JAQUE MATE: “EL REY ESTÁ ATRAPADO”

Debido a la noticia que ha trascendido a los medios en el día de ayer, relativa a la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de  desestimar el recurso de varios reporteros que fueron golpeados por agentes antidisturbios en la protesta de “Jaque al Rey”, que tuvo lugar el 29 de marzo de 2014, nos parece de interés rescatar el artículo que les ofrecemos hoy, “Jaque mate. El Rey está atrapado”, publicado en ausaj.org  el día 2 de septiembre de 2013.

Los reporteros denunciaron que fueron agredidos por los agentes cuando ya en las postrimerías de la protesta, intentan captar la detención de un manifestante que simplemente ha echado a correr asustado ante el cerco policial que se estaba produciendo. En ese momento, denuncian los reporteros, son golpeados indiscriminadamente por los agentes antidisturbios, considerando que, además de las agresiones en sí, se ha impedido el ejercicio de la libertad informativa de los periodistas presentes. Nada de esto comparten los órganos judiciales (la decisión inicial del Juez de Instrucción es confirmada por la Audiencia Provincial), que consideran que los hechos no son delito, sino mera falta de lesiones, por la que solo viene imputado un solo agente, el único que se ha podido identificar dada la ausencia de indicación de su número de placa en el uniforme de los agentes que actuaron en la Manifestación de marzo de 2014, hecho que se ha podido constatar. Igualmente considera la Audiencia Provincial de Madrid que no existe violación alguna de las Libertades públicas de los periodistas allí presentes (lo que hubiera permitido la calificación de los hechos como diversos delitos, posibilidades legales cuyo análisis excede del propósito que nos ocupa, señalándose en cualquier caso  la más clara  y sencilla: el tipo previsto en el artículo 542 del Código Penal, que sanciona a la autoridad o funcionario público que, a sabiendas, impida a una persona el ejercicio de sus derechos cívicos distintos de los protegidos en los preceptos anteriores a ese, entre los que se encontraría la libertad de prensa que los reporteros enarbolaron en sede judicial).  

El infructuoso recorrido judicial de la denuncia de los periodistas resulta más sorprendente e indignante, si se tiene en cuenta que  existen pruebas videográficas de los hechos y que los mandos policiales deberían haber colaborado activamente a la identificación de los agentes actuantes, lo que, al parecer, no sucedió.

JAQUE MATE: “EL REY ESTÁ ATRAPADO”

Por Jesús Díaz Formoso

-AUSAJ-

En ajedrez, el Jaque, como amenaza de captura, solo se puede evadir mediante tres mecanismos (wikipedia):

1.- Moviendo la pieza agredida (el rey) a una casilla fuera de la acción de las piezas contrarias (el rey no puede hacer jaque mate).

2.- Capturando la pieza agresora.

3.- Interponiendo una pieza entre la pieza agresora y la pieza agredida (esto no es posible contra los ataques del caballo o del peón).

Si ninguna de las tres formas anteriores es posible, se habla entonces de un jaque mate. Por tanto, examinemos estas situaciones, que la inteligencia humana ha deducido del pensamiento y la práctica milenaria.

1.- Escaqueo o Movimiento de la pieza agredida (el rey) a un Escaque (casilla) fuera de la acción de las piezas contrarias (el rey no puede hacer jaque mate).

La experiencia en el escaqueo por parte de la Casa Real española es de todos conocida; a los Borbones no es fácil echarlos de una patada en el culo; es más sencillo ponerles la zancadilla, a fin de frustrar su huida. El problema es que, según parece, hoy por hoy el rey solo puede huir a la pata coja; y así lo ha hecho, a buen seguro de manera no intencional; simple predisposición genética.

El actual Jefe de la Casa Borbón, SAR don Juanito, tomando buena nota de pasadas experiencias familiares, ha convertido el escaqueo en un arte; así, el 28S estará reposando sus maltrechos huesos, a nuestra costa, claro está. Como su hija menor, que buscando asilo extranjero, ha abandonado el reino de papá -que antes han esquilmado hasta convertirlo en un páramo de modernidad plasmática-, financiada por la Derecha Independentista Catalana, que así, dinero a dinero (de nuevo, nuestro dinero), va financiando el exilio Borbónico del Siglo XXI mediante una suerte de “gambito de Infanta”. Una novedad histórica es el ver a la realeza huyendo a la manera plebeya; las mujeres y los niños primero. De momento, claro está.


