OTRO VENDRÁ QUE BUENO TE HARÁ: ENTREVISTA A FELIPE GONZÁLEZ (2024, 21 de Junio): La rehabilitación de Felipe, el hombre que cayó desde muy alto.

OTRO VENDRÁ QUE BUENO TE HARÁ

Con su aparente movimiento, «De Franco a las Instituciones», el Régimen del 78′ no se ha tenido que cambiar de sitio para continuar dominándolo todo. Y a todos.

Solo se ha tenido que valer de la «Transición», un original “Escorzo” político, o arte de crear la Ilusión de una tercera dimensión en una superficie plana, como la mente del votante

 

AQUÍ ESTÁ TODAVÍA LA VERDAD

Por León Felipe

«A la hora de la muerte, no hay política. Ni polémica tampoco. Polémica ¿contra quién? Como no sea contra Dios… Porque delante del poeta no están más que el Misterio, la Tragedia y Dios. Detrás quedan los obispos y los comisarios. Y para tener polémica con ellos tendrían que dar un paso hacia delante y tirar la mitra y los galones.

Las tribunas proletarias y los púlpitos no son más que guillotinas del amor. Del amor que el poeta salva día tras día de la rueda mecánica de las oratorias y de la bocina de las propagandas.

El poeta va recreando con su angustia viva, las esencias vírgenes que matan sin cesar el político y el eclesiástico, esos hombres que piensan que ganan todas las batallas y dejan siempre seco y muerto el problema primario de la justicia del hombre.

Cuando todas las demagogias han manchado de baba las grandes verdades del mundo y nadie se atreve ya a tocarlas, el poeta tiene que limpiarlas con su sangre para seguir diciendo: aquí está todavía la verdad»

 

El poeta pregunta: ¿Por qué no hay ya zapatos para todos?

 

Un poema es un testamento sin compromisos con nadie y donde no hay disputas ni con el canónigo ni con el regidor. Donde no hay política. A la hora de la muerte, no hay política. Ni polémica tampoco. Polémica ¿contra quién? Como no sea contra Dios… Porque delante del poeta no están más que el Misterio, la Tragedia y Dios. Detrás quedan los obispos y los comisarios. Y para tener polémica con ellos tendrían que dar un paso hacia delante y tirar la mitra y los galones.

El poeta va descubierto y sin adjetivos. Es el hombre desnudo que habla y pregunta en la montaña, sin que le espere ya nadie en la ciudad. Habla siempre dentro del círculo de la muerte y lo que dice, lo dice como si fuese la última palabra que tuviera que pronunciar. La muerte está tumbada a sus pies cuando escribe, esperando a que concluya. Y cuando ya no tenga nada que decir, nada que confesar, la muerte se pondrá de pie y le dirá, cogiéndole del brazo: ¡Vámonos!

Sus últimas palabras serán éstas:

Me voy.
Os dejo mi silla
y me voy.
No hay bastantes zapatos para todos
y me voy a los surcos.
Me encontraréis mañana
en la avena
y en la rumia del buey
dando vuelta a la ronda.
Seguidme la pista, detectives,
seguidme la pista como Hamlet al César.
Anotad:
El poeta murió.
El poeta fue enterrado,
el poeta se transformó en estiércol,
el estiércol abonó la avena,
la avena se la comió el buey,
el buey fue sacrificado, con su piel labraron el cuero,
del cuero salieron los zapatos…
Y con estos zapatos en que se ha convertido el poeta
¿hasta cuándo -yo pregunto, detectives-
hasta cuándo seguirá negociando
el traficante de calzado?
¿Por qué no hay ya zapatos para todos?

 

Este poema es una vieja canción de amor que han matado los hombres y que el poeta quiere recrearla con su vida. Nunca se recrea nada con menos. Es un grito cristiano que los obispos han clavado en la rueda inacabable de la liturgia eclesiástica para que la asesine la rutina. Y el líder político que la lleva en su programa también, la ha lanzado al viento como una amenaza para que la estrangule el rencor. Ahora está muerta y no tiene eficacia ni en el norte ni en el sur.

