PROTESTAS EN HONG KONG: «LA MAFIA ECONÓMICA DE HONG KONG PROMUEVE LAS PROTESTAS», por El Lince

«LA MAFIA ECONÓMICA DE HONG KONG PROMUEVE LAS PROTESTAS», por El Lince

«El muy «democrático» movimiento de protesta es la expresión de los intereses de las grandes corporaciones financieras»

Canarias Semanal

 

El muy «democrático» movimiento de protesta de Hong Kong es -explica El Lince – la expresión de los intereses de las grandes corporaciones financieras, protegidas por Gran Bretaña y aceptadas por China cuando se produjo el acuerdo que permitió la vuelta de este enclave colonial británico a China. Porque lo que recibe el eufemismo de Región Administrativa Especial no es más que la perpetuación de los intereses de estas grandes finanzas (…).

 
Hong Kong, «puerto fragante», «puerto de incienso», «puerto rojo». De estas tres maneras se podría traducir el nombre chino. Porque el chino, como todos los idiomas asiáticos, es un idioma tonal y eso significa que una palabra tiene cuatro tonos de pronunciación por lo que dependiendo del tono en el que se diga significa una u otra cosa. Y, además, en Hong Kong la mayoría de la población habla el chino cantonés, no el chino mandarín. Porque en mandarín, Hong Kong es Xianggang.
 
Ni qué decir tiene que fueron los colonizadores británicos quienes decidieron qué nombre era el que había que usar, y ni qué decir tiene que son los neocolonizadores quienes están impulsando las revueltas al igual que hicieron con las famosas «primaveras» árabes. El que en esas revueltas aparezcan con profusión las banderas coloniales británicas (al igual que ocurrió en Siria, donde la bandera del protectorado francés es la que enarbolan los muy democráticos «luchadores por la libertad» yihadistas que tanto gustan en Occidente) o estadounidenses es algo que debe llamar la atención. Al menos para quienes estén algún rato con los ojos abiertos, lo que no suele ser habitual en Occidente.
 
Por si esto no es suficiente, otro dato debería estar bien presente. El muy «democrático» movimiento es la expresión de los intereses de las grandes corporaciones financieras, protegidas por Gran Bretaña y aceptadas por China cuando se produjo el acuerdo que permitió la vuelta de este enclave colonial británico a China. Porque lo que recibe el eufemismo de Región Administrativa Especial no es más que la perpetuación de los intereses de estas grandes finanzas que, además, son el principal foco de delitos financieros en China y más allá.

 

 

El capitalismo extremo, siguiendo la expresión más usual en HK, es quien manda en realidad. Porque el sistema político, impuesto por Gran Bretaña y aceptado por China en ese acuerdo de 50 años firmado en 1997, establece que la mitad de los escaños del parlamento -sí, habéis leído bien, la mitad- pertenecen por ley a los intereses comerciales. Literalmente, a «sectores de la economía o a grupos de intereses especiales». Es decir, HK está gobernado, de hecho, por una mafia empresarial cada vez más peligrosa. Porque desde hace tiempo China viene advirtiendo del aumento vertiginoso de delitos económicos y transacciones financieras sospechosas sin que se haya hecho mucho caso en Occidente. Tanto que, según los datos chinos, entre 2013 y 2017 hubo un aumento de 33.000 a 93.000 (en números redondos) de operaciones de este tipo. Pero como en HK no se aplica la ley china, por eso del régimen administrativo especial, sólo una persona -sí, habéis leído bien, una persona- ha sido condenada por estos hechos con condena de seis años de cárcel.

Ante esto, China presionó para que el gobierno local de HK aprobase una ley de extradición que permitiese la entrega a China de este tipo de delincuentes financieros. Y entonces se lio. El argumento es el consabido: «derechos humanos», «democracia», miedo a que se extradite a China a estos «valientes luchadores», etc. Me sorprende que los estúpidos habituales no estén hablando de «revolución» como hicieron en Siria o en otros lugares. Porque la ley lo que pretendía, sobre todo, es que los delincuentes financieros chinos (o sea, no de HK) que se refugian en HK puedan ser devueltos a China. Es decir, una ley de extradición vulgar y corriente. Pero no.

