INTERNET: ¿Estamos ante el final de la neutralidad en la red?

SUMARIO:

[1] ¿Final del acceso universal a Internet? , por Germán Gorráiz López

[2] Golpe total a la Neutralidad de la Red en EEUU: qué cambia con la nueva ley y cómo nos afecta a nosotros desde fuera, por YÚBAL FM

[3] Kim Dotcom quiere hacer realidad MegaNet: una nueva Internet contra el fin de la neutralidad, por Toni Castillo

[4] Así es MegaNet, el Internet “libre” y sin censura que planea Kim Dotcom, por David Sarabia 

[5] Qué es la neutralidad de internet y por qué importa que Estados Unidos haya acabado con ella, p

[6] Actúa ahora para salvar la internet como la conocemos, por Tim Berners-Lee 

[7] Por qué nos preocupa la neutralidad de la Red (y a ti también debería), por Scott Arpajian

[8] Europa protegerá la neutralidad de la red, aunque deja abiertas puertas traseras peligrosas, por Mikel Cid

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

[1]¿Final del acceso universal a Internet?

Por Germán Gorráiz López

Zbigniew Brzezinski, ex-consejero de Seguridad Nacional durante el mandato de Carter en su libro “Entre dos edades:El papel de Estados Unidos en la era tecnotrónica”(1.971) aboga por el control de la población por una élite mediante la “manipulación cibernética” al afirmar que “pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano y mantener al día los expedientes completos que contienen incluso la información más personal sobre el ciudadano, archivos que estarán sujetos a la recuperación instantánea de las autoridades”, lo que anunciaría ya la posterior implementación del programa PRISM o del reciente “affaire Spyon” de la NSA.

En consecuencia, tras ser denunciado EE.UU. por intentar controlar la nube mediante programas secretos como el Programa PRISM, estaríamos ya asistiendo al final de la democratización de la información (siguiendo la senda emprendida por los llamados “países totalitarios”, mediante la imposición de leyes que prohíben el uso de determinados términos para continuar con la implementación de filtros en los servidores de los ISP. Así, según un estudio de la organización OpenNet (integrada por las universidades de Oxford, Cambridge, Harvard y Toronto), 61 países ejercerían la censura de webs con contenidos políticos o sociales “peligrosos” e impedirían asimismo el acceso a aplicaciones como YouTube o Google Maps aplicando sofisticados métodos de censura gracias a la colaboración de empresas occidentales, como ocurre en Egipto y Turquía.

La guerra híbrida como elemento diferencial de la Guerra Fría 2.0

La nueva doctrina geoestratégica conocida como “Guerra Híbrida” sería atribuible al Jefe de Estado Mayor de las FF.AA. Rusas, Valery Gerasimov quien afirmó que “ cada vez es más frecuente que se dé prioridad a un uso conjunto de medidas de carácter no militar, políticas, económicas, informativas y de otro tipo que estarían sustentadas en la fuerza militar. Son los llamados métodos híbridos”, concepto que se habría puesto en práctica por primera vez con ocasión de las recientes Elecciones Presidenciales en EE.UU. Así, en la web de investigación “Mother Jones” apareció una versión reducida del informe de los servicios de inteligencia de EEUU en el que acusaban directamente al Gobierno de Putin de estar detrás de “supuestos ataques cibernéticos de hackers rusos para desequilibrar la campaña electoral de Hilary Clinton e inclinar la balanza a favor del supuesto submarino ruso, Donald Trump”.

Según el citado documento de los servicios de inteligencia de EEUU, el Departamento Central de Inteligencia ruso (GRU) con sede en Moscú, considerado el “servicio de espionaje más poderoso y efectivo ruso en la actualidad tras asumir las funciones del primigenio Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) “,se habría servido del pirata informático Guccifer 2.0 así como de la página web DC Leaks.com y de WikiLeaks para “difundir públicamente información de los correos secretos de Hillary Clinton obtenidos mediante hackeo cibernético”, (extremo negado por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange), pero que no habría sido óbice para que la red social Twitter haya prohibido toda publicidad en las cuentas de los medios rusos RT y Sputnik tras acusarles de “divulgar informaciones que interfirieron en las elecciones estadounidenses del 2016”.

¿Final del acceso universal a Internet?

Zbigniew Brzezinski, en un discurso pronunciado en una reunión del Council on Foreings Relations (CFR) advirtió que “la dominación de las élites ya no es posible debido a una aceleración del cambio social impulsado por la comunicación instantánea que han provocado el despertar universal de la conciencia política de las masas (Global Political Awakening) y que está resultando perjudicial para la dominación externa como la que prevaleció en la época del colonialismo y el imperialismo”.

Así, la necesidad de escapar al control del Big Brother en redes como Yootube, Twitter o Facebook , habría impulsado la red TOR (Dark web), creada por defensores del software libre para proteger la identidad de los usuarios. Dicha red contó en sus inicios con las bendiciones de los Gobiernos occidentales para permitir el acceso a Internet en “países totalitarios” como China, Corea del Norte, Rusia e Irán, pero tras los atentados yihadistas de París, las actividades propagandística del ISIS estarían siendo monitorizadas y filtradas por las agencias de seguridad occidentales lo que habría forzado al grupo yihadista a utilizar masivamente la nueva aplicación Telegram, al estar sus contenidos encriptados ( sus usuarios pueden formar grupos de hasta 200 personas y utilizar chats secretos donde el material propagandístico se autodestruye), con la consiguiente dificultad de los servicios secretos occidentales para acceder a sus contenidos.

