TEMPORERAS DE HUELVA: Un mensaje para Mohamed VI: “Sus hijas están siendo maltratadas aquí” (video). La “manada” judicial

INDICE- Esclavitud en la España del Siglo XXI

***

Porque es cierto, tal como lo hemos demostrado en nuestra Ética, que los hombres están necesariamente sometidos a los afectos. Y así, por su propia constitución, compadecen a quienes les va mal y envidian a quienes les va bien; están más inclinados a la venganza que a la misericordia; y, además, todo el mundo desea que los demás vivan según su propio criterio, y que aprueben lo que uno aprueba y repudien lo que uno repudia. De donde resulta que, como todos desean ser los primeros, llegan a enfrentarse y se esfuerzan cuanto pueden por oprimirse unos a otros; y el que sale victorioso se gloría más de haber perjudicado a otro que de haberse beneficiado él mismo”.

Por consiguiente, un Estado cuya salvación depende de la buena fe de alguien y cuyos negocios sólo son bien administrados si quien los dirigen quieren hacerlo con honradez, no será en absoluto estable. Por el contrario, para que pueda mantenerse sus asuntos públicos deben estar organizados de tal modo que quienes los administran, tanto si se guían por la razón como por la pasión, no puedan sentirse inducidos a ser desleales o a actuar de mala fe“.

Pues para la seguridad del Estado no importa qué impulsa a los hombres a administrar bien las cosas, con tal que sean bien administradas. En efecto, la libertad de espíritu o fortaleza es una virtud privada, mientras que la virtud del Estado es la seguridad“.

Finalmente, puesto que todos los hombres, sean bárbaros o cultos, se unen en todas partes por costumbres y forman algún estado político, las causas y fundamentos naturales del Estado no habrá que extraerlos de las enseñanzas de la razón, sino que deben ser deducidos de la naturaleza o condición común de los hombres”.

(Spinoza – Tratado político, capítulo I)

***

TWITTER ESPAÑA BLOQUEA LA LUCHA CONTRA LA ESCLAVITUD

 

Pasada la una de la tarde del día de hoy  fueron hackeados todos los ordenadores de AUSAJ que estábamos trabajando en la difusión de la  campaña de Crowfunding “Temporeras contra la esclavitud” a través del Twitter de Punto Critico, por lo cual sobre las 5 de la tarde nos decidimos a publicar un post dirigiéndonos a nosotros para informaros de la situación; cuando estábamos a punto de publicarlo, conseguimos recuperar los ordenadores y a partir de ese momento, pudimos volver  a poner tweets. Sin embargo, el funcionamiento de la cuenta de Twitter no se ha llegado a normalizar por completo en ningun momento: retuitear cualquier mensaje nos lleva más de cinco minutos por cada uno. Por eso, hemos considerado que debíamos comunicaros lo que ha pasado: Twitter España ha bloqueado la lucha contra la esclavitud en el día de hoy.

Y de la misma manera, debemos daros las gracias a todos. A las 170 personas que han contribuido hasta el momento con sus donativos en la campaña; a todos los que nos habéis retuiteado, replicado y apoyado en las redes. Y,  por supuesto, a todos los colaboradores de AUSAJ en este asunto, grandes personas que quieren permanecer anónimas, pero que sin su valentía, inteligencia, esfuerzo y entrega a los demás, no se hubiera producido el pequeño milagro de haber podido comunicar la terrible historia de las jornaleras y de que éstas hayan podido conseguir ya un minimo imprescindible para poder enviar a sus familias. Desde Cádiz a Sevilla, pasando por Cuevas de San Marcos, Murcia, Alicante, Requena, Albacete, Barcelona,  Santiago de Compostela, Vigo, Huelva y La Coruña. Gracias a todos. Sin vosotros el día de hoy no habría sido posible.

