PERIODISMO CORRUPTO, por Francisco Rubiales

Periodismo corrupto, por Francisco Rubiales

El lado oscuro de los blogs, por Franciso Rubiales 

***

UNA MAYORÍA HONRADA, LA ÚNICA ESPERANZA DE SALVACIÓN BAJO UN GOBIERNO CORROMPIDO

“Se ha creado artificialmente una deuda pública superior a la que podemos pagar antes de que se produzcan nuevas causas para incrementarla; esta acumulación de deuda nos ha privado para siempre del acceso a fuentes asequibles de ingresos que, aplicadas a las necesidades y exigencias ordinarias del gobierno, las habrían cubierto habitualmente y nos habrían puesto a salvo de las habituales murmuraciones contra los tributos y sus recaudadores.Todo el capital empleado en especular en papel es estéril e inútil, y es retirado del comercio y la agricultura, donde habría producido un beneficio a la masa común; alimenta en nuestros ciudadanos hábitos de vicio y ociosidad, en lugar de industria y moralidad; y ha constituido un medio eficaz para corromper a esa porción del legislativo que inclina la balanza entre los votantes honrados, sea cual sea su dirección.De todos los males, ninguno es tan lamentable y mortífero para toda esperanza honesta como la corrupción del Legislativo. Una vez distanciados de sus electores, que carecen de acceso a la información pública, y en particular a la de la conducta de sus propios representantes, éstos formarán el gobierno más corrupto de la tierra si no se les priva de los medios de corrupción. La única esperanza de salvación reside ahora en la numerosa representación que se espera para el partido republicano. No podrán deshacer todo lo que han hecho los legislativos precedentes. La palabra pública y el derecho lo impedirán. Pero algunas partes del sistema podrán modificarse con justicia, y podrá buscarse incansablemente una solución para las otras, en la medida en que el derecho lo permita, y en el futuro cerrar la puerta a análogos compromisos de la nación; ésta es, por consiguiente, la alternativa que probablemente produciría menos convulsiones.”

Thomas Jefferson

♦♦♦♦♦

 

 

♦♦♦♦♦

 

PERIODISMO CORRUPTO *

Por Francisco Rubiales

 

El periodismo español está en crisis y el hundimiento de su prestigio e imagen solo es comparable al de los políticos, todavía más intenso. Los miles de periodistas españoles que han renunciado a la independencia crítica y abandonado el servicio a la verdad para tomar partido han dejado de ser periodistas y se han convertido en comisarios políticos y en miembros de la odiosa “policía del pensamiento”.

QUEDAN POCOS PERIODISTAS VERDADEROS EN ESPAÑA; LA MAYORÍA HA DESERTADO DE LA VERDAD Y DE LA INDEPENDENCIA, Y HA TOMADO PARTIDO POR EL PODER DOMINANTE

Por desgracia, quedan pocos periodistas verdaderos en este país, donde la mayoría ha desertado de la verdad y de la independencia y ha tomado partido por el poder dominante. Conscientes de lo bajo que han caído, deberían irse voluntariamente de las asociaciones de la prensa y crear nuevas asociaciones gremiales de “propagandistas”, “publicistas” o “agitadores”, porque en el periodismo democrático ya no tienen sitio.

El periodismo atraviesa momentos muy difíciles en España y reclama una revolución que le devuelva la dignidad. Los profesionales debemos asumir que, cuando alguien abandona la independencia y se alinea con alguno de los poderes dominantes, también abandona voluntariamente una profesión que nació vinculada a la verdad.

Desgraciadamente, el grueso del periodismo español, consciente o inconscientemente, ya ha tomado partido y sirve hoy a alguno de esos partidos políticos que pugnan más por la conquista del poder que por servir a la ciudadanía. A cambio de su sumisión al poder, reciben dinero, protección y privilegios, o al menos esperan recibirlo.