En un nuevo intento para preservar el anonimato de los usuarios en la Red, asistimos a la aparición de las VPN o Red Privada Virtual, herramientas que ocultan la identidad de los usuarios y permiten mantener la comunicación con cualquier país del mundo libre de vigilancia, lo que habría impulsado a países como Rusia o China a imponer normas para el acceso de los usuarios a dichas herramientas. Asimismo, Francia, Gran Bretaña, Indonesia, China y Rusia exigen eliminar los mensajes encriptados en Whatsapp y Telegram, medidas constrictoras que tendrán como efecto colateral la imposibilidad del acceso universal a la red en la próxima década y el retorno a sus orígenes de la Red de Redes, al quedar Internet convertido en herramienta exclusiva de las élites políticas, económicas y militares.

Germán Gorráiz López – Analista

 

 

♦♦♦♦♦♦

 

[2] Golpe total a la Neutralidad de la Red en EEUU: qué cambia con la nueva ley y cómo nos afecta a nosotros desde fuera

Por YÚBAL FM

Artículo publicado el 14 Diciembre 2017 en:

 

 

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) acaba de votar con un 3 a 2 acabar con las normas que protegen la neutralidad de la red, y que permiten que todos los servicios compitan en igualdad de condiciones. Se trata de la puesta en marcha de un plan presentado por Ajit Pai, presidente del organismo.

Esta decisión hará que Estados Unidos de un importante paso atrás en materia de libertades de la red. Y de paso normalizarán una situación que podría dar pie a que en otros sitios como Europa las cosas también empezasen a cambiar, y al final todos los usuarios suframos las consecuencias de esta decisión.

Os lo contamos todo en vídeo

 

Un paso para adelante, dos para atrás

Hace tres años la situación era bastante parecida en Estados Unidos, y en mayo del 2014 la FCC había votado a favor de seguir con un plan para crear un Internet de dos velocidades. El futuro de la neutralidad pintaba muy oscuro, pero todo acabó dando un giro de 180 grados al surgir otra propuesta totalmente opuesta que acabó imponiéndose en 2015.

Con ella se estableció que Internet pasase un servicio básico como la electricidad y el agua, y obligaba a los operadoras a garantizar un acceso igualitario. Se trató por lo tanto de una legislación atrevida que llegó cuando menos se esperaba, y que supuso un ejemplo a seguir para el resto de países. De hecho, algunos países europeos ya se habían posicionado a favor del Internet de dos velocidades, y finalmente la Unión Europea también acabó legislando para proteger la neutralidad.

Pero la normativa europea no es lo suficientemente rotunda, y deja la puerta abierta a que cada país tenga el poder de decidir sobre el zero-rating. Eso ha provocado que operadoras como Orange, Vodafone o FreedomPop hayan sacado tarifas en las que el tráfico de determinadas aplicaciones tiene más privilegios que el de otras.

 

 

Estados Unidos seguía siendo por lo tanto el espejo en el que mirarse, un referente. Aunque todo empezó a cambiar este año con la aparición de Ajit Pai, que desde su puesto de la presidencia de la FCC decidió dar marcha atrás y cargarse la neutralidad. Con ello las operadoras podrán decidir qué aplicaciones tienen más privilegios que otras.

Organizaciones de usuarios, empresas, e incluso algunos miembros de la FCC se han posicionado en contra de esta situación, pero el organismo no ha dudado en utilizar botnets para aparentar un falso apoyo. Por si fuera poco, el propio Ajit Pai ha publicado un vídeo burlándose de la neutralidad de la red para desinformar a los usuarios tratando de hacerles creer que nada va a cambiar.

Qué cambia con la ley aprobada hoy

Pero las cosas sí van a cambiar. Para empezar, los primeros perjudicados por la aniquilación de la neutralidad en Estados Unidos serán los propios usuarios estadounidenses. Hoy Internet deja de ser considerado un servicio básico como la electricidad y el agua, y deja de garantizarse un acceso igualitario como se estaba haciendo desde que se aprobaron las últimas normas.

Esto pone en manos de las operadoras el poder hacer prácticamente lo que quieran. Pueden bloquear el acceso a determinados servicios, acelerar la velocidad a la que se accede a otros, o incluso priorizar el contenido que quieran. La única condición que tienen que cumplir es hacer públicos estos cambios.

Así será más difícil que los servicios de terceros puedan competir en igualdad de condiciones. También abre la puerta a que las propias operadoras puedan utilizar este poder para priorizar sus propios servicios penalizando otras aplicaciones sin que ni estas ni los usuarios puedan impedirlo.¡

Esto a la larga podrá acabar provocando que los propios servicios tengan que negociar con las operadoras para que sus usuarios puedan acceder correctamente a ellos, lo que hará que los que no tengan los suficientes recursos queden desterrados del Internet de alta velocidad y vean lastrada su adopción y su futuro.

Así nos afecta a los demás

En Europa tenemos nuestras propias leyes y lógicamente no se aplican directamente las de EEUU. Sin embargo, muchos de los servicios que utilizamos son de Estados Unidos o tienen gran parte de sus usuarios allí, desde Facebook hasta la propia Google pasando por muchos otros servicios de menor potencia. Por eso, lo que hagan las operadoras en aquel país puede perjudicarles y repercutir en cómo funcionan a nivel técnico o económico en todo el mundo.

