1 de Mayo día del trabajo

La historia de la humanidad es la historia del enfrentamiento entre el bien y el mal, de la lucha a muerte entre el opresor y el oprimido, entre el amo y el esclavo, entre el rico y “sus” pobres, entre el honor y la miseria, entre el fuerte y el débil.

No ha habido un segundo en nuestra larga y a la vez corta historia, en que en algún rincón de la tierra no hubiera seres humanos enfrentándose entre sí por alguna causa que creen justa.

Por algún motivo, la naturaleza enfrenta a las especies tratando de buscar un ganador, un digno rey al que coronar. Si ese ganador ha de ser el hombre, no hay duda de que su reino será baldío, seco, improductivo, un páramo triste en el que el último hombre, reinará en soledad sobre sí mismo y odiando su propia imagen organizará revoluciones de su brazo izquierdo contra el derecho, de su vista contra su tacto, de su cuerpo contra su mente.

La naturaleza sabe que así será porque en el hombre está el origen de todo bien y todo mal, de todo mejor y todo peor, de toda bondad y toda crueldad. Y porque es cierto os sugiero, que empecéis vuestra batalla por el final, enfrentad vuestro cuerpo con vuestra mente ya, ahora, porque el origen de todo está en esa lucha interna que a todos atormenta y que todos niegan buscando un origen externo que nunca consigue satisfacerles.

Hoy, día del trabajo, los trabajadores tomarán las calles de las ciudades para gritar al aire sus deseos. Deseos que una vez más el aire devolverá a los trabajadores sin acuse de recibo, porque no es a él a quien corresponde atenderlos. Mañana, los humanos volverán a sufrir y a callar, a doblar sus espaldas y a soñar con la ilusión de una revolución que venga de afuera como un merecido gordo de la lotería, y llene sus vidas de prosperidad para ellos y para sus familias y pinte de ilusiones el futuro de sus hijos. Hijos que se sumarán a sus gritos el próximo 1 de mayo para así  completar el círculo y volver a empezar.

De odio y amor, de opresión y libertad, de honor y cobardía habla está película que aquí os dejamos: “El viento que agita la cebada” de Ken Loach

*******

 

♦♦♦♦♦

Título original. The Wind that Shakes the Barley
Año. 2006
Duración. 127 min.
País.   Irlanda  Irlanda
Dirección. Ken Loach
Guion. Paul Laverty
Música. George Fenton
Fotografía
Barry Ackroyd
Reparto:
Productora. Coproducción Irlanda-Reino Unido-Alemania-Italia-España-Francia-Bélgica-Suiza; 
UK Film Council, Sixteen Films, TV3 Television Network Ireland, BIM Distribuzione, Filmstiftung Nordrhein-Westfalen, Matador Pictures, Pathé, Regent Capital, Tornasol Films
Género. BélicoDrama | IRAAños 20
Sinopsis. Irlanda, 1920. Dos hermanos se alistan en la guerrilla para combatir contra las tropas británicas que intentan impedir la independencia de Irlanda. El amor por su país hace que Damien (Cillian Murphy) abandone su prometedora carrera de médico y se una a su hermano Teddy (Pádraic Delaney) en la lucha por la libertad. Tras sufrir varias derrotas y un escalofriante número de bajas, el Gobierno Británico decide pactar con los rebeldes. Pero el acuerdo alcanzado provoca divisiones dentro del IRA y desemboca en un nuevo y fratricida conflicto armado. (FILMAFFINITY)
Premios:
2006: Festival de Cannes: Palma de Oro - Mejor película
2006: British Independent Film Awards (BIFA): 3 nominaciones, incl. mejor película
2006: Premios Goya: Nominada a mejor película europea
Críticas:
  • "Podrá gustar más o menos, pero lo cierto es que resulta perfectamente coherente con la trayectoria anterior del director británico; y su final (...) deja un poso de amargura que tiene el mismo olor que la tumba de todos los sueños." 
    M. Torreiro: Diario El País 
  • "Una sentida mirada a un grupo de personajes que hacen bandera de la lucha revolucionaria (...) Las transparentes imágenes de la película, en la que las secuencias fluyen con apariencia de sencillez, desvelan como pocas la esencia del cine de Ken Loach." 
    Miguel Ángel Palomo: Diario El País 
  • "Loach retrata de forma previsible la guerra de Irlanda. (...) Es una película digna, combativa, con pretensiones de complejidad, pero en la que percibo que su creador me quiere imponer todo el rato lo que él piensa"
    Carlos Boyero: Diario El Mundo 
  • "Una película impecable (...) Lleva impreso su estilo seco pero también maniqueo hasta casi lo impúdico (...) sólida puesta en escena, con intensidad narrativa y buen gusto general en el aliño (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)" 
    Oti Rodríguez Marchante: Diario ABC 
  • "Atrapante, poderosa, desgarradora. (...) una película modesta, aspasionada, bellamente elaborada. (...) Puntuación: ★★★½ (sobre 4)" 
    Steven Rea: Philadelphia Inquirer 
  • "Como sucede con frecuencia tanto en las películas de Loach como en la historia, la traición a los ideales, de los socialistas y de los otros bandos, deja un regusto áspero, que me hizo sentir triste, pero no más sabio." 
    Jonathan Rosenbaum: Chicago Reader 
  • "Como obra de época es tremendamente auténtica, pero no parece 'anticuada'. El director de fotografía Barry Ackroyd captura el pasado con frescura y de forma detallada (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 4)" 
     


Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*