«EL DESARROLLO MORAL: UNA INTRODUCCIÓN A LA TEORIA DE KOHLBERG», por Enrique Barra Almagiá

 

EL DESARROLLO MORAL: UNA INTRODUCCIÓN A LA TEORIA DE KOHLBERG

Por Enrique Barra Almagiá

Universidad del Biobio (Chile)

REVISTA LATINOAMERICANA DE PSICOLOGIA (1987)

Se presenta una introducción a la teoría de los estadios morales de Lawrence Kohlberg, teoría que mantiene una estrecha relación con la teoría del desarrollo cognitivo de Jean Piaget. Las investigaciones de Kohlberg sobre el razonamiento moral, utilizando una entrevista individual basada en dilemas morales hipotéticos, lo han llevado a delinear 3 niveles y 6 estadios del juicio moral. Los estadios morales evolutivos, los cuales comparten las propiedades de los estadios cognitivos de Piaget, se definen por ciertos valores preferidos, ciertas razones y determinada perspectiva social. Los determinantes principales del desarrollo moral son el desarrollo cognitivo y el desarrollo de la capacidad de roles. Se destaca la significación teórica y práctica de la teoría.

 

INTRODUCCION

Los aspectos morales del comportamiento humano siempre han sido objeto de interés y controversia por parte de individuos e instituciones. Filósofos, religiosos y educadores han tenido como una de sus preocupaciones centrales la indagación acerca de la naturaleza de los valores morales y el rol de la educación en el desarrollo de la moralidad. Sin embargo, el interés de la psicología por la investigación científica de las dimensiones morales del individuo se ha desarrollado bastante tardíamente, en comparación con otras dimensiones del comportamiento. "Había un acuerdo generalizado de que el tema de la moralidad no era propio de los psicólogos... Los psicólogos... se 'inclinaron a pensar' que abordar un tema como el de la moralidad comprometía de alguna manera sus intenciones de alcanzar la objetividad científica" (Williams y Williams, 1976).

Hoy en día, habiendo alcanzado la psicología un status científico sólido, podemos juzgar como exagerada tal posición. Por una parte, consideramos que lo que otorga el carácter de científica a una indagación es la metodología utilizada y no el tema investigado. y por otra parte, creemos que existe una gran diferencia entre formular juicios de valor en nuestro trabajo científico y tomarlos como tema para estudios objetivos.

En el intento de comprender los aspectos morales del comportamiento, cada enfoque ha enfatizado diversas facetas y factores determinantes de la moralidad, pudiéndose distinguir tres orientaciones teóricas principales (O'Connor, 1977):

a) El enfoque psicoanalítico, que se centra en la dimensión de sentimiento y enfatiza los determinantes motivacionales y emocionales. La moralidad es vista como un resultado de la identificación del niño con sus padres y de la consiguiente introyección de normas.

b) La teoría del aprendizaje social, que se centra en las dimensiones conductuales y enfatiza la acción del ambiente en el desarrollo de habilidades de autocontrol (imitación, refuerzos y castigos, prácticas educativas, procesos de aprendizaje en general).

c) El enfoque cognitivo-evolutivo, que se centra en la dimensión de conocimiento y enfatiza el desarrollo de reglas y la adquisición de principios universales. Este enfoque intenta explicar cómo el individuo estructura Un orden moral externo, y cómo sus estructuras cambian durante el desarrollo del individuo.

El objetivo del presente artículo es presentar una aproximación psicológica moderna al estudio de la moralidad, por tratarse de una área poco divulgada en nuestro medio latinoamericano y porque creemos que el razonamiento y el comportamiento moral constituyen dimensiones personales cada vez más importantes de considerar como "áreas de interés psicológico".

Nos concentraremos en la teoría del desarrollo moral de Lawrence Kohlberg considerado como una de las figuras más importantes en el campo de la psicología moral en la actualidad, debido, entre otras, a las siguientes razones:

i) es el principal representante del enfoque cognitivo-evolutivo, uno de los marcos teóricos más sólidos y vigentes en la psicología moderna del desarrollo.

ii) ha elaborado la teoría más completa sobre el desarrollo del razonamiento moral, en cuanto a la descripción y fundamentación de sus postulados, y también en cuanto a abarcar el razonamiento del niño, del adolescente y del adulto.

iii) ha proporcionado las bases para una teoría y una práctica de la educación moral evolutiva que tiene como meta el desarrollo moral.

