NACIONALCATOLICISMO Y CREACIÓN ARTISTICA: la censura de libros, cuadros y canciones; la represión de toda protesta.

SUMARIO 

[1] Cosas raras de los jueces de España, por Aníbal Malvar

[2] Entrevista a Joaquín Urías: “Los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias a la corona no deberían existir”, por Alejandro Torrús.

 [3] Estas son las frases y versos por los que Valtonyc irá a prisión tres años y medio, por Alejandro Torrús

 [4]La insostenible tecnofobia de la izquierda: discurso de odio, fake news, y anonimato; el deje Corcuera de la “nueva” política en la era digital, por Simona Levi

[5] Valtonyc, ‘Fariña’ y ARCO: 24 horas negras para la libertad de expresión en España, por Redacción Público

[6] Entrevista a Ben Emmerson: “España está volviendo a la dictadura”, por Redacción Canarias Semanal

[7] Santiago Sierra, tras la censura de su obra “Presos políticos” en ARCO: “Es una falta de respeto a la inteligencia del público”, por Redaccion Eldiario.es

[8]  El exalcalde narcotraficante del PP que logró secuestrar un libro, por Juan Oliver

[9] El párrafo y el pie de página por el que la jueza ha secuestrado el libro ‘Fariña’ , por Redacción Público

[10] ¡Menudo Cristo! ¿Qué hacemos con el delito de blasfemia?, por Joaquín Urías

 

 

[1] Cosas raras de los jueces de España

Por Aníbal Malvar

Artículo publicado el 21 de febrero de 2018 en:

http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2018/02/21/19064/

 

Resulta cuando menos fascinante que los ardores carcelarios de los shérifes del Tribunal Supremo se hayan apaciguado de repente al llegar él, el hereu por méritos, el primogénito político de Jordi Pujol, el depositario de sus intrigas y financiaciones, el Tom Hagen de la ex molt honorable famiglia.

El otrora juez dos pistolas Pablo Llarena ha decretado libertad sin fianza para Artur Mas, príncipe del pujolismo. A mí me parece cojonudo. No legitimo prisión preventiva para ninguno de los actores del procés. Si fue rebelión, que sean todas así, políglotas e incruentas, gamberritas y quiméricas, con niños, globos y flores, con votos y urnas de juguete, con todo menos con policías cabreados. Y que borren de una vez el delito de rebelión del código penal cuando no se saquen armas o volquetes de putas a la calle.

El caso es que pasan los juicios y los días, y a uno le da la impresión de que, alrededor de los Pujol, hay como un cordón sanitario o judicial o inmanente que garantiza la impu/inmunidad del clan. Nuestras leyes implacables mantienen en prisión y sin derecho a misa al beato incorrupto Oriol Junqueras, mientras Jordi y Marta Ferrusola pasean en telesilla por Andorra dejando caer de cuando en vez algún billete de 500 sobre la blanca nieve. Ahora el bello hereu, el conseller de Obras Públicas y Economía del tardopujolismo, el primer leproso del tres-per-cent, el chico de los secretos, es enviado a casa por Pat Llarena Garretsin fianza y con muchas sonrisas.

A los Pujol y sus adláteres no se les debe aplicar la máxima neoliberal too big to fail. En todo caso habría que periclitarlo a too wise to fail. Jordi Pujol no es demasiado grande, pero sí demasiado sabio para caer. O eso maliciamos algunos analfabetos que dedicamos el tiempo libre a andar rescatando bancos por ahí.

A mis sanguinarios y dicharacheros trolls no les habrá pasado desapercibida cierta contradicción en mis disertos, pues de todos es sabido que Artur Mas ya fue condenado en firme por el asuntillo este del procés. Le cayeron dos años y  cerca de seis millones de euros por la consulta del 9-N. Se puede decir que Mas fue el primer serial killerdel procés. Convicto y confeso.

Pero Llarena no computó antecedentes, cosa rara en un juez, a la hora  de poner en libertad al silencioso y risueño (qué bien sonríe este hombre) Artur Mas.

Es curioso que aquella condena de 2017 contra Mas fuera dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. O sea, su tribunal catalán. Según muchos togados expertos que salen en la tele, la misma sala que debería haber juzgado en primera instancia a todos los locuaces locuelos del procés, en lugar del Supremo y el Tribunal de Orden Público, hoy más conocido como Audiencia Nacional.

El resumen es que Oriol Junqueras y los Jordis siguen mamando talego mientras los Pujol y su hereu, Artur Mas, el gran muñidor del procésdesde su investidura de “transición nacional” en 2010, continúan danzando por las Ramblas con permiso del TS. Algunos amigos míos de vocación maledicente andan largando por ahí que hay mucho miedo a que los Pujol y el hereu tres-per-cent se sietan ofendidos por algún juez (español) y empiecen a filtrar historias a la prensa sobre sus otrora amigables relaciones con altos dignatarios de PP y PSOE. Y que por eso nadie les toca demasiado los huevos. Pero vivimos en España, coño, donde todo el mundo sabe que está súper ultra garantizada la división de poderes, o sea. Y Valtonyc a la cárcel. Que no nos falte un rapero.

 

 

 

 

[2] Joaquín Urias: “Los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias a la Corona no deberían existir” 

Por ALEJANDRO TORRÚS

Artículo publicado el 20 de febrero de 2018 en:

 

Joaquin Urias, exletrado del Tribunal Constitucional y doctor en Derecho por la Universidad de Sevilla

 

El exletrado del Tribunal Constitucional se muestra crítico en esta entrevista con la sentencia del Supremo que condena a tres años y medio de prisión al rapero Valtonyc por el contenido de sus canciones.

 

Joaquín Urias (Sevilla, 1968) fue letrado en el Tribunal Constitucional desde 2005 hasta 2010. Es doctor en Derecho constitucional, ejerce como profesor en la Universidad de Sevilla y tiene claro que la sentencia del Tribunal Supremo que condena a tres años y medio al rapero Valtonyc por sus canciones es “desproporcionada”. Es más, Urias considera que los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona no deberían estar en el Código Penal. Lo hace defendiendo una sentencia la propia doctrina del Constitucional que señala que España “no es una democracia militante”. 

Ahora que ya se ha leído la sentencia, ¿qué valoración hace de esta condena de tres años y medio al rapero Valtonyc por el contenido de sus canciones?

Mi valoración general es que la sentencia no entra en el fondo del asunto. La sentencia del Supremo ratifica la condena previa, de la Audiencia Nacional, pero poco más. Ratifica la sentencia anterior sin demasiada argumentación. Viene a decir que la condena de la Audiencia está bien argumentada y punto y final. Creo que tiene mucho relleno, en el fondo solamente dice que la condena anterior estaba bien. 

¿Y usted? ¿Cree que Valtonyc es culpable de los tres delitos por los que ha sido condenado?

“Tanto el delito de enaltecimiento como el de injurias a la Corona dejan demasiado espacio para la persecución ideológica del disidente”

Considero que la sentencia tiene un problema constitucional de base. Y eso es importante. La sentencia no explica qué mensajes o frases de las canciones corresponden a cada uno de los delitos por los que Valtonyc ha sido condenado. Quiero decir, lo que hace es la sentencia es enumerar en el apartado de ‘Hechos probados’ una serie de frases que se incluyen en las canciones y después dice que algunas de estas frases, sin especificar cuáles, son constitutivas de los mencionados delitos. Pero la sentencia debería especificar cuáles y por qué.

Eso supone un problema grave de fundamentación desde el punto de vista constitucional. Se tendría que individualizar qué expresiones concretas son constitutivas de un delito y de otro. No sabemos qué frases en concreto están castigando. Me gustaría saber qué frases concretas cree el Supremo que son constitutivas de delito.

¿Qué supone esta indefinición?

Pues para el condenado supone una indefensión. La persona condenada si quiere defenderse no sabe contra qué tiene que defenderse. 

Sobre el fondo del asunto, ¿usted considera que Valtonyc ha cometido los delitos por los que ha sido condenado?

El problema es la existencia misma de delitos como el de injurias a la Corona o el de enaltecimiento del terrorismo. Tanto uno como otro son delitos que dejan demasiado espacio para la persecución ideológica del disidente. El Supremo no ha sido capaz de deslindar unas normas para saber cuándo las injurias a la Corona son simplemente disidencia con la Corona expresada de manera fuerte y agresiva y cuándo son realmente injurias a la Corona.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya ha condenado a España, en el caso Otegi, por vulnerar su libertad de expresión. Esa sentencia dijo muy claramente que no debería existir el delito de injurias a la Corona. Llegó a decir, además, que este delito no se corresponde al espíritu del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Y aún así España lo mantiene.

La sentencia contra España en el caso Otegi es contundente. Sin embargo, vemos que los tribunales citan esa sentencia para decir que el TEDH ha reconocido mayor protección a la libertad de expresión de los representantes políticos, pero no extiende esa protección a todos los ciudadanos. 

