«¿Qué es el fascismo?», por George Orwell.

UMBERTO ECO Y EL FASCISMO ETERNO

Por Iván Pinto

Cultura Caníbal, 8 -1-2007
 

Ha sido Umberto Eco quien ha dado una de las mejores definiciones del pensamiento fascista. Este texto, en su versión acabada, se encuentra en el libro "Cinco escritos morales", y su nombre es "El fascismo eterno". En ese texto, y recordando el origen histórico de la emergencia del término, Eco nos hace ver que el fascismo, más allá de ser una dictadura, nunca pudo ser un pensamiento totalitario si no más bien tibio y débil filosóficamente, apoyado sobre todo en una retórica, Eco nos dice

"El fascismo no poseía ninguna quintaesencia, y ni tan siquiera una sola esencia. El fascismo era un totalitarismo fuzzy. No era una ideología monolítica, sino, más bien, un collage de diferentes ideas políticas y filosóficas, una colmena de contradicciones."

Sin embargo, es posible reconocer una serie de características típicas de este pensamiento a las cuales llama "Ur-fascismo" o fascismo eterno. Tales características no podrían ser encuadradas en un sistema, muchas son contradictorias (de ahí que el fascismo no pueda ser totalitario) y son típicas de otras formas de despotismo y fanatismo, sin embargo propone estar atentos por que basta una de ellas para que el fascismo empiece a coagularse. Invito a los lectores a estar atentos a estos "síntomas" sociales, estos son:

1.Culto de la tradición, de los saberes arcaicos, de la revelación recibida en el alba de la historia humana encomendada a los jeroglíficos egipcios, a las runas de los celtas, a los textos sagrados, aún desconocidos, de algunas religiones asiáticas. Cultura sincrética, que debe tolerar todas las contradicciones. Es suficiente mirar la cartilla de cualquier movimiento fascista para encontrar a los principales pensadores tradicionalistas. La gnosis nazi se alimentaba de elementos tradicionalistas, sincretistas, ocultos. La fuente teórica más importante de la nueva derecha italiana, Julius Evola, mezclaba el Grial con los Protocolos de los Ancianos de Sión, la alquimia con el Sacro Imperio Romano. Si curiosean ustedes en los estantes que en las librerías americanas llevan la indicación New Age, encontrarán incluso a San Agustín, el cual, por lo que me parece, no era fascista. Pero el hecho mismo de juntar a San Agustín con Stonehenge, esto es un síntoma de Ur-Fascismo. (Interesante pensar esto en perspectiva de los modas new age que invade nuestro país).

2. Rechazo del modernismo. La Ilustración, la edad de la Razón, se ven como el principio de la depravación moderna. En este sentido, el Ur-Fascismo puede definirse como irracionalismo. Es decir, rechazo al intelectualismo, al pensamiento progresista, al ejercicio de discutir seriamente y con argumentos sobre algún asunto específico, etc.

3. Culto de la acción por la acción. Pensar es una forma de castración. Por eso la cultura es sospechosa en la medida en que se la identifica con actitudes críticas. (Es decir: mirar con sospecha todo acto de no acción, el rechazo a la teoría, en algún punto).

4. Rechazo del pensamiento crítico. El espíritu crítico opera distinciones, y distinguir es señal de modernidad. Para el Ur-Fascismo, el desacuerdo es traición.

5. Miedo a la diferencia. El primer llamamiento de un movimiento fascista, o prematuramente fascista, es contra los intrusos. El Ur-Fascismo es, pues, racista por definición.

6. Llamamiento a las clases medias frustradas. En nuestra época el fascismo encontrará su público en esta nueva mayoría. ¿Qué pensar al respecto cuando vemos medios y programas que esperan ser representativos de estas clases medias marginadas? ¿Cuando la retórica política intenta identificar estos fenómenos para sacr provecho político?

7. Nacionalismo y xenofobia. Obsesión por el complot.

8. Envidia y miedo al "enemigo".

9. Principio de guerra permanente, antipacifismo.

10. Elitismo, desprecio por los débiles.

11. Heroismo, culto a la muerte, a la épica.

12. Transferencia de la voluntad de poder a cuestiones sexuales. Machismo, odio al sexo no conformista. Transferencia del sexo al juego de las armas, donde las armas representan la virilidad.

13. Populismo cualitativo, oposición a los "podridos gobiernos parlamentarios". Cada vez que un político arroja dudas sobre la legitimidad del parlamento porque no representa ya la voz del pueblo, podemos percibir olor de Ur-Fascismo.