Etapas del desarrollo cognitivo (pirámide de Piaget)

 

LA TEORIA DEL DESARROLLO MORAL DE KOHLBERG

Los fundamentos psicológicos de la Teoría de Kohlberg se encuentran en la teoría del desarrollo cognoscitivo de Piaget, y en particular en su libro "El Criterio Moral en el Niño" (Piaget, 1974), publicado originalmente en 1932. La descripción del juicio moral del niño hecha por Piaget en este trabajo continúa aún en la actualidad constituyendo el punto de partida de muchas investigaciones (Tschorne y Bermeosolo, 1978; Barra, 1982).

El mismo Kohlberg declara: "Mi trabajo sobre la moralidad comenzó a partir de las nociones piagetanas de estadios y de las nociones piagetanas de que el niño es un filósofo. Inspirado por el esfuerzo pionero de Jean Piaget de aplicar una perspectiva estructural al desarrollo moral, he elaborado paulatinamente a lo largo de los años un esquema tipológico describiendo estadios generales del pensamiento" (Kohlberg, 1972, citado por Mifsud, 1981).

En su teoría más general del desarrollo cognoscitivo, Piaget propuso que el niño evoluciona a través de cuatro etapas de razonamiento progresivamente abstracto. Todos los niños se desarrollan a través de la misma secuencia, independientemente de sus experiencias particulares, su familia o su cultura.

En relación al desarrollo moral, Piaget propone la existencia de dos grandes etapas: la etapa heterónoma o de realismo moral, y la etapa autónoma o independencia moral (para una descripción resumida, ver Barra, 1982).

Al respecto Kohlberg comenta que en sus investigaciones con adolescentes llegó a la conclusión que la madurez moral no se conseguía con el estadio piagetano de autonomía moral. Por consiguiente, elaboró un esquema de desarrollo moral en seis estadios, donde las dos etapas de desarrollo moral de Piaget correspondían sólo a los dos primeros estadios (Mifsud, 1983).

A diferencia de las otras orientaciones teóricas mencionadas anteriormente, el enfoque cognitivo de Kohlberg plantea que la moralidad no es simplemente el resultado de procesos inconscientes (super-yo) o de aprendizajes tempranos (condicionamiento, refuerzo y castigos), sino que existen algunos principios morales de carácter universal, que no se aprenden en la primera infancia y son producto de un juicio racional maduro.

La contribución especial de Kohlberg a la psicología moral ha sido aplicar el esquema de desarrollo en estadios que elaboró Piaget para estudiar el pensamiento, al estudio de cómo evoluciona el juicio moral en el individuo. El juicio moral es un proceso que permite reflexionar sobre los propios valores y ordenarlos en una jerarquía lógica, especialmente cuando se enfrenta un dilema moral "... el ejercicio de la moral no se limita a raros momentos en la vida; es integrante del proceso de pensamiento que empleamos para extraer sentido de los conflictos morales que surgen en la vida diaria" (Hersh, Reimer y Paolitto, 1984).

En el enfoque cognitivo-evolutivo, un estadio sería un modo consciente y distintivo de aprehensión de lo real. Los estadios cognitivos tienen las siguientes propiedades (O'Connor, 1977):

1. Implican formas cualitativamente diferentes de pensar y de resolver los mismos problemas.

2. Estas diferentes formas de pensar pueden ser ordenadas en una secuencia invariante.

3. Cada una de estas formas de pensar forma un todo estructurado. O sea, en cada etapa todas las creencias del individuo están organizadas alrededor de esa particular forma de pensar.

4. Cada estadio sucesivo es una integración jerárquica de lo que había antes. Los estadios superiores no reemplazan los inferiores sino, más bien, los reintegran.

Kohlberg ha establecido la existencia de seis estadios progresivos del juicio moral, mostrando que el desarrollo del pensamiento de las personas sobre temas morales se caracteriza por los criterios señalados.

La metodología utilizada para determinar el estadio de desarrollo moral de un individuo consiste en una Entrevista sobre el Juicio Moral compuesta por tres dilemas hipotéticos. Cada dilema involucra a un personaje que se encuentra en la necesidad de escoger entre dos valores conflictivos, como por ejemplo el valor de la vida versus el valor de la ley, o el valor de la autoridad versus el valor del contrato. La persona debe responder una serie de preguntas acerca de cómo debería el personaje resolver el dilema y por qué esa sería la mejor manera de actuar. Luego el investigador analiza las respuestas para determinar las estructuras del juicio moral. Su interés se centra en la forma o estructura del razonamiento del sujeto, y no en el contenido específico de su pensamiento.

