Esclavitud en la España del siglo XXI. Las jornaleras marroquíes del campo de Huelva (8)

Indice – Esclavitud en la España del siglo XXI

H., temporera de Doñana 1998 que denunció abusos por parte de su jefe: “Ahora no puedo volver a Marruecos porque mi familia y la familia de mi marido me matarán”

Publicado en La Mar de Onuba

Los abogados de AUSAJ estudian denunciar ante el CGPJ, el TSJA y la Audiencia Nacional al juez de guardia de la Palma del Condado y a la Guardia Civil.

Trabajan para conseguir la condición de testigo protegido para las diez mujeres que permanecen acogidas en Málaga.

Una fuente asegura a La Mar de Onuba que las trabajadoras denunciantes habían sido “engañadas en origen” por la empresa.

“Ahora no puedo volver a Marruecos porque mi familia y la familia de mi marido me matarán. Tengo mucho miedo, pero quiero volver a Marruecos con la cabeza alta. Lo único que quiero es que se muestre la verdad de nuestra historia”. El desgarrador testimonio efectuado ante una cámara del diario El País corresponde a H., una de las diez mujeres que desde hace una semana se encuentran acogidas en una localidad de Málaga a la espera de poder ratificar su testimonio ante las autoridades. H.  cuenta que se arrepiente de no haberle contado esto antes esto la Policía, “pero tenía miedo”, dice. “Estaba yendo a la ducha con la toalla en la mano cuando él entró en la habitación. Al principio estaba yo con otra chica. Ella iba a salir pero le pedí que se quedara. El vino y me agarró la barriga. Le dije que estoy embarazada, aléjate de mí. El me dijo que no había problema, sólo chúpamela o te doy por detrás.”

Según ha relatado a La Mar de Onuba Jesús Díaz Formoso, abogado de la Asociación de Usuarios de la Administración de Justicia (AUSAJ), H. fue reconocida, “por la vestimenta”, por un familiar en Marruecos, que ha compartido su historia en la red social Facebook y la ha puesto en conocimiento de los familiares de la trabajadora, que asegura que haber recibido amenazas de muerte por parte de la familia de marido y se propia familia.

Díaz Formoso pretende conseguir para las diez mujeres la condición de testigo protegido y garantías de que no serán devueltas a su país sin que hayan podido formalizar la denuncia por lo que aseguran haber sufrido en la finca Doñana 1998, en unos casos, y ampliar la ya formulada, en otros. Al menos dos de las mujeres, afirman ahora que, por vergüenza, no contaron todo lo que les había pasado  en sus primeras declaraciones ante la Guardia Civil, pero que ahora están dispuestas a contar toda la historia. Díaz Formoso asegura también que en los próximos días podría haber más denuncias de hechos más graves que los relatados hasta ahora, y que algunos de ellos provienen de mujeres que ya están de regreso en Marruecos, y son de “extrema gravedad”.

En el vídeo publicado este lunes por El País, la también abogada de AUSAJ, Belén Luján, cuenta que el pasado 1 de junio, vienes,  acudieron a la finca Doñana 1998 y que tras identificarse y pedir permiso para acceder las instalaciones, se vieron “superados por los acontecimientos”. Luján asegura que “hubo un momento en que estábamos rodeadas por más de 200 mujeres y todas intentaban hablar con nosotros, pero era imposible entenderlas porque todas hablaban en árabe. El traductor hacía lo que podía, pero todas nos decían sistemáticamente la misma situación: no tenemos dinero, no tenemos comida, no nos están pagando el salario, no estamos trabajando bien, nos están cambiando las condiciones… Todo eso es lo que se empieza a denunciar ese viernes. Lo que sucede es que desde el viernes hasta el domingo se les empieza a presionar para que no denuncien”.

