CARTA ABIERTA. Llamamiento para una Investigación forense internacional plena y sin restricciones sobre el origen del Covid-19 (4 marzo 2021). «Ni la OMS ni las autoridades chinas han dado pruebas que demuestren un origen natural de este virus».

INDICE PANDEMIA CORONAVIRUS

***

Investigadores  Científicos Independientes exigen a China y a la OMS la verdad sobre el origen del Coronavirus

El Instituto de Virología de Wuhan experimentaba con coronavirus en murciélagos y sus efectos

 

 

Según Jaime Metzl, Investigador de la OMS en Wuhan, "Existe un 85% de posibilidades de que el virus saliera del laboratorio o Instituto de Virología de Wuhan".

Entre los firmantes, además de Jaime Metzl, se encuentran científicos de renombre como Etienne Decroly y Bruno Canard, virólogos moleculares del AFMB Lab, que pertenece a la Universidad de Aix Marsella y al Centro Nacional Francés de Investigación Científica, la agencia estatal de investigación de Francia.

El Dr. Decroly dijo que se involucró después de concluir que, sobre la base de los datos disponibles, era imposible determinar si el SARS-CoV-2 "es el resultado de una zoonosis de una cepa viral salvaje o un escape accidental de cepas experimentales". Sobre ello, especifican que existen muchas probabilidades puesto que el Instituto de Virología de Wuhan experimentaba con coronavirus en murciélagos y sus efectos.

Entre estos especialistas independientes se encuentra el investigador español Francisco A. de Ribera, de la Universidad Pontificia Comillas ICADE, quien ve "esencial" que se determine el perímetro de una investigación "completa y sin restricciones" (Elena Berberana, Libertad Digital).

Ahora es un grupo internacional de investigadores independientes  el que, en una Carta Abierta conjunta publicada en el Wall Street Journal, que a continuación reproducimos, el que exige una verdadera investigación, transparente e independiente. Extraeremos, antes, algunas citas de ella.

"La investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades chinas no han dado pruebas que demuestren un origen natural de este virus".

"El equipo no tenía el mandato, ni la independencia, ni los accesos necesarios para llevar a cabo una investigación completa y sin restricciones de todas las hipótesis pertinentes sobre el origen del SARS-CoV-2, ya sea que se trate de un derrame natural o de un incidente de laboratorio o relacionado con la investigación científica".

 "Como creemos que el proceso y los esfuerzos del equipo conjunto hasta la fecha no constituyen una investigación exhaustiva, creíble y transparente, hacemos una invitación a la comunidad internacional para que establezca una estructura y un proceso capaces de hacerlo".

"Con más de dos millones de muertes, más de cien millones de infectados por la COVID-19, y una enorme disrupción global que afecta a algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo, no podemos permitirnos una investigación sobre los orígenes de la pandemia que no sea absolutamente minuciosa y creíble".

 

CARTA ABIERTA 

Llamamiento para una Investigación forense internacional plena y sin restricciones sobre el origen del Covid-19

"Con más de dos millones de muertes, más de cien millones infectados por COVID-19 en todo el mundo y una disrupción global masiva que afecta a algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo, no podemos permitirnos una investigación sobre los orígenes de la pandemia que sea nada menos que absolutamente. minucioso y creíble"

 

 

1.- Introducción

Encontrar los orígenes del SARS-CoV-2 es de vital importancia para abordar mejor la pandemia actual y reducir los riesgos de futuras. Desafortunadamente, más de un año después del brote inicial, se desconocen los orígenes de la pandemia.

Como científicos, científicos sociales y comunicadores de la ciencia que han estado investigando de manera independiente y colectiva los orígenes de la pandemia de COVID-19, creemos que es esencial que todas las hipótesis sobre los orígenes de la pandemia se examinen a fondo y que se tenga pleno acceso a todos los recursos necesarios. proporcionados sin tener en cuenta las sensibilidades políticas o de otro tipo.

Según nuestro análisis, y como lo confirma el estudio global convocado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades chinas, todavía no hay evidencia que demuestre un origen completamente natural de este virus. La hipótesis de la zoonosis, basada en gran medida en patrones de eventos de zoonosis previos, es solo uno de los posibles orígenes del SARS-CoV-2, junto con la hipótesis del accidente relacionado con la investigación.

Aunque el proceso de descubrimiento "colaborativo" ordenado por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2020 tenía como objetivo permitir un examen completo de los orígenes de la pandemia, creemos que las limitaciones estructurales incorporadas en este esfuerzo hacen que sea casi imposible para los miembros convocados por la OMS. misión para realizar esta aspiración.