 

 

 

También hay que tener en cuenta que las nuevas normas dañan la competencia entre servicios. Con las operadoras al poder, muchos servicios tendrán que negociar para conseguir funcionar correctamente para muchos usuarios. Esto perjudicará posiblemente a todos los que empiezan o ya compiten contra los más grandes. Y al final esto hace que todos tengamos menos libertad de elección independientemente de si somos de EE.UU. o de fuera.

El que los servicios tengan que negociar con las operadoras para obtener un trato favorable también constituye otro problema para todos. Muchos servicios no querrán perder dinero, por lo que al final lo que ellos tengan que pagarles a las operadoras lo acabaremos pagando también todos los consumidores.

Y esperemos que las operadoras europeas y la UE no tomen ahora notay quieran imitar a sus homólogos estadounidenses. Porque ese es otro de los peligros de la decisión que se ha tomado hoy allí, que haga que otros países en todo el mundo acaben cediendo a las presiones del lobby de las operadoras y tomando decisiones parecidas.

Imágenes | Backbone CampaignKendrick Erickson, y MPD01605 

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

El materialismo dialéctico definía la lucha de contrarios como  la “ley” que afirma que la existencia de uno presupone la existencia del otro y en eso radica su unidad.

El taoísmo define, así mismo, el yin y el yang como una dualidad presente en todo lo que existe siendo además que ninguna de estas entidades es pura en si misma, sino que ambas contienen parte de la otra.

Pero saliendo (o no, esto daría para otro debate) del ámbito de la creencia, desde un punto de vista más científico, también se puede constatar la presencia de esa dualidad. Así, podemos medir el calor, o su contrario, el frío, o cuantificamos las fuerzas de aceleración y las de frenado, o también, si partimos un imán por la mitad, vemos que cada una de sus partes pasa a tener a su vez un polo positivo y otro negativo.

Se diría que la esencia de todo lo que somos se basa en esa lucha permanente entre los opuestos, siendo nuestra mente un mero observador que, en su intento de interpretar la realidad, ha creado conceptos como el bien y el mal para intentar explicar esa bipolaridad presente en todo lo que existe.

Ningún plano de existencia parece escaparse a esta “verdad”. El principio de acción-reacción está presente en todos nuestros actos, de tal manera que cada acto parece generar una fuerza, igual y de sentido contrario que compensa inmediatamente al acto original.

Tampoco nuestra vida diaria puede librarse de esta lógica. Ni siquiera, como veremos en este artículo, las desmesuradas ansias de represión de los poderosos quedan sin su pertinente respuesta, ¿igual y de sentido contrario? A la vista de la propuesta de Kim Dotcom, puede que esta vez estemos hablando de la solución definitiva. En poco tiempo, sabremos si las expectativas prometidas por este gigante alemán son reales o si, a su vez, generan otra vuelta de tuerca igual y de sentido contrario de los enemigos de la libertad ajena.

No os lo perdáis, este artículo va de libertad, o de si al menos esa libertad es algo más que un mero concepto nacido de una borrachera de ideas.

AUSAJ

 

 

[3] Kim Dotcom quiere hacer realidad MegaNet: una nueva Internet contra el fin de la neutralidad

Por TONI CASTILLO

Artículo publicado el 23 Noviembre 2017 en:
 

 

Hace más de dos que escuchamos hablar por primera vez de MegaNet. Kim Dotcom, el fundador del desparecido Megaupload y Mega, se preguntaba en un tuit: “¿Qué os parecería un nuevo Internet que no puede ser controlado, censurado o destruido por los gobiernos o corporaciones? Estoy trabajando en él”. No basado en IP, sin DDoS, sin hackeos, ni censura, ni espionaje, según decía.

La idea de convertir los teléfonos móviles en nodos de una red global cifrada y descentraliza, con un papel importante del sistema blockchain en su desempeño, la ha resucitado a colación de un grave hecho: el anuncio por parte de Estados Unidos de un plan para desregularizar la industria de la banda ancha y eliminar las normas que protegen la neutralidad de la red desde la era Obama.

“Nuestro sueño de una verdadera libertad en Internet se hará realidad”

Kim Dotcom entró al trapo del anuncio del plan hecho por la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos con un tuit que apuntaba directamente a la FCC, Verizon y Donald Trump, presidente del país. Una Internet “de varios carriles”, afirma el controvertido empresario, beneficiará “sólo a los grandes operadores de telecomunicaciones y no al público”. Asegurando que existirá “un camino para los pobres y otro para los ricos”.

“La neutralidad de la red solamente acelerará la adopción de una red alternativa”

Por ello está seguro que “la actual Internet corporativa será reemplazada por una mejor Internet, que funcionará en la capacidad ociosa de cientos de millones de dispositivos móviles”. Su proyecto, llamado MegaNet, dice que estará “dirigido por la gente y para la gente”. En su opinión, acabar con la neutralidad de la red solamente acelerará la adopción de una red alternativa.

Recordando las características de esta iniciativa en la que lleva trabajando “mucho tiempo”, Dotcom ha anunciado que las redes y los dispositivo móviles estarán preparados para esta alternativa a Internet en un plazo de 4 a 5 años. “Cuando salga a la luz nuestro sueño de una verdadera libertad en Internet se hará realidad”, ha apostillado. Mientras, continúa en Nueva Zelanda evitando ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta cargos por el caso Megaupload.