“ENGAÑO EN ORIGEN”

La empresa ha negado que estos hechos sean ciertos, y asegura que sus trabajadoras cobran puntualmente el día 5 de cada mes. Otra fuente consultada por La Mar de Onuba asegura que el caso de las mujeres que han denunciado es distinto a las que ya estaban trabajando en la finca desde el comienzo de la temporada. Según dicha fuente, la empresa habría contratado a estas mujeres a comienzos de abril a sabiendas de que no permanecerían en Huelva los tres meses que la Agencia Nacional de Empleo marroquí (Anapec) les había garantizado, ya que las últimas fresas quedarían recogidas a finales de mayo o en los primeros días de junio. Ese  “engaño en origen” sería el motivo por el que la empresa les habría retenido los salarios, que, según han manifestado algunas de las trabajadoras denunciantes, se les dijo que cobrarían cuando llegarán a Cádiz y fueran a embarcar de regreso a Marruecos. De esta forma, se les impediría que reclamaran o denunciaran el incumplimiento de los contratos por tres meses que estaban convencidas de haber firmado. Muchas de ellas afirman que los firmaron en Marruecos y que se les dijo que la copia se les entregaría cuando llegaran a España, pero que nunca se les entregó.

Luján asegura que cuando los empresarios supieron de la intención de las trabajadoras de presentar denuncias intentó convencerlas para no lo hicieran “primero comprándolas, dándoles más dinero que al resto, prometiéndoles trabajo para las siguientes campañas, pero cuando parece que no consiguen convencerlas entran en las presiones: que sois unas prostitutas, que tenemos vídeos vuestros que vamos a mandar a Marruecos para que los vean vuestra familias…”

Las mujeres se quejaban de que cuando todavía les faltaba más de treinta días para cumplir los tres meses para los que creían haber venido España se enteraron de que la empresa había previsto su despido y regreso a Marruecos para el martes 5 de junio. Es cuando deciden presentar denuncia.

IMPEDIMENTOS POR PARTE DEL JUZGADO DE LA PALMA Y COLABORACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL CON LA EMPRESA

Inicialmente, los abogados de AUSAJ intentaron formalizar la denuncia el mismo día 1 de este mes en el Juzgado de Guardia de La Palma del Condado, pero Díaz Formoso asegura que “el juez se negó a recoger la denuncia”, motivo por el que, finalmente, esta se presentó primero ante la Guardia Civil de Almonte y, con posterioridad, en la Inspección de Trabajo de Huelva, al lunes siguiente, 4 de junio.

El día antes, y sin previo aviso según las trabajadoras, la empresa decide adelantar a ese mismo domingo el regreso a Marruecos del contingente, por lo que algunas mujeres aseguran que intentaron escaparse de la finca para evitar que se les enviara a Marruecos ese día, sin haber ratificado su denuncia ante la Inspección. Algunas aseguran que la Guardia Civil colaboró con los encargados  de la finca para obligarlas a subir a los autobuses, y que incluso fueron perseguidas por los agentes las que habían logrado escaparse. Existen audios de ese día, enviado entre unas y otras por WhatsApp, en los que se les escucha decir que no pueden seguir hablando porque “viene la Policía”.

Formoso y Luján tienen previsto presentar una denuncia contra el juez de guardia de La Palma del Condado que se negó a admitir la denuncia de las mujeres  ante el Consejo General del Poder Judicial y ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. También estudian iniciar acciones legales contra el cuerpo armado, posiblemente ante la Audiencia Nacional.

*******

Publicado en La Mar de Onuba

La Guardia Civil realiza una nueva detención por presuntos abusos sexuales en un campo de frutos rojos

El detenido es un manijero de una finca de Aljaraque denunciado por cuatro trabajadoras españolas.

La Guardia Civil de Huelva ha informado este lunes de una nueva detención relacionada con abusos sexuales en el entorno de los fruto rojos. Se trata de un varón de nacionalidad española que ejerce como manijero en una finca de arándanos en Aljaraque (Huelva).

La detención se produjo el pasado día 7 tras ser denunciado por cuatro trabajadoras españolas contratadas a través de una empresa de empleo temporal.