“Considero que esto es una obra de arte, que podemos compartir o no, de peor o mejor gusto, pero que no tiene intención de causar un daño social”

El Supremo en este caso hace algo que hacen todos los tribunales en España: cuando una sentencia nos condena por cualquier motivo los magistrados cogen la frase que les gusta para decir que la tienen en cuenta, pero no recogen la esencia ni la argumentación de la condena. En este caso, la sentencia del caso Otegi tiene tres o cuatro párrafos en el que expresa claramente que el delito de injurias a la Corona no debería existir. Después de aquella sentencia no debería existir este delito.

¿Y del enaltecimiento del terrorismo?

Pues tres cuartos de lo mismo. El delito de enaltecimiento entendido como apoyo ideológico a los delitos de terrorismo entiendo que es contrario a la Constitución. Sé que el Constitucional nunca lo declarará inconstitucional por cuestiones políticas. Pero yo creo que no hay lugar a dudas. Un delito que pena que usted coincide ideológicamente con la posición de los terroristas… es un delito de trasfondo ideológico. Si usted dice: ‘Me parece muy bien las bombas de ETA’… pues usted está expresando su ideología y no está incitando a un delito. Por un motivo o por otro los dos delitos permiten la persecución ideológica.

Concretando más, en este caso concreto, ¿cree que estos delitos están bien aplicados en el caso Valtonyc?

Creo que es una aplicación desproporcionada. Se trata de un ejercicio de libertad de creación artística. Es una obra artística que evidentemente no pretende amenazar a nadie expresamente ni injuriar a nadie. Se está castigando una cosa que dudo mucho que el legislador, cuando aprobó este tipo penal, quisiera castigar. El rapero dice que ETA debería volver a poner bombas… pero no creo sea una amenaza destinada a causar miedo para torcer la voluntad de alguien en los términos en los que el Código Penal lo refleja.

“Las injurias contra la Corona, por imperativo del TEDH, deberían de desaparecer o equipararse a las injurias contra cualquier otra persona”

Considero que esto es una obra de arte, que podemos compartir o no, de peor o mejor gusto, pero que no tiene intención de causar un daño social, que es la única posición que habría que perseguir en materia de opinión.

¿Deberían ser los propios políticos los que aprobaran la derogación del enaltecimiento y de las injurias a la Corona? 

Claro. Creo, sinceramente, que las injurias contra la Corona, por imperativo del TEDH, deberían de desaparecer o equipararse a las injurias contra cualquier otra persona. Por otro lado, creo que hay argumentos más que de sobra para que el Parlamento se plantee la derogación del delito de enaltecimiento del terrorismo.

Fíjate. Te he dicho que el Constitucional no se atrevería a derogar el enaltecimiento, pero en mi época sí que se atrevió a otra cosa. Había un artículo en el Código Penal que perseguía la negación del holocausto, del genocidio. El Constitucional dijo que no se puede castigar a nadie por negar el genocidio…

Esa sentencia dice que el único límite es la incitación a la violencia.

Eso es. Pero, claro, incitar a la violencia no es que yo diga que los calvos son tontos y si alguien pega a un calvo es culpa mía por haber dicho que son tontos. Incitar a la violencia se refiere a hacer acciones encaminadas a que se produzca un acto violento. Eso se debe perseguir, por supuesto. Si alguien dice que hay que pegar a los homosexuales, se debe perseguir. Pero si alguien dice que los homosexuales están enfermos… yo creo que no. No comparto esas afirmaciones ni conductas, pero son un ejercicio de libertad de expresión.

En esa misma sentencia del Constitucional dice que España no es una democracia militante y que no se puede penar a nadie por no adherirse a los valores constitucionales.

Eso es. Lo dice esa sentencia, pero también en otras. Algunos países, como en Alemania, la Constitución se elabora justo después de la II Guerra Mundial y del Holocausto y entonces se prohíbe la difusión de ideas totalitarias como las que habían llevado a Alemania a la dictadura de Hitler. Eso es lo que se llama la democracia militante y quiere decir que el que no sea demócrata no tiene espacio.

“El Constitucional ha dicho muchas veces que en España está permitido defender ideas contrarias a la Constitución”

La Constitución española se aprueba en 1978 con el principio contrario: aquí tienen cabida tanto las ideas franquistas como las comunistas o cualquier otra. La Constitución española no se aprueba diciendo que no se va a repetir el franquismo. Se aprueba diciendo aquí caben tanto los franquistas como los no franquistas. Por eso, el Constitucional ha dicho tantas veces que en España está permitido defender ideas contrarias a la Constitución. Hablamos de ideas y no de actos, que queda claro.

Por eso, el delito de enaltecimiento del terrorismo, desde un punto de vista jurídico, causa muchos problemas porque parece contrario a la libertad de expresión.

Después de leer la sentencia del Supremo, ¿usted cree que el rapero debería recurrir al Constitucional y, si cabe, al TEDH?

Por supuesto. Es posible que el Constitucional no lo admita ni a trámite porque está en su momento más bajo y realmente creo que no tenemos un tribunal que proteja nuestros derechos. Es muy difícil que consiga el amparo, pero sí que creo que tiene muchas posibilidades de prosperar en el ámbito internacional. Hay que tener en cuenta que muchas de las sentencias contra España son por vulnerar la libertad de expresión..

¿Usted cree entonces que tenemos un problema en España con la libertad de expresión?

Claro. Por supuesto. Pero no solo España. El problema está en muchos países de nuestro entorno, pero nosotros lo tenemos. Claro.

Una vez leídos los mensajes que cantaba Valtonyc… hay voces que defienden que eso no puede ser amparado por la libertad de expresión.

Hay algunas expresiones que son muy duras. No cabe duda. Pero son frases que hay que interpretar en el contexto de una canción, de un rap duro. Claro que es un tema de libertad de expresión. Y otra cosa, si Jorge Campos [presidente del Círculo balear que denunció a Valtonyc] hubiese puesto una amenaza por injurias… creo que hubiese ganado. Es posible que alguna de esas expresiones sean injuriosas, que están castigadas con una pena leve y no conlleva el ingreso en prisión.

“El Constitucional está en su momento más bajo y realmente creo que no tenemos un tribunal que proteja nuestros derechos”

Es cierto que insultar a alguien en público no está permitido. Pero eso es una cosa. Y otra cosa es que una persona vaya a estar tres años y medio en prisión por unas letras de un contenido muy duro, que yo no comparto… pero que no deja de ser una forma de expresión artística y crítica política. En un tono muy desagradable, muy feo, muy maleducado. Y todo lo que se nos ocurra… pero crítica política.

Entonces, ¿defender que Valtonyc no tiene que pisar la cárcel por estas canciones es defender la libertad de expresión?

Claro. No hay ningún motivo para que entre en prisión y, segundo, aunque hubiera un exceso en la libertad de expresión no es un exceso que tenga que ver con el enaltecimiento del terrorismo o las injurias al rey. No deberían existir esos delitos. Es verdad que dice que se alegra cuando explota una bomba o algo así… pero es posicionamiento ideológico. Entiendo que un posicionamiento ideológico, aunque sea tan duro como ese, debe estar amparado por la libertad de expresión.

¿Por qué?

Porque la Constitución garantiza la libre difusión de ideas. Cualquier tipo de idea política o social está garantizada por la Constitución. Lo que no es libertad de expresión es utilizar las palabras para causar un daño, amenazar, provocar un delito, insultar… Lo que se hace en esos casos es utilizar palabras para causar un daño. Ese debe ser el criterio.

¿Usted ha utilizado las palabras con intención de dar forma a una idea o con intención de hacer daño? Pues si el objetivo es hacer daño está la vía civil y la vía penal, que es más dura pero es constitucional. Pero si usted lo que quiere es dar forma a una idea… usted no debería poder ser perseguido. Sea cual sea su idea.

 

El cantante de rap Valtonyc

 

[3]Estas son las frases y versos por los que Valtonyc irá a prisión tres años y medio

Por ALEJANDRO TORRÚS

Artículo publicado el 20 de febrero de 2018 en:

 

El rapero de Mallorca ha sido condenado por el Tribunal Supremo por los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas por el contenido de sus canciones

 

El rapero Valtonyc ha sido condenado por el Tribunal Supremo a tres años y medio de prisión por el contenido de sus canciones. A juicio de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, parte de las letras del cantante suponen los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas a Jorge Campos, presidente de la asociación Círculo Balear.

Las frases de sus canciones violan la ley han sido destacadas por la justicia en el relato de ‘Hechos probados’ que aparece en la condena. Se trata, tal y como destaca el texto, de diez canciones del álbum Residus de un poeta , otros diez temas bajo el título Mallorca es Ca nostra; y, por último, otras dos canciones que fueron subidas por el rapero a Youtube con el título de Marca España y El fascismo se cura muriendo.

A continuación, reproducimos las frases y versos señalados por la justicia en la sentencia del Tribunal Supremo, a la que ha tenido acceso este periódico. Señalar, simplemente, que estas frases han sido traducidas al castellano por la propia Audiencia Nacional y que aparecen desprovistas de todo su contexto, es decir, del resto de versos y frases que los acompañan y del disco al que pertenecen. 

