CARMEN CALVO Y LA ACCIÓN COMISARIAL EN LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA: La Universidad española, fraudulenta fábrica de Curriculums para el Régimen del 78′

CARMEN CALVO Y LA ACCIÓN COMISARIAL EN LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA

Tras conseguir el fraudulento titulo universitario, ya puede recibir el nombramiento para su primer cargo, pese a  carecer de la capacidad que requiere su adecuado desempeño. El perjuicio es para "lo que no es de nadie", el Interés Público. Una vez en el Olimpo, ya puede dedicarse a Asaltar Cielos, gracias a su mal adquirido "Reconocido Prestigio". Es el CURSUS HONORUM que da acceso a la Carrera Político-Financiera.

LA ACCIÓN COMISARIAL

 

EL HOMBRE PUEDE SER GOBERNADO POR LA RAZÓN Y LA VERDAD

“Los cabecillas de la otra parte, despreciando los progresos de la ciencia como innovaciones peligrosas, han intentado hacer del republicanismo y de la filosofía expresiones reprochables, y persuadirnos de que el hombre sólo puede ser gobernado a bastonazos. Yo tendré la dicha de vivir y morir confiando en lo contrario.

Confiamos que se terminará estableciendo como un hecho que el hombre puede ser gobernado por la razón y la verdad. 

Por consiguiente, me parece indudable que abrir las puertas de la verdad y fortalecer la costumbre de someterlo todo a la prueba de la razón son los grilletes más eficaces con que podemos atar las manos de nuestros sucesores para evitar que éstos aherrojen al pueblo con su propio consentimiento.

El pánico popular, engañosamente provocado en 1798, la locura inculcada al pueblo por sus enemigos, apoyados en su aparente disposición a renunciar a todos los principios establecidos para su propia protección, parecieron confirmar transitoriamente las opiniones de quienes sostienen que no puede confiarse al pueblo su propio gobierno.

Pero yo nunca dudé de que se recuperaría; y lo hicieron mucho antes de lo que yo esperaba. En definitiva, el experimento al que fue sometida su credulidad ha confirmado mi confianza en su esencial virtud y buen sentido”.

Por Thomas Jefferson

 

UN GOBIERNO REPUBLICANO, LIBRE Y JUSTO ES EL MÁS ENÉRGICO Y SÓLIDO DE TODOS, Y UN EJEMPLO PERMANENTE PARA TODOS LOS PUEBLOS 

 

Nada pudo haberme complacido más que la lectura de vuestra carta de 21 del pasado mes. Fue como el regocijo que esperamos se produzca en las mansiones de los elegidos cuando nuestros antepasados, acogiéndonos en sus brazos, nos impartan su bienvenida y su bendición por haber sido dignos de ellos en el desempeño de nuestra misión. La tormenta que acabamos de atravesar ha sido en verdad terrible. Los fuertes costados de nuestro Argos han sido sometidos a dura prueba. Su fuerza ha soportado el oleaje hacia el que lo gobernaban con el propósito de hundirlo. Le haremos dar un viraje republicano, y atestiguará, con la belleza de sus movimientos, la pericia de sus constructores.

Metáforas aparte, nuestros conciudadanos han sido engañosamente inducidos a desviarse de sus principios por una extraordinaria combinación de circunstancias. Pero se les ha quitado la venda de los ojos, y ahora ven por sí mismos. Espero que no tarde en producirse una consolidación perfecta, para conseguir la cual no escatimaré esfuerzo alguno, salvo que entrañara la renuncia a los principios de nuestra revolución.

Un gobierno republicano sólido y justo entre nosotros será un ejemplo y un monumento permanente, meta y motivo de emulación para los pueblos de otros países; y me sumo a vuestra esperanza y a la convicción de que comprenderán, merced a nuestro ejemplo, que el gobierno libre es el más enérgico de todos; que la curiosidad que nuestra revolución y sus consecuencias han despertado en la masa de la humanidad mejorará la condición del hombre en buena parte del globo.

¡Cuán grande es nuestra satisfacción al contemplar los beneficiosos efectos de nuestros esfuerzos, comparados con los de los cabecillas de la otra parte, que, despreciando los progresos de la ciencia como innovaciones peligrosas, han intentado hacer del republicanismo y de la filosofía expresiones reprochables, persuadirnos de que el hombre sólo puede ser gobernado a bastonazos, etc.! Yo tendré la dicha de vivir y morir confiando en lo contrario.

 

*******

“Alimentad, pues, el espíritu de nuestro pueblo, y mantened viva su atención. No seáis demasiado severos con sus errores, pero exigidle mediante la ilustración.