En particular, deseamos sensibilizar al público sobre el hecho de que la mitad del equipo conjunto convocado en el marco de ese proceso está formado por ciudadanos chinos cuya independencia científica puede ser limitada, que los miembros internacionales del equipo conjunto tuvieron que confiar en la información que eligieron las autoridades chinas. para compartir con ellos, y que cualquier informe del equipo conjunto debe ser aprobado por los miembros chinos e internacionales del equipo conjunto.

Por lo tanto, hemos llegado a la conclusión de que el equipo conjunto no tenía el mandato, la independencia o los accesos necesarios para llevar a cabo una investigación completa y sin restricciones sobre todas las hipótesis relevantes del origen del SARS-CoV-2, ya sea de contagio natural o de laboratorio / investigación. - incidente relacionado.

También nos preocupa que los medios de comunicación hayan informado incorrectamente del trabajo del equipo conjunto como una investigación independiente cuyas conclusiones reflejan las de la OMS. La conferencia de prensa conjunta de Wuhan del 9 de febrero de 2021 fue un buen ejemplo de este malentendido. Aunque los hallazgos fueron los del equipo conjunto, se informó ampliamente que representaban a la propia OMS.

Como firmes partidarios de la OMS y su misión, creemos que debe quedar claro que cualquier hallazgo del comité conjunto, aunque potencialmente útil hasta cierto punto, no representa ni la posición oficial de la OMS ni el resultado de una investigación independiente e irrestricta.

Por esta razón, creemos que es esencial que se delineen los contornos de una investigación completa y sin restricciones para establecer un estándar contra el cual se puedan evaluar los esfuerzos actuales y futuros.

 

2.- Limitaciones del estudio mundial convocado por la OMS

Los siguientes problemas fundamentales socavan el actual estudio conjunto convocado por la OMS:

  • Los Términos de Referencia, que rigen los objetivos, deberes y responsabilidades exactos de la investigación conjunta, se negociaron sin suficiente transparencia (julio de 2020) y luego se hicieron públicos con una demora considerable (noviembre de 2020).
  • Estos Términos de Referencia fueron significativamente limitados, por ejemplo al estipular que la mayor parte del trabajo de campo tenía que ser realizado por la parte china y los resultados simplemente se comunicaban a los miembros internacionales del equipo conjunto para su revisión y discusión, en un formato elegido por el lado chino.
  • Los informes intermedios y finales del estudio conjunto se basan en un consenso entre los 17 miembros chinos y los 17 miembros internacionales del equipo conjunto. Por lo tanto, es probable que los informes resultantes de este proceso representen en última instancia un compromiso necesario basado en parte en limitaciones políticas y de otro tipo.
  • El proceso de selección de expertos internacionales en el equipo no detectó adecuadamente los conflictos de intereses.
  • Las habilidades representadas en el equipo se centran exclusivamente en la salud pública y la zoonosis en detrimento de las habilidades forenses adecuadas para investigar un laboratorio o un accidente relacionado con la investigación.
  • El equipo no tenía el mandato o el acceso a registros, datos y personal de laboratorio granulares en un grado que les permitiera evaluar con confianza las diversas hipótesis.
  • El equipo operó en el contexto de una amplia orden de silencio del Consejo de Estado chino que impedía cualquier intercambio espontáneo de información sobre la pandemia y que coordinaba la divulgación cuidadosa de dicha información con el gobierno chino. Esa orden de mordaza se implementó una semana después de la salida de la misión conjunta de la OMS de febrero de 2020 de China.
  • Los miembros internacionales del equipo conjunto, por su propia admisión, a menudo se han basado en las garantías verbales que les dieron sus homólogos chinos en lugar de en una investigación independiente, en particular con respecto a la posibilidad de un accidente de laboratorio o relacionado con la investigación.
  • Al menos un miembro del equipo internacional había expresado una fuerte convicción hacia la hipótesis de la zoonosis pura antes de unirse a la investigación, cuando apenas había datos disponibles sobre el virus SARS-CoV-2, y desdeñó los orígenes relacionados con el laboratorio. Estas declaraciones públicas arrojan serias dudas sobre su objetividad científica.

