El hecho diferencial catalán, por Javier Pérez Royo

Videos recopilados por prensa extranjera que están dando la vuelta al mundo
 
POLICE VIOLENCE IN CATALONIA | CARGAS POLICIALES VIOLENTAS EN EL 1-0 
Publicado el 1 oct. 2017 por  The Exposer
 

POLICE VIOLENCE IN CATALONIA (Part 2) | CARGAS POLICIALES VIOLENTAS EN EL 1-0 (Parte 2)

Publicado el 1 oct. 2017 por  The Exposer
 

 

¿Qué dicen los lectores?; comentarios destacados:

A pesar de coincidir con gran parte del análisis, se equivoca al pensar que todos los independentistas son nacionalistas, no se ya si es un error de apreciación o es solo mala fe. Si hablamos en términos tan simplistas, debería catalogar de nacionalistas a todos los no indepes, que sería tan ridículo como lo primero. Pero sin duda, que el estado recurra a la represión, en muchos casos saltándose o toreando las mismas leyes que dice defender, no va a solucionar esto, más bien lo contrario, como estamos viendo.

#12 Munty

| 01/10/2017 –08:47h

Tal como ya me ha ocurrido con los demás artículos de Javier Pérez Royo que he leído últimamente, coincido, sino en todo, sí en lo fundamental de su análisis. Únicamente me gustaría puntualizar una cosa.
Dice que la represión desencadenada por el gobierno del PP “no puede conducir más que a un incremento brutal de la movilización política del nacionalismo”, a lo que yo añado que somos muchos los que no siendo nacionalistas, ni independentistas, nos estamos movilizando junto a ellos porque para nosotros la cosa ya no va de independencia sino de democracia.

#2 CarlesF

| 30/09/2017 –22:47h

Importante análisis del profesor Pérez Royo, últimamente, bastante ninguneado en los medios de información ” de aquí”. Ya no interesan sus opiniones reflexivas y razonadas.
Pero la realidad es INCUESTIONABLE. Gracias profesor.

#5 PEPOSKI

| 30/09/2017 –22:57h

Yo no sé si habrá referendum o no lo habrá, si habrá independencia o no la habrá. Lo que sí sé es que hay miles y miles de catalanes (y últimamente muchos más), que no se sienten españoles, que no quieren saber nada de España, que no son españoles. Podrán serlo administrativamente, tener un presidente del gobierno del PP y un jefe de estado que está en ese puesto por ser hijo de su padre, pero no son españoles porque no se sienten españoles. Incluso sienten vergüenza de que alguien les llame así.

#1 indignado1789

| 30/09/2017 –22:21h

Enhorabuena por su artículo Javier, creo que subrayar la astronómica importancia de que el independentismo se hace “invencible”, en el momento en que es el pueblo organizado y no la política, es quien tomó la batuta hace tiempo, y de manera muy notable desde las amenazas del Tribunal Constitucional, o del mismo Presidente y Vicepresidenta de la Nación, es el verdadero punto de inflexión que impulsa a enorme velocidad la voluntad “del pueblo” en su mayoría o minoría, de llegar hasta las últimas consecuencias para conseguir el independentismo en Cataluña. El gobierno actual ha ayudado a “pisar el acelerador independentista” con su actitud de “abandonar la política” con los representantes catalanes.., a la vista de todo el pueblo que “se sienta aun más herido..”

#7 javialdanan

| 01/10/2017 –00:38h

Si queremos defender la democracia y la libertad, dentro de un estado de derecho justo y solidario; debemos evitar que se perpetúe y/o se repita la represión en Catalunya, en otros lugares, en otros momentos, en otras circunstancias.
Es respetar y defender el derecho de reunion y asociacion. Es defender la independencia entre el legislativo y el ejecutivo. Va de acabar con un estado corrupto y represivo. Es acabar con los desaparecidos enterrados en cunetas. Es romper definitivamente con el pasado. Y todo desde un movimiento social, pacífico, solidario, organizado y muy comprometido.
Así lo veo y así lo creo. Así lo apoyo y así lo defiendo.

