EL MAIDÁN VENEZOLANO

EL MAIDÁN VENEZOLANO

 

Hace un año, el dirigente de ultraderecha Leopoldo López, junto a María Corina Machado encabezaron una marcha que partió desde la Plaza Brión de Chacaíto y terminó en la Plaza Parque Carabobo, justo a las puertas de la sede de la Fiscalía General de la República.

Ese mismo día se dio inicio a 4 meses de violencia focalizada en varios estados del país y en el este de Caracas. Todo producto del llamado hecho por la tripartita conformada por López, Machado y Antonio Ledezma, quienes hicieron permanentes llamados a las ya conocidas “guarimbas”.

Se trató de la puesta en marcha de un plan insurreccional, tal como lo denunció en su momento el ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, descartando que se tratara de una protesta de origen social, como pretendieron mostrar desde la MUD.

“Están utilizando elementos pagados; mercenarios: personas que les pagan 5.000 bolívares semanales para que se mantenga todas las noches tratando de armar barricadas o de sostenerlas, confrontando con la fuerza del orden”, aseguró el exministro para demostrar el carácter insurreccional y no espontaneo del movimiento.

El mismo 12 de febrero, el país fue testigo de las primeras 3 muertes de un total de 43 producto de la violencia desatada durante las protestas o actos terroristas ejecutados por estudiantes universitarios conocedores del plan de López, Machado y Ledezma, así como de agentes pagados. En horas de la tarde cayeron en el centro de Caracas, Basil Da Costa y Juancho Montoya, ambos heridos letalmente por armas de fuego.

Más tarde y en horas de la noche, la guarimba ya se había instalado en el municipio Chacao, donde causó estragos materiales y humanos, cayó Robert Redman también por herida de arma de fuego.

Le siguieron el doloroso saldo que enlutó a familias en los estados: Carabobo, Táchira, Lara, Mérida, Sucre, Miranda, Aragua y Distrito Capital. 35 hombres, 8 mujeres, entre ellos: 8 universitarios, 10 funcionarios públicos (civiles y militares), y un adolescente. Además de 5 muertes por circunstancias asociadas a la guarimba, como descarga eléctrica, aparato explosivo y caída de un edificio.

29 de las víctimas fallecieron por arma de fuego, 1 por arma blanca, 2 por arrollamiento, 5 mientras conducían una moto, incluyendo el degollamiento por una guaya (en colisión contra una barricada), y 1 por una metra., así como 1 por perdigones.

Además de López, Machado y Ledezma en las guarimbas estuvieron involucrados los exalcaldes de San Cristóbal (Táchira) Daniel Ceballos y de San Diego (Carabobo) Enzo Scarano, ambos dirigentes regionales del partido Voluntad Popular.

Entre las desgarradoras historias de dolor y violencia se encuentran las de José Méndez, de 17 años, quien falleció tras ser atropellado por un vehículo durante protesta opositora en Cumaná, estado Sucre y Wilfredo Rey, conductor de transporte público, que murió por impacto de bala en la cabeza cuando un grupo de irregulares disparó varias veces en las inmediaciones del barrio Sucre de San Cristóbal, estado Táchira.

La del capitán Ramzor Bracho, asesinado el 12 de marzo de 2014 en el estado Carabobo, impactado por una bala en la avenida Feo La Cruz de Mañongo, municipio Naguanagua, a las 3:35 de la tarde, mientras intentaba dispersar una manifestación violenta.

Ese mismo día, en La Isabelica también perdió la vida el joven estudiante Jesús Acosta, cursante del 6to semestre de Ingeniería en la Universidad de Carabobo, de acuerdo con el reporte del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Acosta murió producto del impacto de una bala proveniente de una Glock 9mm en la sien. “se partió (la bala) al chocar contra la puerta metálica donde estaba asomado el estudiante y uno de los trozos rebotó y le atravesó la sien”, indica el informe.

Fue el día en que la historia de dos familias llegó a un punto de inflexión para cambiar para siempre. Durante 4 meses las aspiraciones de López, Machado y Ledezma de alcanzar el poder político por esta vía provocaron en la población venezolana terror, desesperación, presión, dolor e incertidumbre.

La actuación de los cuerpos de seguridad se vio casi desbordada, sin embargo lograron contener una de las mayores embestidas de la oposición venezolana contra un gobierno legalmente constituido.