Tan pronto como dejen de prestar atención a los asuntos públicos, vos y yo, el Congreso y las Asambleas, los jueces y los gobernadores, nos convertiremos todos en lobos.

¿Qué país podrá preservar sus libertades si sus gobernantes no son advertidos de cuando en cuando de que el pueblo conserva su espíritu de resistencia?

Dejad que cojan las armas. ¿Qué significan unas pocas vidas perdidas en un siglo o dos?

El árbol de la libertad debe ser refrescado de cuando en cuando con la sangre de patriotas y tiranos. Es su abono natural”.

(Jefferson a Adams)

***

“Confiamos que se terminará estableciendo como un hecho que el hombre puede ser gobernado por la razón y la verdad”

Thomas Jefferson

 

*******

ESPAÑA, SIN AUTORIDAD ACADÉMICA

EL TRIBUNAL DE LA TESIS DE CARMEN CALVO LE PUSO UN APROBADO RASPADO: "Parecía un funeral"

Un aprobado fue la calificación de una tesis sobre la que planeó el suspenso, en una sesión en septiembre de 1987 incómoda para el tribunal y el público

Por Mercedes Serraller, 23 FEB 2024

La exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, a su llegada a la Comisión Constitucional en el Congreso. EP

 

"Parecía un funeral". Así describen el acto de defensa de la tesis doctoral de Carmen Calvo sobre El derecho de enmienda en la producción de la ley en la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba en septiembre de 1987 fuentes conocedoras consultadas. De hecho, el tribunal le puso un aprobado raspado, bordeando el suspenso, una calificación esta última que no se tiene en cuenta de entrada porque se supone que si una tesis no puede obtener un aprobado, no se defiende.

La baja calidad del trabajo era patente para el tribunal y para el público que asistió a la defensa, trasladan las citadas fuentes, con lo que el ambiente era lúgubre. Y como muestra, el hecho de que no hubo la tradicional comida de celebración del nuevo doctor con el tribunal y su familia y amigos.

Se acercaron a este acto público alumnos de Calvo, que ya era profesora de la Facultad por aquel entonces, con una reputación académica cuestionada, y de la que destacaba su "obsesión con Franco", que llegaba a exasperar a los estudiantes, incluidos aquellos con simpatías socialistas y comunistas.

La tesis no se ha publicado y no está digitalizada. Sólo se puede consultar en la Biblioteca de la Facultad bajo supervisión de un funcionario y no se puede fotografiar. La calificación de las tesis doctorales no es pública.

El Independiente ha leído la tesis y ha contabilizado al menos 179 erratas y 30 faltas de ortografía en las 434 páginas que componen el texto. Calvo escribe dos veces paradógicamente (páginas 143 y 322) y una paradógicas (151) y paises aparece 12 veces escrita sin la tilde correspondiente.

En su intermitente pero dilatada vida académica, la producción de Calvo ha sido muy escasa y sólo ha codirigido una tesis doctoral.

Calvo fue vicedecana de la Facultad entre 1990 y 1994 y se sacó la plaza de profesora titular en 1991.

Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía entre 1996 y 2004 y ministra de Cultura entre 2004 y 2007 en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en 2011 regresó a la Facultad. Entre 2018 y 2021 fue vicepresidenta primera y ministra de Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez.

"El dinero público no es de nadie" en 2004 o el celebrado "Señoría, usted para mí nunca será Van-Halen Dixi ni Pixi; será su señoría, el senador Van-Halen" en 2005 son algunas de las meteduras de pata de Calvo más recordadas.

Entre las que destaca, por ser profesora titular de Derecho Constitucional, su afirmación de que "el Parlamento es soberano" para intentar zanjar la polémica sobre la proposición de ley de reforma del Consejo del Poder Judicial en 2020.

Aval por la mínima

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado este jueves el visto bueno a Calvo para que sea nombrada presidenta del Consejo de Estado, con los votos a favor del PSOE y sus socios de investidura después de que el Tribunal Supremo tumbara el nombramiento de Magdalena Valerio para el cargo.

Por el contrario, el PP, Vox y UPN han votado en contra y puesto en cuestión la idoneidad de Calvo para este cargo pues, a su juicio no cumple uno de los requisitos, ser una jurista de reconocido prestigio. El escrutinio a Calvo, no vinculante, se ha saldado con 19 apoyos y 18 noes.

Junts había adelantado que votaría en contra pero finalmente se ha sumado al bloque de socios de Pedro Sánchez en este trámite no vinculante.

