EL BESO

EL BESO

 

Rubi cruzó el Rubicón

Por Hughes

Gaceta, 23 AGOSTO 2023
 
 

Igual que a Al Capone le condenaron por los impuestos, aquí en España la mejor forma o la más fácil de acabar con alguien es el feminismo. Le está pasando a Rubiales, que tras años acumulando razones se enfrenta a la opinión pública del régimen, que en cuestión de pressing y unanimidad es el Milán de Sacchi, por su beso a Jenni Hermoso.

De nada le ha valido a Rubiales, Rubi en el mundillo, haber llevado a Arabia la Supercopa española para liberar y modernizar a la mujer árabe. Así se lo pagan ahora.

Aun le queda mucho a la mujer árabe para llegar al avance que representa nuestra selección femenina de fútbol, campeona del mundo, algo así como el gol de Marcelino de la España plurinacional.

La turra es sistémica. Cada vez que pongo los deportes en la tele intentando saber algo de Mbappé, aparece una noticia sobre fútbol mal llamado de mujeres, pues, como bien dicen ellas, eso ya es hacerlas de menos, un machismo. Es fútbol-fútbol.

Esta selección es el apogeo de algo, el resultado de mucho trabajo: la sostenida publicidad de las grandes empresas españolas, el frenesí de un ministerio, la plurinacionalidad, el LGTBI, el tiquitaca (que sobrevive en ellas) y, por supuesto, el feminismo. Esta selección lo tiene todo: es revolucionaria, a la vez (alguien lo ha escrito) igualdad y futuro.

Por ella somos líderes mundiales en feminismo y tiquitaca. Este régimen le ha dado a la mujer la pelota, la posesión, ¡por fin!

Unos dieron el voto, otros dieron el trabajo. Este régimen le da la pelota y el solo sí es sí.

Feminismo es que la mujer sea igual que el hombre, pero solo hasta cierto punto en que vuelven a ser distintas, como ha podido comprobar Rubi besando a Jenni.

Ahí ha topado con la Liga de la Decencia, el Tribunal Popular de las Buenas Maneras y el VAR de Pérez-Royo, que ha visto en el beso robado un delito de agresión sexual.

Los robaperas del régimen han «puesto el foco» en la cuestión central: el consentimiento, matriz de la Ley que soltó a los violadores a decenas. Pero ¿hay en el beso de Rubi un contexto o intención sexual? En absoluto. Es el gesto excesivo, efusivo y jubiloso de tantas celebraciones deportivas, donde el cuerpo tiene otros límites. O tenía. Hasta que llegaron las mujeres, iguales al hombre salvo en algunas cosas.

El presunto delito de Rubiales recibe así toda la atención que no merecen las salvajes violaciones reales, en línea todos, otra vez, con el espíritu del legislador del solo sí es sí: retirar el famoso foco de las violaciones para extender el concepto de agresión a toda forma de trato entre el hombre y la mujer.

¡Politizar el aire que separa nuestros labios!

Han ido todos, los de siempre, a rematar ese córner y se intuía que era jugada ensayada porque inmediatamente después apareció Él, Pedro Sánchez, el tío que en su pelvis, al caminar, hace cimbrear dos o tres poderes, pidiéndole a Rubiales «más pasos»: o la dimisión o quizás algún ritual japonés de automutilación.

