a personas vivasdecapitaciones (como informó Newsweek), tortura sistemática, violaciones, saqueos; todo ello a escala mucho mayor que lo reportado sobre crímenes cometidos del lado pro-ruso.

Curiosamente, incluso el Departamento de Estado de EE.UU hizo comentarios sobre estos aspectos preocupantes de las fuerzas de seguridad ucranianas:

La ONU ha señalado importantes deficiencias en las investigaciones sobre abusos de derechos humanos cometidos por fuerzas de seguridad gubernamentales (…) en alegaciones de tortura, desapariciones forzadas, detención arbitraria y otros abusos que se ha informado los cometió el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU)”.

Estos informes están ahí y, sin embargo, en la actualidad, ningún medio corporativo occidental se atreve a hacer referencia a ellos. EE.UU y la UE los ha barrido bajo la alfombra mientras blanquean estos crímenes, la mayor parte de los cuales fueron y son cometidos por las unidades militares ultra-nacionalistas de carácter neo-nazi.

Pero es que, además, Amnistía Internacional, en un informe más reciente, señalaba:

No se ha obtenido ninguna justicia, verdad o reparación para ninguna de las víctimas de desaparición forzosa, detención secreta y tortura del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) desde 2014 a 2016, y ni uno solo de los perpetradores ha sido juzgado”.

Ahora ciertos medios corporativos nos dicen una y otra vez que esto es “desinformación rusa”, “propaganda rusa”, o que ya no es relevante.

Valentyn Nalyvaichenko, primer jefe del SBU tras el Euromaidan, había establecido en el pasado estrechos lazos con Washington. Allí, bajo la administración de George W. Bush, ejerció como cónsul general de la embajada de Ucrania en EE.UU. Durante esa estancia, Nalyvaichenko fue presuntamente reclutado por la CIA, según declaraciones de su predecesor en el cargo, Alexander Yakimenko.

En 2018, un ex-consejero del SBU, ex-diputado de la Rada y miembro del partido nacionalista de extrema derecha SvobodaYuri Michalchyshynpropugnaba:

Total exterminio de los buitres y demonios del Kremlin, de los traidores locales y chaqueteros, de quienes voluntariamente los apoyan y de sus cómplices -en lugar de ‘reconciliación’ con traidores de la madre patria y enemigos del pueblo ucraniano”.

En un país que incluso el New York Times describió como una “ciénaga de corrupción”, convertido en el más pobre de Europa, con un desempleo e inflación galopantes, devaluación de la moneda, eliminación de los programas sociales, deterioro de la sanidad y otro tipo de privaciones que empujaron a millones de trabajadores emigrar, llegó en 2019 la convocatoria de nuevas elecciones generales, de las que un popular cómico, Vlodymyr Zelensky salía victorioso.

La campaña presidencial de Zelensky fue promovida y financiada por el oligarca judío Igor Kolomoisky. La fortuna de este ucraniano-israelí, que también tiene pasaporte chipriota, está entre las tres primeras de UcraniaKolomoisky fue, además, uno de los principales impulsores del Euromaidan de 2014.

Desde que en ese mismo año se iniciara el conflicto del Donbass, se cree que Kolomoisky gastó en torno a 10 millones de dólares en la creación del Batallón Dnipro -también conocido como el “Batallón Kolomoisky”- e hizo sustanciosas donaciones a los neo-nazis Sector Derecho y Batallón Azov.

El poder económico de Kolomoisky deriva en parte de haberse hecho con las mayores reservas de gas natural de Ucrania. Un estudio de 2012 realizado por el Centro de Acción Anti-Corrupción -ONG financiada por el multimillonario George Soros y el Departamento de Estado de EE.UU-, halló que el verdadero propietario de Burisma Holdings, la compañía de gas ucraniana en cuyo consejo de administración Joe Biden puso a su hijo Hunter, no era otro que Kolomoisky.

En 2019Kolomoisky apostó, en efecto, por el candidato Volodymyr Zelensky para las elecciones presidenciales. Ya previamente lo había hecho famoso por un show televisivo, de un canal propiedad de Kolomoisky, en el que representaba el papel de presidente. Después lo fue de verdad. Visto en retrospectiva, se trata de una obra maestra de ingeniería social.

Zelensky, que también tenía su propia productora televisiva, fue elegido con un programa electoral cuyos principales puntos eran la lucha contra la corrupción y el cese de las hostilidades con Rusia. Estaba dispuesto a poner en práctica la llama Fórmula Steinmeier, concebida por el entonces Ministro de Exteriores alemán, Walter Steinmeier, que abogaba por celebrar elecciones en las regiones ruso-parlantes de Donetsk y Lugansk (Donbass) y acabar vía diplomacia con el conflicto.

