Salvador de Oliver Stone

Salvador, la película de Oliver Stone

 

Salvador (película)

Artículo publicado en wikipedia
 

Para la película de 2006, véase Salvador (Puig Antich).

Salvador es una película bélica estadounidense de 1986 dirigida por Oliver Stone y coescrita por Richard Boyle y Stone. Fue protagonizada por James Woods en el papel de Richard Boyle, junto a Jim BelushiMichael MurphyElpidia CarrilloJohn Savage y Cynthia Gibb.

La cinta narra la historia de un periodista que cubre la guerra civil de El Salvador mientras queda en medio de las guerrillas y las fuerzas militares, al mismo tiempo que trata de rescatar a su novia salvadoreña y los hijos de esta. La película critica fuertemente la influencia de Estados Unidos en el ejército salvadoreño y trata la muerte de cuatro eclesiásticas estadounidenses, incluyendo a Jean Donovan, y el asesinato del arzobispo Óscar Romero a manos de un escuadrón de la muerte. Salvador recibió dos nominaciones a los Premios Óscar en las categorías de mejor actor (Woods) y mejor guion original (Stone y Boyle).

Argumento

Richard Boyle (James Woods) un veterano periodista con problemas con el alcohol y las drogas, agobiado por las deudas económicas y abandonado por su mujer, busca salir de su mala racha y decide retomar su carrera en algún lugar del mundo donde se presenten noticias bélicas que interesen a los periódicos internacionales. Al descubrir la situación de inestabilidad política y social en la que El Salvador se encontraba, decide probar suerte en dicho país, al que ya conocía con anterioridad. A través del auspicio y bajo engaño, viaja con su mejor amigo Dr. Rock (James Belushi), un Disc jockey jubilado, para cubrir la naciente Guerra Civil que parecía explotar de un momento a otro. Boyle se instala en Puerto de La Libertad donde vive con una chica salvadoreña llamada María (Elpidia Carrillo), a quien conocía desde hace tiempo atrás y sostenía una relación a escondidas de su esposa. Desde allí este se entera de la realidad de un país sumido en la represión militar, y al borde de la ruina con su población enfrentada en dos bandos. Aunado aparte a una prensa sesgada por los dirigentes ultra-derechistas, y las intenciones de sus altos miembros bajo los escuadrones de la muerte. Boyle es además testigo de crímenes como el asesinato de Monseñor Romero en San Salvador y el de cuatro religiosas estadounidenses provenientes de Nicaragua, entre ellas su amiga Cathy Moore (Cynthia Gibb). Al ver lo complicado de la situación y conociendo el origen de María (Morazán) Boyle sabe que la misma ya está fichada junto a sus familiares en los registros del ejército, esto porque algunos de sus miembros son afines al movimiento guerrillero del FMLN y habían sido ejecutados. Con ello busca todos los medios para salvarle la vida, sacándola del país y llevándola a vivir a Estados Unidos por un tiempo, recibiendo el apoyo del embajador Thomas Kelly (Michael Murphy) aunque no logra conseguir que se legalicen sus papeles. Boyle junto y gracias a su amigo el fotógrafo John Cassady (John Savage) obtiene grandes tomas del conflicto que tendrían un enorme valor al retornar a su país, y que lo volverían de nuevo famoso. Sin embargo al llegar a cruzar por El Paso la policía migratoria los detiene y María es deportada de regreso.

Reparto

Recepción

La película se estrenó en los Estados Unidos el 5 de marzo de 1986 y en España el 7 de noviembre de 1986. Según Muchocine, la película de Oliver Stone es comprometida, basándose en hechos reales y con un enorme James Woods,mientras que las críticas en Abandomoviez la catalogizan como excelente.

Premios

  • Premios Oscar: 2 Nominaciones
  • Premio Film Independent Spirit: 3 Premios y 3 Nominaciones
  • Premio KCFFC: 2 Nominaciones
  • Premio NSFC: Una Nominación
  • Premio WGA: Una Nominación

 

“Salvador”: La crisis latinoamericana bajo la mirada de Oliver Stone. Blu-ray Review

Por Javier Mitchell

Artículo publicado el 20 de octubre de 2014 en 
http://www.culturalmenteincorrecto.com/2014/10/salvador-blu-ray-review.html

 

Trailer

La carrera de Oliver Stone como director y guionista está marcada fundamentalmente por temas políticos o de carácter crítico, conformando una filmografía arriesgada y generalmente muy interesante (que a veces se le ha criticado), pero que, entre aciertos y errores, se ha acercado a temas interesantes, poco conocidos o escasamente populares. Dentro del panorama de cineastas norteamericanos, Oliver Stone ha conseguido a lo largo de las últimas décadas imprimir un sello personal en su obra a base de no ceder demasiado en sus parámetros creativos, siendo generalmente crítico respecto a la estructura social, económica e industrial tanto de Hollywood como de USA.

