LA FUERZA SIN JUSTICIA, ¿TIRANÍA DE LAS ÉLITES O COBARDÍA DE LAS MASAS?

¿La fuerza sin justicia es cobardía?, por AUSAJ

¿La fuerza sin justicia es tiranía?, por GERMÁN GORRAIZ LOPEZ

 

***

La sociedad del odio. La violencia como vía de escape para el hombre frustrado

http://matapuces.blogspot.com.es/

Si entendemos que la violencia en el hombre se ha convertido en la principal herramienta y fuerza generadora para poner en marcha y mantener en funcionamiento el motor del sistema y las relaciones en la sociedad actual, podremos discernir que el conflicto que se origina en el hombre y las relaciones que tiene, acaba alterando la realidad de los hechos que acontecen a su alrededor.

El hombre frustrado busca incesantemente en su vida subterfugios y chivos expiatorios para justificar su conducta, y también poder de este modo darle un sentido coherente a sus acciones.

La capacidad de auto-engaño del sujeto es la consecuencia del entorno en el que interactúa y el grado de auto-engaño variará según el ambiente en el que se desarrolle su vida, entre otros factores intervendrán, las relaciones con sus semejantes, la propaganda, la cultura, el entretenimiento, la educación, etc.

Otra de las vías de escape para el hombre frustrado es el uso de la violencia psicológica a modo de intercambio de humillaciones con sus semejantes, el grado y la forma del mismo variará también según el entorno en el que se encuentre.

Otra de las vías de escape para el hombre frustrado es el deprecio hacia sus semejantes – no hay que olvidar que no deja de ser otro tipo de violencia – , como el racismo, la xenofobia, el chauvinismo, los nacionalismos, la religión, la política.

La integración del hombre en un sistema violento conformará la percepción que tiene del mundo y acabará también por consolidar su carácter, con lo cual la violencia pasa a ser la norma y su uso un mandamiento a cumplir para el hombre.

Otro factor determinante en la conducta del hombre es la hipocresía, mediante ésta se desarrolla como ser humano y se auto-engaña para justificar la violencia como medio de supervivencia.

 

 

 

 

 *¿La fuerza sin justicia es cobardía?

Por AUSAJ

 

25 de julio de 2011, Madrid. Con un calor sofocante, cientos de miles de personas salieron a la calle a protestar contra la Corrupción insoportable de nuestras Instituciones. Eran los inicios de lo que sería conocido como 15M. En esos primeros tiempos, las protestas llegaron a tener el apoyo de más del 75% de los españoles.

¿Qué hemos hecho de esta inmensa potencia?

Destruirla. Desactivarla. Anularla.

Lo mejor de nosotros se había despertado y, tras ocupar  nuestras conciencias, salió a ocupar la calle.

Pero, este estallido colectivo, ¿cómo tuvo lugar? Se ha afirmado hasta la saciedad el carácter espontáneo del movimiento. ¿Estamos confundiendo  espontaneidad con manipulación informativa? Lo mediático, en estos tiempos marcados por la manipulación informativa de nuestras emociones, ¿es espontáneo?

Durante estos años, hemos sido muchas las voces que denunciamos lo que, hoy, todos sabemos. La falsedad del discurso de la Nueva Política. La corrupción de sus líderes. Recibimos insultos, amenazas, calumnias por ello. Y eso no nos dolió especialmente. Lo doloroso fue el silencio de aquéllos que pensaban como nosotros. Sin ese silencio, que amparaba a los corruptos, nunca hubiésemos llegado al lodazal en que, de nuevo, nos encontramos.

Y ese silencio es culpable. Mucho más que los calumniadores, el verdadero cómplice de esta desgracia fue ese silencio. Silencio para no perder seguidores, para conseguir likes, para estar con la corriente de una mayoría inexistente, solo levemente aparente. Porque la mayoría está en el silencio, en la abstención. En la cobardía.

Y ahora … Ahora todo es peor. Antes no sabíamos; antes no había información; se silenciaba, se censuraba. La corrupción, el nepotismo, el clientelismo, la falsedad, tenía, al menos, la cobertura que da la censura.

Pero ahora todos sabemos. Todos sabemos que los Chiringuitos que tanto critica Vox, son los Chiringuitos en los que fue incubada su simiente. La charca de las Ranas de Aguirre es el criadero del que han salido sus líderes de hoy.

Salvadas las distancias, la proyección de votos a Vox recuerda a alguien que está con su ordenador conectado a internet, a quien se le apaga el router y, enfadado, golpea SU ordenador hasta que lo consigue romper.

Y decimos «salvadas las distancias», porque ahora no hablamos del ordenador. Hablamos de destruir la Sanidad, la Educación, la Justicia, hablamos del Medioambiente, del agua, de  la energía, del futuro, en definitiva.