Aunque los socios independentistas del Gobierno han apoyado el nombramiento, ninguno de estos partidos ha querido intervenir en el examen parlamentario a la política socialista, a la que habían cuestionado en el pasado por su vehemencia en el rechazo de la Ley de Amnistía que promovieron las asociaciones independentistas en 2021, que tachó de inconstitucional e invasiva del Poder Judicial.

Un rechazo que ya no es tal por parte de Calvo desde que el Gobierno de Pedro Sánchez cambiara de opinión. El Consejo de Estado no ha dictaminado sobre la Ley de Amnistía por ser una proposición de ley pero el Senado intentará que se pronuncie.

Tampoco ha tomado la palabra el PNV, cuyo titular estaba de baja. Podemos, que como ERC y Bildu, ha criticado las posiciones de Carmen Calvo en materia de Igualdad, especialmente por su rechazo a la Ley Trans, tampoco ha estado en el debate, pero en su caso porque no tiene asiento en la Comisión Constitucional.

En su réplica Calvo se ha defendido de las críticas que ponían en duda su calidad como jurista señalando que el prestigio es un concepto jurídico "indeterminado" y ha lamentado que no se puedan ponderar los conocimientos acumulados durante los años que ha ocupado cargos de responsabilidad política.

No se puede medir a su juicio la experiencia que atesora en el sector público y sobre todo como diputada, en la práctica, en la cocina de las leyes, ha defendido, de ahí lo del concepto jurídico indeterminado en referencia al requisito de jurista de conocido prestigio.

 

Señalada por la Ley Trans

Desde Sumar, la vicepresidenta tercera del Congreso, Esther Gil de Reboledo, ha avalado la "idoneidad" técnica de Calvo para el puesto y su "capacidad como jurista", pero ha confesado tener el "alma dividida" por las declaraciones críticas con la Ley Trans expresadas en su día por la candidata.

Gil de Reboledo ha echado mano de la preocupación expresada por organizaciones del colectivo LGTBI ante el nombramiento de Calvo y ha vuelto a denunciar el de Isabel García al frente del Instituto de las Mujeres, a la que ha acusado de "menospreciar e insultar a las mujeres y a las personas LGTBI. En cualquier caso, ha rechazado entrar en "guerras entre nombres propios" y ha defendido que la "mejor manera de combatir la transfobia es con argumentos, razones y explicaciones".

"Las mujeres no somos paritorios, vientres o úteros andantes. No nos regimos por ninguna mística de feminidad y a ninguna mujer nos quitan los derechos al otorgárselos a las personas trans", ha enfatizado, lamentando que "una gran parte de la izquierda" haya comprado ese discurso y lo comparta con "la ultraderecha".

Calvo ha respondido a la representante de Sumar que a lo largo de su trayectoria nunca ha estado en un lugar en el que se promueva la discriminación "de nadie por ninguna causa".

La exvicepresidenta mantiene una posición discrepante con Sumar y con parte del PSOE sobre la Ley Trans con Sumar y por tanto se abstuvo en la votación de esta norma en el Congreso, en contra del criterio marcado por su partido.

 

Colonización de las instituciones

El PP, Vox y Unión del Pueblo Navarro (UPN) han defendido que Calvo no es idónea para presidir el máximo órgano consultivo del Estado. Además, la popular Carmen Navarro y el diputado foralista Alberto Catalán han enmarcado su nombramiento en lo que consideran "colonización de las instituciones" por parte del Gobierno.

"Ni prestigio ni principios", ha sentenciado Navarro, quien ha afeado a la exvicepresidenta los principales "atropellos" legislativos que le achaca el PP: su apoyo a la ley del 'sólo sí es sí', su "tímida abstención" a la ley trans -"pese a contar con un dictamen en contra del órgano que ahora pretende presidir"- y su respaldo a la proposición de Ley de Amnistía.

Calvo ha rechazado que su paso del Congreso al Consejo de Estado sea una "puerta giratoria" y ha asegurado que acude a presidir este órgano para servir a su país "una vez más".

 

Tesis escondida

Desde Vox, Carlos Flores Juberías ha indicado que la candidata cuenta con una "carrera funcionarial muy meritoria", pero no es "una jurista de reconocido prestigio". Para avalarlo, ha reseñado que no ha pasado de ser profesora titular de Derecho Constitucional, que tenía entendido que no tiene un cum laude, que su tesis no se ha publicado y es muy difícil de encontrar y que tiene "179 erratas y 30 faltas de ortografía", según un medio de comunicación. También le ha echado en cara que sólo haya "dirigido media tesis", que no tiene publicaciones en revistas científicas y que carece de "sexenios".