Disco ‘Residus de un poeta’

Canción 1: ‘Circo balear’

– “Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear”

– “Queremos la muerte para estos cerdos” 

– “Llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón, encontrándonos en el palacio del Borbón, kalashnikov” 

– “Le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta”; queremos la muerte para todos estos cerdos”

Canción 2: ‘Deberían tener miedo’

-“Que tengan miedo joder. Que tengan miedo”

-“Que tengan miedo como un guardia civil en Euskadi”

-“Un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado o siempre queda esperar a que le secuestre algún GRAPO”

-“Dicen que pronto se traspasa la cloaca de Ortega Lara y muchos rumorean que Rubalcaba merece probarla, complejo de zulo mi casa a ver si un día secuestro alguno y le torturo mientras le leo al Argala”

-“Queremos que el miedo llame a sus puertas con llamas”

-“O que explote un bus del PP con nitroglicerina cargada”

-“Me cansa tanto silencio en medio de esta guerra”

-“Y mira yo no tengo huevos a pillar una metralleta, pero al menos no condeno al que se atreve y al que a la lucha se aferra, partidos revisionistas me la coméis entera, no resistiríais ni la mitad de cadenas que arrastra Arenas”.

Canción 3: ‘España o Goma2’

– “Sofia en una moneda pero fusilada”

– “Puta policía, puta monarquia”

– “A ver si ETA pone una bomba y explota”

– “Para todos aquellos que tienen miedo cuando arrancan su coche, que sepan que cuando revienten sus costillas, brindaremos con champán” 

Canción 8: ‘Caminando por la ciutat’

– “Cuando digo Gora ETA delante de un guardia civil, por eso te encierran y no por ser un hijo de puta como Urdangarin”. 

Canción 10: ‘Microglicerina’

– “Quiero transmitir a los españoles un mensaje de esperanza, ETA es una gran
nación”

– “Tu bandera española está más bonita en llamas, igual que un puto patrol de la guardia cuando estalla”

– “No voy a callar mas, voy a luchar aunque tenga que pillar una pipa como Froilan Marichalar”

– “Si no tienes memoria se repetirá la historia y estarás condenado como un txacurra en Vitoria, Gloria!”

– “¡Gloria! Es Andrea Fabra durmiendo en la calle,y que un parado le rompa las costillas con un bate”

– “Que no se alarme nadie la justicia es simple, pero está de vacaciones con Publio Cordon en el caribe”

– “Asusta el salir a la calle y que te pongan una multa, si la policía usa la fuerza bruta y encima luego condenan a quienes entregan su vida a la lucha”.

– “Esto no va hacer fiesta que pensabas tonto, es una bomba de relojería en una plazade toros”

– “Un atentado contra Montoro otro logro pa’ nosotros, socialicemos los medios deproducción a tiros y a la mierda los votos”.

Canción 12: ‘Dolores de amonal’

– “Dudo que próximamente os peguen un tiro en la nuca, quizá cuando el Follonero
diga quien tiene la culpa”

– “Elijo el camino que me lleva a las cadenas, porque antes como trena que vender a la clase obrera”

– “A ver si te enteras, como el caso Bárcenas, pierdo los papeles y en cuarteles grito GORA ETA”

– “Nena, no apoyo la violencia gratuita, pero justicia sería pasarlos por la guillotina”;
“De Cospedal no reiría tanto en un zulo a cuarenta grados”

– “Por qué condenáis la puta lucha armada, contra la clase que tiene a la nuestra esclavizada”

– “La dimisión de Mariano Rajoy noserá hoy, los asesinos no dimiten, ¡se les destierra!”

– “Que pena que no haya cerca gulags como Siberia”

– “¡Ah! un puto pepero con lossesos fuera,por la presión del banco al no poder pagar la hipoteca. Eso no pasará, pero que un Grapo los secuestre y no puedan pagar la fianza, ¿quién sabe? Quizá”

– “Porque nos gobiernan terroristas, en cambio quien hace política está entre rejas”.

– “Me la suda si la Audiencia Nacional me condena, hasta romperme las cuerdas
¡LIBERTAD ARENAS!”.

Canción 13: ‘Valtonyc y Marchena’, que se levanten los caídos

– “Mi puta lengua envenena la fuente de la que bebéis, si contagia la rabia resurgida del treinta y seis”. 

– “El Rey tiene una cita en la plaza del pueblo, una soga al cuello y que le caiga el peso de la ley”. 

– “Mi ansia aumenta cada vez que reprimen comunistas y vuelan mis ganas de entrar en la guerrilla, así que, que sigan que sigan y el próximo Paracuellos será en mi puta isla”.

– “Te quedas atrás reformista y eso me quema, entorpeces la lucha formando parte del problema, encima quieres dar lección al que anda en prisión, por combatir la opresión y dar su vida entera, cadena perpetua para los que no claudican, pero tu afirmas que no existen presos políticos”. 

– “Hace más ruido un solo hombre rugiendo que todo un ejército pasivo callando y
sirviendo”

– “¿Soy un molotov en la sede de UPyD?”

– “Siete tiros de la glock de Iñaki Bilbao al juez”

Disco ‘Mallorca es nostra’. 

Canción 2: ‘El rey borbo’

– “El Rey Borbón y sus movidas no sé si era cazando elefantes o iba de putas, son
cosas que no se pueden explicar, como para hacer de diana utilizaba a su hermano, ahora sus hermanastros son los árabes y les pide dineritos para comprar armas, le hacen hacer la cama y fregar los platos y de mientras Doña Sofía en un yate follando y eso duele claro que si. 

– “Haremos que Urdangarin curre en un Burguer King que la Infanta Elena pida
disculpas ,(puta), por ser analfabeta y no ir a estudiar a Cuba”

– “Por qué no se fractura la cabeza y no la cadera”

– “Si no secuestraremos al capitán del Concordia para que coja el Fortuna y se pegue una ostia”

– “Sarcástico como el Rey dando la mano a Gaddafi y después celebrando tener petróleo fácil (hijo de puta), puede ser que de la república solamente queden fósiles, pero quedamos nosotros, y del Rey los negocios”. 

– “La tercera edad también pasa hambre pero aplauden a los monarcas, masoquistas ignorantes, no podemos escoger, no tenemos ninguna opción, pero un día ocuparemos Marivent con un kalasnikof”

– “Él respetuoso con la Constitución, en cambio los derechos humanos se los pasa por los cojones”.

– “El Froilan se da cuenta y se quiere morir, que su abuelo un dictador lo escogió, que pertenecía a los GAL y que no es democrático sino un dictador enmascarado”.

Canción 5: ‘Noves degeneracions del PP’

– “Parece que las balas de plata también os las tendré que dedicar, sois la misma mafia que Bankia”. 

– “Un día coches volarán como Carrero Blanco y no colgaremos ningún lazo en el
Ayuntamiento”. 

– “Balas de plata para los fascistas”.

Canción 7: ‘Exiliado en Cabrera’

– “Bauzá debería morir en una cámara de gas, pero va? Eso es poco, su casa, su
farmacia, le prenderemos fuego”

Canción 9: ‘Herbes mesclades’

– “Burgués, ni tu ni nadie me harán cambiar de opinión, cabrón, seguir el acto de fusilar al Borbón”. 

Canción 10: ‘Mi final’

– “No soy ningún hipócrita pero a veces me cuesta dejar a la gente en evidencia, creo que debe ser por eso de que soy una buena persona, pero por mi el Bauzá habría muerto ya de una bomba”.

Canción 11: ‘El mundo dona llicencia per a matar’

– “Del PP, lo que hizo el PSOE, terrorismo es el BOE y no callaré. Pondré cojones, aunque quieran criminalizar mis emociones, soy fuerte y lucharé”.

– “Mis compañeros están allí fuera, están luchando por la autodeterminación, de una lengua, de una cultura, de un país, somos fuertes y nosotros ganaremos (sonido de pasos, una puerta se abre”

– [Manuel Torreiglesias] “saber vivir es saber morir”. A continuación se escucha el sonido de un tambor de revolver y seguido de un disparo dice “hijos de puta”

– “Para no inmolarme necesito escribir, pero hay tanto hijo de puta que no merece vivir”

– “Algún día haremos justicia, y diputados picarán piedra a la sierra todo el día”

– “Andrea Fraba se tragara sus palabras, y comerá del suelo porque no le quedará
otra”

– “La constitución se viola como una puta, pero, como con Publio Cordón, los GRAPO tienen la culpa”

– “Mataría a Esperanza Aguirre, pero antes, le haría ver como su hijo vive entre ratas”

– “Que beban agua con barro, no más Solan, (de cabras) que coman carne con lejía
salpicada”

– “Miguel Ángel Blanco, Carrero Blanco (suenan disparos), bah, ya no, ahora toca a Juan Carlos. La OTAN no bombardeará la Zarzuela, no …, aquí lo único que explotan son los trabajadores”

– “Licencia para matar, quedarán pocos vivos, acabaré con izquierda, PSOE, y también CiU”

– “Merece la muerte todo aquel que se aprovecha de pisados, pobres, de quienes más lo necesitan”

“Que a Otegui se le tilde como un terrorista, pero quienes lo son estén en el parlamento haciendo política”

– “A mí me toca la polla, toda la AVT, no tienen empatía con los que no pueden llegar a fin de mes”

– “Pero bueno, tenemos goma2 y amonal, y así llegará un día que explotadores volarán, tan alto como obreros de derechas que ahora son empresarios, les cortare el cuello como recortan salarios”.