A partir de sus investigaciones, Kohlberg distingue tres grandes niveles de desarrollo moral, cada uno de los cuales se compone de dos estadios de desarrollo moral. "Los niveles definen enfoques de problemas morales; los estadios definen los criterios por los que el sujeto ejercita su juicio moral" (Hersch, Reimer y Paolitto, 1984).

 

Etapas-de-desarrollo-moral-Lawrence-Kohlberg

 

NIVELES DE DESARROLLO MORAL

Los niveles de desarrollo moral representan perspectivas distintas que la persona puede adoptar en relación a las normas morales de la sociedad, por lo que constituyen "tres tipos diferentes de relación entre el sujeto, las normas y las expectativas de la sociedad(Vandenplas-Holper, 1982).

Además de esta "perspectiva social", cada nivel y cada estadio se definen por un conjunto de valores (lo que se considera lo correcto o lo justo) y un conjunto de razones para apoyar lo correcto.

En el nivel preconvencional se enfocan los problemas morales desde la perspectiva de los intereses concretos de los individuos implicados, y de las consecuencias concretas con que se enfrentaron los individuos al decidir sobre una acción particular. Las normas y las expectativas de la sociedad son algo externo al sujeto, y el punto de partida del juicio moral son las necesidades del yo. Este nivel caracteriza el razonamiento moral de los niños, de algunos adolescentes y aún de algunos adultos.

En el nivel convencional se enfocan los problemas morales desde la perspectiva de un miembro de la sociedad, tomando en consideración lo que el grupo o la sociedad espera del individuo como miembro u ocupante de un rol. El sujeto se identifica con la sociedad y el punto de partida del juicio moral son las reglas del grupo. Este nivel normalmente surge en la adolescencia y permanece dominante en el razonamiento de la mayoría de los adultos en diversas sociedades.

En el nivel postconvencional o de principios se enfocan los problemas morales desde una perspectiva superior o anterior a la sociedad. El sujeto se distancia de las normas y expectativas ajenas y define valores y principios morales que tienen validez y aplicación más allá de la autoridad de personas, grupos o de la sociedad en general, y más allá de la identificación del individuo con tales personas o grupos. El punto de partida del juicio moral san aquellos principios que deben fundamentar las reglas sociales. Este nivel, el más difícil de encontrar, puede surgir durante la adolescencia o el comienzo de la adultez, y caracteriza el razonamiento de sólo una minoría de adultos.

 

ESTADIOS DE DESARROLLO MORAL

Kohlberg describe su teoría con una concepción del desarrollo moral basada en el movimiento por seis estadios del juicio moral. Estos seis estadios se presentan en las Tablas 1, 2 y 3, de acuerdo a la versión más actualizada del cuadro esquemático de Kohlberg (Mifsud, 1983; Hersh, Reímer y Paolitto, 1984). En cada estadio se incluyen los valores, razones y perspectiva social, y además se agregan entre paréntesis los nombres que había dado anteriormente Kohlberg a sus estadios, y que son los que aparecen más comúnmente en la bibliografía (Williams·y WiIliams, 1976; Davidoff, 1980; Vandenplas- Holper, 1982; Papalía y Olds, 1985).

 

 

TABLA 1

NIVEL 1: PRECONVENCIONAL

Estadio 1

Moralidad heterónoma (Orientación de castigo y de obediencia).

 

Valores

Someterse a las reglas apoyadas por el castigo; la obediencia por sí misma; evitar el daño físico a las personas y a la propiedad.

Razones

Evitar el castigo, poder superior de las autoridades.

Perspectiva social

Punto de vista egocéntrico. No considera los intereses de otros ni conoce que difieren de los propios. No relaciona dos puntos de vista. Las acciones se consideran físicamente más que en términos de los intereses psicológicos de los demás. Confusión de la perspectiva de autoridad con la propia.

 

Estadio 2

Individualismo, fines instrumentales e intercambio (Orientación instrumental y relativista)

 

Valores

Seguir las reglas solo cuando es por el propio interés inmediato; actuar para satisfacer los propios intereses y necesidades y dejas que los otros hagan lo mismo. Lo correcto también es lo justo, lo que es un intercambio igual, un pacto, un acuerdo.

Razones

Satisfacer los propios intereses en un mundo donde se debe reconocer que los demás también tienen intereses

Perspectiva Social

Perspectiva individualista concreta. Distingue los intereses propios de los de la autoridad y de los otros; consciente de que todos tienen intereses y que estos pueden entrar en conflicto, así que justo es relativo. Integra o relaciona los intereses conflictivos individuales por medio de un intercambio instrumental.