Las detenciones de manifestantes sumaron más de 3.517, entre ellos 310 detenidos y luego puestos en libertad durante el desmantelamiento de los Campamentos. 60 permanecen privados de libertad mientras son debidamente procesados por el sistema de justicia, otros 1971 tienen medidas cautelares.

Como resultado, las víctimas sin importar su color político conmemoran este 12 de febrero el inicio de un ciclo doloroso e imborrable, a la espera de que la justicia sirva de bálsamo y consuelo.

 
 

Publicado el 19 feb. 2014 por 678informes

INFORME: EL INTENTO DE GOLPE EN VENEZUELA: ¿QUIÉN ES LEOPOLDO LÓPEZ?

  

******

WIKILEAKS DEJA CON EL CULO AL AIRE AL GOLPISTA VENEZOLANO LEOPOLDO LÓPEZ

Artículo publicado en el blog de Carlos el 6 de mayo de 2016:

https://tenacarlos.wordpress.com/2016/05/02/wikileaks-deja-con-el-culo-al-aire-al-golpista-venezolano-leopoldo-lopez/

 

“EE.UU. ha estado financiando a la oposición venezolana durante al menos 12 años”

Documentos filtrados por WikiLeaks revelan que el líder derechista Leopoldo López se menciona al menos 77 veces en los cables diplomáticos de Estados Unidos.

https://search.wikileaks.org/?query=leopoldo+lopez&exact_phrase=&any_of=&exclude_words=&document_date_start=&document_date_end=&released_date_start=&released_date_end=&new_search=True&order_by=most_relevant#results

Muchos de los cables se centran en las disputas internas dentro de la oposición, con López a menudo en conflicto con los demás, tanto dentro de su partido como con otros miembros de la oposición, de acuerdo con un informe publicado por el CERP (Centro para la Investigación Económica y Política).

Dadas las revelaciones, expertos señalan que no es de extrañar que las actuales protestas, al frente de las cuales ha estado López pidiendo “la salida” del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, también hayan provocado divisiones internas dentro de la oposición.

El Gobierno de EEUU ha estado financiando a la oposición venezolana durante al menos 12 años, incluyendo, como el propio Departamento de Estado estadounidense ha reconocido, algunas de las personas y organizaciones involucradas en el golpe militar del 2002.

Su objetivo ha sido siempre deshacerse del Gobierno de Chávez y reemplazarlo por alguien más de su agrado.

Sin embargo, su financiación no es probablemente su contribución más importante en Venezuela, ya que la oposición venezolana tiene la mayor parte de la riqueza y de los ingresos del país.

El rol más importante que EEUU juega es el de presionar desde el exterior contra la unidad interna, algo que, tal como estos cables y la historia de los últimos 15 años muestran, ha sido un grave problema para la oposición venezolana.

Algunos de los cables filtrados revelan el gran interés de EEUU por el papel que Lópezestá desempeñando en Venezuela pueden leerse a continuación:

Fecha, 28 de marzo del 2008: El cable informa de una reunión entre el senador EEUU Ron Wyden y López, señalando que “el senador y su equipo discutieron posibles estrategias de medios con López y métodos para trasladar de manera eficiente su mensaje al público en EEUU”.

Fecha, 11 de abril 2008: La embajada de EEUU se reunió con una asesora legal de López, quien expuso su estrategia legal para evitar que impidan el acceso al poder [de López]. Ella señaló que “cree que hacer a López víctima de las maquinaciones de la RBV (República Bolivariana de Venezuela) está haciendo que su popularidad aumente”.

Fecha, 17 de julio 2008: EEUU coincide con el análisis de la asesora legal [de López], escribiendo, “Curiosamente, las descalificaciones parecen estar convirtiendo a Leopoldo López en una figura de la oposición a nivel nacional, en lugar de sólo una estrella en ascenso en Caracas”.

Fuente:  CANARIAS SEMANAL

Origen: WikiLeaks deja en pelotas al golpista venezolano Leopoldo López

NOTA DEL ADMINISTRADOR DE “EL BLOG DE CARLOS”.- Conviene recordar que Diosdado Cabello, cuando fungía como presidente de la Asamblea Nacional, reveló un vídeo en su programa “Con el Mazo Dando” donde se demuestra que sobornaron al ex fiscal Franklin Nieves, para que éste no acusara al opositor Leopoldo López del asesinato de 43 personas, provocadas durante las violentas protestas violentas de febrero de 2014.