– “Esto no es violencia gratis, está justificada, como un antidisturbios que muere en una barricada”

– “Cogeré un kalashnikov, una MP5, iré a Intereconomía, terminaré con este circo”

– “Después mutilaré a la De Cospedal, con la rabia del pueblo Vasco a los GAL”. 

Canción ‘Yo reventé el culo de Eduardo Puelles’

– “Somos temibles como bombas de racimo”

– “Decapitando capitalistas en el centro de Cuba, alguno quiso callarme pero no pudo”

– “Junto a Puelles todos desfilareis de luto”

– “No me quedaré mudo, no me callaré, aunque tenga que inmolarme en la sede del PP”

– “Terrorismo invicto como los GRAPO”

– “Yo doy mas miedo que una pipa de fogueo”

– “Sin rodeos voy a asaltar el parlamento ya salen de mis heridas torturas franquistas dosis de poesía”.

Canción ‘Marca España’

– “Matando a Carrero ETA estuvo genial, a la mierda la palabra, viva el amonal”

– “Tenemos corazón grande y de justicia se enamora si explotan tropas españolas, no lloran. Kale borroka en el Ministerio de educación, esto es amor: goma2 y Kalashnikovs”

Canción ‘El fascismo se cura muriendo’

– “Amonal en coches oficiales, haciendo justicia poética por cada familia que está
pasando hambre”.

 

[4] La insostenible tecnofobia de la izquierda: discurso de odio, fake news y anonimato; el deje Corcuera de la “nueva” política en la era digital

Por SIMONA LEVI

Xnet

Artículo publicado el 19 de febrero de 2019 en:

 

La derecha censura y mete en prisión todos los twiteros que puede. Bien. Es su cometido; faltaría más que la derecha no quisiera recortar derechos y libertades; no sería derecha.

Pero quien realmente es responsable de que lo pueda hacer es aquella izquierda, tan sumamente conservadora, cuyo dogmatismo ideológico le imposibilita una real actualización y adecuación a la novedad. Su incontinente tecnofobia en plena era digital nos envía al desastre y a la represión más salvaje.

Veamos.

No es bueno que haya policías neonazis y xenófobos; como dice mi twitero predilecto “ser poli y ser nazi es tan incompatible como ser cirujano y fumar en el curro.”

Resulta que se filtra una conversación PRIVADA de whatsapp en la que unos policías dicen que quieren matar a negros y a la alcaldesa de Madrid.

Ni corta ni perezosa, la misma alcaldesa, adalid de la izquierda nacional y nueva repromesa de la izquierda dogmática institucional que es Podemos, anuncia una denuncia por delito de odio.

En todo esto hay varias cosas que no van. Principalmente pecados de gula; gula electoral; gula de poder; gula comercial y cortoplacista.

Por orden cronológico:

1 – El medio que filtra esta información (un medio que se jacta de ser un medio de izquierdas), presumiblemente filtra la información de un expediente judicial. Una vez más (sí, es algo que le va pasando) sus revelaciones dejan en la estacada a su fuente. “Revela” con la alegre despreocupación de quién se regocija del éxito que su información de izquierda tiene entre el publico de izquierda y el maravilloso TT que conseguirá. No hay el mismo entusiasmo en evitar que la fuente, la persona que ha denunciado estos hechos que ellos publican probablemente sin consultarla o asesorarla (a pesar de poder hacerlo), ahora esté en peligro de muerte y necesite protección las 24 horas. Yo creo que no hace falta ser de izquierdas para proteger las fuentes, pero es muy propio de la izquierda recabar rédito de “defender a las víctimas” cuando las víctimas las han creado ellos.

Como sabréis, yo no tengo nada en contra de las filtraciones de informaciones relevantes para el bien común, siempre y cuando se haga todo lo posible para evitar daños colaterales o que las fuentes queden al descubierto, aumentando su situación de vulnerabilidad.

2 – Los policías que en PRIVADO insultaron a la alcaldesa, mira por donde, son policías municipales. Por lo que en última instancia la responsable de que la población sufra policías con una ética incompatible con su labor es…la alcaldesa.

Su trabajo no es denunciar como si esto no fuera con ella, como si fuera una cualquiera de nosotras o una persona vulnerable discriminada, sino pedirnos disculpas a todos y crear protocolos para que quienes se tienen que ocupar de protegernos, pues, no tengan las ganas contrarias.

3 – Y ahora al corazón de la cuestión. Nos puede gustar o no que así sea, pero la conversación revelada es una conversación de Whatsapp, algo incluso más privado que una conversación de bar. Es tan privado como una conversación en casa o en el teléfono. Tantos años luchando por el derecho a la inviolabilidad de las comunicaciones (desde final del siglo XVII para ser precisa) y tiene que venir esa moderna izquierda que de internet no ha entendido nada a pedir a gritos que la Policía intervenga y censure los espacios privados. Es que así le quitáis el curro represor a la derecha. No hace falta tener derecha con una izquierda así. Si sienta precedente, puedes dar las gracias a esta izquierda si a partir de ahora te podrán juzgar por lo que dices en grupos de Whatsapp.

Dedico mi vida a denunciar que Internet (lo digital), no es un espacio diferente a la realidad; es parte de la realidad. Dedico la vida a explicar que si permitimos que se cree un estado de excepción en Internet, el paso a que se traslade al resto de los ámbitos de la vida es solo uno.

La insostenible tecnofobia de la izquierda nos manda atrás en el tiempo; conlleva el auge del puritanismo, un victimismo exasperante y está haciendo que la plaga del uso del delito de odio para reprimiry censurar se difunda en todos los aspectos de la vida, llevándose por delante a la libertad de prensa, de sátira, de información y de expresión en general, e incluso la libertad sexual.

¿Queremos trabajar contra el odio? ¿Proteger quien sufre amenazas constantes por su situación de discriminación? Muy bien, pero ¿cómo podemos creer que el artículo 510 (y tal y como se está aplicando) sirva para esto?

Las amenazas, los insultos y el acoso, tanto en público, como en privado, ya están tipificados como delitos en el Código Penal. La reforma del código penal de 2015, si bien incorpora la posibilidad de que no solo las víctimas puedan denunciar, con su artículo 510 abre la veda a la persecución del llamado “discurso de odio” con penas de uno a cuatro años de prisión y, ojo, con agravantes en el caso de la difusión en Internet.

Con el uso abusivo que desde siempre los pudientes han hecho de los delitos contra el honor (usándolos sistemáticamente para impedir que se saquen a la luz otros delitos más graves), se hubiera tenido que sospechar que algo por este camino no iba a ir bien. El hecho de que el articulado del 510 no indique claramente que su uso se ha de delimitar a situaciones de asimetría de fuerzas, discriminación y vulnerabilidad estructurales, hubiera tenido que ponernos sobre aviso. Pero no.

Porque el concepto de “discurso de odio” que constituye la verdadera trampa, no lo inventaron malvados ministros; ellos solo lo han aprovechado.

“Discurso de odio” es una expresión perversa: trabajar contra el “discurso del odio” (donde “odio” es solo un atributo subordinado a “discurso”), es trabajar en primer lugar contra “el discurso” y, por tanto, contribuir a la narrativa que recorta la libertad de expresión y no a la que erradica las discriminaciones.

Defender la libertad de expresión no sería solo bonito y muy de izquierdas, sino que es también importante para diferenciar lo que es una democracia y lo que no lo es.

Perseguir el discurso como praxis político-jurídica es propio de las dictaduras y esta adhesión entusiasta desde izquierda hace que recobrar la cordura en este asunto esté cada día más lejos. Responder a persecuciones con una lógica de ojo por ojo, responder a denuncias por discurso de odio con denuncias por discurso de odio, avala la narrativa liberticida y aumenta la polarización y… el odio.

AUTARQUÍA JURÍDICA

En esta autarquía jurídica en la que España se está paulatinamente transformado (otra vez), mientras por un lado el ministro de Interior en su web amplía a sus anchas el delito de odio para acelerar la narrativa liberticida, incluso una cierta izquierda luchadora y bien intencionada pide limitar la libertad de expresión sin garantías judiciales para resolver el sufrimiento de quienes son discriminados.

Discrepo. Es blindando la libertad de expresión que quienes están en minoría dentro de una narrativa dominante podrán expresarse y liberarse por sí mismos. Sí, por sí mismos y no de forma tutelada y victimizante, delegada en quien tiene más voz que ellos (mira tú qué casualidad, los partidos de izquierda que quieren representar a todo lo que se mueve sin que se lo hayan pedido). Esto no significa no actuar frente a las persecuciones, sino adecuar el sistema para que sea más eficaz con las herramientas que ya tiene. Porque, como ya hemos dicho, haberlas haylas.

En ningún caso la inseguridad jurídica de toda la población puede crear un ambiente en el que las minorías o los perseguidos se puedan hacer más fuertes.

Nos encaminamos hacia un contexto jurídico en el que no se es juzgado por los hechos sino por el discurso, o sea, por lo que se piensa. Una vez más el caso de Catalunya es la punta de lanza de lo que se avecina, con la inestimable cooperación de una izquierda cortoplacista en campaña electoral permanente.