Ahora hay que tratar a las mujeres como diga El País, y la nueva decencia reprocha a Rubiales el beso, pero también haberse echado mano al paquete en el palco. Lo que les molesta no es tanto la falta de decoro, concepto superado, como que el despliegue de genitalidad masculina lo hiciera «delante de una menor», la Infanta, en edad de abortar y transicionar. En esa pose, Rubiales calca al Bardem de los Huevos de oro de Bigas Luna. Una imagen, el cartel de la película, que fue censurada en algunos países anglosajones y que ahora en España, tras mucho progreso, supone un escándalo. Con todo esto, Rubiales ha acabado teniendo una curiosa función: se ha convertido en un artefacto machista desatado en plena fiesta de la emancipación femenina. Una especie de chisporroteo subversivo. Un vestigio despistado del cojonudismo, la testiculina de Pedro Pablo Parrado, invitado-Peter Sellers en plena «revolución» del tiquitaca femenil. Rubiales, macho descatalogado, toro de Osborne olvidado, tiene ese aire anacrónico de un Bardem fuera de década. ¿Nadie le avisó? El Régimen o simplemente España va deshaciéndose de los inmediatos precursores, como quien borra las pruebas, sus propios pasos, y le ha llegado el turno al hortera ibérico, por sociata que sea. El casticismo deportivo tendrá que ir deponiendo los palillos. Les empieza a tocar a ellos. Toca condenar el beso de Rubi a Jenni e ir mudando la masculinidad. Meterla en el museo de las formas extintas. El antecedente inmediato de Sánchez, que es Rubiales, una especie de homo antecessor sociocultural, ya bordea el delito.

 

*******

LAS DOS VERSIONES DE JENNI HERMOSO: DEL 'NO ME GUSTÓ' EL BESO DE RUBIALES A DECIR QUE FUE 'CON CARIÑO'

La delantera de la Selección reaccionó de forma espontánea en el vestuario y más tarde, ante la prensa, trató de restarle importancia a la escena

Por Jorge Pacheco

El Español, 21 AGOSTO 2023
"Ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento... No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante" (palabras escritas por el departamento de comunicación de la Federación y difundidas a los medios de comunicación con celeridad, pero Jenni Hermoso no las ha suscrito)

 

El beso en la boca de Luis Rubiales a Jenni Hermoso en la entrega de trofeos tras la final del Mundial femenino está en el foco. La imagen ha generado diversas reacciones, incluida la de Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deporte, que tachó de "inaceptable" el comportamiento del presidente de la Federación Española de Fútbol.

Rubiales, en un momento de exaltación, agarró con las dos manos la cara de la delantera de la Selección y le dio un beso en la boca tras haberse fundido antes en un largo abrazo. Tras ser captado el momento por la retransmisión de La 1, se empezó a comentar en redes sociales viralizándose el vídeo.

En el vestuario, donde siguió la fiesta de las jugadoras, el cuerpo técnico de la Selección y los miembros de la Federación, llegó la primera reacción de Jenni Hermoso. Mientras la '10' de España hacía un live en Instagram, una de sus compañeras, Misa, preguntó quién se había besado tras haber leído algún mensaje al respecto. Y alguien puso el vídeo.

Entre risas y algún grito sorprendido, varias jugadoras reaccionaron en directo al vídeo del beso. Jenni Hermoso, por su parte, reconocía de manera espontánea qué le había parecido: "Pero no me ha gustado, ¿eh? ¿Y qué hago yo?", decía delante de sus compañeras de equipo. Después, Rubiales bajó al vestuario para volver a felicitar a las jugadoras y las invitó a un viaje a Ibiza "a la boda de Jenni y Luis".

Pasaron varias horas, en las que sobre todo figuras de la política denunciaron el vídeo, hasta que los protagonistas, ahora sí también Rubiales, volvieron a pronunciarse. "Ha sido la emoción del momento, no hay nada más allá. Se va a quedar en una anécdota. Segurísimo que no va a ir a más", dijo Jenni ante los micrófonos de COPE.

"¿El beso con Jenni? Idiotas hay en todas partes. Cuando dos personas tienen una muestra de cariño sin importancia, no podemos hacer caso a las idioteces", declaró el presidente de la Federación a Radio MARCA en zona mixta.