14. Neolengua. Todos los textos escolares nazis o fascistas se basaban en un léxico pobre y en una sintaxis elemental, con la finalidad de limitar los instrumentos para el razonamiento complejo y crítico. Pero debemos estar preparados para identificar otras formas de neolengua, incluso cuando adoptan la forma inocente de un popular reality-show.

Eco concluye: "El Ur-Fascismo puede volver todavía con las apariencias más inocentes. Nuestro deber es desenmascararlo y apuntar con el índice sobre cada una de sus formas nuevas, cada día, en cada parte del mundo"

*******

¿Qué es el fascismo?

Por George Orwell.

 

De todas las cuestiones pendientes de nuestros tiempos, quizás la más importante es: ¿qué es el fascismo?

Una de las organizaciones que hacen estudios sociológicos en los Estados Unidos recientemente se lo ha preguntado a un centenar de personas y han recibido respuestas que van desde 'democracia pura' hasta 'satanismo puro'. En este país si pides al hombre pensante medio que defina fascismo, suele contestar dando el ejemplo de los regímenes de Alemania e Italia. Pero esto es poco satisfactorio, porque incluso los grandes estados fascistas se distinguen mucho en estructura e ideología.

No es fácil, por ejemplo, incluir a Alemania y a Japón en el mismo esquema, y es todavía más difícil incluir a algunos de los estados más pequeños que se pueda describir como fascistas.

Se suele suponer, por ejemplo, que el fascismo es inherentemente bélico y florece en una atmosfera de histeria de guerra y sólo puede solucionar sus problemas económicos mediante el gasto en preparación de guerras o conquistas en la extranjero. Pero eso es claramente falso cuando vemos el ejemplo de Portugal o las distintas dictaduras de Suramérica. O por otra parte se supone que el antisemitismo es una de las marcas que distinguen al fascismo; pero algunos movimientos fascistas no son antisemitas.

Durante años han circulado controversias en revistas estadounidenses sobre si el fascismo es una forma del capitalismo. Aunque cuando usamos el término 'fascismo' al describir Alemania o Japón o la Italia de Mussolini, sabemos más o menos que significa. Es en la política interna donde el termino ha perdido los últimos vestigios de su significado. Por ejemplo si miras la prensa encontrarás que no hay quien -y por supuesto ningún partido político u organización- no haya sido denunciado por ser fascista durante los últimos diez años. Aquí no hablo del uso verbal del término 'fascista'. Hablo de lo que he visto en la prensa. He visto las palabras 'simpatizante del fascismo', 'de tendencia fascista', o simplemente 'fascista' aplicadas, de manera seria, a los siguientes grupos:

Conservadores: Se considera que todos los conservadores, contemporizadores o no contemporizadores son subjetivamente pro-fascistas. El dominio británico en la India y en las colonias se considera indistinguible del nazismo. Organizaciones que se pueden llamar patrióticas y de tipo tradicional se llaman criptofascistas. Por ejemplo, los Boy Scouts, la policía metropolitana, el MI5, la legión británica. Frase clave: 'Las escuelas privadas son un caldo de cultivo por el fascismo'.

Socialistas: Defensores del capitalismo puro (por ejemplo, Sir Ernest Benn) mantienen que el socialismo y el fascismo son lo mismo. Algunos periodistas católicos mantienen que los socialistas han sido los colaboradores principales en los países ocupados por los nazis. La misma acusación se hace desde un punto de vista diferente por el partido comunista durante sus fases de ultraizquierda. En el periodo de 1930-35, el Daily Worker hizo referencia habitualmente al partido laborista como fascistas laboristas. Esto se hace también con otros extremistas de la izquierda, por ejemplo los anarquistas. Algunos nacionalistas indios consideran que los sindicatos británicos son organizaciones fascistas.

Comunistas: Una corriente de opinión considerable (por ejemplo, Rauschning, Peter Drucker, James Burnham, Frederick Voigt) se niega a reconocer una diferencia entre el régimen de los nazis y el régimen de la Unión Soviética y mantiene que tanto los fascistas como los comunistas trabajan por el mismo objetivo y hasta cierto punto son la misma gente. Editoriales en The Times hicieron referencia a la URSS como 'país fascista'. Los anarquistas y trotskistas también tienen esta opinión, pero desde otro punto de vista.

Trotskistas: Los comunistas acusan a los trotskistas de ser criptofascistas pagados por los nazis. Esto se creía ampliamente en la izquierda durante el periodo del frente popular. Durante sus fases de ultraderecha, los comunistas acusan a todas las facciones a su izquierda, por ejemplo: el Common Wealth Party o el Independent Labour Party.