La última frontera para luchar para una democracia real en el siglo XXI es Internet, pero no pasa día que la izquierda no nos cuente lo muy alienante que es. En el tránsito de la revolución industrial a la revolución digital, la izquierda se ha quedado en loop: no ve la diferencia ni siquiera cuando le recuerdas que la imprenta y el ciclostil también eran máquinas y que el problema no es la máquina sino a quien pertenecen los medios de producción/subsistencia.

Lo que aliena es no poder tener información suficiente y contrastada para poder decidir con nuestra cabeza (Internet nos la da, todavía); lo que aliena es ser usuarios pasivos de conocimiento unívoco y homologado que nos enchufan por vena la tele, los partidos y los gobiernos.

Mientras, la propaganda avanza.

La coletilla “en la red” en breve será como la coletilla “de Satanás”. El discurso de odio “en la red”, las fake news “en la red”.

La izquierda se apunta a un bombardeo: “Prisioneros en la red”, “El orgullo de vivir sin la red”, como si en la época de Gutenberg se estuviera orgullosos de vivir sin leer, vírgenes de pecados, como Adán y Eva.

Desplazar el foco de los problemas criminalizando la herramienta es justo lo que el statu quo necesita para mantener los privilegios que la acción de la población en la Red y por la Red estaba haciendo peligrar. La desintermediación que consiente Internet estaba poniendo en discusión a muchas cosas; los privilegios, pero también la función de tutela moralista y asistencial de la izquierda.

Pues, a modo de ejemplo, tenemos que recordar a los que se la creen hoy, que en sede parlamentaria no fue la derecha sino la izquierda la que se oponía al voto de las mujeres por si votaban “mal”. Y aquí lo mismo: que la gente no use internet sin supervisión y buenos consejos, por si lo usan mal.

Y así, de paso, nos cargamos la neutralidad de la red y hacemos felices a las Telecos también.

Ayuntamientos de izquierda se jactan de ser los primeros en incluir “las adicciones tecnológicas en el Plan de Acción de Drogas”.

Porque incluir la tele no hay huevos, ¿verdad? No, no da mucho rédito electoral. El miedo a la novedad ese sí que es un caladero que nunca falla.

Con el mínimo de rigor científico que les deberíamos exigir, deberían saber que incluir “las adicciones tecnológicas en el Plan de Acción de Drogas” es una doble barbaridad:

1) Solo se pueden considerar sustancias aditivas aquellas que pueden ser eliminadas de la vida sin producir a su vez trastornos: las drogas, el alcohol, el juego… El resto son trastornos obsesivos porque, por ejemplo, no se puede vivir normalmente (o no es recomendable por ningún médico en su sano juicio) sin comida, sin sexo o sin internet. Asimilar Internet en sí a una droga es una absoluta barbaridad, fruto de la ignorancia, de la pseudociencia*, el puritanismo y otros trastornos graves;

2) Considerar Internet algo peligroso en sí solo tiene un resultado: hacer el trabajo a la represión, ayudando al statu quo a mantener su monopolio narrativo.

EL JARDÍN PRIVADO DE LAS FAKE NEWS

El monopolio narrativo de las fake news siempre ha sido de los gobiernos, de los partidos, de los grupos institucionalizados y de los grandes medios mayoritarios; cualquiera lo puede verificar leyendo o escuchando sus declaraciones sobre temas de los que uno tenga un mínimo conocimiento.

Cuando Dastis, ministro de exteriores de España, dice que los vídeos de las cargas policiales durante el referéndum catalán del 1 de octubre son “casi todos falsos”, pues fabrica un bulo en vivo y en directo en la BBC con todos los canales estatales dándole fuelle. Et voilà! Así desde siempre se han creado las fake news.

Las fake news no las ha inventadas Internet; eran monopolio de la propaganda del estado, de sus redes clientelares y de los medios cómplices del statu quo. Y a diferencia de hoy, tenían una vida más larga, ya que nadie tenia herramientas para desmentirlas.

Si criminalizamos la red como si hubiera inventado las fake news, el odio y Satanás, criminalizamos internet y sacamos a la gente una de las pocas herramientas que tiene para luchar.

La responsabilidad sine qua non de la represión no es de los “malos”, porque los malos son los profesionales de la represión. La responsabilidad es de los que se mantienen por encima de las partes cuando el conflicto arrecia (los equidistantes).

SOBRE PAPEL DE FUMAR

Internet tal y como lo conocemos se ha de defender porque agoniza. Defender y punto.

Y no lo digo con chulería. Lo digo como una simple y llana constatación.

Claro, con Internet también se puede hacer el mal. Esta afirmación es una tautología. El diablo, se sabe, está por todas partes. Uno puede agarrársela con papel de fumar diciendo que la imprenta fue un buen invento, pero también trajo muchos libros dañinos. Sí, puede. Puede no tomar partido. Pero ha de saber que es responsable de contribuir a la nueva inquisición. El timing es el mismo que con Gutenberg: estamos a 50 años de la invención de Internet y, si repetimos el ciclo, nos esperan al menos un par de siglos de oscurantismo y represión.

La gente que trabajamos la defensa de Internet venimos diciéndolo desde un principio: Internet no es solo una herramienta de usar y tirar.  Internet es una cultura. Es una forma de organizarse y un espacio a defender, un campo de batalla Y mira, Cospedal, ministra de defensa, lo ha entendido más rápido que todos los tecnófobos juntos y así lo ha anunciado en su discurso nada más y nada menos que al ejercito: “Internet es el nuevo campo de batalla” clamaba desde el atril frente a los uniformados.

Pues es evidente que cuando un ejercito declara una guerra deberíamos plantearnos de que parte de la trinchera queremos estar porque solo hay dos lados: uno que ganará y otro que perderá…y luego, claro, los equidistantes.

A fuerza de caídas del guindo de la izquierda con cada twitero o medio satírico perseguido,  internet acabará siendo otra televisión en el que el usuario solo podrá entrar de forma pasiva y tutelada desde arriba. Fin de la democracia en la era digital.

Por lo que cada vez que alguien dice que internet aliena, es malo y peligroso, muere un niño y se quema un libro.

Ahora ya lo sabes.


Bonus tracks

EL NO-DEBATE DEL ANONIMATO EN LAS REDES SOCIALES

Y si las campañas contra el “discurso del odio” hacen su parte para legitimar el liberticidio, las campañas contra el anonimato no son menos. ¿De qué anonimato estamos hablado? En las redes sociales no somos anónimos porque la empresa (Twitter, Facebook…) conoce nuestros datos e IP. Simplemente podemos usar seudónimos para poder hablar sin por ello exponer nuestra intimidad. Es una opción que tenemos, como la de dar una tarjeta de visita a todo el que encontramos o no. Una vez más hay una intencionada confusión entre libertad de expresión y el hecho de que se puedan perseguir delitos tipificados.

#pastranagate. Con Xnet llevamos años defendiendo el derecho al anonimato. Pero así como el derecho a la libertad de expresión no es la obligación de nadie a escuchar, el derecho al anonimato es el derecho a que puedas tú mismo garantizar tu propio anonimato sin ser criminalizado por hacerlo. Nada más. Obviamente no significa que se deba perseguir quien dice que el mismo gato está en la foto de tu perfil anónimo y del que no  lo es.

Por otra parte, si acosas o insultas en la red, el juez manda a que se averigüe quien eres; se averigua y persigue el delito. Fin del melodrama.

 

[5] Valtonyc, ‘Fariña’ y ARCO: 24 horas negras para la libertad de expresión en España

 

Redacción Público

Artículo publicado el 21 de febrero de 2018 en:
http://www.publico.es/politica/valtonyc-farina-arco-24-horas-negras-libertad-expresion-espana.html

 

Dos sentencias judiciales y una autocensura ponen de relieve las horas bajas que vive la libertad de expresión y de creación. Un rapero, un libro y una obra de arte son las últimas víctimas de una persecución de este derecho fundamental.

 

Valtonyc, la obra ‘Presos Políticos en la España Contemporánea’ y Nacho Carretero con el libro ‘Fariña’.
 

Malos tiempos para la libertad de expresión en nuestro país. Este derecho expresamente recogido en el artículo 20 de la Constitución ha quedado cercenado a través de tres casos que se han sucedido en apenas 24 horas. En dos de ellos ha sido la Justicia la que ha dictado sentencia y en el otro ha sido la propia autocensura la que ha hecho el trabajo previo, como tantas veces sucedía en la dictadura franquista. 

Ayer, el Tribunal Supremo ratificaba la sentencia a tres años y medio de cárcel que había impuesto la Audiencia Nacional al rapero Valtonyc. Sus delitos:  enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona. Por la noche se conocía la decisión de una juez de Collado Villalba de secuestrar el libro Fariña, obra en la que el periodista Nacho Carretero profundiza en la historia del narcotráfico gallego. La razón: una demanda del exalcalde de O Grove por supuesta vulneración de su derecho al autor. Y hoy, ARCO ha instado a una galerista a retirar una serie de 24 fotografías de Santiago Sierra titulada Presos Políticos en la España Contemporánea, en la que aparecen, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras o los jóvenes detenidos por agresión a dos guardias civiles en Altsasu (Navarra).