#9 viceval

| 01/10/2017 –02:04h

Amigo CarlesF, incluyendo en el primer párrafo que indico el matiz cierto y cabal que expones, afirmando “somos muchos los que no siendo nacionalistas, ni independentistas, nos estamos movilizando junto a ellos porque para nosotros la cosa ya no va de independencia sino de democracia.” lo cual corrige de algún modo y bien, ese “Dejar la política en régimen de monopolio al nacionalismo” que dice Javier Pérez Royo, ¡no dejándola!
Hoy destaco dos párrafos sobre este magnifico artículo…
—–
“Dejar la política en régimen de monopolio al nacionalismo (no se está haciendo por lo que aún queda esperanza de interlocución honesta) * y reaccionar frente a la política con el aparato represivo del Estado no puede conducir más que a un incremento brutal de la movilización política del nacionalismo, con la consecuencia adicional de que no va a poder ser frenada por los jueces, fiscales y policías, a menos que pongan en marcha una operación de represión de una brutalidad mayúscula, que pondría en riesgo la supervivencia del Estado de Derecho y la propia permanencia en la Unión Europea.
El desastre ya no puede ser evitado. Únicamente cabe esperar y desear que no llegue a tener el carácter de irreparable.”
—–
* El entre paréntesis es mío.
—–
Desde el norte bon día, egun on, buen día, y un abrazo fraternal y solidario, también para toda la Cataluña hernana que hoy apuesta por decidir en democracia, (lamentablemente en una extraña por antidemocrática libertad vigilada) desde el respeto al disenso, el matiz y la difererncia. No estáis solos.
Salud y República.

#14 jluis_50

| 01/10/2017 –08:57h

Es muy saludable el tener en cuenta estos apuntes,pero algo muy grave esta ocurriendo en España para que el derecho discrepar y argumentar una posicion que no sea del agrado de la derecha mande fuerzas de ocupacion secuestrando URNAS a ostias por la fuerza para que no entendamos que es la democracia la que se encuentra en peligro,de esta actuacion no puede salir mas que odio por la represion ejercida contra el derecho a decidir,el pp y la izquierda adocenada en colaboracion con la derecha mas casposa nos han llevado asta esta situacion limite,lo peor llega un dia despues,a ver como reparamos esto.Solo con mas democracia se podria pero me temo que los partidos del establishment junto con la banca del IBEX 35 no no lo han de poner facil ara falta inteligencia y dialogo mucho dialogo. Salud y Republica solucion.

#20 Aitona Cabreado

| 01/10/2017 –11:48h

El Rajoy y este Gobierno corrupto, mafioso y fascista no ha permitido a mi familia votar, usando la violencia física de la gentuza que ha enviado, (cuando se agrede a personas pacíficas y desarmadas es de miserables), ahora solo espero la Declaración Unilateral de Independencia.
Viva la República Catalana!!!


#21 
Borzog

| 01/10/2017 –11:57h

Sí. Lo único es ¿por qué no puede ser también una respuesta satisfactoria el que Catalunya se independice? Porque si partimos acotando, lo más probable es que los catalanes se nieguen de principio.

#23 viaje_itaca

| 01/10/2017 –12:43h

A la hora que escribo este comentario, se vislumbra la realidad de la que el Sr. Pérez Royo habla. La capacidad de organización y movilización de la sociedad civil Catalana está desbordando tanto las medidas represivas del Gobierno Central, como a la improvisación e inoperancia de la Generalitat.

#31 ZAPATA

| 01/10/2017 –19:25h

¿Los hechos diferenciales crean derechos diferentes? Si la respuesta es afirmativa, estamos ante la desigualdad y el privilegio y eso no es fascismo, es el Antiguo Regimen, que es peor. Si la respuesta es No, porque priva el concepto moderno de igualdad y libertad, ¿para que puñetas marear la perdiz durante décadas con el tema?
Los hechos diferencias no son mas que la coartada de oligarquías locales que quieren un poder sin cortapisas.


#32 
muarijun

| 01/10/2017 –20:10h

Muy bien, pero la pregunta es ¿España está dispuesta a salir de la UE antes que perder Cataluña? Yo creo que estos políticos que nos han tocado son capaces de declarar el estado de sitio y que Europa expulse a España, cosa que también pondría en duda, pero bueno a lo que iba, no van a dejar que se independice Cataluña aunque lo diga el Papa de Roma. No va a haber independencia, habrá antes sangre y fuego y sanciones de UE, pero no habrá independencia, no se lo pueden permitir. Rajoy no va a pasar a la Historia como el político que perdió Cataluña. Es como una maldición de los tres Felipes , el IV, V y el VI no han tenido suerte con Cataluña. ¡qué le vamos a hacer¡ Muy sucio todo, por aquí y por allí, tanta bandera me da un poco de grima