 

 

TABLA 2

NIVEL 2: CONVENCIONAL

Estadio 3

Expectativas interpersonales mutuas y conformidad interpersonal... (Orientación del “niño bueno”).

 

Valores

Vivir de acuerdo con lo que espera la gente de un buen hijo, hermano, amigo, etc. “Ser bueno” es importante y significa tener buenos motivos, mostrar interés por lo demás. También significa mantener relaciones mutuas de confianza, lealtad, respeto y gratitud.

Razones

La necesidad de ser bueno a los propios ojos y a los de los demás; preocuparse por los demás; creer en la Regla de Oro; deseo de mantener las reglas y la autoridad que apoya la típica buena conducta.

 

Perspectiva social

Perspectiva del individuo en relación con otros individuos. Conciencia de sentimientos, acuerdos y expectativas compartidas que adquieren primacía sobre los intereses individuales. Relaciona puntos de vista a través de la Regla de Oro concreta poniéndose en el lugar del otro. Todavía no considera una perspectiva de sistema generalizado.

 

Estadio 4

Sistema social y conciencia (Orientación de la ley y el orden)

 

Valores

Cumplir los deberes a los que se ha comprometido; las leyes se han de cumplir excepto en casos extremos cuando entran en conflicto con otras reglas sociales fijas. Lo correcto es también contribuir a la sociedad, grupo o institución.

Razones

Mantener el funcionamiento del sistema (“qué pasaría si todos lo hicieran”); imperativo de la conciencia de cumplir las obligaciones definidas de cada uno.

 

Perspectiva Social

Diferencia el punto de vista de la sociedad, de acuerdo o motivos interpersonales. Asume el punto de vista del sistema que define roles y reglas; considera las relaciones interpersonales en términos de lugar en el sistema.

 

 

 

TABLA 3

NIVEL III: POSTCONVENCIONAL O DE PRINCIPIOS

Estadio 5

Contrato social o utilidad y derechos individuales (Orientación legalística del contrato social.

Valores

Ser consciente de que la gente tiene una variedad de valores y opiniones, y que la mayoría de sus valores y reglas son relativos a su grupo. Las reglas "relativas" deben ser mantenidas en el interés de la imparcialidad y porque son un contrato social. Algunos valores y derechos no relativos (ej. la vida y la libertad) se deben mantener en cualquier sociedad, sea cual sea la opinión de la mayoría.

 

Razones

Sentido de obligación de la ley, a causa del contrato social de ajustarse a las leyes por el bien de todos y la protección de los derechos de todos. Un sentimiento de compromiso de contrato aceptado libremente para con la familia, la amistad, la confianza y el trabajo. Preocupación de que las leyes y deberes se basen en cálculos racionales de utilidad general.

 

Perspectiva Social

Perspectiva anterior a la sociedad. El individuo racional consciente de los valores y derechos anteriores los acuerdos y contratos sociales. Integra las perspectivas por medio de mecanismos formales de acuerdo, contrato, imparcialidad objetiva y proceso debido; considera puntos de vista legales y morales; reconoce que a veces están en conflicto y encuentra difícil integrarlos.

 

Estadio 6

Principios éticos universales (Orientación de principios éticos universales).

 

Valores

Guiarse por principios éticos autoescogidos. Las leyes y acuerdos sociales suelen ser válidos porque se fundamentan en tales principios; cuando las leyes los violan, uno actúa de acuerdo con sus principios. Estos son principios universales de justicia: la igualdad de los derechos humanos y el respeto por la dignidad de los seres humanos como individuos.

 

Razones

La creencia como persona racional en la validez de los principios morales universales y un sentido de compromiso personal con ellos.

 

Perspectivas Sociales

Perspectiva de un punto de vista moral del que parten los acuerdos sociales. La perspectiva es la de un individuo racional que reconoce la naturaleza de la moralidad o la premisa moral básica de que las personas son fines en sí mismas y como tales se les debe tratar.