Rubiales, subiendo el tono de su enfado, habló también en la citada cadena de radio: "No hagamos caso de los idiotas y de los estúpidos, de verdad. Es un pico de dos amigos celebrando algo... no estamos para gilipolleces. Yo, con todo lo que he pasado, más gilipolleces y más tontos del culo... no. No hagamos caso y disfrutemos de lo bueno y ni me comentéis cosas de pringados que no saben ver lo positivo... Es una cosa sin maldad. Si hay tontos, que sigan con sus tonterías. Hay más tontos que ventanas. Vamos a hacer caso a los que no son tontos... Es una cosa sin maldad y una tontería, si la gente quiere perder el tiempo en ello...".

 

El mensaje de Jenni y su madre

Jenni Hermoso volvió a dar sus impresiones, pero más extendidas, en un escrito enviado por la Federación a EFE. La jugadoratrató de restar importancia al beso: "Ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento... No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante", dijo.

La última en pronunciarse fue Marisol, la madre de Jenni, que habló ante los micrófonos de La 1: "Ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento. No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante", dijo.

 

*******

JENNI HERMOSO Y SU SINDICATO PIDEN "MEDIDAS EJEMPLARES" A LA FEDERACIÓN POR EL BESO DE RUBIALES

RTVE, 23 AGOSTO 2023

 

La jugadora Jenni Hermoso, a través de su sindicato FutPro, ha pedido "medidas ejemplares" a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por el beso no consentido que le dio su presidente, Luis Rubiales, en la ceremonia de premiación del Mundial femenino el domingo.

Los gestos y actos sexistas de Rubiales tras la victoria de la selección femenina en la Copa del Mundo en Sídney han generado una oleada de críticas en España y en el mundo. Además, ya se han presentado varias denuncias ante el Consejo Superior de Deportes.

La jugadora ya dijo en sus redes sociales en plena celebración en el vestuario con sus compañeras campeonas que le había disgutado el beso de Luis Rubiales, pero este comunicado añade más presión al máximo dirigente del fútbol español para que dimita.

"Mi sindicato FutPro, en coordinación con mi agencia TMJ, se están encargando de defender mis intereses y ser los interlocutores sobre este asunto", ha señalado Hermoso este miércoles en un comunicado de prensa difundido por la asociación mayoritaria de las futbolistas españolas.

 

 

El comunicado de FutPro

Además, FutPro ha expresado su "firme y rotunda condena ante conductas que atenten contra la dignidad de las mujeres". "Desde nuestra asociación pedimos a la RFEF que implemente los protocolos necesarios, vele por los derechos de nuestras jugadoras y adopte medidas ejemplares", añade la nota.

"Es esencial que nuestra selección, actual campeona del mundo, esté siempre representada por figuras que proyecten valores de igualdad y respeto en todos los ámbitos. Es necesario continuar avanzando en la lucha por la igualdad, una lucha que nuestras jugadoras han liderado con determinación, llevándonos a la posición en la que nos encontramos hoy", ha proseguido el sindicato de futbolistas.

La organización también hace un llamamiento al Consejo Superior de Deportes para que, "dentro de sus competencias, apoye y promueva activamente la prevención e intervención ante el acoso o abuso sexual, el machismo y el sexismo" y anuncia que está "trabajando para que actos como los que hemos visto nunca queden impunes, sean sancionados y se adopten las medidas pertinentes que protejan a las futbolistas".

El presidente del CSD, Vïctor Francos, ha dado de plazo hasta el viernes a la RFEF para que le informe de las medidas que va a adoptar en el caso, fecha en la que justo el organismo que dirige Luis Rubiales ha convocado una asamblea extraordinaria para tratar el caso.

 

«El beso» de Gustav Klimt es uno de los cuadros más famosos de la Historia del Arte

*******

EL BESO, de Gustav Klimt 

Sin duda, «El beso» de Gustav Klimt es uno de los cuadros más famosos de la Historia del Arte y uno de los que más veces ha sido reproducido a lo largo de las décadas. Pero, aunque la imagen del cuadro te resulte muy familiar, seguro que hay un montón de cosas que no sabes de la obra maestra del pintor austriaco. Nosotros te contamos 10 que seguro te van a sorprender.