El rapero Valtonyc, a prisión

En el caso de Josep Miquel Arenas Beltrán, conocido como Valtonyc, el Supremo desestimó sus argumentos y confirmó la sentencia de la Audiencia. Así, el rapero tendrá que ir a la cárcel para cumplir una condena de tres años y medio. Y es que para el Alto Tribunal los contenidos de sus canciones “no quedan amparados por la libertad de expresión o difusión de opiniones” y sí suponen un enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias a la Corona y amenazas a Jorge Campos, presidente de la asociación Círculo Balear.. 

En concreto, se trata de diez canciones del álbum Residus de un poeta , otros diez temas bajo el título Mallorca es Ca nostra; y, por último, otras dos canciones que fueron subidas por el rapero a Youtube con el título de Marca España y El fascismo se cura muriendo. Aquí se pueden leer las frases exactas por las que se le condena.

 

Las reacciones políticas y del mundo de la música no se hicieron esperan alzando la voz en contra de una sentencia en la que se condenaba la libertad de expresión y de creación. Por la noche, el hashtag #RapearNoEsDelito se convirtió en Trending Topic. Y las redes se llenaron de muestras de solidaridad y apoyo al rapero. Joaquín Urias, exletrado del Tribunal Constitucional, asegura en una entrevista a Público que “los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias a la Corona no deberían existir” porque “dejan demasiado espacio para la persecución ideológica del disidente”.

Precisamente por enaltecer el terrorismo se sienten hoy en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional dos tuiteros. Mari Flor M.G. y Luis S.S. son juzgados por publicar mensajes en los que ensalzaban la actividad terrorista de ETA, degradaban a sus víctimas y arremetían contra la Policía y conocidos periodistas y políticos, unos hechos por los que la Fiscalía pide para cada uno dos años de prisión.

Secuestro del libro ‘Fariña’

Pero cuando todavía el fragor del debate en torno a la sentencia a Valtonyc seguía candente, la opinión pública conocía otra decisión judicial cuanto menos polémica. La juez de Collado Villalba (Madrid) Alejandra Fontana acordaba el secuestro cautelar del libro Fariña, en el que el periodista Nacho Carretero profundiza en la historia del narcotráfico gallego, a petición del exalcalde de O Grove (Pontevedra) José Alfredo Bea Gondar, quien demandó en enero a Carretero y a la editorial Libros del KO por supuesta vulneración de su derecho al honor. Bea Gondar les reclama 500.000 euros de indemnización.

El exalcalde de O Grove aparece citado en “dos líneas” del libro, de 400 páginas, por supuestos vínculos con el narcotráfico gallego. Por ejemplo, su nombre aparece en este extracto: “Aquel junio de 1991 Orbaiz Picos se ofreció al cartel de Cali para traer 2.000 kilos de cocaína. Lo hizo a través de Alfredo Bea Gondar, alcalde de O Grove por AP en 1983 y 1991 (este último año ganó con mayoría absoluta, después de haber sido acusado de narcotráfico, aunque duró dos días en el cargo), quien aceptó la propuesta y se puso en contacto con Manuel González Crujeira ‘o Carallán’, al que ya conocemos de su época como colaborador de ‘Sito Miñanco'”.

Sin embargo, el efecto que ha provocado la noticia del secuestro es que el libro se haya convertido en número uno en ventas en Amazon. Un ‘efecto Streisand’ en toda regla. Un secuestro que llega, además, dos años después de que el libro se estrenara y tras nueve ediciones del mismo.

Lo que no ha logrado el exalcalde de la localidad gallega es frenar la emisión de la serie de televisión producida sobre esta obra y que será emitida en los próximos meses. En este caso, la juez argumentó que la fecha de emisión de la serie es incierta, así como el guión de la misma, por lo que sería desproporcionado paralizarla.

ARCO retira una obra sobre ‘presos políticos’

Y esta mañana, una obra que se iba a exponer en ARCOMadrid ha sido retirada. A instancias de IFEMA, la galerista Helga de Alvear ha decidido quitar de su estand la serie de 24 fotografías de Santiago Sierra titulada Presos Políticos en la España Contemporánea, en la que aparecen, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart o los jóvenes de Altsasu. La obra, valorada en 80.000 euros, fue vendida antes de su retirada. 

IFEMA justifica que “desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018. Por tanto, es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria”.

Unas explicaciones que no han convencido a Santiago Sierra. El artista madrileño ha mostrado su “relativa sorpresa y decepción” y considera que la decisión “daña la imagen” del evento y “del propio estado español”. En su perfil oficial de Facebook, Sierra ha afirmado que la decisión también “constituye una falta de respeto hacia una galerista como Helga de Alvear, que participó en la puesta en marcha de la Feria, así como hacia la madurez e inteligencia del público”.

“Finalmente –añade– creemos que actos de este tipo dan sentido y razón a una pieza como ésta, que precisamente denunciaba el clima de persecución que estamos sufriendo los trabajadores culturales en los últimos tiempos”. 

 

Lo que está sucediendo en España da miedo

[6] BEN EMMERSON: “ESPAÑA ESTÁ VOLVIENDO A LA DICTADURA”

Redacción Canarias Semanal

Artículo publicado el 19 de febrero de 2018 en:
 

 

España está volviendo atrás en el tiempo, comportándose como si fuera una dictadura, encarcelando a los opositores políticos”, declaró Ben Emmerson, un conocido abogado británico que encabezará el equipo que ha llevado a las Naciones Unidas los encarcelamientos de los catalanes Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. Emmerson es optimista en cuanto al resultado de la gestión del equipo que encabeza en las Naciones Unidas , que aunque no tiene carácter vinculante, de ser positiva, situaría a España como una “nación paria, fuera de la comunidad internacional”.

Según el conocido abogado británico Ben Emmerson, el comportamiento  del  Estado español en contra el proceso político que ha tenido lugar en Catalunya   “da miedo”.

Emmerson lidera en estos momentos el equipo que ha llevado el caso de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart a la a las Naciones Unidas .

Según el letrado británico:

“España está volviendo atrás en el tiempo, comportándose como si fuera una dictadura, encarcelando a los opositores políticos,” dijo en  su primera entrevista concedida a los medios de comunicación en España.

“Es un desarrollo que da miedo en el entorno europeo, y se que debe ponerse fin inmediatamente”.

“España no se está comportando como una democracia moderna europea debería comportarse”, se ha lamentado  Emmerson, que ha criticado que sus clientes están encarcelados “por sus creencias”. Ha comparado la situación con la de Escocia:

“El hecho de que el gobierno británico hubiera acusado penalmente a los líderes del Partido Nacional Escocés habría sido ridículo, impensable”.

“España no se está comportando como una democracia moderna europea debería comportarse”,  dijo Emmerson, que ha criticado que sus clientes están encarcelados “por sus creencias”. Ha comparado la situación con la de Escocia: “El hecho de que el gobierno británico hubiera acusado penalmente a los líderes del Partido Nacional Escocés habría sido ridículo, impensable”.

Según Emmerson, la represión del Estado contra el proceso político catalán sólo es posible encontrarle “paralelismos”  en dictaduras y regímenes autoritarios.

“Ninguno de Los encarcelados es responsable de ningún tipo de violencia” y considera que se les están vulnerando derechos fundamentales y que, cuanto más tarden en salir en libertad, mayor será la violación de derechos humanos.

El letrado mostró su optimismo en relación con una una resolución favorable por parte del grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias de la ONU. Emmerson piensa que aunque una  resolución de este tipo no sea vinculante, cree que por sí misma esta ejercería una gran presión sobre el Estado español, que se convertiría en una “nación paria, fuera de la comunidad internacional  si decidiera ignorarla”.

 

[7] Santiago Sierra, tras la censura de su obra “Presos políticos” en ARCO: “Es una falta de respeto a la inteligencia del público”

Redacción  Eldiario.es

Artículo publicado el 21 de febrero de 2018 en:

 

ARCO ha retirado la obra del artista que retrataba a Junqueras y ‘los Jordis’ como “presos políticos”

El estudio del artista emite un comunicado mostrando su “sorpresa y decepción” por la decisión: “Daña la imagen de la feria y del propio estado español”

 
Retiran de ARCO la obra de Sierra “Presos Políticos” EFE
 
 

IFEMA ha ordenado la retirada de la obra de Santiago Sierra dedicada los “presos políticos” españoles de la feria de arte contemporánea ARCO que abría sus puertas hoy. Tras una petición de IFEMA a la galería, y “para evitar polémicas”, la Feria de Arte Contemporáneo ha prescindido de la exposición de unos cuadros que representaban pixelados a Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart como presos políticos. 

En un comunicado remitido a eldiario.es, el estudio del artista señala  que se acaban de enterar “de la censura dePresos políticos en la España contemporánea del estand de Helga Alvear”.

“Suponemos que asimismo queda cancelada la presentación de la misma programada para el próximo sábado 24”, añaden.

Santiago Sierra continúa diciendo en el texto que “según las noticias que tenemos, serían los responsables de IFEMA quienes habrían exigido la retirada de la pieza”  y señala que “más allá de la relativa sorpresa y decepción con que hemos recibido la noticia, consideramos que esta decisión daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio estado español”.

El artista añade que “demás, constituye una falta de respeto hacia una galerista como Helga de Alvear, que participó en su puesta en marcha, así como hacia la madurez e inteligencia del público”.