Calvo se ha defendido señalando que tiene un currículum "en el feminismo jurídico" y ha acusado al diputado de Vox, que es catedrático de Derecho Constitucional, de pertenecer a una larga lista de juristas varones que han hecho imposible introducirlo en la academia porque no lo consideran propio del desarrollo jurídico de la democracia.

Ante estos reproches ha señalado que es consciente de que ha dedicado más tiempo de su vida a la política que a la academia, pero a la vez ha reivindicado que por sus manos han pasado proyectos de ley e informes técnicos, y ha atesorado una experiencia que le ha permitido aprender más de Derecho que "en ningún lugar teórico".

El diputado de UPN Alberto Catalán ha recordado que el Tribunal Supremo anuló el nombramiento de Magdalena Valerio precisamente por no ser una "jurista de reconocido prestigio", ha puesto en duda que Calvo lo sea y ha explicado que su rechazo al nombramiento se asienta en que no le otorga "credibilidad" por su cambio de opinión sobre la constitucionalidad de la Ley de Amnistía.

Calvo ha defendido la independencia del Consejo de Estado pero la ha ligado a los votos particulares que pueden incorporar los dictámenes, quizás en alusión a un futuro pronunciamiento sobre la Ley de Amnistía.

 

*******

EL CONGRESO AVALA POR LA MÍNIMA A CARMEN CALVO PARA PRESIDIR EL CONSEJO DE ESTADO

PSOE y sus socios votaron a favor, mientras que PP, Vox y UPN votaron en contra y pusieron en cuestión la idoneidad de Calvo para este cargo pues, a su juicio no cumple uno de los requisitos, ser una jurista de reconocido prestigio

Europa Press, 22 FEB 2024

CARMEN CALVO Y LA ACIÓN COMISARIAL EN LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

 

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado este jueves el visto bueno a la exvicepresidenta del Gobierno y exdiputada socialista Carmen Calvo para que sea nombrada presidenta del Consejo de Estado, gracias a los votos a favor del PSOE y sus socios de investidura.

Por el contrario, el PP, Vox y UPN votaron en contra y pusieron en cuestión la idoneidad de Calvo para este cargo pues, a su juicio no cumple uno de los requisitos, ser una jurista de reconocido prestigio. La votación se ha saldado con 19 apoyos y 18 'noes'.

Calvo se ha defendido de las críticas señalando que el prestigio es un concepto jurídico "indeterminado" y ha lamentado que no se pueda ponderar los conocimientos acumulados durante los años que ha ocupado cargos de responsabilidad política.

 

*******

CARMEN CALVO CARECE DE CURRÍCULUM Y OBRA PUBLICADA QUE LE AVALE PARA EL CONSEJO DE ESTADO

Tan decidida y desinhibida disposición acompaña a una biografía académica jalonada por: una tesis doctoral con faltas de ortografía, diez años escasos de docencia en la Universidad de Córdoba, dos artículos y medio publicados y ningún libro de ciencia jurídica

Por Fernando García-Romanillos, 24 FEB 2024

Libro sobre Clara Campoamor atribuido subrepticiamente a Calvo. A la derecha, con su único libro, `Nosotras´, en RNE MONTAJE

 

“Trataré de hacerlo lo mejor que pueda (…) Voy a dejarme los ovarios en eso”, ha advertido Carmen Calvo Poyato (‘El País’, 18/02/2024) tras proponerle el Gobierno para presidir el Consejo de Estado. Tan decidida y desinhibida disposición acompaña a una biografía académica jalonada por: una tesis doctoral con faltas de ortografía, diez años escasos de docencia en la Universidad de Córdoba, dos artículos y medio publicados y ningún libro de ciencia jurídica. Esa es su obra. En su pensamiento sobre Derecho Constitucional, que es su especialidad, destacan dos propuestas: descentralizar el Poder Judicial en “una estructura del Estado federal” y la feminización del texto de la Carta Magna, ninguna de las cuales ha gozado de recorrido. 

Carmen Calvo, dos veces vicepresidenta y dos veces ministra (Cultura e Igualdad), presenta una carrera en la Administración del Estado superior a la de su predecesora Magdalena Valerio, apeada del Consejo de Estado por el Tribunal Supremo al carecer del reconocido prestigio jurídico exigido para ese órgano consultivo.  Ahí también era superada por la egabrense Calvo, que en 1987 leyó en la Universidad de Córdoba su tesis doctoral `El derecho de enmienda en la producción de la ley´, en cuyas conclusiones alertaba contra el debilitamiento del poder legislativo en favor del poder ejecutivo, precisamente lo que desde hace seis años están consiguiendo los gobiernos de Pedro Sánchez a los que ha pertenecido la entonces doctoranda.

