Lo que verdaderamente está ocurriendo en el campo onubense. Contado por las propias trabajadoras

Indice – Esclavitud en la España del siglo XXI

Ayer dábamos unas pinceladas contándoles cómo se produjeron los primeros acontecimientos que destaparon la grave problemática que sufren las jornaleras en Huelva. Hoy les ofrecemos el escalofriante testimonio que ofrecen las propias trabajadoras en tiempo simultáneo al momento en que intentaban escapar -muchas sin conseguirlo- de ser subidas a la fuerza al autobús que, sin previo aviso y teniendo los permisos en vigor, las llevaría fuera de España y así impedir que denunciaran su situación; mientras, la Guardia Civil rodeaba el campo de trabajo en el que se encontraban  y las perseguía. Además de los abusos de toda índole que las trabajadoras afirman haber sufrido, la situación de los jornaleros inmigrantes de Huelva esconde una ignominia más profunda: cómo el propio Estado mira para otro lado, colabora en una situación inhumana con tal de que los trabajadores inmigrantes abandonen nuestro país a toda cosa…y en silencio. Mercado frente a personas. 

Los audios que les ofrecemos son algunos de los que las trabajadoras que escapaban enviaban a otra trabajadora,  quien se encontraba a salvo lejos de la finca, en la mañana del día 3 de junio de 2018. 

Pregúntense el porqué de que todos los medios de comunicación silencien o soslayen estas graves cuestiones, así como que incluso oculten la intervención letrada de los abogados de AUSAJ en este asunto. De todo ello hablaremos en profundidad en los próximos días. Ahora espántense, asómbrense de lo que los seres humanos somos capaces de hacer a otros seres humanos en pleno siglo XXI. 

***

TRADUCCIÓN VIDEO Nº 5

“… A estas mujeres se les ha arrebatado todos sus derechos, no disfrutan de ningún derecho…´´

“… Nos obligan a trabajar gratis.´´

“… yo duermo en la cocina…´´

“… Cuando enfermamos no nos llevan al médico…´´

“… Estamos aisladas, no se sabe si se acabará durmiendo en la finca o tirada en el descampado. Tenemos que hacer autostop para ir a comprar comida.”

“… Los responsables comercializan con nosotras  (con nuertro trabajo).´´

“ Las marroquíes estamos marginadas en Doñana, estamos siendo mercantilizadas como si fuéramos sandías. Esto parece un mercado de esclavos. Siempre dándonos largas. No nos quieren pagar.”

“… Nos acusan de actos indecentes. Nosotras hemos venido a trabajar. Somos mujeres casadas y estamos aquí para mantener a nuestras familias. No pensamos renunciar a nuestros derechos.´´

“… Esto es un mensaje para Mohamed VI…esperemos que su conciencia se remueva por esto. Sus hijas están sufriendo y están siendo maltratadas aquí.

“…¡Viva Mohamed VI! ¡Viva el rey!!! Ven a ver cómo nos está maltratando esta gentuza…”

“…Y los mismos marroquíes de aquí nos maltratan. Los que supuestamente están de responsables de nosotras nos maltratan y nos humillan. Nos llaman basura, y hacen negocio con nuestro trabajo aliándose con los jefes…´´

“… Aquí estamos doblemente humilladas. Humilladas como marroquíes y humilladas como trabajadoras. Pero estamos dispuestas a defender nuestro honor y nuestros derechos…´´

“… Para ir a comprar pan tenemos que hacer autostop. Lo estamos pasando mal…´´

Se acerca un señor por el otro lado de la valla y pide hablar con solo una de las trabajadoras para que haga de representante. Se mantiene una conversación ininteligible sobre fechas de cobro , nómina y horas extras:

  -¿No queréis que alguien que hable vuestro idioma os haga de intermediario con los jefes?    
-pregunta el hombre.

 -Porque el que nos hace de intérprete nos humilla y dice que somos basura de Marruecos -responde una de las mujeres.
Sigue una  conversación igualmente incomprensible. A continuación:

“…Lo último que sabemos es que la hija del jefe dice que la que no entregue su pasaporte no entrará a trabajar…´´

“¡No, no, no, Doñana!!!´´

“…A mí que me devuelva mi pasaporte. Ya no quiero trabajar aquí…´´

“El día que vinimos a pedirle trabajo, ya nos dijo: “estáis aquí para criar barriga y culo, así que a comer y a dormir”.  Así nos lo dijo. Y llevamos así una semana.´´

“.. Luego no hay formación ninguna. Nada más llegar te pones a recoger fresa.´´

“… A mi me castigó con cuatro días sin trabajar…´´

“… Yo una semana…´´

 

Poder notarial en favor de los abogados de AUSAJ

 

Denuncia presentada ante el Juzgado de Instrucción Nº 3 de Huelva en nombre del SAT

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*