La mafia económica que gobierna HK vio el peligro y rápidamente movió sus peones. Primero, en el parlamento. Segundo, en el exterior (con rápida recepción en EEUU y Gran Bretaña). Tercero, en la calle. El argumento: «socava la libertad económica». Pero como eso no era ni suficiente ni creíble, se apeló a lo de siempre: «»democracia». Y se argumentó el temor a que los «defensores de los derechos humanos» fuesen extraditados a China.

 

 

El parlamento cedió e hizo cambios en la ley, como por ejemplo que sólo las condenas de más de siete años (y no ha habido ninguna en estos 22 años de Región Administrativa Especial) fuesen objeto de extradición. Pero eso fue considerado insuficiente. Y el gobierno local se plegó y lo retiró. Pero ni aún así, porque entonces entró en escena EEUU.

EEUU es consciente que ha perdido la guerra comercial desatada por Trump. China ha fortalecido su alianza estratégica con Rusia, ha convertido a Argentina y a Brasil en sus principales fuentes suministradoras de soja (en detrimento de los agricultores estadounidenses, base tradicional de Trump) y está poniendo en marcha un plan de sustitución de HK como foco financiero mundial (que, por otra parte, ya no tiene la significación que tenía en 1997) impulsando la creación de una alternativa justo enfrente, geográficamente, de HK: Shenzhen.

Shenzhen será la alternativa no solo financiera, sino ideológica. El Comité Central del Partido Comunista de China ha aprobado un documento demoledor para HK: «Shenzhen será un área de demostración experimental del socialismo con características chinas». O sea, la antítesis. Y hay fechas.

La primera, el 2025. Para entonces Shenzhen se convertirá en una de las principales ciudades del mundo en términos de fortaleza económica y de calidad del desarrollo. Su inversión en investigación y desarrollo, capacidad de innovación industrial y la calidad de sus servicios públicos y ambiente ecológico serán de primer nivel en el mundo, agrega el documento.

La segunda, el 2035. Ese año Shenzhen se habrá convertido en un modelo nacional de desarrollo de alta calidad, así como en un centro de innovación, espíritu emprendedor y creatividad con influencia internacional.

HK tiene unos 7 millones de habitantes. Shenzhen, 13 millones. El producto interno bruto de una y otra son muy similares, estando Shenzhen (2’42 billones de yuanes) un poco por delante de HK (2’40 billones de yuanes). Luego está claro por dónde van las cosas. Y eso lo sabe la mafia financiera de HK, y por eso las protestas: está intentando preservar su poder y su influencia porque lo que se le viene encima es su muerte virtual a medio plazo. Y eso va también para EEUU. Porque el documento que cito no es más que la continuación de un plan, publicado en febrero, para fusionar HK y Macao (otra ex colonia) con Shenzhen y Guangzhou para formar la «Gran Bahía». Y en ella, HK pierde poder.

Pero hay más, mucho más. Mientras que en HK los niveles de pobreza son cada vez más altos, en Shenzhen, considerado «área de demostración para el socialismo chino» según el documento, habrá «significativas mejoras en los servicios sociales para los trabajadores», de forma específica en la sanidad y en la educación. 

Lo que no se sabe es que en HK hay una tasa de pobreza creciente, que ya está en el 20% de la población porque HK es la ciudad del mundo donde la brecha entre riqueza y pobreza es cada vez el mayor. Tanto que Oxfam, ya hace un año (septiembre de 2018) emitió un documento de 60 páginas en el que pedía al gobierno de HK que destinase más fondos a servicios sociales y, de forma especial, «a la atención de personas de más de 45 años» porque «una de cada de tres personas ancianas vive por debajo del umbral de pobreza». Oxfam establecía en seis grupos de pobreza la realidad de HK: «residentes de viviendas subdivididas, trabajadores de bajos ingresos, mujeres, niños, ancianos y minorías étnicas». Y eso porque el dinero público destinado a estos sectores es exactamente el mismo que… ¡en 2003!

La mafia financiera de HK no tiene el menor interés en el «capitalismo compasivo» que se podría ver en alguna otra parte. Los salarios llevan 10 años estancados, los alquileres han aumentado un 300% en ese tiempo. Mientras que en su espejo, Shenzhen, los salarios han aumentado un 80% en ese tiempo y se han construido un millón de viviendas públicas.