Es la perversión del mensaje, ya de por sí perverso, de Thatcher y Reagan; es ese “No hay alternativa”, que sólo se basa en una vergonzosa realidad: NUESTRA INCAPACIDAD PARA CONSTRUIR.

Pero la culpa siempre es de otros. Reflejo de la Sociedad Narcisista y Psicopática que con nuestro silencio hemos construido. Y en la que estamos inmersos. Es el odio al que piensa distinto el motor de nuestra convivencia. El camino recorrido desde el 2011 hasta hoy.

En junio de 2018 hemos denunciado la Esclavitud Sexual y Laboral que sufren las Temporeras de Huelva; inmigrantes venidas, legalmente, a trabajar en España. La solidaridad que hemos conseguido es menor del 1/100.000; no llega a una persona de cada cien mil.

EL ODIO es un camino de doble vía. Ahora, nos toca ser víctimas.

 

https://www.eldigitalcastillalamancha.es/actualidad/410315409/Varios-jovenes-castellano-manchegos-enganados-esclavizados-y-atrapados-en-Holanda-No-tenemos-ni-para-volvernos-a-Espana.html

 

 

 

* ¿La fuerza sin justicia es tiranía?

Por GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ

Analista

 

 “La Justicia sin la fuerza es impotente; la fuerza sin justicia es tiranía”(Blas Pascal) Ocho jóvenes de la localidad navarra de Alsasua podrían ser condenados a penas estratosféricas de 52 años de prisión al ser acusados de “delitos de terrorismo” tras un altercado con dos miembros de la Guardia Civil y sus parejas que derivó en un parte médico de “lesiones menores” y que en su día fue calificado por el Coronel Jefe de la Guardia Civil de Navarra como “delitos de odio”, lo que constituye un auténtico ejercicio de “terrorismo jurídico” que generó una inmediata reacción de repulsa popular e institucional. Para entender la sentencia contra los jóvenes de Altsasu habría que recurrir a la Doctrina Aznar que tendría como ejes principales la culminación de la “derrota institucional de ETA para impedir que el terrorismo encuentre en sus socios políticos el oxígeno que le permita sobrevivir a su derrota operativa” con el objetivo último de criminalizar a grupos y entidades díscolos y refractarios al mensaje del establishment dominante del Estado español. En la actualidad, 3 de ellos llevan ya  más de 2 años en prisión incondicional, sin sentencia firme y con total ausencia de seguridad jurídica al ser rechazados parte de los argumentos de sus abogados defensores por la Fiscalía del Estado cuya primera misión es “velar por la seguridad jurídica de los ciudadanos de España”, por lo que será un proceso judicial de largo recorrido que terminará indefectiblemente en el Tribunal Europeo de Estrasburgo.  

 Altsasu y la espiral de silencio de la mass media El atestado policial de la noche de autos fue redactado por la Guardia Civil y comunicado simultáneamente a todos los medios de comunicación del status quo del Estado español y amparado por la “espiral del silencio” de los medios de comunicación de masas del establishment (PRISA, Vocento, Grupo Planeta, Grupo Godó, Grupo Zeta, Editorial Prensa Ibérica, Unidad Editorial, TVE y Mediaset España) consiguió su objetivo de transmitir a la opinión pública la idea de “la pervivencia de ETA en el territorio comanche de Altsasu”. Dicha teoría fue formulada por la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann en su libro “La espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social” (1977) y simbolizaría “la fórmula de solapamiento cognitivo que instaura la censura a través de una deliberada y sofocante acumulación de mensajes de un solo signo”, (el caso Altsasu es terrorismo) con lo que se produciría un proceso en espiral o bucle de retroalimentación positiva. 

A ello contribuye el encefalograma plano de la conciencia crítica de la sociedad actual favorecida por una práctica periodística peligrosamente mediatizada por la ausencia de la exégesis u objetividad en los artículos de opinión así como el finiquito del código deontológico periodístico y tendría su plasmación en la implementación de la autocensura y en la sumisión “nolis volis” a la línea editorial de su medio de comunicación. Así, el periodismo se habría transmutado en mera correa de transmisión de los postulados del establishment o sistema dominante,(fruto del endemismo atávico de la servidumbre a los poderes fácticos del status quo), deriva involucionista extrapolable a la mayoría de los ámbitos de comunicación interactiva del Estado español y que serían  elementos constituyentes de la llamada “ perfección negativa”, término empleado por el novelista Martín Amis para designar “la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal”.

 

 

 

♦♦♦♦♦

 

Il y avait un jardin. Georges Moustaki

 

 

 

 

 

 

1 Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*