2.- Captura de la pieza agresora.

Las pasadas experiencias del 25S y el 25A son buena muestra de esta estrategia política, que el 28S bien podría trasmutarse en “real”.
En el tablero, los jugadores mueven sus trebejos (“fichas”) en función de sus respectivas estrategias. Una de ellas consiste en el “sacrificio” de las propias piezas a fin de alcanzar un objetivo “superior”. Superior objetivo ante cuyo altar es sacrificado el Pueblo, que de ser “sujeto” de la historia, ha pasado a ser su “objeto”, mero instrumento en las luchas por el poder que llevan a cabo los jugadores en el tablero.

En esta partida, iniciada el 25S, la estrategia del sacrificio reviste esencial trascendencia. Por parte de los atacantes, el sacrificio no lo fue solo de Peones; también se sacrificaron piezas mayores.

Hemos de recordar que la inicial convocatoria “25S – Rodea el Congreso” (al igual que la Convocatoria “25 A – Asedia el Congreso”, a la que se sumó la Coordinadora 25S) partió de la Plataforma “En Pie”, un grupo “cerrado y no inclusivo” que, sin embargo, realizaba una Convocatoria abierta e inclusiva. La aparente contradicción se salva teniendo presente que “En Pie” surge del descontento de algunos integrantes de “DRY” (Democracia Real Ya), unidos a otros grupos,  ante la evidencia de la infiltración de grupos políticos “sistémicos” -en especial del PCE, pero también de otras facciones de I.U.-, en la organización, al punto de convertirla en mero instrumento de intereses ocultos del propio sistema.

Con más pena que gloria, la Plataforma “En Pie” va a convocar la protesta “25S – Ocupa el Congreso” (más tarde transformada en “Rodea el Congreso”, a fin de encarar las falsas acusaciones de violencia desplegadas por los medios sistémicos, si; pero también por sus “infiltrados” en los Movimientos Sociales). Sin embargo, será el propio Gobierno, mediante su Delegada en Madrid, quien se encargaría de dar toda la publicidad a la Convocatoria, criminalizando las legítimas protestas de los ciudadanos, mediante el espionaje y el recurso a la violencia -brutal- policial (ver http://elemperadorestadesnudo.blogspot.com.es/2012/10/25-s-el-gobiernoespia-y-criminaliza-las_9.html).

Con la  Convocatoria “25 A – Asedia el Congreso”, efectuada por la Plataforma “En Pie”, y a la que se sumó la Coordinadora 25S, la estrategia de los jugadores (aún siendo similar; infiltración y agresión) sufrió algunas modificaciones; la infiltración en la organización de “En Pie” no pudo tener lugar, por el propio carácter cerrado y no inclusivo de la Plataforma; por ello tuvieron que recurrir a la creación de un clima de miedo en la ciudadanía, del que fueron responsables no solo los medios de comunicación “oficiales” del sistema, sino también un buen número de los medios alternativos, supuestamente independientes. Los hechos demostrarían la absoluta falsedad del pretendido, y tan cacareado, carácter violento de la Convocatoria, que transcurrió con absoluta normalidad durante tres horas, hasta que al conectar en directo las televisiones, un grupo de una docena de personas, absolutamente diferenciadas de los demás manifestantes, tiraron unas vallas en las mismas narices de las fuerzas policiales que, a continuación, dejando totalmente de lado al grupo que derribó la valla, procedió a cargar contra el resto de asistentes, de incuestionable carácter pacífico.

Por otra parte, como quiera que ante la coreografía gubernamental orquestada para hacer percibir en la ciudadanía un carácter violento en esta Convocatoria, de la que no solo se hicieron eco muchos medios alternativos, sino también un buen número de Movimientos Sociales, la Comisión Legal Sol anunció públicamente que no prestaría asistencia legal a los asistentes a la Convocatoria 25A, lo que dio lugar a que desde la Plataforma solicitasen a AUSAJ (http://www.ausaj.org/) la prestación de dicha Asistencia Legal, esta Asociación acordó emitir un Comunicado (ampliamente difundido; se puede consultar en https://plataformaenpie.wordpress.com/2013/04/15/comunicado-de-ausaj/) en el que se fundamentaba jurídicamente la legalidad de la Convocatoria, a cuyos asistentes AUSAJ prestaría asistencia jurídica integral y totalmente gratuita.