Twilight Times acaba de lanzar al mercado americano la edición limitada (sólo 3.000 copias) en formato blu-ray de “Salvador”, film de 1986 dirigido por Oliver Stone y protagonizado por James Woods, James Belushi, Michael Murphy, John Savage, Elpidia Carrillo, Tony Plana, entre otros. Basada en las experiencias de Richard Boyle (periodista norteamericano) durante la insurrección salvadoreña, entre 1980 y 1981. Boyle (James Woods), en plena crisis personal y profesional, agudizada por sus problemas con el alcohol y las drogas, viaja a El Salvador como corresponsal de guerra. Va con él su mejor amigo (James Belushi). Allí son testigos de los enfrentamientos entre las guerrillas y el ejército gubernamental. El Salvador se ha convertido en un infierno donde los valores humanos son aplastados entre extremos políticos. Por otra parte, Boyle trata de salvar la vida de su novia salvadoreña, María (Elpidia Carrillo).

“Salvador” es una película fuerte, violenta. Es una película adulta. El film de Stone simpatiza con los agricultores revolucionarios de izquierda, pero en una escena importante critica el asesinato de prisioneros. Critica también fuertemente el apoyo de Estados Unidos a los militares de derecha aliados con los escuadrones de la muerte, concentrándose en los asesinatos de cuatro monjas estadounidenses. La representación de Stone de la Iglesia Católica como una fuerza de justicia refleja los eventos en aquellos tiempos, ejemplificado en el sermón político del Arzobispo Óscar Romero, el cual está basado casi palabra por palabra en el discurso que hizo Romero antes de ser asesinado por un escuadrón de la muerte.

“Salvador” es la tercera película que Oliver Stone firmó como director. Cuando se estrenó en 1986 pasó sin pena ni gloria. Pero en Estados Unidos no fue vista hasta tiempo después, cuando Oliver Stone obtuvo elogiosas críticas por “Platoon”, su siguiente película, en la que narraba los horrores de la guerra de Vietnam, que él había vivido como soldado. El guión de “Salvador” es excelente. Nos muestra en primera persona los horrores de la guerra, la deshumanización y la crueldad de los mandos, la manipulación de las masas, etc. El personaje protagonista vive con impotencia todo esto e irá cambiando sus motivaciones iniciales, intentando a toda costa sacar del país a su novia con sus hijos para ponerlos a salvo.

El rodaje de “Salvador” fue accidentado, hasta el punto de que uno de los asistentes de Stone apareció asesinado, o al menos murió en condiciones extrañas. Sobre el hecho circulan distintas versiones. Por otro lado tampoco tenían suficiente dinero para rodar, y el propio Stone invirtió su sueldo en la secuencia de la carga a caballo de los rebeldes. La fotografía de Robert Richardson es magnífica. La dirección de Stone es excelente, plena de escenas impactantes y sobrecogedoras por su dureza: muestra el horror sin concesiones (icomo en la escena de la violación de las monjas). No obstante, uno de los grandes logros del film es la interpretación. James Woods está increíble en la que sin duda es una de las mejores actuaciones de su carrera (fue nominado al Oscar® por este papel). Su personaje es real. Se trata de Richard Boyle, que vivía en un automovil cuando Stone se planteó hacer una película sobre su vida. Había estado en Vietnam y Angola pero, decepcionado de casi todo, se refugió en una vida de perdedor.

Para interpretar este personaje James Woods no fue el primer candidato. Oliver Stone había pensado primero en Marlon Brando, luego en Paul Newman y hasta con Lee Marvin, pero ninguno de ellos pudo hacerlo. Hoy, vista la película, es inconcebible imaginársela sin James Woods, tampoco sin James Belushi, el compañero de aventuras o de John Savage como el otro fotógrafo de prensa, igualmente basado en un personaje real.

Oliver Stone arremete, con “Salvador”, en la herida del intervencionismo americano a partir del libro de vivencias de Richard Boyle, periodista que progresivamente se ve implicado en la sangrante guerra civil del país del título. Una propuesta como siempre valiente y arriesgada de un director como Stone, empecinado en mostrar a sus conciudadanos los horrores que su Administración no quería que conociesen, dejando al descubierto los laberintos de intereses del país más poderoso del mundo.

“Salvador” es un film arriesgado y comprometido. Es una película necesaria, que impacta profundamente y es imposible no conmoverse ante este crudo retrato de una realidad tan desafortunada pero tan común aún en estos días. Oliver Stone no nos deja indiferentes después de ver el film. “Salvador” es uno de los films que recuerdo del momento de estreno por el impacto que causó. Y ahora tenemos la posibilidad de disfrutarlo en magnífica alta definición gracias a Twilight Time, claro, en una edición limitada. Hay que apurarse a comprarla! Indispensable para todo coleccionista del género o fan de Oliver Stone. La película fue nominada a dos premios de la Academia de Hollywood, Mejor Actor (James Woods) y a Mejor Guión Original (Stone y Boyle).

   

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*