Puede parecer extraño que Kolomoisky apoyara a un candidato con tal programa, pues se sabe que se oponía firmemente a la pacificación del Donbass. Sin embargo, las generosas donaciones que hizo a su campaña no eran gratis. Es muy posible que tras la oposición de los batallones neo-nazis a la pacificación del Donbass, con la que se topó Zelensky y ante la que cedió finalmente -como informamos en este medio-, estuviese la mano de Kolomoisky.

A pesar de su alegada cruzada anti-corrupción, Zelensky junto a miembros de su círculo íntimo, especialmente los socios de su propio canal de TV, y Kolomoisky aparecen en los Papeles de Pandora como beneficiarios de una red de firmas en paraísos fiscales creadas en 2012, el mismo año en que la productora de Zelensky entró en tratos con el grupo mediático del oligarca Kolomoisky.

Según el Foro por la Democracia, uno de los principales partidos políticos de los Países Bajos, ‎el presidente Zelenski dispone actualmente de una fortuna personal que ‎se eleva a 850 millones de dólares. ‎Tiene fondos en varios bancos europeos y de Costa Rica, una villa en Miami y varios pisos en Londres.

En 2021, Zelensky nombraba a Oleksander Poklad para dirigir la división de contra-inteligencia del SBU. A Poklad lo apodan “El Estrangulador” por su reputación como torturador y los juegos sucios que emplea para acusar de traición a los rivales políticos de su jefe.

Tras la intervención militar de Rusia en Ucrania, en abril de 2022, se pudo comprobar la brutalidad del SBU en un vídeo que muestra a sus agentes golpeando brutalmente a un grupo de civiles acusados de simpatías rusas en la ciudad de Dnipro.

En el mismo mes, un canal de Telegram pro-ucraniano llamado fckrussia2022 publicó unas fotos en las que se ve a un joven soldado ruso con un ojo vendadoque le habían sacado durante la tortura, al que llamaban “cerdo tuerto”. Después lo mataron y la foto de su cadáver la titularon "Buscando nazis". Recordemos que la ejecución de prisioneros está contemplada en el la Convención de Ginebra como crimen de guerra.

Mamulashvili con Carolyn Maloney, en marzo de 2018

Otro notorio criminal de guerra es el comandante de la Legión GeorgianaMamula Mamulashvili, que participó en una serie de ejecuciones de soldados rusos heridos jactándose de ello: “Sí, les atamos las manos y los pies a veces. Ni uno solo será hecho prisionero”.

A pesar de que hay informes que lo vinculan a la masacre de 49 manifestantes en la plaza del Maidan de Kiev en 2014, Mamulashvili hizo varios viajes a EE.UU, donde miembros del Congreso, y el Departamento de Policía de Nueva York le dieron una calurosa acogida.

Zelensky ha descrito los asesinados del Maidan como “el caso más complicado de nuestro país”, señalando que la escena del crimen fue manipulada y los documentos han desaparecido misteriosamente; mientras que para el Atlantic Council -think tank financiado por la OTAN- son un asunto “irresuelto y según la ONU “se ha esquivado la justicia”.

Hoy algunos investigadores apuntan a Mamulshvili y sus legionarios georgianos como principales sospechosos en las misteriosas muertesIvan Katchanovski, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Ottawa, es uno de los que creen que fueron probablemente los aliados de Mamulashvili quienes dispararon contra los manifestantes desde los edificios de la plaza Maidan, provocando el derramamiento de sangre que los medios occidentales achacaron al presidente Viktor Yanukovich.

Como el periodista Alexander Rubinstein informó recientemente, hay fotos publicadas por Mamulashvili en su página de Facebook en las que se le ve dentro del Capitolio rozándose el codo con algunas primeras figuras del Comité de Relaciones Exteriores del Congreso. Otras fotos le muestran en su visita a las oficinas del Senado, incluida la de la senadora Dianne Feinstein, ex-presidenta del Comité de Inteligencia, y la de Kristen Gilibrand, miembro actual de dicho Comité y de los Servicios Armados del Senado.

Entre viaje y viaje a EE.UUMamulashvili construyó tres bases de entrenamiento en Ucrania y reclutó a cientos de combatientes. En algunas fotos que puso en su Facebook se ve a sus subordinados entrenando a niños para combatir a Rusia. La práctica de usar niños para la guerra también la cultiva el Batallón Azov.

 

Exposición de un soldado ruso torturado y asesinado

 

En marzo pasado, el periodista Alex Rubinstein entrevistó a Henry Hoeft, veterano de guerra estadounidense, que acudió al llamamiento de Zelensky para integrar las fuerzas armadas contra Rusia, se alistó como voluntario en la Legión GeorgianaHoeft dijo que miembros de esta legión le amenazaron con matarlo cuando se negó a ir al frente sin armas. No es el único caso. Hay testimonios similares de voluntarios de otros países.

Henry Hoeft también recordaba cómo unos legionarios georgianos cubrieron con bolsas las cabezas de dos hombres que se saltaron un puesto de control y los ejecutaron allí mismo acusándolos de ser espías de Rusia.