Católicos: Fuera de sus propias filas, la iglesia católica se considera universalmente como profascista.

Antibelicistas: Se acusan a pacifistas y otros antibelicistas frecuentemente de, además de hacer todo más fácil para el eje, empezar a sentirse profascistas.

Belicistas: Los antibelicistas suelen basar su argumento en la proposición de que el imperialismo británico es peor que el nazismo, y suelen aplicar el término 'fascista' a cualquier persona que quiere una victoria militar. Los partidarios del People's Convention (Gobierno declarado por comunistas en el Reino Unido en 1940-1941) casi afirmaban que resistir a una invasión nazi era un signo de simpatía con los fascistas. Al aparecer, se denunció al Home Guard (organización de defensa del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial) como organización fascista. Además, la izquierda entera tiene la tendencia de equiparar militarismo con fascismo. Soldados rasos políticamente conscientes casi siempre hacen referencia a sus oficiales como 'fascistas' o 'fascistas naturales'. Prácticas de combate, limpieza y saludar a oficiales se consideran propias del fascismo. Antes de la guerra, registrarse en el ejército territorial se consideraba fascista. Se denuncia también la conscripción y un ejército profesional como fenómeno fascista.

Nacionalistas: El nacionalismo se considera universalmente como intrínsecamente fascista, pero esto solo se aplica a los movimientos nacionalistas de los que el hablante está en contra. Nacionalismo arabista, nacionalismo polaco, nacionalismo finés, el Partido del Congreso Indio, la liga musulmana, el sionismo, y el IRA. Todos han sido descritos como fascistas, pero no por la misma gente.

 

 

Se nota que, tal y como se usa, la palabra 'fascismo' casi no tiene sentido. En conversación se usa todavía más a lo loco que en la prensa. De lo que he oído, se aplica a agricultores, comerciantes, al crédito social, al castigo corporal, a la caza del zorro, a la tauromaquia, al comité de 1922 (grupos formado por parlamentarios conservadores que no eran ministros), al comité de 1941 (grupo formado por liberales y socialistas), a Kipling, a Gandhi, a Chiang Kai-shek, a la homosexualidad, a los programas de Priestley (locutor de radio durante la Segunda Guerra Mundial), a los albergues juveniles, a la astrología, a las mujeres, a los perros y a no sé qué más.

Aunque en el fondo, sí que hay un sentido escondido. Para empezar, está claro que hay diferencias muy grandes, algunas que son fáciles de detectar pero difíciles de explicar, entre los regímenes que se llaman fascistas y los que se llaman demócratas. En segundo lugar, si 'fascista' quiere decir 'simpatizante de Hitler' algunas de las acusaciones que enumero arriba obviamente se justifican más que otras. Por último, incluso la gente que usa la palabra 'fascista' para cualquier persona que no les guste entiende que hay un significado por lo menos emocional en la palabra.

Por 'fascismo' quieren decir, aproximadamente, algo cruel, sin escrúpulos, arrogante, oscurantista, antiliberal y anti-obrero. Salvo los pocos simpatizantes de los fascistas, casi cualquier inglés aceptaría 'matón' como sinónimo de 'fascista'. Y eso es todo lo cerca de una definición a lo que se puede llegar para esta abusada palabra.

Pero el fascismo también es un sistema político y económico. Entonces, ¿por qué no podemos sacar una definición clara y aceptada ampliamente? ¡Ay! No lo conseguiremos, aún no por lo menos. Explicar por qué costaría demasiado tiempo, pero en el fondo es porque es imposible definir el fascismo satisfactoriamente sin admitir lo que ni los fascistas, ni los conservadores, ni los socialistas de cualquier color no quieren admitir.

Lo más que podemos hacer por el momento es usar la palabra con circunspección y no, como se suele hacer, degradarlo al nivel de una palabrota.

Publicado en 1944 (revista Tribune)

 

*******

Notas del traductor:

1.- Metropolitan Police La policia territorial de la región de Gran Londres. 

2.- MI5 Uno de los servicios de inteligencia del Reino Unido. 

3.- British Legion o Royal British Legion Una organización de beneficencia que da apoyo financiero, social y emocional a los que sirven o servieron en las fuerzas armadas del Reino Unido y sus familias.

4. Public school Escuela privada. 

5.- Sir Ernest John Pickstone Benn, 2nd Baronet Escritor liberal inglés. 

