El virus múltiple de la economía española: crónica de una muerte anunciada

Todos hemos aprendido ya lo de las crisis cíclicas de las economías capitalistas; se empeñan, además, de que interioricemos el concepto y, en consecuencia, asumamos sus perniciosas consecuencias, a lo cual debemos obviamente resistirnos.

Hoy les ofrecemos para su reflexión, por un lado,  dos artículos: uno del analista German Gorráiz y otro publicado en la prensa convencional, que, desde muy diferentes ópticas, el primero, para intentar evitarla, el segundo, haciéndose eco de los postulados del FMI, resultan premonitorios de una nueva crisis, de un nuevo colapso de la economía española, del que desde luego sería harto difícil volver a levantarse.  Por otro lado, el artículo de opinión de Oscar Reina Gómez, Portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), en el que denuncia el contenido de la tanto tiempo proyectada reforma de la Ley de Agricultura y Ganadería de la Junta de Andalucía. El anteproyecto de la reforma ya fue aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta en octubre de 2016, pero en estos días se le está intentando dar impulso parlamentario por varios grupos políticos, especialmente C´s.

La crítica del SAT se centra en el aspecto de que la reforma proyectada impida una “función social de la tierra”, promocionando la enajenación de las propiedades en detrimento de un sistema  que permita la gestión cooperativizada de los terrenos (su uso social), manteniéndose la titularidad pública. Por ello lleva luchando muchos años ese Sindicato de clase, ejemplar en muchas cosas. La cuestión no es baladí: recordemos que en  Andalucía las tierras públicas representan unas 5.000 hectáreas gestionadas por cesiones -como la famosa finca de El Humoso entre Écija y Marinaleda (Sevilla)- y otras 4.500 directamente por la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa).

El interés de la propuesta del Sindicato andaluz lo encontramos en que supone una vía de actuación en positivo, que entronca con una interpretación social del derecho de propiedad; una propuesta que constituye una forma de desarrollo, de dar contenido concreto a la “función social” que este derecho debería cumplir en nuestro orden constitucional, según permite el propio artículo 33 de la Constitución Española. Esta función social del derecho a la propiedad, que debe operar como límite del contenido esencial del derecho, ha de ponerse en conexión con los principios rectores, definitorios de nuestro ordenamiento, los cuales, en palabras del Profesor Parejo al analizar el contenido del articulo 1.1 del texto constitucional, suponen que “El Estado es, por ello, un Estado democrático (fundado en la voluntad popular, de los ciudadanos), de Derecho (respetuoso con los derechos y las libertades de la persona y con el ordenamiento jurídico en que consiste su sustancia) y social (constituido para la solución de los problemas sociales y la realización efectiva de los valores y los objetivos colectivos”.

Abundaremos en estas y otras cuestiones jurídicas en próximas semanas, mientras tanto piensen siempre que el determinismo económico es evitable.

AUSAJ

♦♦♦♦♦♦♦

Sumario: 

[1] El virus patógeno de la economía española (DDD), por Germán Gorráiz López

[2] El PSOE traiciona a Andalucia, por Oscar Reina Gómez 

[3] El FMI insta a España a prepararse ya para la próxima crisis, por Juan de Portillo 

***

 

[1]El virus patógeno de la economía española (DDD)

Por Germán Gorráiz López 

Analista 

El milagro económico del paraíso neoliberal de Rajoy estaría amenazado por la aparición de un nuevo virus patógeno,(el DDD) que podría acabar por arrasar con todo rastro de brotes verdes en la economía española al poseer un ADN dotado de la triple enzima D (Deuda Pública desbocada, Depreciación del poder adquisitivo y Desempleo endémico).