El escrito concluye señalando que “finalmente, creemos que actos de este tipo dan sentido y razón a una pieza como esta, que precisamente denunciaba el clima de persecución que estamos sufriendo los trabajadores culturales en los últimos tiempos”.

 

 

En un comunicado, IFEMA explica que ha solicitado la retirada de la obra de Santiago Sierra a la galería. En el escrito señala que “la institución ferial, desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica  que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018, y por tanto, es su responsabilidad, como organizadora,  tratar de alejar de su desarrollo los  discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria”.

Añade que la institución “persigue con ARCOmadrid configurar una feria comercial de alcance internacional, con un objetivo de fomento del coleccionismo, primando garantizar el retorno de la inversión y esfuerzo que hacen las galerías participantes”.

El Ayuntamiento de Madrid desconocía la decisión

IFEMA es una entidad pública consorciada y participada accionarialmente por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria y Fundación Obra Social y Monte Piedad de Madrid. 

En declaraciones a eldiario.es, el Ayuntamiento ha señalado que no conocía la decisión de la retirada de la obra por parte de IFEMA y no la comparte, por lo que “ha solicitado la celebración de una junta urgente virtual que tendrá lugar a las 13 horas en la que pedirá que se rectifique esta decisión”. 

En un vídeo de presentación de la obra se explica que el artista trata de “visibilizar la existencia de tales presos políticos en el estado español, a pesar de lo que sostiene institucionalmente”.

Todo ello “sin focalizar ninguna ideología en concreto porque se trata de “demostrar que los presos políticos españoles contemporáneos abarcan un amplio espectro de posiciones políticas, especialmente de izquierdas”.

Santiago Sierra (Madrid, 1966) es uno de los más conocidos artistas españoles de la actualidad, habiendo expuesto en prácticamente todo el mundo y habiendo recibido el encargo de montar el pabellón de España en la Bienal de Venecia del 2003. En el 2010 renunció al Premio Nacional de Artes Plásticas.

 

El actual Presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, con el contrabandista Marcial Dorado, con las Islas Cíes al fondo

 

 

[8] El exalcalde narcotraficante del PP que logró secuestrar un libro

Por JUAN OLIVER 

Artículo publicado el 21 de febrero de 2018 en:
http://www.publico.es/sociedad/exalcalde-narcotraficante-del-pp-logro-secuestrar-libro.html

 

El exregidor de O Grove Alfredo Bea Gondar consigue que un juez retire del mercado el libro que recuerda su implicación en un alijo de drogas por el que fue juzgado en los años noventa

 

 
Imagen de archivo del puerto de O Grove. | EFE
 
 

Es como un mantra que nadie cuestiona en Galicia pero que pocos se atreven a poner negro sobre blanco, como una de esas leyendas urbanas con vestimenta de postverdad pero cuerpo de certeza periodística, de la que careces de pruebas para convencer a los lectores y mucho menos para responder con contundencia al juez que pudiera llegar a pedírtelas.

A ese mantra y a esos años se refiere la épica historia de Alfredo Bea Gondar, ex alcalde de la localidad pontevedresa de O Grove en los años ochenta, durante años factótum de Alianza Popular (AP) —posteriormente rebautizada como Partido Popular (PP)— en Arousa, en tiempos amigo, protegido y protector de Manuel Fraga, condenado en el 2005 por blanquear dinero procedente del tráfico de drogas y quien acaba de conseguir que un juez secuestre el libro de un periodista que se ha atrevido a glosarlo todo y a relacionarlo otra vez con el narco.

Así lo ha decidido un juzgado de Collado Villalba con Fariña, un inmenso reportaje en el que Nacho Carretero cuenta la historia del narcotráfico gallego y en el que narra buena parte de las aventuras de Bea Gondar, un político de manual de la Transición, de esos que empezaron con la UCD, llegaron a tener mando importante —él lo tuvo al frente del partido en Pontevedra— y se independizaron breve y levemente para cobijarse luego bajo las siglas de la Alianza Popular al ritmo de las tonadillas de Juan Pardo.

Bea tuvo líos casi desde el principio, porque en esa época era difícil tener un cargo público en la zona y no meterse en jaleos, como le sucedía a su amigo Pablo Vioque, presidente de la Cámara de Comercio de Vilagarcía y uno de los principales enlaces entre los narcos, para los que ejercía de abogado, y las élites políticas y económicas de Galicia.

En los setenta Bea ya era alcalde de El Grove, como lo llamaba él, en nomenclatura franquista, al pequeño e idílico municipio-istmo que se abre entre playas al sur de la ría de Arousa. Allí, justo allí, en el corazón del tráfico de drogas hacia Europa, en el lugar desde el que las mafias bombeaban hachís y cocaína hacia todo el continente tras convertir en modernas organizaciones de logística y transporte las artesanales infraestructuras del contrabando de tabaco americano de la zona, allí, decimos, Bea Gondar fue el rey durante años. Sobre todo desde 1983, cuando ganó las municipales y recuperó la Alcaldía que había perdido en 1979.

Incluso cuando sus amistades peligrosas lo alejaron del partido de Fraga, Bea siguió reinando. En mayo de 1991 volvió a presentarse y a ganar las elecciones, esta vez con su Agrupación Vecinal Independiente, que se llevó el 28,3% de los sufragios y que dejó al PP con un pobre resultado de menos de mil votos. Fue una alegría fugaz, porque apenas celebradas las elecciones, el juez Baltasar Garzón ordenó su captura tras recabar indicios de que había alquilado el coche en el que fue detenido un correo de los narcos colombianos con 30 kilos de cocaína en el maletero.

¡Ay! qué duro es manejarse entre ese runrún popular que recuerda que la época dorada del narcotráfico en las rías coincidió con el boom del ladrillo y con la era más turbia de la financiación de los partidos políticos

Pese a todo, a Bea le nombraron alcalde pocos días después como cabeza de la lista más votada, porque los grupos políticos del Ayuntamiento no se pusieron de acuerdo para buscarle sustituto. Ni siquiera pudo tomar posesión, y supo en la cárcel que le habían destituido.

Él se autoinculpó de los hechos durante la instrucción de Garzón, pero en la vista oral se desdijo y lo negó todo. Aun así, la Audiencia Nacional lo condenó, pero el Tribunal Supremo le devolvió la libertad, a él y a otro acusado de la trama, José Santórum, gracias a un defecto de forma en la tramitación de su caso.

Bea vivió entonces algunos años de tranquilidad, incluso de reconocimiento y hasta de honores públicos, como los que en el año 2004 le brindó el entonces alcalde del PP de O Grove, Miguel Pérez, del PP, quien le rindió homenaje en el lujoso complejo hotelero de A Toxa junto a otros ex regidores históricos del pueblo, para conmemorar entre nécoras, albariño e insignias de oro los 25 años de la democracia.

Aunque de nuevo se apareció el fantasma de la justicia con forma de Baltasar Garzón para convertir en efímeras ensoñaciones esos breves momentos de felicidad. El ex alcalde y su amigo Pablo Vioque fueron de nuevo acusados por el juez de colaborar con una banda de afincada en Marbella para alijar más de 2.000 kilos de cocaína en España. La Audiencia Nacional absolvió a Vioque, pero a él volvió a considerarlo culpable, esta vez de un delito de blanqueo, y lo condenó a tres años y seis meses de cárcel. Otra vez hubo recurso, aunque en esta ocasión el Tribunal Supremo no eliminó la pena, sino que la elevó a cuatro años, siete meses y quince días al considerar que en su delito concurría la agravante de pertenencia a una organización criminal.

Ahora Bea Gondar se considera agraviado por lo que Carretero cuenta en su libroy considera una injuria que alguien recuerde aquellos tiempos en los que meterse en jaleos, como hacía él, no era la excepción, sino la norma. Como otros políticos tan populares como su colega Vioque, o como José Ramón Nené Barral, ex alcalde de Ribadumia y padre político del ex presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán: o Roberto Vázquez, ex alcalde de Portas, condenado hace cinco años por fraude y que hoy da soporte como concejal independiente al gobierno local del PP ; o como Manuel Díaz González, alcalde de A Guarda, o… ¡Ay!, qué duro es manejarse entre ese runrún popular que recuerda que la época dorada del narcotráfico en las rías coincidió con el boom del ladrillo y con la era más turbia de la financiación de los partidos políticos, y que duda de que la conjunción de los tres negocios fuera mera casualidad.

Esa leyenda urbana que cuenta que en Galicia había alcaldes que le hacían la cama a los grandes capos y hasta conselleiros que abrazaban maletines cada semana porque el presidente decía que no se le podían poner pegas a la pasta, aunque trajera olor a batea y a farlopa, vinieran aquellos billetes de donde el mar quisiera que vinieran.