Aquella tesis doctoral que permitió a su autora conseguir en 1991 la condición de profesora titular de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho cordobesa, no fue publicada y tiene acceso restringido en la plataforma Teseo, lo que no ha impedido que El Independiente descubriera las 179 erratas y 30 faltas de ortografía que pueblan El derecho de enmienda…, tales como `paradógicas´ o `dictámen´. En la base de datos académicos Dialnet, Carmen Calvo aparece como autora de un libro pero es una referencia equívoca: se trata de un prólogo de dos páginas en un volumen recopilatorio de 259 páginas con artículos, conferencias y discursos de Clara Campoamor, obra del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y otros organismos. La prologuista de la obra, también editada por el Ministerio de la Presidencia, destaca de Clara Campoamor sus virtudes de coherencia  y dignidad, incluso frente a los suyos, que no se corresponden con la docilidad mostrada por la autora de esas líneas respecto al sanchismo.

De sus 30 artículos publicados que recoge Dialnet solo tres, y de autoría colectiva, son cercanos al mundo de las leyes, o más bien dos y medio ya que el segundo de ellos, publicado en el Boletín del Instituto Andaluz de Criminología en 1997, es como un extracto del primero, sobre el mismo tema y firmado por los mismos cinco autores. El primero, de 23 páginas, apareció en 1996 en la Revista de Derecho Penal y Criminología con el título `Aproximación al pensamiento de jueces e insumisos sobre las normas penales de la insumisión´. Un año más tarde el ya citado Boletín dedicó cuatro páginas a `Criterios jurisprudenciales sobre la insumisión´ con las mismas firmas, la de Calvo entre ellas. De las nueve obras colectivas en las que ha participado la inminente presidenta del Consejo de Estado, en solo una, de 1991, aporta un texto próximo a la ciencia jurídica con el título `La mujer y la Constitución como contrato político social´.

 

Ficha de la tesis doctoral de Calvo Poyato en la base de datos académicos Dialnet

 

El resto de publicaciones de la exministra son breves presentaciones o prólogos a trabajos ajenos o participación en obras colectivas lejanas al área de las leyes y su aplicación. El contenido predominante en casi todas ellas es la situación sociopolítica, homenajes literarios y, fundamentalmente, las propuestas de igualdad hombre-mujer. Pionera del wokismo en los discursos gubernamentales desde su época de ministra de Cultura con Rodríguez Zapatero, Carmen Calvo ha moldeado su discurso según soplara el viento desde Moncloa hasta llegar al maniqueísmo extremo mantenido en `Por ellas, por nosotras, por todas´, en la revista `Temas para el debate´ (marzo 2023), insinuando una equivalencia del fusilamiento de Las Trece Rosas en 1939 con la actitud de la derecha política actual. Eso le lleva a concluir que “La derecha que destruye el orden constitucional en 1936 y conduce a España a la larga noche del retroceso en las libertades democráticas, sigue afrentando en el presente el respeto debido a todas las mujeres”. 

El pensamiento de Calvo Poyato en el área jurídico constitucional, sobre la que hay que presumirle reconocido prestigio, lo mostró al poco de ser nombrada vicepresidenta y ministra de Presidencia e Igualdad en el primer Gobierno de Pedro Sánchez. Durante una comparecencia en el Congreso (10/07/2018) desveló su intento de `feminizar´ la vigente “Constitución en masculino”, para lo que encargó a la Real Academia Española que estudiara “adecuar la Constitución a un lenguaje que incluya a las mujeres”. Ante el desdén mostrado por la RAE, un año después la vicepresidenta reiteró y urgió a la Docta Casa a una respuesta que la recibió en enero de 2020 mediante un dictamen de 156 páginas desmontando su pretensión desde los principios de la lexicografía, la gramática y la codificación natural de la comunicación entre las personas.

Calvo se batió en retirada con evidente desagrado. “No sé lo que vamos a hacer las mujeres españolas”, dijo, “si la RAE lo que ha dicho es que todo está bien como está”. Al mismo tiempo que recogía velas se sumó a otra ocurrencia que aparece periódicamente, la de que la Cámara Baja pase a denominarse Congreso de los Diputados y las Diputadas o Congreso a secas, algo que nunca ha prosperado. En la misma ocasión, julio de 2018, que la profesora de Cabra (Córdoba) planteó feminizar el lenguaje de la Carta Magna, adelantó la presentación de una Ley de usos del tiempo para facilitar “la corresponsabilidad de la vida familiar, laboral y personal de hombres y mujeres”. Seis años después esa ley no ha pasado de una idea imprecisa ahora manejada por el departamento de Yolanda Díaz.