No obstante, en el plan relativo a Shenzhen no se abandona a HK, pero pone de relieve que ha dejado de ser para China el único centro financiero. Muy lejos está ya ese año de 1995 cuando HK era considerado «el mejor ejemplo de una economía libre de mercado». El declive económico de HK va en paralelo al ascenso del resto de China. HK ha pasado de representar el 27% del Producto Interno Bruto de China en el momento de la anexión, en 1997, a un escaso 3% en la actualidad. 

Como veis, solo abordo una cuestión. Si es necesario, lo haré con otras los próximos días porque hay otras cuestiones relevantes, tanto o más que esta, como el hecho de que Irán ha demostrado lo que se puede hacer con determinación y firmeza: ha derrotado al viejo imperio colonial británico obligando a la liberación del petrolero retenido en un acto de piratería en Gibraltar. Y el que capturó en represalia aún sigue retenido. Y eso ha obligado a todo el mundo, dentro y fuera del Golfo Pérsico, a movimientos inesperados de acercamiento al país persa.

 
 
 
****
 

Protestas en Hong Kong: 5 claves para entender la «mayor movilización» popular en la excolonia británica contra la ley de extradición a China

12 de Junio de 2019
 

Una multitudinaria protesta que se inició pacíficamente el domingo en el territorio autónomo de Hong Kong contra un proyecto de ley que autorizaría la extradición de criminales sospechosos a China se ha tornado violenta.

Manifestantes enmascarados han bloqueado el acceso a edificios gubernamentales claves y han arrojado proyectiles y ladrillos a la policía.

Los uniformados han respondido con gas lacrimógeno y balas de goma y el corresponsal de la BBC en el territorio informa de manifestantes golpeados, arrestos y de al menos un policía herido.

Los violentos enfrentamientos han provocado la cancelación del debate del proyecto de ley en el Consejo Legislativo, un ente que está alineado con Pekín.

 
Los organizadores afirman que más de un millón de personas se plegaron a la protesta, pero las cifras de la policía difieren.
 

1. ¿Qué propone la legislación?

Las autoridades de Hong Kong promueven un proyecto de ley que autorizaría las solicitudes de extradición a China, Taiwán y Macao de criminales sospechosos de delitos como homicidio y violación.

La medida se propuso después de que un hombre de 19 años, residente de Hong Kong, fuera acusado de asesinar a su novia de 20 años, cuando estaban de vacaciones en Taiwán, en febrero de 2018.

El individuo huyó a Hong Kong y no podía ser extraditado a Taiwán porque no existe un acuerdo de extradición entre estos dos lugares.

 

Los manifestantes rodearon este martes los principales edificios gubernamentales de Hong Kong.

 

Los promotores de la ley afirman que los tribunales en Hong Kong tendrán la decisión final sobre las extradiciones y que cada caso se abordará individualmente.

También que los que sean acusados de crímenes políticos y religiosos no serán extraditados. Otros delitos como evasión de impuestos también han sido retirados de la lista de extraditables.

El gobierno ha buscado calmar las dudas ofreciendo algunas concesiones, como prometer sólo entregar sospechosos de ofensas que acarrean sentencias máximas de por lo menos siete años de cárcel.

 
Los manifestantes protestan contra una mayor injerencia en Pekín en sus asuntos.
 
 

2. ¿Por qué es tan polémica?

La propuesta ha generado una multitudinaria oposición que resalta el profundamente defectuoso sistema judicial en China.

Los organizadores estiman que un millón de personas tomaron parte en la marcha contra las enmiendas a la legislación, el domingo.

Sería la mayor protesta en Hong Kong desde que el territorio revirtió a dominio chino en 1997. Sin embargo, las autoridades colocaron la cifra de manifestantes en máximo 240.000.

Los críticos señalan que las personas estarían sujetas a detenciones arbitrarias, juicios sesgados y tortura en China continental.

«Nadie estaría a salvo, incluyendo activistas, abogados de los derechos humanos y trabajadores sociales», declaró en un comunicado Sophie Richardson de la organización internacional Human Rights Watch.

La medida también se ha condenado en el exterior, con la Unión Europea, Reino Unido Canadá y Estados Unidos, entre otros, expresando preocupación.