Las tribunas proletarias y los púlpitos no son más que guillotinas del amor. Del amor que el poeta salva día tras día de la rueda mecánica de las oratorias y de la bocina de las propagandas. El poeta va recreando con su angustia viva, las esencias vírgenes que matan sin cesar el político y el eclesiástico, esos hombres que piensan que ganan todas las batallas y dejan siempre seco y muerto el problema primario de la justicia del hombre.

Cuando todas las demagogias han manchado de baba las grandes verdades del mundo y nadie se atreve ya a tocarlas, el poeta tiene que limpiarlas con su sangre para seguir diciendo: aquí está todavía la verdad.

¿Por qué no hay zapatos para todos?

Las Biblias las hacen y las renuevan los poetas; los obispos las deshacen y las secan; y los políticos las desprecian, porque piensan que la parábola no es una herramienta dialéctica.

* * *

LEÓN FELIPE“Doctrina de un poeta español en 1.939”, Obra poética escogida, Espasa-Calpe, prólogo por Gerardo Diego. [Filosofía Digital, 04/07/2006]

 

*******

El PPSOE siempre fue Globalista

El Régimen del 78′ no se ha tenido que mover de sitio.

Solo se ha tenido que valer de un original “Escorzo” político, o arte de crear la Ilusión de una tercera dimensión en una superficie plana, como la mente del votante

 

Vamos aprendiendo el sentido de la Democracia occidental, la única «Cracia» con o sin «kratos» (no importa). Cuando las decisiones NO se adoptan democráticamente, oponerse a ellas es un ataque contra la Democracia (casos como el de la «Globalización”).

Y este conocimiento es relevante. Porque la oposición al Globalismo de los milmillonarios, que hoy es una especie de seña de la Ultraderecha, hasta 2012 -hasta el llamamiento del PSOE a una lucha sin partidismo político (estaba en 80 diputados y cayendo, cuando San Rubalcaba se inventó el eje 11M-15M)-, constituía la esencia de la Izquierda.

Hoy ya no merece ni un triste recuerdo que hasta hace bien poco la lucha contra la Globalización era el lugar común de la Izquierda. Que a base de pasta (salida de tus tributos) los que “luchaban” contra Soros, se han convertido en la Banda Globalista de Soros.

¿Y el Régimen del 78′?

El PPSOE siempre fue Globalista. No se ha tenido que mover de sitio. Solo un original y artístico “Escorzo” político, o arte de crear una tercera dimensión en una superficie plana (como la mente del votante).

Ahora todo está claro: Los Antiglobalistas de siempre, ya no son de Izquierdas, ahora son la Ultraderecha, Y los Antiglobalistas de entonces, aquéllos que fueron izquierda, hoy son los más fieles siervos del Globalismo milmillonario.

Lo impactante es como se ha logrado que los que quieren lo mismo se odien y se anulen mutuamente.

Pero se ha logrado.

¿En qué se diferencia el Populismo de la Democracia?

Chus

 

OTRO VENDRÁ QUE BUENO TE HARÁ

 

El expresidente del Gobierno cree que habrá repetición electoral en Cataluña y se muestra desconcertado ante la «falta de respeto a la democracia» en esa comunidad. Considera «infecta» la ley de amnistía, de la que le preocupa no sólo su inconstitucionalidad, sino también su arbitrariedad.

Felipe González: «Curiosamente Meloni le está dando a Italia estabilidad gubernamental»

¿El auge de la extrema derecha? «La responsabilidad en la conducción política la tiene el Gobierno».

 

El auge de la extrema derecha

 

El pasado 9 de junio se celebraron las elecciones europeas con el auge de la extrema derecha como principal consecuencia. En Italia -donde ya gobierna Giorgia Meloni- arrasó y en Francia, el partido de Marine Le Pen mejoró aún más el resultado obtenido en la anterior cita electoral. Esta situación obligó al presidente francés, Emmanuel Macron, a adelantar las elecciones legislativas y llevó a muchos a preguntarse si el proyecto de la Unión Europea tal y como se concibió en sus inicios era compatible con el avance de la extrema derecha.