Porque la lucha de la esclavitud en España a día de hoy, se ha visibilizado por fin en el rostro cubierto de las diez trabajadoras denunciantes de ser víctimas de delitos de trata de personas y delito de lesa humanidad ante la Audiencia Nacional, a favor de cuyos hijos menores y con el objetivo de que puedan permanecer en España hasta la celebración del juicio sin que sus hijos sufran miseria por ello, pues ya es un gravísimo daño el hecho mismo de la separación –ahora ya tan prolongada-. Y por ello entendemos que el bloqueo que hemos sufrido hoy por parte de Twitter constituye también una tentativa de una obstrucción a la justicia, una tentativa de impedir la presencia de los testigos presenciales de los hechos investigados ahora en Audiencia Nacional, pues no otra situación se produciría con la desactivación de la recogida de fondos.

Por lo demás, la relación de Twitter España con AUSAJ, durante el año y medio que ha pasado desde que abrimos nuestra cuenta ha sido siempre especialmente conflictiva. Recordaremos ahora un caso especialmente sangrante: El 10 de octubre de 2016, el GRECO (Grupo de Estados del Consejo de Europa Contra la Corrupción) publicaba el Informe de conformidad para España sobre Prevención de la corrupción en miembros del parlamento, jueces y fiscales, exponiendo que el Reino de España no había cumplido ninguna de las once recomendaciones impuestas;  el Consejo de Europa establece la obligación de traducir el Informe de GRECO, habiendo transcurrido casi dos años sin que el Estado español cumpliera con dicha obligación, continuando sin traducción al castellano de tan importante Informe, AUSAJ, con la colaboración de dos señalados Catedráticos de Filología y Semiótica, realizó por su cuenta la traducción, poniéndola a disposición de todos, por supuesto gratuitamente, siendo, incomprensiblemente censurada dicha traducción por Twitter España.

 

En cualquier caso, ante eventuales futuras incidencias, recordamos a todos que la cuenta oficial para la Campaña de las temporeras es @temporerasfresa

Pero tampoco iba a ser el único contratiempo grave del día. Esta noche, Punto Critico se cayó como página. No se podía acceder al Boletín ni tampoco los administradores podíamos editar. No nos había sucedido nunca hasta ahora. ¿Casualidad? Apunto hemos estado de no poder publicar en el día de hoy. Pero aquí estamos.  

Y seguimos necesitando vuestro apoyo. 

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

TEMPORERAS DE HUELVA: Un mensaje para Mohamed VI: “Sus hijas están siendo maltratadas aquí“. LA MANADA JUDICIAL.

El domingo 3 de junio, Doña  J. se escapó de la empresa “Donaña 1998 S.L” (para la que trabajaba como miembro del Contingente de 2018, contratada en su país de origen, Marruecos), que la quería obligar violentamente a volver a Marruecos sin haber cobrado por su trabajo, ni haber podido denunciar los graves abusos laborales y, sobre todo, sexuales de los que había sido objeto por parte de la empresa – a la que vino a prestar sus servicios-, siendo por ello perseguida por el bosque por la Guardia Civil; la misma Guardia Civil ante la cual se había denunciado el viernes día 1 de junio, que más de 100 trabajadoras, que  querían denunciar graves abusos laborales y de todo tipo de los que les había hecho víctima la empresa como temporeras, habían sido encerradas en las instalaciones de la empresa. La Guardia Civil, que era la única que conocía el listado con los datos personales de estas más de cien mujeres, por habérselo entregado los abogados de AUSAJ el día 1 de junio de 2018.

Ese domingo, día 3 de junio de 2018, estas trabajadoras fueron expulsadas violentamente, metidas a la fuerza en autobuses y conducidas a Marruecos, a fin de evitar que pudiesen denunciar estos graves delitos. Y esto se hizo con la imprescindible colaboración de la Guardia Civil.

Esa misma noche del domingo, la denunciante, doña J, que había logrado escapar, quiso efectuar su denuncia, para lo que tuvo que comparecer ante la Guardia Civil del Rocío; y lo hizo sin  haber podido siquiera consultar o hablar con nadie, al resultar imposible la comunicación sin la ayuda de intérprete, que en esos momentos no existía.