Otra fuente poco sospechosa de estar a sueldo del Kremlin, el coronel estadounidense Richard Black, republicano, que sirvió 31 años en los Marines, en una reciente entrevista reconoce abiertamente que la guerra entre Ucrania y Rusia, incluso la mediática, es, en realidad, una guerra entre EE.UU y Rusia:

No creo que Ucrania tenga nada que ver en la decisión sobre la guerra o la paz. Creo que esta decisión la toma Washington D.C. Mientras queramos que la guerra continúe, [los EE.UU] haremos esa guerra usando a los ucranianos como proxis [intermediarios] y lo haremos hasta que haya muerto el último ucraniano

Y respecto a los crímenes de guerra:

No digo que no haya habido crímenes de guerra en ambos lados. Solo te digo que los únicos sobre los cuales yo he visto claras e irrefutables pruebas de crímenes de guerra han estado en el lado ucraniano”.

 

Borrell y Von der Leyen, junto a Zelenski en Kiev. (EFE/EPA/Presidencia de Ucrania)

*******

Los francotiradores que ensangrentaron Maidán, ¿trabajaban para la oposición Ucraniana?

 

Euronews

Entre el 18 y 20 de febrero francotiradores dispararon contra los manifestantes en unos dramáticos acontecimientos que dejaron decenas de muertos en Kiev. Las nuevas autoridades culparon a Yanukóvich. Pero hay zonas de sombra.

En una conversación filtrada entre el ministro estonio de Asuntos Exteriores y Catherine Ashton, éste expresaba sus reservas: " Es muy preocupante que la nueva coalición en el poder no quiera investigar lo que ocurrió exactamente. Lo que alimenta las crecientes sospechas.

*******

ARTÍCULO DE INTERÉS

 

El señor de la guerra georgiano y criminal de guerra confeso Mamuka Mamulashvili visita Washington en 2017

“Es necesario crear caos en el Maidan”

"Es necesario crear caos en Maidan, usando armas contra cualquier objetivo, manifestantes y policías, no hay diferencia"

Los antiguos camaradas de Mamulashvili dijeron a los medios rusos que finalmente les dijo que “es necesario crear caos en Maidan, usando armas contra cualquier objetivo, manifestantes y policías, no hay diferencia”. 

A medida que la guerra en Ucrania se intensifica y EE. UU. profundiza su compromiso de intensificarla, las principales figuras de la política exterior en Washington señalan con el dedo a Rusia con una mano y, literalmente, estrechan la mano de Mamulashvili, un criminal de guerra declarado, con la otra.

 

*******

2014, tras el Golpe de Estado del "Maidan"

Donetsk Ucrania, 2014: Tropas se pasan a separatistas

 

*******

RELACIONADOS:

ARMAMENTO NUCLEAR (y 2): «Mininukes» y nuevas armas nucleares de bajo rendimiento. CONSIDERACIONES EN TORNO AL “TRATADO DE NO PROLIFERACION DE ARMAS NUCLEARES” (TNP).

ARMAMENTO NUCLEAR (1): LAS ARMAS DE DESTRUCCION MASIVA Y LA DISUASION NUCLEAR: Manifiesto Russell-Einstein: «Una declaración sobre armas nucleares»

«Revealing Ukraine» (Oliver Stone, 2019). «UCRANIA Y LA VOZ DE LA INTELIGENCIA: El ejemplo de Jacques Baud», por Jorge Cachinero.

Ucrania, un país de oligarcas: De la Corrupción a la Guerra.

«SECRETOS DE ESTADO», («Official Secrets», película de Gavin Hood, 2019; basada en hechos reales). LA GUERRA DE IRAK: MENTIRAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA: La conocida estrategia de EE.UU. para iniciar guerras.

ZELENSKY, UN FOTÓN EMANCIPADO. «Servidor del Pueblo», la serie de Netflix, con la que Silicon Valley ganó las elecciones de Ucrania.

DONBASS, LA GUERRA OLVIDADA. La CRIMINAL INVASIÓN RUSA de Ucrania, no absuelve a Occidente por su colaboración con grupos paramilitares fascistas ucranianos, como el Neonazi «Batallón Azov».

UCRANIA EN LLAMAS: Oliver Stone: Ukraine on Fire (Subtítulos en español)

 

 

 

 


2 Comments

  1. Una buena noticia (aunque no lo parezca):

    Finlandia rompe su neutralidad y anuncia su intención de solicitar el ingreso a la OTAN «sin demora»

    https://www.abc.es/internacional/abci-finlandia-rompe-neutralidad-y-anuncia-intencion-solicitar-ingreso-otan-202205120930_noticia.html

    Una presión sobre Rusia que puede dar lugar a iniciar una verdadera Negociación de Paz en Europa (porque es Europa la que está armando a Ucrania y, por tanto, tomando partido; Europa está perdiendo su condición neutral, y estamos acercándonos con ello a la guerra, no a la paz).

    Saludos

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*