 

3.- Cómo debería ser una investigación completa

Debido a que la investigación del equipo conjunto no está a la altura, creemos que es esencial que la comunidad internacional describa cómo se podría organizar una investigación completa y sin restricciones. Tal investigación necesitaría:

  • Ser realizada por un equipo verdaderamente independiente, sin conflictos de intereses no resueltos y sin control total o parcial por parte de alguna agenda o país específico.
  • Ser multidisciplinario incluyendo epidemiólogos, virólogos, expertos en vida silvestre, especialistas en salud pública, investigadores forenses, expertos en bioseguridad y bioseguridad, etc.
  • Incluya a varias personas con habilidades en el idioma chino y con un conocimiento de la cultura china, que puedan ayudar a interpretar comportamientos durante los eventos originales y también ayudar a decodificar la dinámica durante la investigación en sí.
  • Iniciar su estudio considerando todos los escenarios posibles para cada vía. Estos deben incluir:

-- Un evento de zoonosis pura con / sin huésped intermedio;

-- Infección en un sitio de muestreo de un empleado de laboratorio o de algún personal acompañante que no sea del laboratorio;

-- Infección durante el transporte de animales recolectados y / o muestras;

-- Infección adquirida en laboratorio (LAI) en uno de los laboratorios de Wuhan;

-- Escape de laboratorio sin LAI, por ejemplo, a través de la manipulación de desechos o animales que escaparon o fueron eliminados de manera inapropiada.

  • Siga un enfoque de investigación forense común, basado en:

-- Investigación tradicional rigurosa sobre el terreno;

-- Analista de escritorio que trabaja para dar sentido a los elementos recopilados;

-- Inteligencia de fuente abierta para ayudar a recopilar información adicional;

--Una revisión de eventos previos de zoonosis y accidentes relacionados con el laboratorio, a partir de la cual se pueden obtener conocimientos técnicos e institucionales.

  • Tener acceso total o significativo a todos los sitios, registros, muestras y personal de interés, incluyendo:

-- Mercados clave de Wuhan;

-- Todos los laboratorios e instituciones, chinos o internacionales, que se sepa que han trabajado con coronavirus o instalaciones o equipos compartidos con grupos que trabajaron con coronavirus;

-- Registros hospitalarios de otoño de 2019 de pacientes tempranos o sospechosos, incluidas entrevistas con pacientes o contactos;

-- Sitios importantes de muestreo de patógenos, como la mina Mojiang;

--Personal actual y pasado, como empleados de los laboratorios en 2019 y personas presentes en sitios de muestreo específicos.

  • Tener acceso completo a todos los registros relevantes de los laboratorios e instituciones involucradas en la investigación del coronavirus, que incluyen:

-- Informes ambientales;

-- Informes de inspección;

--Registros de mantenimiento;

-- Registros de experimentos de laboratorio;

-- Lecturas de secuencia sin procesar;

-- Registros de envíos de muestras;

-- Registros de destrucción de muestras;

-- Registros de personal;

--Informes de incidentes;

-- Registros de cría de animales;

-- Registros de viajes de muestreo, incluido el viaje de muestreo de Mojiang de 2013;

-- Bases de datos clave de patógenos, muestras y aislamientos, incluidos los que se toman fuera de línea.

  • Tener acceso completo a datos granulares, preferiblemente directamente de la fuente y en su forma sin procesar, no datos resumidos. Estos datos se pueden anonimizar si es necesario; no debería haber ninguna razón legal para limitar el acceso.
  • Tener acceso completo a muestras de mercado, muestras ambientales, muestras de hospitales y cualquier muestra potencial, como aguas residuales y bancos de sangre, con pleno permiso para realizar secuencias independientes u otras pruebas.
  • Tener acceso completo a los registros de casos de los CDC chinos y los registros de clínicas y / o hospitales primarios relacionados.
  • Tener acceso completo a otras bases de datos de casos chinos que describen casos de neumonía.
  • Ser capaz de realizar entrevistas confidenciales, incluidos los primeros casos y sus familiares y el personal pasado y presente asociado con los sitios o instituciones de interés, como mercados, hospitales, sitios de muestreo y laboratorios.
  • Implementar un canal de denuncia seguro para que las personas contribuyan con información de forma confidencial, dondequiera que se encuentren, sin temor a castigos o represalias.

 

4.-Conclusión y próximos pasos

Reconocemos que, como agencia internacional que debe contar con la colaboración de sus estados miembros, la Organización Mundial de la Salud está limitada en lo que puede lograr en este tipo de investigación. No es nuestra intención socavar a la OMS, que trabaja en circunstancias desafiantes en un momento de tremenda necesidad mundial.