Deuda Pública desbocada

Según el Ministerio de Economía, la Deuda pública de España en el 2017 alcanzó el techo estratosférico del 98,08% del PIB nacional, (1,114 Billlones €), lo que representa un crecimiento imparable desde el 2005 cuando la Deuda rondaba el 42% del PIB nacional (casi 400.000 millones de €), cifra desorbitante que podría actuar como espoleta de una metástasis recesiva en la economía española. Además, el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que el país pierda un millón de habitantes en la próxima década, una tendencia que va a empeorar a medida que la generación del baby-boom comience a fallecer,dibujándose un escenario insostenible para el 2021 en que la “tasa de dependencia” según el INE, crecerá en un 57%. Ello supone que habrá seis personas inactivas ya sea jubilados, parados o estudiantes por cada persona activa lo que podría conllevar el colapso de la Seguridad Social en el horizonte del 2.021.

Depreciación del poder adquisitivo de trabajadores y pensionistas

Según la Confederación Europea de Sindicatos (CES), se habría producido un descenso de los salarios medios del 0,8% en el 2016 respecto al año anterior, lo que agudizará la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora con la consiguiente contracción del consumo interno. Por otra parte, según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 € y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español , pero teniendo en cuenta que se ha establecido por Ley un mínimo incremento de las pensiones de un 0,25 %, el colchón familiar verá reducido su grosor y se elevará el riesgo de pobreza y fractura social. Así, según Cáritas, tres millones de personas vivirían ya en situación de “pobreza severa” ( menos de 307 euros al mes) mientras el número de millonarios en España habría aumentado un 13% en el último año según datos de Eurostat, con lo que se está agudizando de forma vertiginosa una fractura social de resultados impredecibles.

Desempleo endémico

El milagro económico del paraíso neoliberal de Rajoy (reducción de la tasa del paro del 23,5% al 16,5%), tendría como efectos colaterales el incremento desmesurado del trabajo precario en España (más de 6 millones de personas), la desaparición del mito del puesto de trabajo vitalicio (tasa del 90% de contratación parcial) y progresiva pérdida de poder adquisitivo de asalariados y pensionistas pues según el FMI “el ajuste económico español se habría producido mediante la caída de la producción y el incremento del paro, pero insuficiente en el lado de los salarios hasta fechas recientes” y de seguir obviando la inversión en inteligencia, España podría convertirse en la próxima década en un país tercermundista a nivel de investigación e innovación, condenado a comprar patentes extranjeras y producir productos de bajo perfil tecnológico que requieran mano de obra de escasa o nula cualificación y fácilmente explotable, con salarios seiscieneuristas e interinidad vitalicia.

Conclusiones:

Si la Deuda Pública prosigue su vuelo por la estratosfera, los salarios y las pensiones siguen congelados o con incrementos inferiores al IPC, el crédito bancario sigue sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes, autónomos y particulares y no se aprovecha la dilación en los plazos para reducir el déficit establecidos por la Comisión Europea en incrementar la inversión en Obra Pública y reducir el desempleo, la economía española se verá abocada a un peligroso cóctel explosivo,(el DDD), cuyos ingredientes serían una depreciación del poder adquisitivo de trabajadores y pensionistas, una deuda pública desbocada así como desempleo endémico que podría generar una década de estancamiento en la economía española, rememorando la Década perdida de la economía japonesa.

♦♦♦♦♦♦♦

 

“La siega en Andalucía”, de Gonzalo Bilbao

♦♦♦♦♦♦♦

[2]El PSOE traiciona a Andalucía

Por Oscar Reina Gómez

Portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) 

La inconsciencia e incoherencia del Gobierno de la Junta de Andalucía no tiene límites.

La última salvajada es la nueva Ley de Tierras que pretenden aprobar, para terminar de ahorcar cualquier sueño de Reforma Agraria para nuestro pueblo trabajador andaluz.

No se entiende Andalucía sin la lucha por la tierra, y esto es más reciente de lo que parece, mucho más real y de actualidad de lo que nos gustaría.

La concentración de la propiedad de la tierra es un problema que aniquila a nuestro pueblo, actualmente en Andalucía, el 2% de los propietarios tienen más del 50% del terreno cultivable, y lo peor, es que esta cifra va en aumento.