Imagen | Robert O’Neill

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

[4] Así es MegaNet, el Internet “libre” y sin censura que planea Kim Dotcom

Por SCOTT  ARPAJIAN

Artículo publicado el 26 de noviembre de 2017 en:
Una de las figuras más polémicas de Internet ha puesto fecha a su proyecto, con el que quiere crear una Red al margen de gobiernos y compañías
 
 
Kim Dotcom EFE
 
 
Son tiempos duros para la neutralidad de la Red y Kim Dotcom lo sabe. El padre de lo que una vez fue el mayor servicio de alojamiento de archivos en Internet (Megaupload) lleva dos años imaginando la creación de una Red de redes alternativa, descentralizada y sin censura. Es la primera vez desde 2015 que Dotcom sitúa en el calendario la llegada de MegaNet: “Las redes móviles y los dispositivos estarán listos en cuatro o cinco años”, dijo en su Twitter el pasado día 22 de noviembre.

Será un Internet “libre” hecho “por la gente y para la gente”, según Dotcom. El empresario finlandés-alemán explicó a través de una serie de tuits cómo será MegaNet tras comprobar cómo el Congreso de los EEUU planea aprobar el próximo 14 de diciembre un nuevo paquete de medidas destinadas a destruir  la neutralidad de la Red en el país americano, de forma que sean las operadoras quienes controlen la velocidad a la que se sirven los contenidos en Internet.

Frente a eso, Dotcom plantea los pilares de su proyecto: “El actual Internet de las empresas será reemplazado por un Internet mejor, que funcione gracias a la ociosa capacidad de millones de teléfonos móviles. Hecho por la gente y para la gente. Romper la neutralidad de la red solo acelerará la adopción de una nueva red”, explicaba Dotcom. Sin embargo, todavía habrá que esperar “entre cuatro y cinco años” para comprobar si lo que dice el empresario es cierto o no.

Ni IPs, ni DDoS, ni censura, ni espionaje

El fundador de Megaupload también se ha referido en otras ocasiones a su Internet alternativo como un lugar en el que los ataques DDoS (de denegación de servicio) no tendrán cabida, no existirán las IPs, ni la censura ni el espionaje. Dotcom pretende dejar a un lado  el protocolo TCP/IPutilizado hasta ahora en las comunicaciones e implantar el suyo propio que, teóricamente, iría cifrado. “Todos vuestros teléfonos móviles se convertirán en una red encriptada”, decía ya en febrero del 2015.

Esa fue la primera vez que Dotcom habló de MegaNet. Minutos antes, p reguntaba a sus 678.000 seguidores qué les parecía la idea de un Internet que no pudiera “ser controlado, censurado o destruido por los Gobiernos y las corporaciones”, añadiendo después el hashtag #MegaNet.

Por aquel entonces, aún quedaban seis meses para que el empresario se desvinculase de Mega, la sucesora de Megaupload que había creado dos años antes, en enero del 2013 y que, según él, era “más rápida, más fuerte y mejor que su predecesora”.  La web a día de hoy se encuentra alojada en un servidor de Nueva Zelanda y cuenta con, aproximadamente, 15 millones de usuarios registrados.

 

Kim Dotcom en 1996 WIKIPEDIA

¿Quién es Kim Dotcom?

Dotcom, cuyo nombre de pila es Kim Schmitz, es una figura controvertida. Hay quien cree que su defensa a ultranza de la neutralidad de la Red verdaderamente traerá el bien común y el final de la dictadura de los proveedores de servicios (ISP). Para otros, en cambio, el empresario no es más que un criminal que en 2002 estafó a LetsBuyIt.com (su excompañía) 1,5 millones de dólares, lo que le ha valido condenas por fraude, piratería, abuso de información y malversación de fondos. 

En 2005 fundaría y alojaría en un servidor de Hong Kong su mayor fuente de beneficios hasta la fecha, Megaupload, que estuvo activa hasta enero del 2012, cuando el FBI desmanteló la web por infringir los derechos de autor. La web almacenaba millones de archivos, películas y series.

Dotcom y sus exsocios fueron detenidos entonces en un vasto operativo en Auckland (Nueva Zelanda) orquestado por el FBI, que incluyó el cierre de Megaupload, la incautación de sus bienes y la congelación de sus cuentas, lo que dio inicio a una compleja batalla por su extradición que se ramificó en varios procesos.

Las autoridades estadounidenses creen que Megaupload, que llegó a tener 50 millones de usuarios, logró un beneficio de unos 175 millones de dólares (160 millones de euros) por alojar material ilegal. Actualmente, Dotcom se encuentra en Nueva Zelanda  intentando resistir a la orden de extradición a EEUU que pesa sobre su cabeza. 

 

Kim Dotcom

¿Qué pasa con la neutralidad de la Red?

El miércoles pasado, la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense (FCC)  aprobó las líneas maestras de la nueva ley que pretende regular Internet en el país de las hamburguesas. Espoleada por la administración Donald Trump, el borrador que suscribe la FCC pretende acabar de un plumazo con la neutralidad de la red convirtiéndola en un pasto abonado de liberalismo, muy tentativo para los intereses de los proveedores de Internet ( Internet Service Providers – ISPs).

Esos mismos ISP podrán ahora decidir si abren más o menos el ancho de banda para cierta empresa o persona, será capaces de priorizar el tráfico que a ellos les interese e incluso tendrán el poder de bloquear aplicaciones y otros servicios. Por la autopista seguirá circulando todo el mundo, pero a partir de ahora los ISP podrán establecer canales para ricos y para pobres, como esa máxima que reza “tanto tienes, tanto vales”.