El análisis es duro pero impecable: aquellos periodistas “sobre-cogedores” que recibían dinero de sus fuentes, erradicados en los primeros años de la democracia, vuelven ahora a nutrir las asociaciones de la prensa españolas y crecen cada día en las redacciones. El “sobre” no suele ser ahora un vulgar fajo de billetes, sino que adquiere la forma de cargos destacados, puestos en tertulias de radio o televisión, asesorías bien pagadas, presencia en consejos de administración, encargos bien remunerados por el partido o el gobierno, etc. Pero el resultado es el mismo que cuando recibían el antiguo sobre corrupto: traición a la independencia y a la verdad, corrupción en definitiva.

La independencia y la verdad son irrenunciables para un periodista y aquel que haya tomado partido y trabaje para el gobierno o para un partido político, entregando a cambio su independencia y libre pensamiento, debería ser expulsado de las asociaciones de la prensa. Cuando un periodista abandona el servicio a la verdad y se entrega al poder dominante, a cambio de privilegios y de recompensas, además de convertirse en basura, traiciona la democracia.

TODOS DEBERÍAMOS EJERCER EL DERECHO A SER REBELDES, RECOBRAR LA VALENTÍA, Y RETORNAR AL SERVICIO IRRENUNCIABLE A LA VERDAD, SIN EL CUAL LA DEMOCRACIA ES IMPOSIBLE

Edmund Burke definió el periodismo como el cuarto poder, “opuesto al Estado y a sus grupos de interés”; la escritora india Vandana Shiva celebra “la insurrección del saber subyugado” contra “el saber dominante” del poder; Bertrand Russell decía que un hombre honrado “debe estar siempre contra el gobierno”; Vargas Llosa afirma que el periodismo es el mayor garante de la libertad; Nosotros agregamos que el auténtico periodista es siempre un opositor inveterado del poder dominante y no su parásito servil. que los medios de comunicación deben ser “la voz del pueblo”, no “el comercio de la autoridad”.

El periodismo democrático se forja en el siglo XVIII en la lucha contra el absolutismo y el “Antiguo Régimen”, al que ayuda a derrotar, y nace orgulloso, independiente, libre y unido a la verdad, alumbrando una nueva era, con la triple misión de informar, formar y fiscalizar y controlar a los grandes poderes con la información veraz y la denuncia. Cuando los periodistas no cumplen esas misiones, intrínsecamente unidas a la profesión y vitales para la democracia, deja de existir la democracia y ellos pierden el derecho a llamarse periodistas y a caminar con la frente alta.

Hay tres niveles de traición mentirosa a la verdad, al periodismo y a la democracia: la peor es la de los que mienten porque ya han tomado partido y aceptado libremente poner su pluma y su inteligencia al servicio de uno de los bandos que compiten por el poder; el segundo nivel es el de los que mienten porque reciben o esperan recibir privilegios y premios de los poderes a los que sirven; el tercero, el único que tiene perdón, aunque no justificación, es el de los pendejos que mienten porque son engañados, porque ni siquiera perciben que lo que difunden son mentiras y engaños elaborados en los laboratorios del poder.

 

 

El mundo está plagado de periodistas servidores de la mentira, como aquellos que justificaron la agresión al pueblo de Irak afirmando que poseían armas de exterminio masivo que amenazaban a Occidente, o aquellos que silencian en España que el Estatuto de Cataluña es un atentado contra la Constitución, la igualdad, la solidaridad y la decencia de nuestra democracia, o los que silencian las indecencias que el poder dominante llegó a fraguar para arruinar a ENDESA y entregarla al capital extranjero, o los periodistas norteamericanos que siguen defendiendo todavía la invasión de Irak o Vietnam, o los que se mantuvieron callados en la posguerra, mientras el senador McCarthy violaba la Constitución de Estados Unidos en busca de comunistas, o los muchos miles de periodistas comunistas que no sólo silenciaron los crímenes del fascismo rojo estalinista, sino que babeaban en torno al poder para recibir ciertos privilegios de la “nomenklatura”. También sirven a la mentira los muchos periodistas dedicados a fabricar argumentos para el poder en los muchos think tanks subvencionados, o los que tergiversan la verdad cada día en los medios controlados por el poder dominante, o los que inventaron terroristas suicidas en los atentados del 11M, o los que diariamente, frente a sus cámaras, micrófonos, periódicos, revistas y blogs, son incapaces de criticar a ambos bandos, tomando ciegamente partido por uno de ellos, alimentando así la hoguera del odio que enfrenta a la derecha con la izquierda y a unos españoles con otros.