 

 

 

 

Con base en distintas investigaciones, tanto transversales como longitudinales, se ha concluido que los estadios morales de Kohlberg comparten las propiedades de los estadios cognitivos de Piaget, ya que:

a) representan distintos modos cualitativos de pensamiento, más que un aumento de conocimiento o de internalización de los criterios o creencias morales de los adultos.

b) forman una secuencia invariante de desarrollo: el movimiento es siempre hacia adelante y de un estadio al próximo, aún cuando no se recorra toda la secuencia.

c) son totalidades estructuradas de pensamiento moral: más del 50% del pensamiento moral de un individuo está siempre en un estadio, independientemente del dilema moral aplicado.

d) son integraciones jerárquicas: el individuo comprende los argumentos que pertenecen a su estadio, y los que pertenecen a sólo un estadio superior al suyo. Además, el individuo prefiere estos últimos (Mifsud, 1983).

 

DETERMINANTES DEL DESARROLLO MORAL

Para el enfoque cognitivo-evolutivo, el desarrollo en general es un proceso de adaptación siempre mayor y mejor orientado hacia el equilibrio. El desequilibrio o el conflicto en la interacción entre organismo y ambiente es el motor o condición para reorganizaciones estructurales hacia estadios superiores.

A nivel del desarrollo moral, la transición de un estadio al siguiente también involucra un mecanismo de equilibración, tal como ha propuesto Turiel: el individuo percibe la realidad social a través de sus estructuras existentes (asimilación), pero en algún momento algunos elementos de la realidad social le llevan a reconocer que sus estructuras son inadecuadas para resolver determinadas situaciones (perturbaciones) y el sujeto los problematiza; el sujeto trata de construir un nuevo modelo de aprehender la realidad social que entra en conflicto con el modelo de aprehensión precedente, y finalmente consigue integrar este último con el nuevo modelo (acomodación).

El conflicto cognitivo puede surgir de las contradicciones internas que se producen a consecuencia del desarrollo espontáneo, o puede resultar de la confrontación del sujeto con determinados acontecimientos o con el razonamiento de los demás (Vandenplas- Holper, 1982).

Los dos factores básicos que influyen en el desarrollo moral son el desarrollo cognoscitivo y la participación social y asunción de roles:

a) Desarrollo cognoscitivo: Por cada nivel o estadio moral existe un estadio o subestadio lógico paralelo. Así, el razonamiento de la perspectiva preconvencional se basaría en el nivel pre-operatorio o de las operaciones concretas; el razonamiento de la perspectiva convencional se basa por lo menos en las operaciones iniciales y el razonamiento de la perspectiva postconvencional se basa en las operaciones formales avanzadas o básicas (Hersh, Reimer y Paolitto, 1984). Sin embargo, aunque el desarrollo cognitivo es una condición necesaria para el desarrollo moral, no es una condición suficiente, ya que muchos individuos se encuentran en un estadio cognitivo superior al que correspondería a su estadio moral.

b) Participación social y asunción de roles: Un factor aún más importante para el desarrollo moral son las interacciones en diferentes grupos .sociales que ofrecen al individuo la oportunidad de asumir el rol de los demás, de situarse en su perspectiva. Cada estadio moral implica una perspectiva distinta de asunción de roles. La capacidad de asumir el rol de otros es "una habilidad social que se desarrolla gradualmente desde la edad de seis años y que prueba ser un momento decisivo en el crecimiento del juicio moral" (Hersh, Reimer y Paolitto, 1984). La influencia importante para el desarrollo moral no reside en algún grupo o institución especial (familia, grupo de pares, instituciones secundarias), sino en la oportunidad que cualquier grupo o institución brinde para la asunción de roles, para que el individuo se sienta responsable y participe en su ámbito social. En este sentido, aunque la secuencia de los estadios morales es universal, la cultura influye en el ritmo de desarrollo, pudiendo acelerar o retardar el paso de un estadio a otro.

 

CONSIDERACIONES FINALES

En el presente articulo nos hemos limitado a realizar un esbozo de la teoría de Kohlberg, con el fin de contribuir a su difusión dentro del medio latinoamericano. Aún así, nos interesa resaltar la amplitud y significación del aporte de este autor a la psicología moral moderna. Hersh, Reimer y Paolitto (1984) distinguen cuatro aspectos principales en la obra de Kohlberg:

a) la teoría del desarrollo humano como desarrollo cognitivo;

b) la delineación de las etapas del juicio moral;

c) la explicación del desarrollo del juicio moral en términos de una teoría consistente de la moralización, y

d) la aplicación de la investigación del desarrollo moral a la teoría y práctica de la educación ética.

En relación a este último aspecto, uno de los grandes méritos de Kohlberg es haber sentado las bases para una educación moral que se deriva de manera directa y coherente de su teoría del desarrollo moral, y que es aplicable a las distintas etapas evolutivas del individuo. Este nuevo enfoque y la educación moral, que va más allá del mero adoctrinamiento y también más allá de la clarificación de valores, ha sido aplicado tanto en contextos escolares como también en centros de rehabilitación social (Mifsud, 1983).