#18 Francisco Esteve Antón

| 01/10/2017 –11:39h

Sin ánimo de restarle importancia, pero ¿de verdad no podemos considerar que una movilización secesionista como la catalana tenga parangón? Las ha habido y las hay pacíficas, violentas, pactadas, forzadas… También las hay frente a estados que oprimen los derechos humanos más que España, por cierto. Me alegra que esta movilización consiga agitar conciencias, algo sin duda necesario, pero eso no significa que sus reivindaciones sean tan sencillas como parecen. Un referéndum de autodetermicación debe contemplar, al menos, una participación mínima. Además, si hay comarcas o zonas significativas dentro de Cataluña que votan por la permanencia en España (por ejemplo, Valle de Arán, Bajo Llobregat) debe buscarse la forma de respetarlo o encajarlo. No veo que se hable mucho de todo eso.

#6 PabloGL

| 30/09/2017 –23:25h

Contrariamente a lo que es habitual, no está muy fino en el análisis el Sr. Pérez Royo. Impulsada esta movilización desde el poder, no es nada difícil lograr un seguimiento masivo como el alcanzado por el nacionalismo catalán.Rajoy podría hacer lo mismo cuando le diese la gana y, de hecho, ya lo hizo, poniendo con ello las bases de lo que ahora pasa. El control del poder y de los medios de persuasión y deformación ha permitido a los dirigentes nacionalistas inculcar a una parte del pueblo argumentos basados en falsedades. El pueblo catalán tiene razones y no solo sentimientos para querer ser independientes o para pertenecer a España en unas condiciones que le permitan defender mejor sus intereses,Ningún demócrata puede consentir que nadie, contra su voluntad, pertenezca a una sociedad a la que no desea pertenecer, pero el catalanismo de derechas, que es el que dirige el proceso de independencia, ha elegido el camino de la zafiedad intelectual, de la mentira y de la insolidaridad y, desde la izquierda, somos muchos los que no estamos de acuerdo con las formas con las que se ha realizado el proceso de independencia y ver a Puigdemont o a Junqueras en discusiones produce sonrojo.. Una parte de la izquierda se equivoca cuando dice apoyar una república catalana que nada tiene que ver ideológicamente con la II República. Por lo demás, todo proceso de fragmentación debilita frente a las multinacionales y las grandes corporaciones financieras, que suman cada vez más mientras los nacionalismos debilitan con su delirio atomizador.

#30 Sabiu

 | 01/10/2017 – 19:11h

*****

 

El hecho diferencial catalán

Artículo publicado en eldiario.es por Javier Pérez Royo el 30 de Septiembre de 2017:

http://www.eldiario.es/zonacritica/hecho-diferencial-catalan_6_691940823.html

 

No se puede enviar a millares de policías y guardias civiles a Cataluña como si fueran fuerza de ocupación.

El nacionalismo catalán ha sabido dotarse de plataformas de movilización ciudadana sin parangón en cualquier país de Europa

 

 

La Guardia Civil interviene 100 urnas y 2,5 millones de papeletas en Igualada EFE

 

Sobre los llamados “hechos diferenciales” de Cataluña se ha hablado y escrito mucho y espero y deseo que sigamos hablando y escribiendo después de este domingo, en el marco de una negociación de buena fe, que permita encontrar una respuesta satisfactoria para la integración de Cataluña en España. Satisfactoria para los ciudadanos que viven en Cataluña y para los que viven en el resto del Estado.

Entre estos “hechos diferenciales”, sin embargo, no figura un “hecho diferencial” sin el cual no se entiende lo que ha pasado en Cataluña en estos últimos años, lo que está pasando ahora mismo y lo que va a pasar el domingo y en el futuro inmediatamente posterior. Me refiero al hecho de que el nacionalismo catalán ha sabido dotarse de plataformas de movilización ciudadana sin parangón en cualquier país de Europa y posiblemente en cualquier otro país del mundo.

Conviene subrayar este dato, porque creo que no se le está prestando la atención que merece. En términos relativos es seguro que no hay en ningún lugar de Europa y posiblemente en ninguno del mundo, algo comparable a lo que hay en Cataluña. La NRA, la Asociación Nacional del Rifle en los Estados Unidos, es el ejemplo de asociación con capacidad de movilización más conocido del mundo. Por esa capacidad de movilización es en buena medida por lo que resulta casi imposible que se apruebe en Estados Unidos legislación alguna sobre el control de armas. En términos relativos la capacidad de movilización de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) no es menor. Los entre 400.000/500.000 ciudadanos integrados en la ANC se comparan favorablemente con los entre 3 y 4 millones integrados en la NRA.