El expresidente no cree que vaya a haber un cambio sustancial en la estructura de poder europea y matiza que Meloni ha hecho «muchos gestos» para alinearse con los principios básicos de la política exterior de la Unión Europea y que está dando a Italia una «estabilidad monumental» porque está «estabilizando una parte del poder». Sobre quiénes son los responsables del crecimiento de la extrema derecha en España -Vox fue la tercera fuerza política el 9J-, González afirma que «la responsabilidad en la conducción política de un país la tiene un gobierno, en cualquier circunstancia», aunque es verdad que «algunas veces los extremos arrastran hacia posiciones no deseadas a países más centrados».

 

Elecciones en Cataluña

 

Ante el panorama político que tiene Cataluña después de los comicios y la imposibilidad de llegar a un acuerdo temprano, Felipe González se muestra convencido de que se van a tener que repetir elecciones. Asimismo, ve una «falta de respeto» a la democracia de dicha comunidad autónoma el hecho de que los partidos independentistas estén negociando directamente con «el que gobierna Madrid», en referencia a Pedro Sánchez, en lugar de la persona que ha ganado las elecciones, Salvador Illa. «

Es un absoluto desprecio a la representatividad democrática porque anteponen su posición independentista a los valores democráticos en Cataluña. Están diciéndole (a Illa) ‘Yo no negocio con usted, sino con el que manda en Madrid, así que usted se aparta’. Esto es democráticamente inaceptable», sentencia.

En medio de esta negociación, un punto clave: la financiación singular para Cataluña. González opina que el derecho a la diferencia «no puede afectar a la igualdad de derechos» y que el hecho de que uno sea diferente, no quiere decir que sea desigual. ¿En qué consiste la singularidad? «No lo sé, pero si me atrevo a pensarlo, creo que hay que cambiar el Estatuto de Autonomía y la Constitución».

En ese sentido, opina que si quieren cambiarlo, que lo cambien, pero que no se salten la ley porque si lo hacen, no se va a poder hacer una «amnistía infecta cada seis meses, como la de ahora en la que el delincuente hace la ley».

 

*******

LOS ÁLAMOS DE PLATA

«¡Hay que dar el perfume que encierran nuestras almas!»

Federico García Lorca

La ciencia del silencio frente al cielo estrellado, la posee la flor y el insecto no más.

 

Los álamos de plata se inclinan sobre el agua:
ellos todo lo saben, pero nunca hablarán.
El lirio de la fuente no grita su tristeza.
¡Todo es más digno que la Humanidad!

La ciencia del silencio frente al cielo estrellado,
la posee la flor y el insecto no más.
La ciencia de los cantos por los cantos la tienen
los bosques rumorosos y las aguas del mar.

El silencio profundo de la vida en la tierra,
nos lo enseña la rosa abierta en el rosal.

¡Hay que dar el perfume que encierran nuestras almas!
Hay que ser todo cantos, todo luz y bondad.
¡Hay que abrirse del todo frente a la noche negra,
para que nos llenemos de rocío inmortal!

¡Hay que acostar al cuerpo dentro del alma inquieta!
Hay que cegar los ojos con luz de más allá.
Tenemos que asomarnos a la sombra del pecho,
y arrancar las estrellas que nos puso Satán.

¡Hay que ser como el árbol que siempre está rezando,
como el agua del cauce fija en la eternidad!

¡Hay que arañarse el alma con garras de tristeza
para que entren las llamas del horizonte astral!

Brotaría en la sombra del amor carcomido
una fuente de aurora tranquila y maternal.
Desaparecerían ciudades en el viento.
Y a Dios en una nube veríamos pasar.

(Mayo de 1919)

* * *

FEDERICO GARCÍA LORCALibro de poemas. Obras Completas, Aguilar, 1974. FD, 22/09/2008.

 

*******

LAS HORCAS CAUDINAS DEL ALMA

Filosofía Digital

«La felicidad no es un premio que se otorga a la virtud, sino que es la virtud misma, y no gozamos de ella porque reprimamos nuestras concupiscencias, sino que, al contrario, podemos reprimir nuestras concupiscencias porque gozamos de ella» 

(Spinoza, Ética 5, XLII).