El borrador se votará en el Congreso el 14 de diciembre y entrará en vigor de forma inmediata. Por eso Kim Dotcom, que también es un usuario bastante activo en Twitter, no pudo morderse la lengua el miércoles y dio a conocer más detalles de MegaNet, justamente todo lo contrario de lo que prevé aprobar Washington el mes que viene.

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

[5] Qué es la neutralidad de internet y por qué importa que Estados Unidos haya acabado con ella

Artículo publicado el 14 de diciembre de 2017 en:
 
 
Los defensores de la neutralidad de internet argumentan que acabar con la normativa comprometería una red abierta y libre
 
¿Deberían las empresas de telecomunicaciones en Estados Unidos ofrecer internet con igualdad de acceso para todos?

Ya lo hacen, pero este jueves el panorama cambió drásticamente.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) decidió revertir la normativa aprobada en 2015 bajo el gobierno del expresidente Barack Obama que protege la llamada “neutralidad de internet” .

 

 

La FCC está ahora controlada por el gobernante Partido Republicano, que desde que Donald Trump asumió la presidencia en enero de este año propuso acabar con estas regulaciones.

 

“No a las vías lentas. Internet abierto e igualitario para todos”, decía este mensaje proyectado en un edificio de Washington DC el 7 de diciembre.


El posible fin de la “net neutrality”, como se le conoce en inglés, provocó críticas y protestas de activistas opuestos al gobierno de Trump y de gigantes tecnológicos como Apple y Facebook.

¿Qué es la neutralidad de internet?

Hasta ahora las leyes actuales en Estados Unidos establecían que los proveedores de servicios de internet (ISP, por sus siglas en inglés) deben proporcionar a los usuarios igual acceso a todos los contenidos (legales), independientemente de cuál sea la fuente.

Por tanto, todos los datos e información deben suministrarse en el mismo nivel y las compañías de telecomunicaciones no pueden bloquear contenido ni reducir la velocidad de cierto tráfico en internet.

 

Sin protecciones básicas de la neutralidad de internet servicios como Skype y Netflix hubiesen tenido una muerte temprana”.

Tim Wu, profesor de Derecho que acuñó el término “neutralidad de internet”

 

Tampoco pueden dar tratamiento preferencial a su propio contenido para desfavorecer a sus competidores.

 

 

El profesor de Derecho Tim Wu, quien acuñó el término en 2002, dijo en una columna publicada hace casi un mes en el diario The New York Timesque “sin protecciones básicas de la neutralidad de internet servicios como Skype y Netflix hubiesen tenido una muerte temprana”.

 

¿Cuál es el impacto de eliminarla?

Sin leyes que protejan estos principios, los activistas a favor de la neutralidad de internet argumentan que los ISP tendrán rienda suelta para explotar nuevos poderes al limitar ciertos tipos de tráfico de internet.

Por ejemplo, una ISP podría decidir si cobra extra por el uso de un servicio como Netflix o si darle ventaja a una compañía al no contar el uso de ciertos servicios cuando les cobre los datos de ancho de banda a sus usuarios.

 

Compañías como Netflix, Amazon y Facebook se oponen a la propuesta de cambiar las regulaciones de internet en EE.UU.

 

Estos escenarios son hipotéticos, pues hasta el momento han estado prohibidos por la ley.

“Los ISP podrían crear una vía rápida especial para los proveedores de contenido que quieran pagar más”, le dijo a la BBC el pasado mes de julio Corey Price, vicepresidente de la plataforma de streaming de contenidos pornográficos PornHub.

“Eso significa que el streaming (la retransmisión o descarga de datos) puede ser más lento, especialmente en lo que respecta a la pornografía en internet”, añadió.

 

 

Según los analistas, poner fin a las regulaciones implicará una victoria para las grandes empresas de telecomunicaciones, que contarán con más libertad y poder en sus operaciones.

Algunas compañías, sin embargo, han dicho que no aprovecharán un cambio en la normativa para comenzar a cobrarles a proveedores de contenidos por el acceso a los consumidores.

 

“Es importante entender que la orden propuesta por la FCC se basa en una comprensión defectuosa y objetivamente inexacta de la tecnología de internet”.

Carta abierta firmada por figuras reconocidas de la web, como el cofundador de Apple, Steve Wozniak

 

En el blog de la empresa Comcast, uno de sus gerentes escribió a mediados de noviembre: “Comcast ha hecho de la neutralidad de internet una promesa a nuestros clientes y continuaremos siguiendo esos estándares, sin importar las regulaciones que estén vigentes”.

¿Qué dicen los que quieren eliminarla?

Los que abogan por el fin de la neutralidad de internet argumentan que esta restringe indebidamente el mundo empresarial y que es necesario actualizar la legislación.

El principal abanderado del cambio es el director de la FCC, Ajit Pai, quien fue nombrado por el presidente Trump.

 

El director de la FCC, Ajit Pai, dice que las normas actuales han “deprimido la inversión (…) y desalentado la innovación”.

 

Según Pai, las regulaciones de la era Obama no han hecho más que “deprimir la inversión en la construcción y expansión de redes de banda ancha, y desalentar la innovación”.

El ente regulador ha argumentado en meses previos que el posible impacto de una desregulación “ha sido exagerado” y que esta ayudaría a mejorar la competencia y a remover la intromisión del gobierno sobre el uso de internet.