Esto es algo que se suele pasar por alto cuando se analiza el ‘procés’, sobre todo fuera de Cataluña. Que una Asociación sea capaz de movilizar año tras año a multitudes ingentes con un mensaje inequívoco y una logística enormemente compleja, es un dato de primer orden. La organización de una cadena humana de 400 KMS, como hizo la ANC en La Diada del 2013 habla por sí misma. Sin tomar en consideración este dato, repito, no se puede entender ni lo que ha pasado hasta ahora ni lo que puede pasar de ahora en adelante.

Las plataformas de movilización del nacionalismo catalán, ANC, pero también OMNIUM y otras varias, están a años luz de las que han sido capaces de activar quienes están en contra de la independencia. La manifestación del 19 de marzo de 2017 convocada en Barcelona por Societat Civil Catalana reunió a entre 6.500 y 15.000 manifestantes. La comparación entre estas cifras y las que han acudido desde julio de 2010 a la manifestación contra la STC 31/2010 y a las sucesivas “DIADAS”, lo dice todo.

Esta es una de las consecuencias de la estrategia del Gobierno de considerar que, puesto que la Constitución no lo permite, el problema de la independencia de Cataluña no existe. El NO con mayúsculas y sin matices del Gobierno de la Nación, que es un NO a la POLÍTICA, deja sin discurso a quienes está en contra de la independencia, que en todas las consultas celebradas hasta la fecha no son menos que los que están a favor de esta última.

Dejar la política en régimen de monopolio al nacionalismo y reaccionar frente a la política con el aparato represivo del Estado no puede conducir más que a un incremento brutal de la movilización política del nacionalismo,  con la consecuencia  adicional de que no va a poder ser frenada por los jueces, fiscales y policías, a menos que pongan en marcha una operación de represión de una brutalidad mayúscula, que pondría en riesgo la supervivencia del Estado de Derecho y la propia permanencia en la Unión Europea.

El Gobierno debería reflexionar, además, sobre el daño que está infligiendo a policías nacionales y guardias civiles, así como a los jueces con la estrategia que está poniendo en marcha para evitar el 1-O. No se puede enviar a millares de policía y guardias civiles a Cataluña como si fueran fuerza de ocupación. Para esos policías y guardias civiles y sus familias la presión es insoportable. Dichos policías y guardias civiles van a quedar “tocados” con consecuencias imprevisibles, pero, en todo caso negativas. Y esto lo acabaremos pagando todos en todo el Estado.

Peor todavía es la posición en la que se coloca a jueces y magistrados. Para administrar justicia de una manera que pueda ser entendida y aceptada por los ciudadanos, los jueces no pueden aparecer ante dichos ciudadanos como esbirros del Gobierno de la Nación, que a través de la Fiscalía General los hace intervenir contra ellos. 

El incumplimiento de la primera obligación que la Constitución impone al Gobierno, “la dirección de la política interior” (artículo 97. 1 CE), supone un coste insoportable para los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y para los jueces y magistrados que integran el Poder Judicial, que se ven obligados a intervenir de manera represiva, porque el Gobierno, que es el único que debería enfrentarse con un problema de esta naturaleza, escurre el bulto.

El desastre ya no puede ser evitado. Únicamente cabe esperar y desear que no llegue a tener el carácter de irreparable.

 

♦♦♦♦♦♦♦

 

1 Comentario

  1. España se ha convertido en fuerza de ocupación respecto a su propio pueblo. Se sea nacionalista o no, se sea catalán o extremeño , cualquier ciudadano de bien se tiene que sentir agredido al ver cómo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se convierten en una máquina de agredir ciudadanos. Y agresión es su mera presencia intimidatoria. Se han empeñado en engrandar las diferencias, en convertirnos en nosotros y ellos, cuando solo debería haber un “nosotros”. Está más que claro que el pacto social ha de ser renovado y dotar al mismo de un nuevo contenido. Desde luego, la vía pactada es la única posible. Mientras tanto, solo cabe decir: Cataluña, no os marchéis, no nos dejéis solos.
    Viva la República Federal!!

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*