 

[9] El párrafo y el pie de página por el que la jueza ha secuestrado el libro ‘Fariña’ 

Redacción Publico

Artículo publicado el 21 de febrero de 2018 en:
 

Nacho Carretero menciona en dos ocasiones al exalcalde de O Grove. En ambos casos, el periodista se basa en la versión de los hechos ofrecida por el juez Baltasar Garzón en la operación contra el narcotráfico gallego 

 

Nacho Carretero con su libro ‘Fariña’
 

“El coche, tal y como descubriría la investigación años después, estaba a nombre de Alfredo Bea Gondar: alcalde de O Grove, afiliado al PP (otro más) y procesado en 2011 por un alijo de dos toneladas de cocaína”. De esta forma introducía el autorNacho Carretero al exregidor de la localidad pontevedresa en el libro Fariña, secuestrado cautelarmente por una jueza de Collado Villalba (Madrid).

Esta mención se refiere precisamente a la versión de los hechos ofrecida por el juez Baltasar Garzón en la operación contra el narcotráfico gallego, en la que Bea Gondar fue condenado por la Audiencia Nacional por un delito de narcotráfico y absuelto definitivamente por el Tribunal Supremo.

En segundo lugar, Nacho Carretero habla del motivo por el que el exalcalde de Alianza Popular fue procesado el exregidor, según la versión del juez Garzón:

“Aquel junio de 1991 Orbaiz Picos se ofreció al cartel de Cali para traer 2.000 kilos de cocaína. Lo hizo a través de Alfredo Bea Gondar, alcalde de O Grove por AP en 1983 y 1991 (este último año ganó con mayoría absoluta, después de haber sido acusado de narcotráfico, aunque duró dos días en el cargo), quien aceptó la propuesta y se puso en contacto con Manuel González Crujeiras, o Carallán, al que ya conocemos de su épica como colaborador de Sito Miñanco. Diez años más tarde, en 2001, Garzón los procesó a todos”.

La jueza Alejandra Pontana ha acordado este martes el secuestro cautelar de Fariña a petición de José Alfredo Bea Gondar, quien demandó en enero a Carretero y a la editorial Libros del KO por supuesta vulneración de su derecho al honor al ser citado en un párrafo y en una nota a pie de página.

La obra, publicada en 2015 y con diez ediciones impresas a sus espaldas, se ha convertido en número uno en ventas en Amazon. Pese a la medida, la jueza ha desestimado frenar la emisión de la serie de televisión producida sobre esta obra, como también solicitaba Bea Gondar. En este caso, sostiene que la fecha de emisión de la serie es incierta, así como el guión de la misma, por lo que sería desproporcionado paralizar su emisión.

 

[10] ¡Menudo Cristo! ¿Qué hacemos con el delito de blasfemia?

 
Artículo publicado el 9 de febrero de 2918 en:

 

El mundo, incluso el mundo del derecho, está a veces lleno de casualidades. Y una de estas casualidades ha querido que se publiquen con pocas horas de diferencia dos sentencias muy dispares sobre un mismo tema: el uso lúdico de la imagen de Jesucristo. Una es del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la otra de un juez de Jaén. En la primera se juzgaba el caso de unas fotografías publicitarias que usaban la imagen de Jesucristo y la Virgen María para vender ropa. En la segunda, el fotomontaje publicado por un joven jiennense superponiendo su propia cara a la de un cristo de la ciudad. Los casos son parecidos, pero las soluciones diametralmente opuestas.

En el asunto Sekmadienis Ltd. contra Lituania el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena al país báltico por una decisión de su agencia de protección al consumidor contra una cadena de ropa. La empresa había publicitado tres carteles. En uno aparecía una imagen de Jesucristo, con el cuerpo alegremente tatuado y vestido únicamente con unos pantalones vaqueros de la empresa y el lema ¡Jesús, qué jeans!; en otro aparecía la Virgen con un vestido de la marca y el lema ¡Virgen santa, qué vestido!; el tercero juntaba a ambos y decía ¡Jesús, María, menuda ropa! La agencia lituana de protección al consumidor -tras escuchar al órgano de autocontrol de la publicidad y a la conferencia episcopal-  le impuso una multa por atentado contra la moral. En su decisión consideraba que los anuncios “promocionaban un estilo incompatible con el de una persona religiosa” y “degradaba a Jesús y María como símbolos sagrados de la cristiandad”.

Frente a todo ello, el Tribunal Europeo parte de que los anuncios no incitaban al odio religioso. Su prohibición no respondía a eso, sino a que el uso publicitario de los iconos de una religión molestaba a quienes la practican. En ese sentido señala que en una sociedad democrática pluralista los ciudadanos “deben tolerar y aceptar la negación por otros de sus creencias e incluso la propagación ajena de doctrinas hostiles a su fe”. A pesar de que los anuncios pudieran ser considerados ofensivos por la mayoría de la población lituana que profesa la fe católica, el Tribunal insiste en que sería incompatible con los valores del Convenio europeo de Derechos Humanosel someter el ejercicio de sus derechos por un grupo minoritario a la aceptación de la mayoría. Lo contrario convertiría a la libertad de expresión en un derecho meramente teórico.

Esta jurisprudencia parece chocar con la aplicación que viene haciéndose del artículo 525 de nuestro código penal. Este precepto castiga a quienes hagan públicamente escarnio de los dogmas, creencias, ritos o ceremonias de una religión. Es cierto que el artículo se refiere también a que sólo puede perseguirse si se hace con intención de ofender a los miembros de esa confesión religiosa, pero esta parte suelen saltársela alegremente nuestros fiscales y jueces. Y como muestra, la otra sentencia que señalamos arriba.

El asunto, básicamente, trata de un muchacho de Jaén que subió a las redes sociales un fotomontaje en el que había sobrepuesto su propio rostro a una imagen del Cristo Despojado de Jaén. Tras ser denunciado por la Hermandad de la Amargura de Jaén, el juez instructor consideró que había indicios de delito contra los sentimientos religiosos, procediéndose a abrir el juicio oral correspondiente. En el mismo, la fiscalía entendió que efectivamente la publicación era constitutiva de delito, calificando a la manipulación de la imagen de “vergonzosa” y entendiendo que se trataba de una muestra de escarnio hacia la confesión católica hecha con el propósito de ofender los sentimientos religiosos de los miembros de la citada cofradía. Solicitó por ello una elevada pena de multa. Tras una negociación entre la fiscalía y el acusado esté mostró su conformidad con una pena sensiblemente inferior, de ocho meses de multa. El juez dictó sentencia condenatoria dando por buena dicha conformidad.

¿Qué está pasando? ¿acaso no respetan los jueces españoles la libertad de expresión?  En primer lugar, es importante señalar que la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es anterior a la condenatoria de Jaén. Ésta se dicta, además, con la conformidad del acusado. Independientemente de que esa conformidad viniera inspirada por el temor a una condena mayor, es cierto que en este caso el juez de lo penal tenía poco margen de actuación: a lo sumo podría haber interpretado que el delito de blasfemia sólo es aplicable cuando la intención de ofender es expresa, deliberada o supone una incitación al odio contra la religión. Sólo así hubiera tenido quizás la posibilidad de evitar la condena y rechazar la conformidad por no quedar demostradas las acciones que dan lugar a sanción penal.

El problema, sin embargo, es mucho más extenso que el de esta sentencia en concreto. Se trata de un problema vinculado a la transición española y la forma en que algunos principios y valores de la dictadura franquista se mantuvieron en el ordenamiento jurídico y la mentalidad judicial. La sobrevaloración del fenómeno religioso -especialmente católico- permite que todavía se utilice a menudo un parámetro religioso para decidir los límites de la libertad de expresión.

El derecho penal puede perseguir las ofensas contra quienes practican una religión. Pero no corresponde a los practicantes definir qué es lo ofensivo. Hay personas religiosas a las que puede molestar que el resto de la humanidad piense como lo hace. Hay quien puede sentirse muy ofendido por la descreencia, por el humor o por la falta de fe ajeno, pero esa molestia es exclusivamente fruto de la mera discrepancia religiosa. El uso lúdico, recreativo o desenfadado de una imagen no puede ser considerado ofensivo exclusivamente porque determinadas personas le den a la imagen un valor simbólico que excluya tal uso. De aceptarse eso, estaríamos imponiendo al conjunto de la sociedad la observancia de mandatos que son producto de determinada fe religiosa.

Nadie debe ser condenado por comer carne en cuaresma, por guardar un Corán en un lugar inapropiado o por hacer caricaturas con un cristo. En todos esos casos se trata de mandatos que sólo vinculan a quienes libremente profesen determinada religión, pero no a la ciudadanía en su conjunto.

El delito de blasfemia no debería existir. Ya hay otros preceptos del código penal que castigan esas ofensas. En todo caso, mientras no se reforme la ley, los jueces están obligados a entender que el mero escarnio de una confesión es ejercicio de la libertad de expresión y que sólo cuando haya intención expresa o deliberada de ofender o humillar en razón de las creencias religiosas podrán aplicarse las penas previstas en el art. 525 CP.

Esperemos que la nueva sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contribuya a despejar las dudas que aún puedan tener los muy religiosos jueces y fiscales españoles. Distinguir entre lo que ofende a una religión y lo que ofende al orden público del Estado no debería ser tan difícil. Y podríamos ahorrarnos el ridículo de ver a jueces lituanos señalando que mostrar un cristo tatuado promueve valores contrarios a la religión o a fiscales españoles escandalizados porque, para más inri, el cristo del fotomontaje apareciera con un piercing. Y sí, he dicho inri.

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*