Si bien la investigación del equipo conjunto fue una oportunidad significativa para que la comunidad internacional obtuviera información limitada y altamente curada, desafortunadamente ha resultado opaca y restrictiva, comprometiendo en gran medida la validez científica de la investigación.

Con más de dos millones de muertes, más de cien millones infectados por COVID-19 en todo el mundo y una disrupción global masiva que afecta a algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo, no podemos permitirnos una investigación sobre los orígenes de la pandemia que sea nada menos que absolutamente. minucioso y creíble. Si no examinamos completa y valientemente los orígenes de esta pandemia, corremos el riesgo de no estar preparados para una pandemia potencialmente peor en el futuro.

Debido a que creemos que el proceso del equipo conjunto y los esfuerzos realizados hasta la fecha no constituyen una investigación exhaustiva, creíble y transparente, hacemos un llamado a la comunidad internacional para que establezca una estructura y un proceso que sí lo haga.

 

Signatarios:

  • Colin D Butler, Honorary Professor, National Centre for Epidemiology and Population Health, Australian National University, Canberra, Australia (ORCID 0000-0002-2942- 5294)
  • Bruno Canard, DR CNRS, molecular virologist, Aix Marseille University, France, (ORCID 0000-0003-4924-1991)
  • Henri Cap, PhD, zoologist, Museum of Natural History, Toulouse, France
  • A. Chan, Postdoctoral Fellow, Broad Institute of MIT & Harvard, Cambridge, USA (ORCID 0000-0002-0731-637X).
  • Jean-Michel Claverie, Emeritus Professor of Medicine, virologist, Aix-Marseille University, France, ( ORCID 0000-0003-1424-0315)
  • Etienne Decroly, DR CNRS, molecular virologist, Aix  Marseille University, France, (ORCID 0000-0002-6046-024X)
  • Rodolphe de Maistre, MSc engineering, MBA, ex auditor IHEDN, France (ORCID 0000- 0002-3433-2420)
  • Gilles Demaneuf, Engineering (ECP), Data Scientist at BNZ, Auckland, NZ, (ORCID: 0000-0001-7277-9533) (Co-Organizer)
  • Richard Ebright, Professor of Chemistry and Chemical Biology, Rutgers University, USA
  • André Goffinet, MD, PhD, Emeritus Professor, University of Louvain Med Sch, Belgium
  • François Graner, biophysicist, Research Director, CNRS and Université de Paris, France, (ORCID 0000-0002-4766-3579)
  • José Halloy, Professor of Physics, Biophysics and Sustainability, Université de Paris, France, (ORCID 0000-0003-1555-2484)
  • Milton Leitenberg, Senior Research Associate, School of Public Affairs, University of Maryland, USA
  • Filippa Lentzos, Senior Lecturer in Science & International Security, King’s College London, United Kingdom (ORCID 0000-0001-6427-4025)
  • Rosemary McFarlane, PhD BVSc, Assistant Professor of Public Health, University of Canberra, Australia (ORCID 0000-0001-8859-3776)
  • Jamie Metzl, Senior Fellow, Atlantic Council, USA (Co-Organizer)
  • Dominique Morello, Biologist, DR CNRS and Museum of Natural History, Toulouse, France
  • Nikolai Petrovsky, Professor of Medicine, College of Medicine and Public Health, Flinders University, Australia
  • Steven Quay, MD, PhD, Formerly Professor, Department of Pathology, Stanford University School of Medicine, USA (ORCID 0000-0002-0363-7651)
  • Monali Rahalkar, Scientist ‘D’, Agharkar Research Institute, Pune, India
  • Rossana Segreto, PhD, Department of Microbiology, University of Innsbruck, Austria (ORCID 0000-0002-2566-7042)
  • Günter Theißen, rer. nat., Professor of Genetics, Matthias Schleiden Institute, Friedrich Schiller University Jena, Germany, (ORCID 0000-0003-4854-8692)
  • Jacques van Helden, Professor of bioinformatics, Aix-Marseille University, France, (ORCID 0000-0002-8799-8584)

***

DESCARGA AQUI LA CARTA DE LLAMAMIENTO ORIGINAL, EN INGLES 

 

****

 

 

 


RELACIONADO:

«Orígenes del SARS-CoV-2», por Jamie Metzl, investigador de la OMS en Wuhan: «Existe un 85% de posibilidades de que el virus saliera del laboratorio o Instituto de Virología de Wuhan»

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*