Si nos vamos a Jaén, esta cifra es todavía más escandalosa, pues el 4% posee el 66%, y gran parte del mismo sin dar un puesto de trabajo, como es el caso del Cortijo del Aguardentero, nuestro Cerro Libertad, una más de las 150 fincas, la mayoría infrautilizadas del BBVA en la Jaén de Piedras Lunares y Olivares de Miguel Hernández.

Estas cifras contrastan con el alarmante dato de que en Andalucía cada 3 días muere un trabajador en el tajo, o que + del 60% de los empleados andaluces cobran menos de 1000€ al mes.

También alarma la cifra de marginación, riesgo de pobreza y faltas de recursos escolares todas más del 40%.

Hay leyes que pueden acabar con todo esto, pero no hay voluntad política en un gobierno que es más una fábrica de enchufismo que un partido socialista, que solo busca perpetuarse en el poder, siendo palmeros de la banca corrupta, todo a costa de la muerte de nuestra tierra.

Hay alternativas:

1° Derogación de esta propuesta de Ley de Tierras.

2° Puesta en marcha del la Ley 8/1984 de Reforma Agraria del Estatuto de Autonomía de la Junta de Andalucía sobre fincas manifiestamente mejorables.

3° La tierra tiene que cumplir una función social, para el desarrollo humano y sostenible de Andalucía.

4° Reforma Agraria Integral, que posibilite el Usufructo y Trabajo de la tierra en Andalucía. Trabajo en la mano de obra, en la siembra y recolección, en el sector primario. No queremos la propiedad, que debe ser de un ente público, queremos trabajar y vivir en paz.

5° Creación de tejido productivo, industrial y agrosostenible andaluz, generando empleo en la transformación y envasado del producto recolectado.

6° Autoconsumo y exportación del producto sembrado, recolectado y agrotransformado, dando empleo y labor en el sector terciario, servicios.

Esto supondría una Revolución de nuestra tierra, una puesta en valor de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que queremos ser: UN PUEBLO LIBRE CON PERSONAS LIBRES.

Esto es posible, pero hace falta voluntad política, y para ello y más importante, hace falta voluntad humana de movilización, como hacemos defendiendo con nuestro sudor y nuestras vidas el Humoso en Marinaleda, Somonte en Córdoba y el Cerro Libertad en Jaén.

Reto a la sociedad andaluza a enfrentar con argumentos y movilización al sinsentido y sinrazón del gobierno del PSOE de la Junta de Andalucía.

Anunciamos movilizaciones este verano para ello, y llamamos a que os suméis.

Andaluces y andaluzas, levantaos, pedid tierra y libertad.

♦♦♦♦♦♦♦

 

♦♦♦♦♦♦♦

[3] El FMI insta a España a prepararse ya para la próxima crisis

Por Juan de Portillo 

Articulo publicado el 3 de abril de 2018 en: 

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/04/03/companias/1522755888_836939.html

Invita al país a abrazar la revolución digital, a flexibilizar el mercado laboral y a seguir saneando sus cuentas

La Autoridad Fiscal Independiente advierte que habrá una recesión cada 15 años

 

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, inaugura la conferencia conjunta con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “España: de la recuperación a la resiliencia” J.J.Guillen EFE

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que ha llegado el momento de que España se prepara para la próxima crisis porque es seguro que esta llegará antes o después y sus efectos pueden volver a resultar demoledores para un país que comienza a recuperarse de la última recesión. 

 
El FMI aplaude los “difíciles” esfuerzos realizados por la población española para evitar “el colapso” de el país en lo peor de a crisis, demostrando que los ajustes internos sin controlar la política monetaria son posibles. 

Sin embargo, el organismo advierte que “ha llegado el momento de arreglar el tejado mientras brille el sol”, es decir, de tomar las medidas necesarias para fortalecer la economía española ante la próxima crisis. 

El primer paso, ha argumentado Lipton, es seguir saneando las cuentas públicas, reduciendo el déficit o y rebajando la deuda pública. Hoy día esta última se sitúa en el 98% del PIB y alcanzar el nivel de referencia del 60%, según ha admitido en estas jornadas el propio gobernador del Banco de España, requerirá aún décadas al ritmo actual. 