Pues bien, como más adelante los abogados hemos podido saber, el Guardia Civil que estuvo presente, ejerciendo a la vez las funciones de Instructor y Secretario en el atestado, era precisamente el Guardia Civil que había estado por la mañana en la finca mientras que se subía a las mujeres a la fuerza a los autobuses que las llevarían a Marruecos, en una actuación en claro beneficio de la empresa denunciada, con el correlativo perjuicio tanto para la Justicia como para las víctimas. Aun con el grave temor que ello le ocasionó, doña J. fue capaz de hacer la declaración que sigue, venciendo el temor que la presencia de este siniestro personaje le ocasionaba (el protocolo de actuación en caso de violencia de género y delitos contra la libertad sexual, establece la presencia de agentes femeninos en este tipo de declaraciones; a pesar de estar en el cuartel al menos una guardia femenina, el comandante decidió ser él el único presente al momento del interrogatorio, llegando incluso a amenazar e insultar a la abogada de la denunciante, incluso en presencia de todas las personas que allí se encontraban). Dice así:

A continuación reproducimos la secuencia correspondiente a estos hechos conforme a la declaración de doña J., prestada sin coacción alguna.

“Para coger el tercer bus que iba a salir éramos unas 6 o 7 mujeres esperando subir, él también estaba ahí con su coche. No me había tocado nunca excepto el acoso con la palabra “buena, buena” que me decía. Me miraba detenidamente sin que me diera cuenta. Me pidió que subiera al coche y me sentara a su lado. Yo lo hice sin llegar a pensar en nada más que volver a casa a ducharme e ir a comprar. En el camino, bajó delante de unas vallas de unos campos suyos, arregló una parte de la valla rota. Dejó el material en su sitio en el coche y dio la vuelta hasta donde estaba sentada yo. Abrió la puerta y estuvo hablándome. No sabía qué me decía. Yo le explicaba con las manos que no  entendía qué quería. Me cogió por la cintura de golpe con mucha fuerza. Tenía mucha fuerza, gordo como un cerdo…me apretaba. Y yo gritando y golpeando con mis manos, era como un animal. Y él  intentaba bajar el asiento para que fuese como una cama, al mismo tiempo que me apretaba para hacer conmigo lo que no  debía a la fuerza. Yo lo empujaba y daba golpes con el codo de mi brazo y con mis pies al cristal del coche, golpeando y golpeando el cristal del coche. Me cogió los pechos y los estuvo apretando con mucha fuerza, era como un poseído. Me puso su boca en los labios, el perro, me apretaba de una manera salvaje. Era como un animal salvaje, como si fuera a  querer comerte, así lo vi yo.

El asiento cedió por su peso y cayó hacia atrás. Entonces yo perdí la fuerza de resistencia; él tenía mucho peso, yo ya no podía más, ya no tenía fuerzas. Se abalanzó sobre mí como un monstruo, me tocaba los pechos, apretaba mis pechos, me metió la mano en la vagina. Yo lloraba y le pegaba con las manos. Se me quitó de encima sin llegar a penetrarme (con su miembro). Entonces yo me lancé a la fuga. Lloraba y corría sin rumbo. No sabía por dónde iba. No sabía el camino, no sabía regresar sola. La casa quedaba muy lejos aún. Él se bajó del coche, me siguió y me  llevó al coche por la fuerza”

(….)

¿Esto lo explicaste a los guardias civiles?

Había detalles que no pude explicarlos como lo hago ahora contigo, pero sí. Había cosas que omití porque había una mujer que me traducía y me presionaba, no estaba cómoda.

Además, el Guardia Civil que me tomaba declaración era uno de los que estaban por la mañana en la finca. El Guardia Civil no quería que yo declarase. Se peleó con la abogada. Gritaban.

Sentí mucho miedo.

http://puntocritico.com/2018/07/10/esclavitud-en-la-espana-del-siglo-xxi-testimonio-de-una-victima-de-trata-de-personas-jornaleras-de-huelva/

Como se puede apreciar en el documento (declaración completa de doña J. a presencia de la Guardia Civil), el Instructor/secretario considera que lo expuesto constituye únicamente una “Insinuación Sexual”  (lo que vendría ser poco más que un piropo malsonante).