Las pruebas que se presentaron en el proceso fueron determinantes.

1. A Franklin Nieves le ofrecieron 850 mil dólares para que a López no se le imputaran delitos de homicidio por las 43 víctimas de las protestas violentas, sino por crímenes menores.

Lee: Sentencia de Leopoldo López desata injerencia estadounidense

2. El vídeo fue grabado con unos lentes especiales por Leopoldo López Gil, padre del opositor. Las gafas fueron decomisadas por las autoridades judiciales en la audiencia número 70.

3. En la grabación se capta la intervención de Nieves, en la que se acusa a Leopoldo López de promover el incendio en la sede de la Fiscalía el día de la marcha.

4. Posteriormente, Nieves alegó que fue obligado a acusar a Leopoldo López con pruebas “falsas” y luego huyó del país.

Lee: La derecha está avalando que EE.UU invada a Venezuela

El pasado 10 de septiembre, Leopoldo López, fue condenado a 13 años y nueve meses de cárcel por delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio, al finalizar una marcha el 12 de febrero de 2014.

http://www.telesurtv.net/news/Leopoldo-Lopez-Agente-de-la-CIA-el-golpe-guarimbas-Uribe-y-el-fascismo-20140218-0053.html

 
******
 

NO BAJARON DE LOS CERROS A DEFENDER EL PROCESO BOLIVARIANO

Artículo publicado en el blog de Marat el 10 de  Julio de 2017

http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2017/07/no-bajaron-de-los-cerros-defender-el.html#comment-form

 
El criminal Leopoldo López está ya en libertad. Lo de menos es que este hecho se haya producido por orden del Tribunal Supremo venezolano o por orden del Presidente Nicolás Maduro. Salvo la mayoría parlamentaria de la oposición fascista, la práctica totalidad de los órganos del país habían sido elegidos en su día por parte de la mayoría política bolivariana que se había sustentado en la voluntad transformadora de las clases populares.
 
El proceso hace mucho que se torció. Importa poco ponerle fechas y hechos concretos. Lejos de construirse auténticos órganos de democracia socialista, se recurrió a la demagogia. Las Comunas, como manifestación de dicho poder nunca fueron otra cosa que declaración de intenciones.
 
En las empresas, desde PDVSA (la petrolera estatal) hasta las controladas por el ejército, pasando por el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SiBCI), adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, Minci, o por otras empresas públicas, no se instauró una democracia de base y control de los trabajadores sino que se instaló una boliburguesía procedente, muchas veces, de sectores absolutamente opuestos a los intereses de las clases populares y que, a la vez que unían sus destinos a la burocracia del sistema político, conspiraban contra el propio proceso bolivariano. En su lugar, mucha manifestación de ardor político y mucha exaltación y culto a la personalidad del líder: algo muy distinto de lo que es la emancipación de los explotados y oprimidos que requieren participación, poder en la base y sentido crítico hacia las desviaciones de los procesos. Amén fue la consigna de entonces.
 
Frente a la ausencia de construcción de poder popular, de control obrero de la producción, de socialización de las empresas a manos de los trabajadores, de fiscalización por los sectores populares de las instituciones de la mal llamada revolución, lo que se impuso durante los años de los altos precios del petróleo fue la financiación de los servicios públicos y las rentas.
 
El comandante Chávez, cuando aún había confianza en el modelo bolivariano, fue liberado del golpe de Estado no tanto por sus oficiales y soldados como por los desheredados de los cerros que creían en lo que él representaba. Éste, que nunca fue un marxista ni un revolucionario sino un populista con voluntad socialdemócrata auténtica (no de eso que la pobreza intelectual llama socialdemocracia) intentó acabar con el poder económico de una oligarquía fascista y próxima estratégicamente a los intereses del imperialismo norteamericano. Pero el susto paralizó el intento transformador.
 