Un congresista estadounidense dijo que los cambios a la ley dejarían a Hong Kong más susceptible a la «coerción política» de China y erosionarían aun más la autonomía del territorio.

 

Los organizadores afirmaron que un millón de personas salió a las calles el domingo, en la mayor protesta en Hong Kong desde que el territorio revirtió a China, en 1997.
 
 
 
 

3. ¿Cuál es la relación entre Hong Kong y China?

Hong Kong fue una colonia británica hasta 1997, cuando revirtió a China que administra el territorio bajo el principio de «un país, dos sistemas».

La ciudad ha mantenido su independencia judicial, su propia legislatura, sistema económico y su moneda: el dólar de Hong Kong.

Sus residentes gozan de la protección de ciertos derechos, incluyendo la libertad de expresión y de reunión, libertades civiles que no están a disposición de sus homólogos en China Continental.

Pekín mantiene el control de los asuntos exteriores y de defensa, y para viajar entre Hong Kong y China se requieren visas o permisos.

Hong Kong tiene acuerdos de extradición con 20 países, incluyendo Reino Unidos y EE.UU., pero nunca ha entrado en un pacto con China, a pesar de las continuas negociaciones en las últimas dos décadas.

 

Las banderas de Hong Kong, China y de la Bolsa de Valores de Hong Kong son emblemáticas de la política de «un país, dos sistemas».

 

Los críticos atribuyen el fracaso de un acuerdo a las pobres protecciones legales para los acusados que ofrece el sistema judicial chino.

Sin embargo, el Consejo Legislativo (conocido como LegCo), que debate y votará sobre la ley de extradición, es pro-Pekín.

En 2017, el presidente de China, Xi Jinping, viajó a Hong Kong para la investidura de la nueva directora ejecutiva de LegCo, Carrie Lam.

 
La directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, es pro Pekín.
 

Durante la visita, Xi advirtió contra cualquier intento de socavar la influencia de China sobre esa región administrativa especial.

La Ley Básica que rige en Hong Kong vencerá en 2047 y no está claro que sucederá con la autonomía del territorio entonces.

 

4. ¿Quiénes están protestando?

 
Muchos manifestantes se cubren la cara en anticipación a los operativos de la policía.
 
 
La mayoría de los manifestantes son jóvenes y estudiantes. Esta no es una protesta sancionada y muchos de ellos tienen la cara cubierta por temor a represalias o procesos judiciales en su contra.

No obstante, una amplia gama de grupos han manifestado su oposición a la legislación, incluyendo colegios, abogados y empresas que de alguna manera apoyan la protesta.

Más de 100 comercios anunciaron que cerrarían para permitir a sus empleados que se unan a las manifestaciones y casi 4.000 maestros dijeron que entrarán en huelga.

Poderosos lobbies empresariales indican que el propuesto cambio a la ley afectaría la competitividad de Hong Kong como base de operaciones.

 

Grupos diversos apoyan las manifestaciones en Hong Kong.

 

El corresponsal de la BBC en Hong Kong, Rupert Wingfield-Hayes, informa que, hasta ahora, parece que las manifestaciones han surtido efecto.

Pero se trata de un enfrentamiento de voluntades. Por el momento, la policía ha permitido la paralización del centro de la ciudad.

Sin embargo, el gobierno mantiene su determinación de aprobar la ley de extradición mientras que las protestas continúan y ya se empiezan a ver señales de que las cosas pueden tornarse «feas», indica el corresponsal de la BBC.

 

5. ¿Cuán efectivas han sido otras protestas en Hong Kong?

 

En la llamada «Revolución de los Paraguas», los manifestantes acamparon durante meses en las calles de Hong Kong.
 
Las protestas públicas juegan un papel importante en Hong Kong. Un periodista local describió que la movilización es «parte del ADN» de los residentes.

Cómo no pueden elegir directamente a sus gobernantes, el salir a las calles es la forma de evitar la creciente influencia de Pekín en sus asuntos.

Aunque formalmente no se permiten, decenas de protestas -en su mayoría sobre asuntos locales y ambientales- toman lugar todos los años.

En algunas ocasiones han tenido éxito, en otras, los esfuerzos han sido en vano.

En 2003, unas 500.000 personas se movilizaron contra un polémico proyecto de ley de seguridad que abordaba temas de traición y subversión contra el gobierno de China, obligando a las autoridades a descartarlo.