En una decisión diseñada para disipar los temores de un posible juego sucio, explica el corresponsal de la BBC Dave Lee, la FCC y la Comisión Federal del Comercio de EE.UU. (FTC, por sus siglas en inglés) anunciaron el lunes pasado una colaboración conjunta para castigar el comportamiento injusto de las empresas de telecomunicaciones.

¿Quiénes defienden su permanencia?

Más de 180 compañías tecnológicas del país realizaron una protesta en internet el pasado julio llamada “Día de la Acción”, en la que participaron gigantes como Google, Amazon y Facebook.

A mediados de noviembre, cuando se conoció el borrador de la FCC para proponer los cambios sobre la neutralidad en la red, cientos de compañías volvieron a cargar contra la iniciativa.

Facebook dijo que estaban “decepcionados de que la propuesta de la FCC fallara en mantener las fuertes protecciones a la neutralidad de internet que aseguran que permanezca abierta para todos”.

En su propio comunicado, Google dijo que la normativa actual “estaba funcionando bien”.

 

Quienes defienden la neutralidad de internet argumentan que eliminarla beneficiará a proveedores de banda ancha como Verizon, Comcast y AT&T.

 

Mientras, Netflix escribió en Twitter: “Este borrador no ha sido votado oficialmente, así que estamos oponiéndonos públicamente y en voz alta ahora”.

En una carta abierta al ente regulador, un grupo conformado por 1.000 negocios pequeños en EE.UU., escribió: “Dependemos de una internet abierta, incluidas reglas de neutralidad de la red, que garanticen que las grandes compañías de cable no puedan discriminar a personas como nosotros”.

Días antes de la votación de este jueves en el FCC, otra carta abierta, esta vez firmada por varios pioneros de la red , dijeron que la comisión“no sabe lo que está haciendo”.

“Es importante entender que la orden propuesta por la FCC se basa en una comprensión defectuosa y objetivamente inexacta de la tecnología de internet“, se lee.

Entre los signatarios, hay arquitectos de la World Wide Web (www), como Vint Cerf y Sir Tim Berners-Lee, junto a Steve Wozniak, cofundador de Apple.

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

♦♦♦♦♦♦♦

[6] Actúa ahora para salvar la internet como la conocemos

Por Tim Berners-Lee 

Artículo publicado el 12 de diciembre3de 2017 en:
 

“Sin neutralidad de red, los proveedores de internet tendrían libertad para explotar su poder de porteros, cerrándole la puerta a la creatividad y a la innovación que hacen que internet sea inmensa”, afirma el creador de la World Wide Web

 

Aunque no lo creamos, las redes sociales juegan un papel importante en política (Foto: geralt | Pixabay)
 
 
 

Este jueves, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) votará una propuesta que podría acabar con la neutralidad de red en los Estados Unidos. Esto sería un desastre para internet.

La neutralidad de red -el principio por el cual los proveedores de servicios de internet (ISPs, por sus siglas en inglés) tratan todo el tráfico por igual- es la base de internet tal como la conocemos en la actualidad. Esto ha permitido a millones de estadounidenses montar negocios, conectarse con amigos y familiares, lanzar movimientos sociales y compartir sus ideas libremente.

Cuando inventé la World Wide Web en 1989, no tuve que pagar nada ni pedirle permiso a nadie para hacerla disponible en internet. Lo único que tuve que hacer fue diseñar una nueva aplicación y conectar mi ordenador a la red. Si se revocan las leyes de neutralidad de red en Estados Unidos, los futuros innovadores tendrán que primero negociar con cada ISP para que el nuevo producto entre en un paquete de internet. Eso significaría eliminar los espacios libres de permisos que existen para la innovación. Los proveedores de internet tendrían el poder de decidir qué sitios web puedes visitar y a qué velocidad cargarán. En otras palabras, podrían decidir qué empresas tendrán éxito en internet, qué voces son oídas y cuáles son silenciadas.

La neutralidad de red separa el mercado de la conectividad del mercado de contenido. Como mercados separados, ambos han prosperado. Pero si Estados Unidos permite que internet se convierta en un negocio según el modelo de la antigua televisión por cable -donde las mismas empresas controlan la conexión y el contenido- la competencia en ambos mercados se verá perjudicada. Mientras otros países mantengan los mercados separados y competitivos, Estados Unidos dejará de ser líder en innovación digital.

Durante los primeros años de internet, los proveedores no tenían la capacidad de discriminar el tráfico en línea. Sus ordenadores no eran lo suficientemente rápidos, así que la neutralidad de red era un hecho indiscutido. Con el tiempo, el desarrollo tecnológico y el valor del contenido en las redes fue aumentando, entonces los proveedores de internet desarrollaron la capacidad y los incentivos para discriminar el tráfico en la red y poder llevarse un trozo del pastel. Necesitamos que las leyes obliguen a los ISPs a concentrarse en lo que mejor saben hacer: mejorar el acceso a internet para que sea más rápido y más barato.

Históricamente, tanto bajo gobiernos republicanos como demócratas, la FCC ha trabajado para asegurar que se respeten los principios de neutralidad de red, enviándoles a los ISPs el mensaje de que no podían bloquear contenido, ahogar la velocidad de un sitio ni cobrar para priorizar contenido. En 2015, estos principios de neutralidad de red se plasmaron en reglas que aseguraban que internet siguiera siendo libre y abierta.