Las diligencias instruidas por este caso fueron remitidas al Juzgado de Instrucción número 5 de Huelva. La Benemérita han indicado que tanto la empresa como la empresa de empleo temporal han colaborado en todo momento para esclarecer lo sucedido.

*******

Publicado en La Mar de Onuba

COMUNICADO: UPA Huelva emprende una batería de medidas para aportar soluciones a la situación acontecida en el campo onubense

TEXTO ÍNTEGRO Y LITERAL DEL COMUNICADO EMITIDO ESTE LUNES POR LA UNIÓN DE PEQUEÑOS AGRICULTORES DE HUELVA

Ante la situación vivida sobre las denuncias de maltrato laboral y sexual a temporeras y el flujo de noticias que esto ha provocado, UPA-Huelva pone en marcha una batería de medidas en positivo para aportar soluciones al campo onubense.

Durante el pasado mes de mayo y el mes de junio en curso, el sector de los frutos rojos de Huelva viene siendo azotado por informaciones sobre denuncias de maltrato laboral y sexual a temporeras. Desde que se conoció esta situación, UPA-Huelva viene posicionándose a favor de la actuación de la justicia, un trato riguroso de la información y la defensa de un sector que cumple mayoritariamente con sus obligaciones legales de cualquier tipo y cuya imagen y prestigio no puede verse afectada por casos aislados que están en proceso de investigación.

Desde el inicio de esta situación, UPA-Huelva ha dejado claro la Tolerancia Cero en cualquier tipo de abuso laboral o contra la convivencia en la diversidad y la igualdad, dejando en manos de la justicia las denuncias realizadas y trabajando desde su ámbito de acción por una campaña 2018-2019 en el que el sector recupere su prestigio.

Desde UPA Huelva siempre hemos puesto en valor la dedicación y el esfuerzo que, desde hace más de 30 campañas, vienen realizado los recolectores y recolectoras que años tras año repiten en nuestros campos y cuyo trabajo es imprescindible para el sostenimiento del sector. Precisamente desde esta puesta en valor, en UPA-Huelva apostamos por la integración y la dignidad de todos y todas: de los trabajadores y trabajadoras y de los productores y productoras.

Para ello, el próximo 28 de junio, UPA participará en la Comisión Nacional Tripartita sobre Flujos Migratorios, que se celebrará en Madrid y cuyo representante a nivel nacional es el Secretario General de UPA-Huelva Manuel Piedra. En esta reunión se llevará este tema para conocimiento de las partes integrantes de la comisión e intercambiar ideas y proponer soluciones.

Por otra parte, UPA-Huelva ha solicitado reuniones a la Diputación de Huelva, Subdelegación del Gobierno en Huelva y Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva de cara a abordar la situación con todas las administraciones competentes en la materia y proponer soluciones para que lo ya vivido en estos dos meses no vuelva a repetirse. En dichas solicitudes, es intención de nuestra organización el contar con los representantes de los dos sindicatos mayoritarios en el sector: UGT y CCOO.

Asimismo, desde el ámbito de la colaboración entre entidades, UPA-Huelva viene desarrollando en los dos últimos años una serie de experiencias piloto destinadas a incorporar a personas inmigrantes al mercado laboral agrícola. Así, en colaboración con la ONG ACCEM, de atención al inmigrante, UPA-Huelva viene desarrollando acciones de formación e incorporación al mercado laboral agrícola para inmigrantes alojados en asentamientos chabolistas de Palos de la Frontera, facilitando así su inserción laboral de forma legal y digna.

Por último, queremos destacar que el próximo miércoles 13 de junio, UPA-Huelva mantendrá un encuentro con agricultores y agricultoras de la provincia para tratar este tema y recabar opiniones y soluciones directamente del propio sector. Por ello, invitamos a los agricultores y agricultoras de la provincia que puedan estar interesados, a que acudan a la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera a las 19:00 h para que podamos escucharlos y puedan participar.