Aún se sostuvo cierta ficción de voluntad transformadora por la movilización social que el carisma del comandante facilitaba a su alrededor pero el proceso, que ya no era proceso, porque nunca tuvo un proyecto decidido hacia el socialismo y la toma, que no ocupación del poder del Estado burgués para destruirlo y crear uno de los sectores populares, estaba ya entonces en vía muerta. El propio PSUV no era sino una amalgama de intereses contrapuestos entre el populismo, el nacionalismo y cierta retórica socialista, incapaz de orientar a la sociedad venezolana.
 
Cuando llegaron las horas difíciles, descendieron los ingresos del Estado y de la economía, no solo por un sabotaje, la falta de conciencia entre las clases subalternas, educadas no en la socialización del poder sino en la subvención de los servicios, llevó a sectores importantes de los trabajadores y del pueblo venezolanos a extrañarse de unas instituciones que ya no representaban en nada al proyecto original en el que confiaron y por el que pelearon. Cuando no tienes pan has de de dar, al menos, la confianza en que aquello por lo que pides sacrificio a otros les pertenece porque es suyo.
 
La temprana muerte de Chávez dio paso al más mediocre, pusilánime y pobre intelectualmente de sus posibles sucesores: Nicolás Maduro, un pésimo imitador de las formas y la retórica de Chávez.
Como gobernante demostró su plena incapacidad, como personaje se convirtió en un ser risible al que solo los aduladores profesionales que tenían algo que ganar y poco espacio al que retroceder podían seguir manteniendo.
 
Dividió al poder bolivariano, enfrentando instituciones del Estado. Permitió que dentro del ejército, que había sido depurado en su día por Chávez, crecieran los sectores reaccionarios, dejó que se dilapidara el capital político chavista por su inacción y su pusilanimidad, se negó a dar un golpe de fuerza, a ilegalizar a los partidos de la MUD y a ejercer una represión revolucionaria decidida y completa contra los sectores fascistas de los poderes económicos, mediáticos e ideológicos, apoyándose en una posición de clase contra clase, ejercida no por la policía del Estado sino por los trabajadores venezolanos. En definitiva, se fue aislando de las corrientes a la izquierda del PSUV y del Estado, como el PCV (sobre el que llegó a planear la sombra de la ilegalización) y otros y se encerró en unas amenazas de matón de barrio sin valor para llevarlas a cabo y en una creciente incapacidad de dirección política, toma de decisiones y sentido de la oportunidad y de la necesidad de actuar.
 
Los sectores populares desgajados de la propuesta bolivariana no lo hicieron porque apoyasen las protestas de los criminales de la ultraderecha venezolana a sueldo de la vieja oligarquía (no podían  hacerlo, sabedores de cómo esta les despreciaba) sino que simplemente dejaron el vacío en las calles de la fuerza social en que se asentaba el gobierno, mostrando de ese modo su debilidad.  
 
La revolución que nunca existió y el proceso interrumpido a los pocos años de empezar a andar han muerto con la liberación del criminal más simbólico de toda la ultraderecha venezolana, Leopoldo López, bajo la protección del Papa y de un tipejo infame como Zapatero . A partir de ahora veremos a la burocracia y a la dirigencia bolivariana intentar un pacto contra natura y de última hora, al estilo del que hizo el corrupto Ortega en Nicaragua, con los sectores más reaccionarios de la vieja oligarquía nicaragüense.
 
Toda revolución tiene su Thermidor cuando no se afirma sobre sí misma, sobre su base social y su proyecto político. Cuando no es revolución, ni siquiera es Thermidor, es simplemente farsa lo que le sucede. El problema es que, aunque sea solo ópera bufa lo que venga tras ella, los sectores populares que estuvieron comprometidos en la lucha por la transformación de Venezuela no pueden pactar. Sobre ellos caerá la represión pero eso a los Maduros y Cabellos les importará muy poco.
 
Algunos celebramos en este año la revolución de Octubre. La diferencia entre los bolcheviques y los bolivarianos actuales no está simplemente en la comparación imposible entre Lenin y Maduro, ni en la diferencia entre sus tallas intelectuales y políticas, sino en algo fundamental: la voluntad revolucionaria frente al menchevismo de la opereta venezolana, la construcción de un poder popular en en que asentarse frente al negarlo y esperar fidelidad acrítica y la falta de decisión para tomar el poder, en lugar de limitarse a ocuparlo.   
 

Se el primero en escribir un comentario

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*