Pero ahora, las nuevas autoridades de la FCC están intentando revocar estas protecciones. La propuesta de la FCC, que se votará el 14 de diciembre, abriría la puerta para que los ISPs puedan recibir incentivos a corto plazo y destruir internet como la conocemos. Las protecciones a la neutralidad de red son vitales para proteger el futuro de la competencia y la innovación en Estados Unidos; estas protecciones sostienen nuestro derecho a expresarnos libremente y a elegir qué leemos en internet y con quién nos comunicamos. Estos son valores estadounidenses fundamentales para la democracia. Sin neutralidad de red, los proveedores de internet tendrían libertad para explotar su poder de porteros, cerrándole la puerta a la creatividad y a la innovación que hacen que internet sea inmensa.

Quiero una internet en la que los emprendimientos de contenido crezcan según su calidad, no su capacidad de pagar para ir por el carril rápido. Quiero una internet en la que las ideas se propaguen porque son inspiradoras, no porque acuerdan con las opiniones de los ejecutivos de las empresas de telecomunicación. Quiero una internet en la que los consumidores decidan qué tiene éxito en línea, y en la que los ISPs se concentren en proveer la mejor conectividad posible. Si ésa es la internet que tú también quieres, actúa ahora. No mañana, no la semana próxima, sino ahora.

En los últimos meses, he viajado a la ciudad de Washington a reunirme con las autoridades de la FCC y con casi una docena de diputados de ambos partidos. Algunos más que otros comprenden la importancia de preservar la neutralidad de red. Pero todos entienden muy bien cuántos votos necesitan para ser reelectos. Ahora es el momento de alzar la voz en pos de la libertad y la ecuanimidad.

Debemos asegurarnos de que nuestros representantes en el Congreso saben que los hacemos responsables de esta cuestión, así que por favor llama a Ajit Pai, presidente de la FCC, para que suspenda la votación del jueves.

Traducido por Lucía Balducci.

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

[7] Por qué nos preocupa la neutralidad de la Red (y a ti también debería)

Por Scott Arpajian

Perder la neutralidad de la Red es perder el Internet que nos permite conseguir tantas cosas, advierte el consejero delegado de Softonic

Pie de Foto: Una mujer protesta contra la propuesta de rechazar la Neutralidad en la red frente a la sede de la Federal Communications Commission en Washington DC el 13 de diciembre. Getty Images
 
Artículo publicado el 14 de diciembre de 2017 en:
https://retina.elpais.com/retina/2017/12/14/tendencias/1513234077_091559.html
 

La neutralidad de la Red es una de las piedras angulares sobre las que se basan el desarrollo y la innovación en todo el mundo. Como máximo responsable de Softonic, una compañía tecnológica que opera a nivel mundial con una gran audiencia – así como ciudadano estadounidense – tengo un gran interés en comprobar si la Red seguirá siendo un lugar accesible para todos.

 

Aunque no estés hoy en EE UU mientras allí se vota acabar con la neutralidad de la Red, si te preguntas por qué debería importarte, piensa que es un problema global. Las compañías dependientes de proveedores de servicios de Internet establecidos en Estados Unidos controlan una porción significativa de la economía global. En este sentido, todos tenemos un papel en esta historia, y el gobierno de Estados Unidos tiene la obligación de asegurar que las condiciones sean justas para todos.

 

Por otra parte, hay consideraciones prácticas. Eliminar la neutralidad de la Red permitiría a un pequeño número de compañías controlar lo que los usuarios pueden y no pueden ver, y bloquearía contenido a aquellos que no puedan permitirse pagarlo – básicamente un pay to play -, algo que va totalmente en contra de los principios sobre los que se construyó Internet: apertura, accesibilidad y libertad para producir y consumir contenido sin importar la capacidad económica del usuario. ¿Cómo sería Internet si las operadoras – y no las personas – fueran las únicas que decidiesen qué sitios, apps o contenidos se puede ver y, en definitiva, cuáles serían los que triunfen? Es un pensamiento aterrador.

Y no solamente los usuarios se verían afectados: los desarrolladores pequeños y las startups, que juegan un papel muy importante en el crecimiento económico, no podrían competir. Esto sería devastador, tanto en términos de innovación potencial, como en nuestra capacidad de competir como economía.

Aunque no estés hoy en EE UU mientras allí se vota si acabar con la neutralidad de la Red, si te preguntas por qué debería importarte, piensa que es un problema global. Las compañías dependientes de proveedores de servicios de Internet establecidos en Estados Unidos controlan una porción significativa de la economía global. En este sentido, todos tenemos un papel en esta historia, y el gobierno de Estados Unidos tiene la obligación de asegurar que las condiciones sean justas para todos.

 

Scott Arpajian, CEO de SOFTONIC

 
Hablando nuevamente como representante de mi compañía, quiero decir que como organización nos oponemos incondicionalmente a la limitación de las elecciones del consumidor. 

La empresa que dirijo nació en una época en la que Internet era un poco como el Salvaje Oeste, y floreció gracias a esa libertad. Como compañía, siempre hemos apostado por ofrecer una igualdad de condiciones, proporcionando una plataforma para grandes y pequeños desarrolladores, locales o globales, para distribuir su software de forma libre y gratuita. El juego limpio es la base de lo que somos y de lo que hacemos. Sin la neutralidad de la Red, nuestra compañía nunca se habría convertido en lo que es hoy.