Pues bien, el Juez Instructor, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Palma del Condado (Huelva), califica igualmente estos hechos como mera Insinuación Sexual, como se recoge en la Providencia de 25 de de julio de 2018 de ese Juzgado en el procedimiento que se incoó a raíz de la denuncia ante la Guardia Civil el domingo día 3, diligencias previas 553/2018 (se compartimentaron los hechos, se dividieron en “trozos”, impidiendo con ello una visión global del asunto, dando lugar a tantos procedimientos como atestados, el cual debería haber sido único).

Como se aprecia, el Juez decide dejar la labor de calificación de los hechos en manos de la Guardia Civil, asumiendo la misma calificación dada por los agentes, afirmando que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de unas meras insinuaciones sexuales.

Por otra parte, en cuanto al entrecomillado  de que las denunciantes han “desaparecido”, nos resulta  curioso el empleo de tal expresión, máxime cuando en la declaración ante la Guardia Civil de otra de las denunciantes de esa noche, podemos  encontrar que uno de los jefes las amenazaba con “llamar a la Policía y las haría desaparecer”.

Es decir, nos encontramos con que una mujer denuncia la amenaza de hacer desaparecer a las trabajadoras, son objeto de burla por parte del juez, juez que precisamente, cuando se negó el viernes día 1 de junio a recoger las denuncias  hasta el lunes 4, propició que las trabajadoras pudieran ser expulsadas y violentadas.  

Por lo demás, la referencia que se hace en el proveído a la incomparecencia de las denunciantes, tal y como se ha aclarado al Juzgado vía recurso, tal referencia es completamente inexacta: se citó para las declaraciones del 14 de junio pasado, pero esa cita se produjo vía telefónica el día anterior a la fecha fijada por el Juzgado y sin que las denunciantes se hubieran  podido personar en las actuaciones y sin que ni siquiera se supiera en ese momento el número de diligencias previas que se había asignado el asunto. Cuando el Oficial del Juzgado llamó a la letrada, doña Belén Luján, ésta le expuso que era imposible que se pudiera comparecer al día siguiente por dos razones esenciales: la letrada tenía un señalamiento previamente fijado en el Juzgado de Instrucción num. 3 de Albacete, y las denunciantes no tenían medios para poder acudir hasta la sede del Juzgado, encontrándose a la sazón residiendo ya en la provincia de Málaga,  resultando así  imposible su comparecencia, máxime con tanta premura (menos de 24 horas antes del señalamiento fijado). Aún así, a pesar de ponerse a disposición del Juzgado, no se volvió a llamar  y  fue algunos días después cuando se pudo averiguar el número de Diligencias Previas y producirse el personamiento,  el cual se ha tardado en proveer más de un mes, siendo fijada como hemos visto para el 7 de diciembre, justo en pleno puente de la Constitución, siendo conscientes de que los letrados residen a más de ochocientos km. De distancia. Recordemos que es el mismo Juzgado que se niega a recoger la denuncia el día 1, con las consecuencias de facilitar la desaparición de las testigos y denunciantes a los que nos estamos refiriendo.

…………………………..

Por otra parte, como es público y notorio, y figura en declaraciones de varias de las denunciantes, e incluso en la publicación de Corrective.org, el número de abortos de temporeras durante los periodos de labor, es extraordinariamente elevado, sin que conste ningún tipo de lesión o fallecimiento por parte de las mujeres llevadas a abortar (por ejemplo, el pasado 2 de junio de 2018, el día anterior a ser expulsada, una mujer fue llevada a abortar, siendo a continuación llevada por la fuerza a Marruecos, hechos a los que hacen referencia varias de las denunciantes).  No parece descabellado pensar que quien, presuntamente, comete delitos de tal gravedad como los que son objeto de las denuncias  de las temporeras (lesa humanidad y trata de personas, sancionadas en algunos de los supuestos con penas superiores a las previstas para el Delito de Homicidio), bien pudiera haber incurrido en tales desapariciones, sobre todo cuando no existe siquiera la posibilidad de comprobar con fehaciencia que todas las trabajadoras que han estado en España esclavizadas han vuelto a sus hogares. Recordemos también que el empresario denunciado, según las propias trabajadoras, se jactaba de que “la Guardia Civil es mía” y expresiones similares, incluso delante de los propios Agentes.