Mantener fuertes los balances de la banca, y los requerimientos de capital, defiende el FMI, es otro de los hitos clave para que el impacto de una nueva crisis no sea tan potente como el que siguió al del estallido de la burbuja inmobiliaria. 

Sin embargo, para Lipton uno de los principales retos que tiene España es abrazar la revolución de las nuevas tecnologías, las digitalización y la globalización, que suponen la oportunidad de nuevos modelos de negocio de futuro y el reto de mantener el empleo en un entorno de robotización e informatización de los procesos. 

La formación de los jóvenes en los nuevos modelos tecnológicos, ha insistido el representante del FMI, resultará clave para encarar el cambio productivo y sectorial que se avecina. 

En paralelo, ha recordado el representante del FMI, España debe avanzar en la flexibilización del mercado de trabajo para adaptarse a los requerimiento de los nuevos sectores como fintech, empresas de tratamiento de big data, el comercio online o las firmas de inteligencia artificial, y para reducir la fuerte temporalidad. 

El Fondo Monetario Internacional admite que algunas medidas pueden ser impopulares y que si su implementación en mitad de la crisis es difícil, en la recuperación puede ser aún más complicado, dado que no hay urgencia política aparente para tomar estas decisiones. 

Sin embargo, lo que parece claro para todos los organismos internacionales representados en el foro de este martes es que la próxima crisis está, como dice el FMI, “a la vuelta de la esquina” y es el momento de prepararse para ella. 

La próxima recesión

“Cada 15 años tendremos una crisis en España y su impacto será mayor”, ha advertido, por ejemplo, José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independeinte de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

 Bajo su punto de vista, la clave está en recortar con fuerza la actual carga de deuda pública y fortalecer el marco fiscal para poder hacer frente a la próxima “crisis financiera”. “Volverá y sufriremos sus consecuencias”, ha alertado. 

“Tengo mis dudas de hasta que punto está preparada España, y de hasta que punto tiene suficientes buffer fiscales, para cuando llegue la siguiente recesión”, ha expuesto por su parte Servaas Deroose, el hombre de la Comisión Europea que ha liderado la vigilancia de España en las visitas de los llamados hombres de negro que siguieron al rescate financiero. 

Su receta pasa de nuevo por reducir déficit y deuda pública sin dejar de flexibilizar el mercado laboral dado que “la productividad del país es demasiado baja”. “Hay que tener munición para cuando llegue una crisis”, ha dicho planteando que “en este momento España no está preparada ni para una desaceleración normal”, con lo que difícilmente podría afrontar un nuevo episodio sistémico como el de 2012. 

El sistema de pensiones

Por su parte, Escrivá ha puesto el acento en la posiblidad de revisaar los servicios solapados que prestan los ayuntamientos y el Estado, así como a revisar los parámetros del sistema público de pensiones. 

La opinión del FMI en este último punto es que será necesario revisar el sistema para ofrecer prestaciones socialmente aceptables a la vez que se garantiza la sostenbilidad del sistema público de pensiones. 

El nuevo mercado laboral

Otro de los puntos clave de debate de la jornada ha sido la situación del mercado laboral de España. Los diferentes expertos han destacado el limitado efecto de la última reforma laboral a la ahora de mejorar la productividad. 

Todo un reto en un momento en que, según se ha destacado, los robots ya hacen labores rentables en la industria de EE UU en un marco global en el que se espera que haya medio millón de autómatas operativos para 2020 frente a los 100.000 de 2010. 

A su vez, seguirá imparable el envejecimiento de la población, pasándose de cuatro personas en edad de trabajar por cada pensionistas hoy día a solo dos personas en la población activa por cada jubilado (siete pensionistas por cada 10 en edad de trabajar en el caso de España, Italia, o Japón) para el año 2050. 

Un nuevo factor de inestabilidad que hace aconsejable tomar medidas lo antes posible para preparar a España para un futuro incierto, según han coincidido en señalar el FMI, la OCDE, la Autoridad Fiscal Independiente o la Comisión Europea.

 

 

 

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*