También, Hong Kong es el único lugar de China donde se realiza una vigilia en memoria de la «Masacre de Tiananmen».

Pero la extensa protesta de 2014, conocida como la «Revolución de los Paraguas», cuando decenas de miles de personas acamparon en las calles durante meses exigiendo elecciones completamente democráticas, no tuvo el resultado esperado.

A pesar de que en su mayoría se realizó pacíficamente y fue objeto de titulares en todo el mundo, los manifestantes no obtuvieron concesiones de Pekín.

Según expertos, ciertas circunstancias políticas y económicas le están permitiendo al gobierno chino ejercer más su voluntad.

 
Los expertos coinciden en que la actual protesta no cambiará el curso de la propuesta ley de extradición.
 
Por una parte, «el líder de China, Xi Jinping, ha adoptado una postura más firme que su antecesor», dice el profesor Dixon Sing, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

El otro cambio es que la economía de China está más fuerte ahora que en décadas anteriores, señala el político social.

Aunque es técnicamente posible frenar la ley de extradición, los expertos coinciden en que es poco probable que eso suceda.

«Hay muchos más partidos de línea dura pro Pekín» en el Consejo Legislativo, explica el profesor Sing, «y la posibilidad de revertir su postura es casi cero«.

***

 

 

***

El pleito que llevó a la marcha del millón en Hong Kong

 

Orden de arresto contra un sospechoso de asesinato de Hong Kong

 

Un fiscal de Taiwan emite una orden de arresto contra un hombre de Hong Kong, Chan Tong-kai, quien supuestamente asesinó a su pareja, Poon Hiu-wing, cuando viajaban juntos por la isla.

Chan había vuelto posteriormente a Hong Kong, pero no podía ser extraditado para ser juzgado en Taiwan mientras Hong Kong y Taiwan no firmaran un acuerdo de extradición.

 

Anuncio de cambios en las leyes de extradición

 

Los cambios incluyen eliminar un límite actual que prohibe la extradición a la China continental, Taiwan y Macau.

 

Primera protesta

Unas 12.000 personas participan en la manifestación, incluyendo el expropietario de la librería Causeway Bay, Lam Wing-kee, quien trabajó para un editor que vendía libros críticos con el gobierno chino. Fue detenido en la ciudad china sureña de Shenzen en 2015 y fue acusado de operar un negocio ilegalmente. Dice que el gobierno chino podrá extraditarlo para ser sometido a juicio y que abandonará Hong Kong antes de que se adopte la propuesta.

 

Segunda protesta contra la propuesta del gobierno

 

Los organizadores dicen que participan 130.000 personas.

 

Marcha silenciosa de abogados de Hong Kong

Unos 3.000 abogados, fiscales, estudiantes de Derecho y académicos protestan en silencio y piden al gobierno de Hong Kong que retire la propuesta.

 

Protesta del millón de personas

Los organizadores dicen que más de un millón de personas salieron a la calle a protestar contra la propuesta del gobierno, convirtiéndose en la manifestación más numerosa en los últimos 22 años. Hay enfrentamientos entre la policia y los manifestantes y 19 personas son detenidas. Protestas similares tienen lugar en ciudades de todo el mundo como Londres, París, Sydney, Vancouver y Nueva York. El gobierno de Hong Kong dice en un comunicado que respeta las distintas opiniones, pero que continuará con la propuesta el 12 de junio. Legisladores favorables a China dicen que recolectaron unas 700.000 firmas en una petición online apoyando la propuesta.

 

Surgen choques

La policía dispara balas de goma y gases lacrimógenos contra los manifestantes después de que ocuparan arterias principales en el corazón de Hong Kong. Decenas de manifestantes, policías y periodistas son heridos. La líder de Hong Kong, Carrie Lam, condena la violencia y dice que no es la solución.

 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

1 Comment

  1. Me refiero sólo al artículo sobre la mafia de HK. Resulta esclarecedor para quien observa los hechos a través de los medios, en los cuales el poder que los mueve es evidente, ya que ocultan la esencia de los acontecimientos. El artículo muestra además la capacidad de la RPCH de diseñar un futuro y ponerlo en marcha con «planes quinquenales» Gracias por el aporte.

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*