Por lo demás, vemos que habiendo sido denunciados estos hechos el 1 de junio de 2018, la declaración de las víctimas se pospone hasta  seis meses después, siendo que, como  conocen la Guardia Civil, el Juzgado y la empresa, la situación regular de su visado finalizaba dos meses después de su denuncia.

…………………….

Por su lado, como declaran las trabajadoras, parte de las más de cien temporeras que manifestaron a AUSAJ su intención de denunciar, fueron coaccionadas y en algunos casos sobornadas por parte de la empresa para contradenunciar falsamente. Estamos convencidos, pese a no a no haber tenido acceso a esta falsa denuncia, que la misma es obra de las alcahuetas de la empresa, las mismas que intentaban que las mujeres se prostituyesen, intentando vencerlas por el hambre. Acerca de la falsedad de esta contradenuncia, baste ver la trascripción de la llamada de una de las alcahuetas de la empresa a una de las denunciantes, en la que se les ofrece arreglarles los papeles, contratarlas los años sucesivos y pagarles el dinero adeudado por sus nóminas, con la finalidad de que retiren la denuncia  planteada contra la empresa y que acusasen en falso a todos aquellos que las habían ayudado a escapar de su cautiverio (“Habla con ellas a ver si las convences para que retiren aquello, fueron engañadas por parte de aquellos…“;”Tú no apareces en la denuncia. Las que aparecen son…“ ). Esta contradenuncia falsa tuvo toda la difusión.

Las jornaleras denunciantes se han negado porque persiguen Justicia.

♦♦♦♦♦♦♦

 

Este vídeo se grabó  antes de la primera visita de AUSAJ a la finca “Doñana 1998 S.L”; las lamentaciones de las mujeres se dirigen a personal del Gobierno marroquí

 

“… Esto es un mensaje para Mohamed VI…esperemos que su conciencia se remueva por esto. Sus hijas están sufriendo y están siendo maltratadas aquí.

“…¡Viva Mohamed VI! ¡Viva el rey!!! Ven a ver cómo nos está maltratando esta gentuza…”

“…Y los mismos marroquíes de aquí nos maltratan. Los que supuestamente están de responsables de nosotras nos maltratan y nos humillan. Nos llaman basura, y hacen negocio con nuestro trabajo aliándose con los jefes…´´

“… Aquí estamos doblemente humilladas. Humilladas como marroquíes y humilladas como trabajadoras. Pero estamos dispuestas a defender nuestro honor y nuestros derechos…´´

♦♦♦♦♦♦♦

 

La delegación marroquí que visitó “tres empresas pioneras” del campo onubense afirma “no haber detectado ningún caso específico de abuso o violación”

Por Perico Echeverría

Articulo publicado el 22 de mayo de 2018 en: 

http://revista.lamardeonuba.es/la-delegacion-marroqui-que-visito-tres-empresas-pioneras-del-campo-onubense-afirma-no-haber-detectado-ningun-caso-especifico-de-abuso-o-violacion/

 

Mohamed Yatim, Ministro de Empleo e Inserción Profesional de Marruecos
  • “Las trabajadoras de temporada marroquíes no son víctimas de agresión sexual en España”, asegura tajante el Ministerio de Empleo alauita.

  • La visita de campo de la delegación coincidió, los días 10 y 11 de mayo, con la de los periodistas de El Español que documentaron casos que han puesto en conocimiento de la Fiscalía onubense y de la Policía Nacional

Según un comunicado emitido por el Ministerio de Empleo e Inserción Profesional de Marruecos, una delegación de aquel país visitó los campos de fresa y frutos rojos onubenses los pasados días 10 y 11 de Mayo y “confirmaron”, asegura el texto, “que no se han registrado violaciones contra los trabajadores marroquíes que trabajan en explotaciones españolas”. El Gobierno marroquí desmiente así las publicaciones que en los últimos días vienen protagonizando la actualidad informativa en Huelva; entre otras, la elaborada por los reporteros de El Español Andros Lozano y Marcos Moreno, que realizaron su reportaje, casualmente, durante los mismos dos días que la delegación gubernamental del país vecino visitaba la provincia de Huelva.