Un pequeño grupo de grandes compañías no debería estar autorizado a interferir en el mercado abierto, nuestra libertad para operar, la libertad de nuestros usuarios para acceder a contenido o la libertad de expresión de cualquier persona. Perder la neutralidad de la Red es perder el Internet que nos permite conseguir tantas cosas… Significa ceder nuestra libertad para crear, crecer y prosperar online a un grupo de “guardianes” que quieren limitarla.

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

[8] Europa protegerá la neutralidad de la red, aunque deja abiertas puertas traseras peligrosas

Por Mikel Cid

Artículo publicado el 30 de agosto de 2016 en:

 

Hoy era un día clave para el futuro de la neutralidad de la red en la Unión Europea. El BEREC, regulador de las telecomunicaciones a nivel comunitario, ha hecho públicas las directrices los reguladores de cada país deberán tener en cuenta en sus nuevas normas sobre internet, tras seis semanas en las que ha recibido casi medio millón de opiniones, impulsadas entre otras por SaveTheInternet.

A grandes rasgos, se puede decir que los usuarios han ganado frente al fuerte lobby de los operadores de telecomunicaciones, ya que entre esas directrices se incluye la obligación de tratar todos los datos por igual. Pero, si vamos a la letra pequeña, nos encontramos con puertas traseras un tanto peligrosas, como que los operadores podrán gestionar el tráfico que surca sus redes en caso de congestión.

Aunque para muchos sea un concepto casi desconocido, la neutralidad de la red es algo que tendría que preocuparnos a todos. El principio esencial de internet es que todos los datos tienen que ser tratados por igual, independientemente de qué web, servicio o aplicación los genere. Actualmente, las tarifas que podemos contratar nos dan acceso a todo internet, pero, ¿os imagináis tarifas en las que tuviésemos que pagar un extra por acceder a ciertos servicios, como podría ser una plataforma de streaming? Hacia ese tipo de medidas caminaríamos si no protegiésemos la neutralidad de la red.

 

 

Eso es lo que buscan evitar las nuevas directrices europeas publicadas hoy por el BEREC, que tendrán que ser adaptadas por los reguladores de cada país de los 27. Por eso, lo primero que mencionan las directrices es que todos los datos tendrán que ser tratados por igual, impidiendo cualquier bloqueo o reducción de velocidad de contenidos específicos, aplicaciones o servicios.

Cada país decidirá sobre el *zero-rating*

Ahora, el trato igualitario de todos los datos se acaba cuando el BEREC dice que no prohibirá per se el zero-rating. Dicha práctica es muy fácil de explicar: el tráfico generado por una app o servicio concreto no descuenta datos de la tarifa contratada por el usuario, algo que hace Orange en su tarifa Colibrí con Facebook y Twitter o FreedomPop con WhatsApp. Cada regulador nacional podrá decidir si prohibe esas prácticas, aunque lo que no se permitirá en ningún caso es poder usar un servicio una vez agotados los datos de una tarifa, por mucho que ese servicio esté dentro del zero-rating del operador. Fuera de esta norma se quedarán el acceso a la web o app de atención del operador.

Dentro de que todos los datos tengan que ser tratados por igual hay otra excepción y es que los operadores podrán “gestionar el tráfico” en tres casos muy concretos: las ordenes judiciales, los ciber-ataques y las congestiones. El riesgo aquí es que las dos primeras causas parecen muy claras, pero no tanto así la de una red congestionada.

 

Los operadores podrán “gestionar el tráfico” en casos de congestión de la red, pero nunca podrán despriorizar el tráfico de una sola app o servicio

 

En caso de querer aplicar esa gestión del tráfico, el operador tendrá que comunicárselo al regulador nacional y las medidas tomadas tendrán que ser transparentes, no discriminatorias y proporcionadas. De hecho, las directrices también remarcan que, en caso de que un operador quiera despriorizar cierto tráfico por congestión, tendrá que hacerlo por tipos de tráfico (servicios de vídeo, de juego en streaming…) y no podrá aplicar la gestión a los datos generados por una sola app.

Por último, el paquete de normas a ser aprobadas por el regulador de cada país también incluye un apartado sobre información a proporcionar a los usuarios. Así, los operadores tendrán que dar a conocer en sus contratos las velocidades mínimas, máximas y medias de sus conexiones fijas o las velocidades máximas alcanzables por las redes móviles, incluyendo también las posibles técnicas de gestión del tráfico que aplique el operador.

Reacciones: satisfacción general

Pasando ya a las reacciones que ha generado la publicación de las directrices del BEREC, que como hemos mencionado ahora tendrán que ser llevadas a las normas o leyes de cada país, nos hemos encontrado con una satisfacción general por el lado de los usuarios y defensores de la neutralidad de la red. Otra cosa será cuando conozcamos la opinión de los operadores.

SaveTheInternet.eu, una de las plataformas que hizo campaña para presionar al BEREC, da hoy la bienvenida a su web asegurando que internet ha ganado. Mencionan que las directrices finales “ofrecen unas de las mayores protecciones de la neutralidad de la red”, añadiendo igualmente que la sociedad civil tendrá que seguir atenta para comprobar que los operadores no violan los nuevos principios.

Las palabras de EDRi, una asociación europea de defensa de los derechos civiles y humanos, van por el mismo camino. En palabras de su Director Ejecutivo, “Europa marca las normas para la defensa de un internet abierto, competitivo y neutral”. Para Julia Reda, eurodiputada del Partido Pirata, ésta es “una victoria de la sociedad civil, gracias a que los usuarios han conseguido vencer al lobby de los operadores”.

 

Se el primero en escribir un comentario

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*