Esclavitud en la España del siglo XXI. Las jornaleras marroquíes del campo de Huelva (4)

Indice – Esclavitud en la España del siglo XXI

Mientras esperamos las primeras decisiones judiciales, el relato continúa y cada nuevo detalle que conocemos de lo sucedido nos resulta más espeluznante. Al presunto, según parece, no le importaba demasiado si sus víctimas estaban embarazadas o no, lo que hace dudar de si lo que le motivaba era una simple obsesión sexual o detrás oculta la necesidad del sometimiento, de la humillación, de la dominación, del desprecio a sus esclavas a las que ofrecía 50€ a cambio de hacer “friqui friqui”.

Tras leer el siguiente relato, llama la atención, que después de todo lo ocurrido, las trabajadoras sigan refiriéndose a su jefe como Don Antonio, profesándole aun un respeto del que los tribunales decidirán si es o no merecedor.

*******

Publicado en La Mar de Onuba

Las ‘insinuantes’ tardes de Don “Antonio, el jefe” de la finca Doñana 1998 acusado de ofrecer dinero a la trabajadoras a cambio de “friqui friqui”

La Mar de Onuba adelanta en exclusiva declaraciones ante la Guardia Civil de las denunciantes contra Antonio Matos.

Una de ellas asegura que “el hermano de Antonio” les amenazaba con “llamar a la Policía y hacerlas desaparecer”

Algunos de los testimonios recogidos en 2017 por las periodistas Mueller y Prandi en Correctiv y BuzFeed News provenían de trabajadoras de la misma finca.

Antonio les proponía “friqui friqui” a cambio de 50 euros, según las denunciantes.

Friqui friqui a cambio de 50 euros. Es la propuesta que tres de las diez mujeres que aseguran haberse escapado de la finca fresera Doñana 1998 para evitar ser devueltas a Marruecos antes de haber finalizado su contrato, han denunciado como “insinuaciones sexuales” por parte de Antonio Matos, responsable de la explotación agrícola. En los testimonios prestados ante la Guardia Civil, cuyas copia obran en poder de La Mar de Onuba, las tres trabajadoras marroquíes coinciden en señalar que Matos les ofrecía dinero a cambio de sexo, y una de ellas afirma además que estas propuestas fueron realizadas también por otros trabajadores, de origen rumano, utilizando la misma expresión: friqui friqui.

Esta misma trabajadora asegura también que las propuestas de sexo a cambio de dinero se produjeron “aproximadamente” en cinco ocasiones, y que los hechos se producían “incluso yendo al trabajo a buscarlas”. La declarante afirma que “Antonio conocía perfectamente la necesidad y falta de dinero de las empleadas”.

Preguntada si había recibido amenazas por parte de Antonio o de otra persona en la empresa para ocultar los hechos, la declarante afirma que sí, pero que “las amenazas de su hermano no tenían nada que ver con las de Antonio”, y que el “hermano de Antonio” les había dicho que que iba “a llamar a la Policía y las haría desaparecer”.

La primera de las denunciantes asegura que “en el día de hoy”, por el pasado domingo 3 de junio, “se han llevado a empleadas por la fuerza” y señala también al “hermano de Antonio”, al que describe como “el hombre con barba, el jefe grande”, como la persona que obligó a las trabajadoras a subirse al autobús. También asegura que al menos “a una de las chicas que se llevaron esta mañana le enseñaron el sobre que les dio la empresa y que tenía la mitad del dinero que les correspondía”. Por último, esta denunciante afirma que la finalización de sus contratos no estaba prevista para el domingo 3, y que algunas de las mujeres que fueron obligadas a irse tenían previsto denunciar a la empresa ante las autoridades, motivo por el que habrían sido despedidas antes de tiempo.

La Mar de Onuba está en posesión de más declaraciones prestadas ante la Guardia Civil durante la madrugada del lunes 4 junio por otras trabajadoras cuyos testimonios coinciden en señalar a Antonio Matos como autor de “insinuaciones sexuales”.

Una de ellas refiere que pasó miedo porque está embarazada y llegó temer por la vida de su hijo en gestación, ya que la actitud del responsable de la finca le provocaba “ataques de ansiedad”. Esta misma denunciante asegura que Antonio llegó a entrar en su habitación “sin autorización, cogiéndola de brazo con el propósito de que saliera y mantuvieran relaciones sexuales”.

Por último, en esta declaración se asegura que la trabajadora “se ha desmallado (sic) en el trabajo y que no le prestaron asistencia médica, y que la empresa no les pagaba hasta que no se suban al autobús”. También que la empresa nunca les ha dado copia del contrato de trabajo que firmaron en Marruecos, que aseguran que era por tres meses, habiendo cumplido sólo uno antes de ser despedidas el pasado domingo, tras conocerse que iban a presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo el lunes. La empresa, según los testimonios, pretendió embarcarlas rumbo a Marruecos el día anterior, pero estas se negaron y se “escaparon de la finca”. Todas ellas permanecen, según ha podido saber La Mar de Onuba, en una localidad de Málaga, alojadas por el Sindicato Andaluz de Trabajadores.

MUELLER Y PRANDI RECABARON TESTIMONIOS SIMILARES EN LA MISMA FINCA EN 2017

No es la primera vez que en la finca Doñana 1998 se recogen testimonios de mujeres que aseguran haber sido acosadas sexualmente. Esta misma mañana, la periodista Stefania Prandi ha confirmado a La Mar de Onuba que su artículo Él viene por la tarde publicado hace unas semanas en Correctiv y Buzz Feed News (que fue el detonante de la enorme polémica informativa de esta semanas) estaba documentado, entre otras, por declaraciones de trabajadoras de la misma finca, que también les contaron que el responsable les ofrecía dinero por “friqui friqui” y por “chupa chupa”.

Ayer mismo compartieron en las redes sociales un vídeo que lo corrobora:

TRADUCCIÓN VIDEO: Según una investigación de BuzzFeed News las trabajadoras luchan en España contra el abuso. BuzzFeed News ha revelado que las trabajadoras son atacadas sexualmente  con frecuencia y además explotadas. Cientos de trabajadoras se manifiestan en las calles contra sus jefes. Un Sindicato ha informado de ello en nombre de cientos de trabajadoras. Han sido objeto de agresión sexual y explotación. La empresa “Doñana 1998” al parecer ha secuestrado a mujeres para evitar que se expresaran al respecto. Buzzfeed News ya en 2017 habló con mujeres de la finca:

No gano nada de dinero aquí, no hay autobús. Ella es una mujer mayor y tiene que ir en autostop; los hombres que la han recogido querían tener sexo oral con ella, ella respondió que no entendía y él se la llevó al campo y ha hecho con ella lo que ha querido. Y solo porque el jefe no ha querido poner un autobús a disposición nuestra. Nosotras somos mujeres fuertes, libres, tenemos coraje; algo así no debería pasarnos”.

 

 

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*