Muchos periodistas, para justificar su traición a la verdad y a la profesión, alegan que la vida es difícil, que tienen hijos y esposa que mantener o que lejos del poder el frío es insoportable. Otros alegan que el poder acosa y castiga a los que se niegan a servirle. Pero todos deberíamos ejercer el derecho a ser rebeldes, recobrar la valentía, recuperar con urgencia el control de la información y retornar al irrenunciable servicio a la verdad, sin el cual la democracia es imposible.

Mientras nos decidimos a ser dignos y rebeldes, aunque sea desde la pocilga, quizás nos convenga pensar en aquella frase que repetía Martín Luther King: “Nadie se nos montará encima si antes no doblamos la espalda”.

* * * 

FRANCISCO RUBIALESVoto en Blanco. Miércoles, 03 Diciembre 2008.

 

♦♦♦♦♦

 

 

 

 

¿DÓNDE ESTÁN LOS LÍDERES QUE NOS DIGAN LA VERDAD?

“Hoy más que nunca, los medios de comunicación NO están interesados en informar de los hechos. Estos reflejan una realidad que por momentos toma tintes muy preocupantes y desagradables, y nadie quiere responsabilidades. Al contrario, nos escondemos de la realidad con mentiras. Pero llegará el momento en que esta actitud será insostenible y entonces quizás sea demasiado tarde. En esta crisis, nadie sabe a lo que nos enfrentamos. Quizás sean los primeros redobles de una batalla sin precedentes en la historia de la humanidad. Pero la actitud de entretenernos en juegos pueriles resulta no sólo irresponsable, sino cobarde. ¿Donde están los líderes que nos digan la verdad por dura que sea?”

Comentario en Filosofía Digital

 

 

EL LADO OSCURO DE LOS BLOGS *

Por Francisco Rubiales

 

Los blogs pasan por ser una ventana de aire fresco y libertad, pero, paradójicamente, están prestando un gran servicio a los gobiernos, sobre todo a los menos amantes de la libertad, porque sirven para que cientos de miles de internautas se sientan libres escribiendo, leyendo o participando en blogs cuya influencia real es muy limitada y cuya capacidad para generar opinión es, por el momento, escasa.

 

 

Esa es la opinión que, según nuestro corresponsal en Estados Unidos, figura en uno de los muchos informes que circulan por Washington, producidos por una de las agencias de seguridad, probablemente a CIA, para el consumo de los altos funcionarios del “establecimiento” político y empresarial de Estados Unidos.

Las balas que disparan los bloggers son de fogueo”, dice una de las frases del informe, cuya tesis central es que los blogueros pueden llegar a ser un grupo influyente en el futuro, pero que, por el momento, su influencia es imperceptible y poco digna de ser tenida en cuenta por los gobiernos.

El informe reconoce, sin embargo, dos factores “preocupantes” para el poder, el primero es que el número de blogs crece continuamente y el segundo es que su influencia también sube de día en día. El documento dice que en estos momentos deben existir unos 70 millones de blogs y que su número podría duplicarse en menos de un año, pero que sólo un tercio de esos blogs se actualizan con regularidad. También sostiene que los blogs que se actualizan a diario, que influyen y que tienen aspectos atractivos y competitivos son aproximadamente un millón.

Pero lo que más sorprende del informe es su tesis de que los blogs son una válvula de escape que permite a millones de ciudadanos sentirse libres, cuando en realidad esa libertad está circunscrita a un espacio limitado y todavía poco influyente de Internet.

Por último, el documento, que sostiene que los blogs no serán una fuerza influyente, digna de tenerse en cuenta por su capacidad prescriptora hasta el año 2010, recomienda a las instituciones y empresas que se abran a la blogosfera y que permitan a los bloggers, sobre todo a los más destacados, el acceso a notas de prensa, contactos informativos y ruedas de prensa.

* * *

FRANCISCO RUBIALES, en Voto en blanco. Jueves, 27 Diciembre 2007.

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*