Desde UPA-Huelva apostamos decididamente por el desarrollo en positivo de acciones que fomenten un campo onubense transparente, legal y sin conflictos, por eso seguiremos trabajando para crear herramientas que lleguen a este objetivo.

*******

Publicado en La Mar de Onuba

Temporeras ”sin esclavitud laboral ni sexual”: organizaciones sindicales y feministas se suman a la convocatoria de una marcha en Huelva el próximo domingo

La marcha partirá del Palacio de Deportes Carolina Marín a las 11,00 horas.

“Hace falta una revisión con perspectiva de género de la legislación laboral si realmente queremos acabar con la desigualdad en los tajos”, dice el texto de la convocatoria.

El SAT exige a organizaciones como Interfresa y Freshuelva que intervengan directamente sobre “los empresarios que atentan contra la dignidad de las mujeres y las trabajadoras” para “limpiar el nombre de sus productos”.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores ha convocado una manifestación en Huelva “en apoyo a las trabajadoras de la fresa que llevan viviendo una situación de acoso e injusticia laboral desde hace años”. Será el próximo domingo, 17 de junio, y partirá a las 11,00 horas desde el Palacio de Deportes  Carolina Marín.

El SAT ha hecho un “llamamiento a la solidaridad” para que desde todos los colectivos feministas, sociales, sindicales, políticos y juveniles de toda Andalucía y otros pueblos del Estado, se acuda a la manifestación. De momento ya han confirmado su asistencia diversas organizaciones feministas y asociaciones de diferentes puntos de España que han confirmado y apoyado la convocatoria, y que van a fletar autobuses para acudir el domingo a Hueva en defensa de los Derechos de las Mujeres Trabajadoras en los campos de furos rojos onubenses.

“No podemos consentir que en pleno siglo XXI sigamos viendo cómo la esclavitud laboral y sexual se apodera de nuestros campos”, dice el texto de la convocatoria, que cuenta que “muchas jornaleras en Huelva han denunciado la situación de esclavitud, donde las agresiones físicas, sexuales y verbales se producen con total normalidad e impunidad, y cómo los manijeros y el empresario se aprovechan de las diferencias lingüísticas, de las situaciones de vulnerabilidad, para engañarlas, vapulearlas y amenazarlas”.

La marcha tiene como objetivo sensibilizar a la opinión pública y exigir a las Administraciones competentes una serie de medidas que el sindicato considera imprescindibles. Entre ellas, revisar el modelo de contratación en origen y hacer un seguimiento real y efectivo de  qué es lo que se les ofrece en sus países, qué condiciones y bajo qué premisas, y qué es lo que se encuentran una vez que pisan Andalucía.

El SAT también considera primordial una revisión de los convenios colectivos del campo. “En este caso, ha tocado Huelva”, dice la organización sindical, “pero no hay que olvidar convenios que para nada favorecen la inclusión y la dignidad de las mujeres jornaleras y temporeras. Es necesario que las trabajadoras eventuales puedan celebrar elecciones sindicales para tener representación ante la patronal. Un derecho que ahora no existe. Hace falta una revisión con perspectiva de género de la legislación laboral si realmente queremos acabar con la desigualdad en los tajos”.

El SAT también reclama una mayor implicación de la Inspección de Trabajo, fundamental para que no se produzcan situaciones de desamparo y que se respeten los derechos laborales dentro de los espacios de trabajo. “Es fundamental facilitar a las trabajadoras desde el origen, mecanismos y contactos para su autodefensa contra la explotación”, afirma el Sindicato Andaluz de Trabajadores.

Por último, la fuerza sindical exige a la patronal de la fresa y a organizaciones como Interfresa y Freshuelva que, “para que limpien el nombre de sus productos”, intervengan directamente sobre los empresarios que atentan contra la dignidad de las mujeres y las trabajadoras, “que son los verdaderos responsables de lo que allí ocurre”.

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*