Salir con Arte

 «El beso» de Gustav Klimt

1. «El beso» fue exhibido y comprado en 1908, antes de que su autor lo terminara. La Austrian Gallery fue la primera en mostrarlo, y el Museo Belvedere no tardó en incluirlo en su colección.

2. El Museo Belvedere lo compró por una cifra récord en austria: ¡25.000 coronas! (240.000 dólares). Hasta la fecha, el cuadro más caro había costado 500 coronas.

 

EMILIE FLÖGEY GUSTAV KLIMT

 

3. Justo antes de ponerse a pintar «El Beso», Gustav Klimt había recibido muchas críticas por las pinturas que realizó en el techo de la Universidad de Viena. Los malos comentarios a su trabajo lo calificaban de «pornográfico» y «pervertido».

4. Quizás por esto, Klimt pintó este cuadro en un momento de auténtica crisis vital. «O soy demasiado viejo, o demasiado nervioso o demasiado estúpido, algo debe estar mal», confesó en una carta.

5. Aunque no lo parezca, «El beso» es realmente grande, mide concretamente 180×180 centímetros.

6. Mucho se ha hablado sobre la identidad de los amantes que aparecen en la obra. Algunos dicen que se trata de un autorretrato del pintor junto a Emilie Flöge, aunque también podría tratarse de otra de sus musas, Adele Bloch-Bauer.

7. Este es el primer cuadro del denominado «Periodo Dorado» de Klimt, en el cual el autor incorporaba pan de oro a sus óleos.

8. En la obra se aprecia una mezcla de estilos e influencias: los espirales nos recuerdan a la Edad de Bronce; el diseño de los mantos se enmarca en el movimiento Arts and Crafts, mientras que las figuras de los protagonistas y sus movimientos tienen más que ver con el Art Nouveau.

 

 

9. La inclusión de una figura masculina en el cuadro es, sin duda, una peculiaridad, ya que la mujer era la verdadera protagonista de la mayoría de obras de Klimt.

10. «El beso» es uno de los cuadros más reproducidos de la Historia, habiendo aparecido a lo largo de los años en cientos de soportes diferentes. Incluso Austria llegó a acuñar una moneda con la imagen de la obra y de su autor. ¡Pocos cuadros han conseguido algo así en la Historia!

 

*******

EMILIE FLÖGE, LA REVOLUCIONARIA MODISTA QUE FUE MUCHO MÁS QUE MUSA DE GUSTAV KLIMT

 

 

Si alguna vez has oído hablar de Emilie Flöge seguramente sea como la musa de Gustav Klimt y protagonista de muchas de sus obras. Sin embargo, esta modista vienesa hizo mucho más que aparecer con su amante en el famosísimo cuadro «El Beso» (se dice que los enamorados de esta obra son Klimt y Flöge).

Adelantada a su tiempo, Emilie pasó de ser una humilde costurera a principios del siglo XX, a convertirse en una diseñadora de vanguardia con su propia tienda, desde la que seguía de cerca a grandes de la época como Coco Chanel o Christian Dior.

Tras conseguir cierta fama por sus innovadores diseños, inspirados en la alta costura de París, Flöge conoció al pintor Gustav Klimt, con el que inició una relación sentimental que la convirtió en protagonista de muchas de sus obras.

En esta galería de imágenes podemos admirar el magnético estilo de la modista, en el que destacan las prendas de llamativos estampados que el propio Klimt reinterpretó en sus obras.

 

 

 


3 Comments

  1. «No es un beso a la libertad, una manifestación natural y fecunda de la pubertad; es una fornicación de la virginidad con la decrepitud, un atentado a la moral, un crimen como el abuso del tutor hacia su alumno»

    Joseph Dèjacque

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*