6.- Daily Worker Órgano del partido comunista de Gran Bretaña. Cambió su nombre en 1966 a Morning Star

7.- Common Wealth Party Partido político socialista en el Reino Unido durante la segunda guerra mundial. 

8.- Independent Labour Party (ILP) Partido político socialista en el Reino Unido entre 1893 y 1975.

 9.- People's Convention Gobierno declarado por comunistas en el Reino Unido en 1940­1941.

10.- Home Guard Organización de defensa activa en el Reino Unido durante la segunda guerra mundial. Se componía de 1,5 millones de voluntarios que eran no eligibles para servicio activo por razones de edad o salud. Se llamaba de manera familiar Dad's Army.

11.- "spit and polish" La frase se refiere a la limpieza de zapatos con saliva, pero también se usa de manera general para referir a cualquier tipo de limpieza.

12.- Social Credit Propuesta económica socialista de los años 1920. 

13.- 1922 Committee Grupo formado por todos los miembros de parlamento conservadores que no son ministros. 

14.- 1941 Committee Grupo de políticos formado en 1940. El grupo estaba formado de liberales y socialistas. 

15.- Priestley's programmes El escritor inglés J. B. Priestley hizo programas de radio durante la segunda guerra mundial. 

Original © 1944 George Orwell. 

Traducción © 2009 Francis M. Tyers; CC­BY

 

Los Fascistas del futuro se llamarán a sí mismos Antifascistas (frase atribuida a Winston Churchill)

*******

Ama tu servidumbre

Aldous Huxley & George Orwell

Love Your Servitude - Aldous Huxley & George Orwell

After Skool

Aldous Huxley (26 de julio de 1894 - 22 de noviembre de 1963) fue un escritor y filósofo inglés. Escribió casi cincuenta libros, tanto novelas como obras de no ficción, así como ensayos, narraciones y poemas de gran alcance. En su novela más famosa Un mundo feliz (1932) y su última novela Island (1962), presentó su visión de la distopía y la utopía, respectivamente.

George Orwell, fue un novelista, ensayista, periodista y crítico inglés. Su obra se caracteriza por una prosa lúcida, mordaz crítica social, oposición al totalitarismo y vigilancia masiva. Como escritor, Orwell produjo crítica literaria y poesía, ficción y periodismo polémico; y es más conocido por la novela alegórica Animal Farm (1945) y la novela distópica Mil novecientos ochenta y cuatro (1949).

La animación es de "IN-SHADOW - Una odisea moderna - Cortometraje de animación" de Lubomir Arsov.

El audio completo de Aldous Huxley de su conferencia en UC Berkeley en 1962.

 

*******

RELACIONADOS:

Apuntes sobre el fascismo

«EL OFICIAL Y LA ESPÍA», PELÍCULA DE POLANSKY (2019). J´ACCUSE (CASO DREYFUS), por Émile Zola. «La corrupción judicial, preludio del fascismo»

DEL FASCISMO AL POPULISMO EN LA HISTORIA, por Federico Finchelstein

ENZO TRAVERSO: ¿Qué significa el fascismo en el siglo XXI?; «Historia, Memoria y Política».

LOS TRAIDORES del NOVENO CÍRCULO del INFIERNO. La táctica trotskista del Entrismo, por Rolando Astarita

YouTube ayudó al surgimiento de la derecha y la radicalización en Brasil (New York Times)

«LA ÚNICA IGLESIA QUE ILUMINA ES LA QUE ARDE». Iglesia, Fascismo y Represión.

LA AGONÍA DEL RÉGIMEN DEL 78: Avanzando hacia el Fascismo: ¿Vamos hacia un «Gobierno de Salvación Nacional» para la instauración permanente de un Estado de Excepción?

Podemos de las JONS y el Movimiento Nacional, la «Confluencia» que silencian los medios

«Tema del traidor y del héroe», por Jorge Luis Borges

SORORIDAD Y TOTALITARISMO: «Del día en que me quise solidarizar y me hicieron prisionero de guerra»

¿Fue alguna vez el régimen franquista un Estado de Derecho…?, por Juan José del Águila

CURZIO MALAPARTE: «MANUAL DEL GOLPISTA PROFESIONAL». Soros, «las Primaveras Revolucionarias Neoliberales», el populismo y la corrupción de los medios de comunicación.

«FRANCO NO ERA FASCISTA. ERA ALGO PEOR» (entrevista a Paul Preston en Letras Libres)

NACIONALCATOLICISMO. «La Dictadura de la Oligarquía Financiera; hoy como ayer»

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*