Durante la carrera docente de Carmen Calvo, apenas diez años en dos periodos de los años 90 del pasado siglo y durante el gobierno de Rajoy, otra aportación de su pensamiento constitucionalista quedó recogida en un artículo conjunto con el también socialista Gregorio Cámara en junio de 2013. Ambos firmaron en `El País´ un texto sobre la reforma federal del estado autonómico que propugnaba, entre otras cosas, “reformar el Poder Judicial para adecuarlo a la estructura descentralizada del Estado federal”, algo que recuerda las pretensiones que plantean estratégicamente los nacionalismos catalán y vasco.

Frente a sus limitados pronunciamientos y exposiciones sobre cuestiones de orden legal y constitucional, que es lo propio del Consejo de Estado, incluido su viraje de 180º en torno a la amnistía para sumarse a la ortodoxia sanchista, abundan los referidos a teoría y activismo feminista. De ello va su primer y único libro, Nosotras, que ha aparecido coincidiendo con su designación por el Consejo de Ministros para presidir el alto órgano consultivo. En sus páginas afirma que el  cometido del feminismo “es poner el dedo en la llaga de la sociedad y añadir una nueva propuesta de organización al propio sistema político”, antes de destapar su propia visión excluyente del proceso emancipador de la mujer con esta aseveración: “Tanto los hombres como las derechas democráticas están llamados a la igualdad, pero el feminismo (…) forma parte de la posición progresista, de la que quiere transformar la realidad sin cortapisas”.

Con esa visión polarizada entre las “posiciones progresistas” por un lado y el conjunto de los hombres asimilados a “las derechas democráticas” por otro, la profesora Calvo está a punto de tomar posesión de la presidencia del Consejo de Estado avalada por la exacta obra y prestigio jurídico aquí descritos, por una muy superior proyección feminista y por otros galardones que la adornan, como los de Socia de Honor de la Red Feminista de Derecho Constitucional y Grand Cordon del Wissam Alaouite del Reino de Marruecos, aparte de las condecoraciones de la Real Orden de Carlos III y de la Orden de San Raimundo de Peñafort. El Congreso de los Diputados tiene la última palabra para refrendar su designación por el Consejo de Ministros.

 

Aula universitaria. Laurentius de Voltolina, segunda mitad del siglo XIV.

*******

CARMEN CALVO SE DOCTORÓ CON UNA TESIS QUE TIENE AL MENOS 179 ERRATAS Y 30 FALTAS DE ORTOGRAFÍA

Los errores formales no fueron óbice para que el director de la tesis diera el plácet para la defensa del trabajo / La investigación no está disponible en el repositorio electrónico, pero puede consultarse en la biblioteca de Derecho de la Universidad de Córdoba

El Independiente, 26 DICIEMBRE 2019

 

Carmen Calvo se doctoró en Derecho Constitucional por la Universidad de Córdoba con una tesis plagada de erratas y en la que se contabilizan una treintena de faltas de ortografía, sin que estos defectos formales frenaran al director del trabajo a dar el plácet para que la doctoranda pudiera defender su investigación académica.

Con una tesis titulada El derecho de enmienda en la producción de la ley, la actual vicepresidenta del Gobierno en funciones alcanzó la máxima titulación universitaria posible en 1987, después de haberse licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y varios años antes de iniciar su carrera política en la Junta de Andalucía durante la etapa de Manuel Chaves como presidente.

El Independiente ha leído la tesis y ha contabilizado al menos 179 erratas y 30 faltas ortográficas en las 434 páginas -a una sola cara y con entre 23 y 24 líneas por folio- que componen este texto académico, uno de los méritos que Carmen Calvo resalta en la biografía oficial publicada en la web del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad y en la ficha que consta en la página del Congreso de los Diputados en internet. En esos errores no se incluye el uso inadecuado de signos de puntuación, como la colocación indebida de comas delante de verbos que también se aprecia en el desarrollo del trabajo.

Los fallos formales aparecen ya en la introducción, donde puede leerse 'queando', 'lñenguas' y 'clásicament'. Y continúan presentes de forma reiterada tanto en el cuerpo de la investigación como en las conclusiones, por lo que llama necesariamente la atención de cualquier persona que consulte el trabajo su descuidada presentación formal. Palabras unidas sin respetar el espacio, términos a los que le faltan o bailan letras...