Pensamos que la teoría de Kohlberg representa un aporte significativo para una comprensión psicológica global del individuo. Desde el punto de vista teórico nos representa una imagen integrada y dinámica del ser humano, ya que relaciona de manera lógica y consistente el desarrollo intelectual del individuo, su experiencia social significativa y la evolución de su perspectiva valórica. y desde el punto de vista aplicado, creemos que esta teoría y su implementación práctica pueden ser herramienta profesional de gran relevancia para el psicólogo, cuyo rol profesional lo compromete en la promoción del desarrollo armónico e integral del individuo en un mundo cada vez más cambiante y complejo.

 

Jerarquía de necesidades (Pirámide de Maslow): La pirámide de Maslow es una teoría de motivación que trata de explicar qué impulsa la conducta humana. La pirámide consta de cinco niveles que están ordenados jerárquicamente según las necesidades humanas que atraviesan todas las personas.

 

REFERENCIAS

Barra, E. (1982). El juicio moral en el niño retrasado mental educable. Revista Latinoamericana de Psicología, 1982, 14, 7-16.

Davidoff, L. (1980). Introducción a la psicología. Traducido del inglés. Bogotá: McGraw-Hill.

Hersh, R., Reimer, J. y Paolitto, D. (1984). El crecimiento moral. De Piaget a Kohlberg. Traducido del inglés. Madrid: Narcea S. A. de Ediciones.

Mifsud, T. (1981). El pensamiento de lean Piaget sobre la psicología moral. Santiago: Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación.

O'Connor, J. (1977). Moral judgments and behavior. En L. Wrightsman (Ed.). Social psychology (pp. 242-275). Monterrey, California: BrooksjCole.

Papalia, D. Y Olds, S. (1985). Desarrollo humano, (2ª ed.), Traducido del Inglés. México: McGraw Hill.

Píaget, J. (1974). El criterio moral en el niño. Traducido del francés. Barcelona: Fontanella, 1974 (original 1932).

Tsehorne, P. y Bermeosolo, J. (1978). Realismo moral y responsabilidad subjetiva en niños con estructura de pensamiento preoperacional y operacional concreto. Revista Chilena de Psicología, 1, 33·39.

Vandenplas-Holper, C. (1982). Educación y desarrollo social del alumno. Traducido del Francés. Madrid: Anaya.

Williams. N. y Williams. S. (1976). Desarrollo moral del niño. Traducido del inglés. México: Publicaciones Culturales.

 

*******

RELACIONADO:

PSICOLOGÍA TRANSPERSONAL: Entrevista a Ken Wilber, por Edith Zundel

Esbozos de una moral sin sanción ni obligación, de Jean-Marie Guyau – PARTE 1

PSICOPATÍA, IDEOLOGÍA y SOCIEDAD, por Inmaculada Jáuregui Balenciaga

MEDITACIONES DE MARCO AURELIO

CORPORACIONES – PSICÓPATAS INMORTALES

 

ESTOICOS: «El estoicismo crea individuos que no pueden ser intimidados por los poderosos porque no temen abandonar todo o morir»

EPÍCTETO Y EPICURO; Libertad y Felicidad

El último de la lista (1963), Película de John Huston. «La maldad existe».

SOCIOPATÍA y PSICOPATÍA EN POLÍTICA; «Los políticos suelen aferrarse al poder como psicópatas»

NARCISISMO y PSICOPATÍA

EL AZAR Y LA NECESIDAD, por Baruch de Spinoza – republicado

LA DIGNIDAD PERSONAL O EL PROPIO CARÁCTER, por Epicteto

NUESTRO MAESTRO EPICURO, por Thomas Jefferson

METAFÍSICA DE LA SERVIDUMBRE VOLUNTARIA, por Enrique Álvarez Asiaín. «¿Por qué los hombres luchan por su esclavitud como si se tratase de su libertad?»

ENTRE EL MIEDO Y LA ESPERANZA. «El destino sin esperanza de las mayorías sin poder es causado por la esperanza sin miedo de las minorías con poder».

CONTRA EL MIEDO: SPINOZA Y FROMM, por Luciano Espinosa

NIHILISMO E IDENTIDAD. “El sujeto como esperanza dentro de la encrucijada del nihilismo”, por Salomé Parra Rodrigo

 

 

 


Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*