“Siguiendo las recomendaciones de la reunión del Grupo Permanente Marroquí-Español Permanente sobre Migración, celebrado el pasado mes de abril”, dice el comunicado del gobierno alauita, “una delegación conjunta marroquí-española realizó una visita de campo los días 10 y 11 de mayo en la provincia de Huelva, para conocer las condiciones de trabajo de las trabajadoras en las granjas españolas y las plantas de embalaje de los productos agrícolas y sus viviendas, y para garantizar los diversos servicios prestados a los trabajadores agrícolas para ayudarlos y facilitar su integración”.

El comunicado relata que durante una visita de prospección a “tres compañías pioneras” en el campo de los frutos rojos y la fresa, “no se encontró ningún caso específico de abuso o violación contra los trabajadores marroquíes”, y añade que tampoco “respecto a otras granjas”. El ministerio de Empelo marroquí también asegura que “no se registraron quejas ante las autoridades españolas”, y  que los servicios consulares marroquíes en la provincia de Sevilla tampoco “han recibido ninguna queja al respecto”. El comunicado destaca la disposición del ministerio marroquí “a garantizar, en colaboración con las autoridades españolas, el seguimiento del tratamiento de cualquier violación”.

El Gobierno del país vecino  también ha asegurado que las condiciones de trabajo de las trabajadoras marroquíes “ilustran la conformidad del contrato de trabajo celebrado entre las dos partes con las leyes nacionales en vigor y con el convenio colectivo firmado entre el gobierno y los profesionales del sector de la fresa”, destacando que “las empresas han traducido el contrato al árabe para fortalecer la Carta de Ética”.

Respecto de las condiciones de trabajo de las trabajadoras contratadas en origen, el comunicado resalta que “las horas de trabajo de los trabajadores agrícolas alcanzan hasta 39 horas por semana, y que siempre que las horas extraordinarias no excedan las nueve horas, la jornadas suman un “techo máximo de 48 horas por semana”.

El comunicado también se refiere a las condiciones de vivienda ofrecidas por las empresas que atraen a mano de obra extranjera, que “deben cumplir con los términos establecidos por las autoridades españolas”, y afirma que “la parte española presentará apoyo financiero a las asociaciones para obtener información y visitar viviendas y lugares de trabajo, con el fin de preparar sus propios informes sobre este tema, además de las visitas de campo que realizará la inspección del trabajo de conformidad con las leyes laborales españolas”.

Por último el comunicado cifra en 15.134 los permisos de trabajo emitidos por las autoridades españolas a trabajadores marroquíes, un número que “no se ha alcanzado desde la entrada en vigor del acuerdo laboral suscrito entre ambos países en julio de 2001”.

La delegación conjunta marroquí-española que visitó explotaciones y empresas de procesado y embalaje estuvo compuesta, por el lado marroquí, por representantes del Ministerio de Empleo e Integración Laboral, la Agencia Nacional para la Promoción del Empleo y las Habilidades (ANAPEC) y el Consulado General de Marruecos en Sevilla. Por parte de España estuvieron “representantes del Ministerio de Trabajo y de la Embajada de España en Rabat. La delegación oficial marroquí fue recibida por la Subdelegada del Gobierno en Huelva. Tuvo lugar los días 10 y 11 de mayo.

La redacción de La Mar de Onuba ha solicitado, por vía telefónica y por escrito, información sobre la vista tanto a las autoridades españolas, (Subdelegación del Gobierno en Huelva, Ministerio de Trabajo y Ministerio de Asuntos Exteriores), como a las marroquíes. Solo en Consulado General de Marruecos confirmó que había tenido lugar, el resto o no ha respondido, o han declarado no tener datos que puedan trasladar a los medios.

 

 

 

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*