 

Los numerosos errores formales no fueron óbice para que el director de la tesis diera el plácet a Calvo a defender el trabajo en julio de 1987

 

El ejemplo más llamativo se encuentra en la página 144, en la que se deslizan cuatro errores: 'enalgunas' (en algunas), 'genroso' (generoso), 'extndió' (extendió) y 'derechode' (derecho de). Hay otras seis páginas -concretamente las numeradas como 279, 322, 373, 375, 376 y 402- en las que se pueden sumar tres fallos involuntarios en cada una y en otras 34 hay dos errores en cada folio.

Sólo en el capítulo de conclusiones, que abarca desde la página 394 a las 402 y que antecede a la amplia bibliografía reseñada, se observan seis erratas: 'diferenciads', 'difccil', 'adapatados', 'deducirese', 'mayoráa-gobierno' y 'ms', según ha comprobado este diario.

La tesis doctoral de Carmen Calvo tampoco está exenta de faltas de ortografía, aspecto formal más importante aún que el de los errores involuntarios y que afea el resultado final del trabajo. En concreto, se cuentan al menos 30, varias de ellas de forma reiterada.

'Paises', 12 veces escrita sin tilde

Es el caso de 'paises', que aparece 12 veces escrita sin la tilde correspondiente. Según las reglas de acentuación, debe llevarla porque se produce un hiato entre las vocales 'a' e 'i' de las dos primeras sílabas al ser la primera vocal abierta y la segunda, tónica. También hay hiato en otras cuatro palabras que tampoco aparecen tildadas: 'caida', 'traido', 'leida' y 'extraido'.

La lectura del texto permite comprobar que la autora incurrió en otro error de bulto al emplear el adjetivo que se usa para decir que algo "contiene o encierra una paradoja". En concreto, Calvo escribe dos veces el vocablo 'paradógicamente' (páginas 143 y 322) y una 'paradógicas' (151), utilizando la 'g' en lugar de la correspondiente 'j'.

Otras faltas de ortografía groseras que se observan en el trabajo académico de la número dos del Gobierno son 'refleción' (por reflexión), 'obstrucionista' (obstruccionista), 'mútuo' (mutuo), 'dictámen' (dictamen), 'sólamente' (solamente) y 'logicamente' (lógicamente).

 

La hoy vicepresidenta del Gobierno tardó casi tres años en elaborar su tesis y la defendió en septiembre de 1987, nueve años antes de iniciar su carrera política

 

Esta deficiente presentación formal no debió ser un problema para el director de la tesis de Carmen Calvo, el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba José Acosta Sánchez. El profesor malagueño, que se convirtió en 1980 en el primer andalucista que ocupó escaño en el Parlamento de Cataluña por el extinto Partido Socialista de Andalucía (PSA) y que falleció en noviembre de 2015, firmó el 22 de julio de 1987 el documento que permitía a la doctoranda defender su trabajo de investigación sobre el derecho de enmienda al considerar que reunía nivel científico.

La profesora Calvo empleó casi tres años en elaborar su tesis -exactamente desde octubre de 1984 a julio de 1987- y la defendió en septiembre de 1987. Fue antes de empezar a ejercer como vicedecana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba (1990-1994) y de conseguir una plaza de profesora titular en este centro en agosto de 1991.

Aún quedaban varios años para que la socialista cordobesa se incorporara a la primera línea de la actividad política, etapa que arrancó cuando el 17 de abril de 1996 Manuel Chaves la designó consejera de Cultura en sustitución del malagueño José María Martín Delgado. Calvo desempeñó esa responsabilidad hasta abril de 2008, cuando José Luis Rodríguez Zapatero la reclamó para que se incorporara a su gobierno como ministra de Cultura.

 

 

Según la información que consta en Teseo, la plataforma de tesis doctorales alojada en la web del Ministerio de Educación, el tribunal ante el que Carmen Calvo defendió su trabajo académico de investigación estuvo presidido por Francisco Escribano López, entonces catedrático numerario con dedicación exclusiva en la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba y profesor de la asignatura 'Derecho Financiero II' en cuarto curso de licenciatura. En noviembre de 2001, el profesor Escribano tomó posesión de la Cátedra de Derecho Financiero y Tributario de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla.