«El sabio, considerado en cuanto tal, apenas experimenta conmociones del ánimo, sino que consciente de sí mismo, de Dios y de las cosas con arreglo a una cierta necesidad eterna, nunca deja de ser, sino que siempre posee el verdadero contento del ánimo»

Spinoza

 

 

Vencer el Miedo

Vencer el Miedo, no caer en el Temor, no esperar lo que no has de lograr por ti mismo, no caer en la tentación de la comodidad, sobreponerse a toda sombra de cobardía, … Aún partiendo del reconocimiento de su extrema dificultad, sin embargo, no puedo entender la expresión “no podremos llegar al problema del alma sin haber pasado por sus horcas caudinas”, pues he aceptado que existe en cada uno de nosotros ese Hombre Total, y en su búsqueda, no has de temer ser Subyugado, pues ese temor es, justamente, la causa de la derrota.

Sí, querido tocayo, en la búsqueda interior de la Bondad y la Luz, en uno u otro momento, te encontrarás de bruces con la realidad del MAL. Es entonces cuando has de responder a la pregunta: ¿Esa existencia maléfica es solamente Externa, o es también Trascendente?

JDF

 

Comentario (Jesús Nava)

En la filosofía de Spinoza, el primer objetivo de todo el que aspira a la libertad deber ser “librarse del miedo”. Y el segundo, “no depender de la esperanza”; pero de esa señora, consorte del miedo, nos ocuparemos otro día.

 

Totalmente de acuerdo contigo en que, probablemente, el miedo sea la pasión humana que nos hace más miserables. Spinoza decía que la superstición no se originaba en la ignorancia de las cosas eternas, sino en la fantasía de las almas tristes y temerosas. La superstición, sea religiosa, científica o ideológica, es la hija primogénita del miedo y de la ambición. Por eso me sigue pareciendo hermoso, lo creamos o no, aquel versículo de la Biblia donde se dice que Jesucristo murió para “librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre” (Hebreos 2:15). Porque mucho se habla de la servidumbre política y económica, pero eso no es nada comparado con la esclavitud de las almas en vilo, oprimidas por el puño del miedo, que mucho abarca y más aprieta.

 

Jesucristo murió para “librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre” (Hebreos 2:15)

 

De ahí que, en la filosofía de Spinoza, el primer objetivo de todo el que aspira a la libertad deber ser “librarse del miedo”. Y el segundo, “no depender de la esperanza”; pero de esa señora, consorte del miedo, nos ocuparemos otro día.

Pero no comparto tu idea sobre la realidad del Mal, pues no sólo no es un Ente, dotado de existencia propia, sino que al ser una simple carencia de bondad o virtud, ni siquiera tiene entidad alguna: no es nada. 

 

Un bien que impide que disfrutemos de un bien mayor es, en realidad, un mal; en efecto, mal y bien se predican de las cosas en cuanto que las comparamos entre sí, y un mal menor es, en realidad, un bien” 

(Spinoza, Ética 4, LXV).

 

Existen, sin duda, los malos, individuos cuyos actos está corrompidos por sus malas intenciones, así como también existen los buenos, individuos cuyo deseo dominante es obrar bien. Y también existe “lo malo”, todo aquello que nos impide alcanzar algo que consideramos bueno. Por lo tanto, podemos hablar de lo malo y de lo bueno, pero, como diría Nietzsche, “más allá del bien y del mal”.

Spinoza decía que 

“el conocimiento del mal es un conocimiento inadecuado”, pues “el conocimiento del mal es la tristeza misma, en cuanto que somos conscientes de ella; por ende, es una pasión, la cual depende de ideas inadecuadas.” De hecho, afirma que “si los hombres nacieran libres, no formarían, en tanto que siguieran siendo libres, concepto alguno del bien y del mal.” (Ética 4, LXVIII).

 

Por último, supongo que Jung se refiere, al mencionar las horcas caudinas, a que los individuos que quieran solucionar sus problemas anímicos o espirituales, tendrán que “pasar por el aro”, mal que les pese, es decir, aunque no quieran. Ya sabes, para entrar en el Reino de los dichosos o bienaventurados hay que volverse como un niño; es decir, desnudarse de prejuicios, agachar las orejas del orgullo y doblar la cerviz de la obstinación, como tuvieron que hacer los romanos en aquella ocasión histórica; lo cual no deja de ser humillante para los engreídos y pagados de sí mismos, que piensan encontrar el remedio a sus males donde a ellos se les antoje, sin tener en cuenta nunca la Verdad.

Un cordial saludo.

FD 30/12/2009.