 

El trabajo no está disponible en el repositorio electrónico, pero puede consultarse en la biblioteca de Derecho de la Universidad de Córdoba

 

En calidad de secretario intervino Miguel Ángel Aparicio Pérez, hoy catedrático emérito de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona. En aquellas fechas ya estaba en posesión de la cátedra en esta especialista el cordobés Manuel Aragón Reyes, otro de los integrantes de aquel tribunal junto a los también vocales Horacio Roldán Barbero -profesor de Derecho Penal de la Universidad de Córdoba- y Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla.

En la introducción, Carmen Calvo llama la atención sobre la "carencia casi absoluta" que existía en España de un "tratamiento monográfico y extenso" sobre el derecho parlamentario de enmienda y reproduce una cita extraída de la conferencia que el profesor Heinrich Triepel pronunció en el otoño de 1926 con ocasión de su toma de posesión como rector de la Universidad de Berlín: "El Derecho Público no tiene absolutamente otro objeto que lo político. El profesor de Derecho Público no puede, por tanto, renunciar a analizar los fenómenos e intenciones políticas con criterios jurídico-públicos".

Seis capítulos y una amplia bibliografía

El trabajo de la actual vicepresidenta del Gobierno en funciones se estructura en seis capítulos que siguen el siguiente orden: La teoría de la división de poderes y los orígenes ingleses del régimen parlamentario; La importancia continental del régimen parlamentario inglés; Naturaleza jurídica del derecho de enmienda: su relación con la iniciativa legislativa; Titularidad del derecho de enmienda: su procedimiento parlamentario; Las enmiendas a las leyes presupuestarias: los efectos económicos del derecho de enmienda en general, y El derecho de enmienda en la Constitución española de 1978 y en los actuales reglamentos de las Cortes Españolas. El derecho de enmienda en su estadio actual.

Carmen Calvo desarrolla en su tesis -encuadernada con tapa y contratapas rojas y registrada en la biblioteca de la Facultad de Derecho de la Universidad de Córdoba con el número 50.966- un total de 382 notas tras los capítulos e incorpora un vasto apartado de bibliografía, que abarca exactamente desde la página 403 a la 434 (ambas inclusive).

 

*******

CARMEN CALVO DIRIGIÓ UNA TESIS DOCTORAL CON EL PONENTE DEL TS PARA LA EXHUMACIÓN DE FRANCO

La vicepresidenta del Gobierno y el magistrado Pablo Lucas, recusado por la Fundación Franco, coincidieron en la dirección de la tesis de un profesor de la Universidad de Córdoba hace dos décadas / El juez coordinó un libro en el que Calvo firma un capítulo

Por Antonio Salvador

El Independiente, 13 DIC 2019

El magistrado Pablo Lucas y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

 

El magistrado Pablo Lucas Murillo de la Cueva no sólo integró la comisión que resolvió el concurso por el que Carmen Calvo fue designada profesora titular de la Universidad de Córdoba en 1991, años antes de que ésta iniciara su actividad en la primera línea de la política. También codirigió una tesis doctoral con la hoy vicepresidenta del Gobierno en funciones y dirigió un libro en el que la socialista cordobesa escribe un capítulo.

La Fundación Nacional Francisco Franco ha presentado un incidente de recusación para que Pablo Lucas se aparte y no forme parte del tribunal que tendrá que resolver los tres recursos pendientes en relación con la exhumación de los restos del dictador -concretamente los presentados por la abadía benedictina, la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos y ellos mismos- al entender que concurren dos de las causas de abstención que en su artículo 219 prevé la Ley Orgánica del Poder Judicial: tener amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes y tener interés directo o indirecto en el pleito o causa.

La fundación sustenta su petición en el hecho de que, como reveló El Independiente, el magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo formó parte del tribunal que propuso a Calvo para ocupar la plaza de profesora titular de Derecho Constitucional que la Universidad de Córdoba (UCO) sacó a concurso en noviembre de 1990 y porque Pablo Lucas ocupó la Subdirección general de Publicaciones y Documentación del Centro de Estudios Constitucionales en la etapa de Felipe González como presidente del Gobierno. Ello, según la entidad que ha pedido su recusación, demuestra que el juez tiene "connivencia ideológica con el PSOE" y no es imparcial.

 

*******

RELACIONADOS:

LA ACCIÓN COMISARIAL: «LA CUESTIÓN POLICIAL», por Rafael Sánchez Ferlosio (1.987)

LOS PODERES DISCRECIONALES. «Discrecionalidad Técnica de la Administración: Un Caso Real (Sentencia TSJG, 150 /2016)»

CORRUPCIÓN DE LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA. EL CASO AGAPITO MAESTRE. De aquéllos polvos, estos lodos