Como efecto de dicho Comunicado, de inmediato la Delegación del Gobierno en Madrid modificó su mensaje, señalando confusamente que la Manifestación no era ilegal, aunque si ilícita. Es de destacar como la violencia policial desplegada en la Convocatoria “25 A – Asedia el Congreso”, redujo de manera drástica su intensidad, más en relación a la extrema brutalidad de la actuación policial que tuvo lugar en la anterior Convocatoria “25 S – Rodea el Congreso”. A diferencia de esta última, el 25A solo hubo 11 detenidos, de los que ninguno denunció torturas en las dependencias policiales. Detenciones que se prolongaron solo esa noche, siendo todos los detenidos puestos a disposición judicial, y tras prestar declaración, todos ellos fueron puestos en libertad esa misma tarde del día 26 de abril. En cuanto a las sanciones de multa que se pretendieron imponer a los asistentes, en las que también se proporcionó la asistencia jurídica integral y gratuita por parte de AUSAJ, hasta donde conocemos, no ha recaído sanción alguna hasta la fecha.

Agresiones; criminalización; detenciones; enjuiciamientos por supuestos delitos con el único fundamento de las declaraciones de los agentes policiales involucrados; multas y espionaje. Tales son las estrategias gubernamentales desplegadas por las fichas del tablero. Hasta el momento.


3.- Interposición de una pieza entre la pieza agresora y la pieza agredida (esto no es posible contra los ataques del caballo o del peón).

La defensa del trebejo “Real”, en este supuesto, requiere el sacrificio de pieza/s del tablero. Paul Morphy advierte al ajedrecista novel que “El Rey es la pieza más débil” del tablero.

Las posibilidades de sacrificio para la defensa borbónica, son tantas como piezas tiene en el tablero. En primer lugar, la Reina; su sacrificio, por su posición en el tablero, carece de mayor funcionalidad a esta estrategia. Luego, debemos plantearnos la posibilidad del sacrificio de otras piezas.

Así, en primer término, el sacrificio del Poder Institucional, simbolizado por las Torres, no resulta de especial trascendencia para la Defensa del trebejo “Rey”. Su desprestigio, fruto de su absoluta corrupción, limita sobremanera su operatividad. Por lo demás, la Constitución contempla la posibilidad de crisis de Gobierno o la Disolución del Parlamento; pero no la crisis del Estado (Monarquía Constitucional).

En cuanto al Poder Pastoral, simbolizado por los Alfiles (“Bishop”- obispo), y que, a diferencia de Focault, ahora personificaremos en los distintos Medios de Comunicación que sirven al sistema, no parece que la mayor parte de ellos accedan voluntariamente a sacrificarse en defensa del trebejo “Borbón”; los restantes, por su notoria falta de escrúpulos y su conocida tendencia a falsear la información, únicamente tendrían efecto respecto a  una escueta minoría de ciudadanos, todavía creyentes en el sistema, y que por tanto, nada aportarían a las fuerzas reales, de las que ya forman parte.

El sacrificio de los Caballos, que simbolizan la violencia propia del complejo Policial/Judicial, su funcionalidad defensiva presenta aspectos problemáticos. En efecto, resulta evidente que la amplia mayoría de las fuerzas policiales comparten, de una u otra manera, las reivindicaciones populares puestas sobre el tablero.

De la misma manera que la inmensa mayoría de nuestros Jueces de base. Únicamente el sacrificio de los altos mandos policiales y de las más elevadas jerarquías judiciales podría resultar operativo para superar la situación de “Jaque” que se cierne sobre el trebejo real. Y ese es un sacrificio que posee la potencialidad de fortalecer a las fichas que amenazan con sacar al Rey “jaqueado” del tablero, y con él, a todo el corrupto aparato neofranquista que se ha apropiado del Estado.

Y, finalmente, el sacrificio de los Peones. Peones que, de nuevo en palabras de Paul Morphy, “son el más importante instrumento de la victoria”. Esto es, su sacrificio conduce a la derrota; al Jaque Mate.

Pero, ¿que simbolizan los Peones?. Los Peones somos nosotros; el Pueblo. Y la posibilidad de victoria del Bando “Real” siempre se ha basado en mantenernos enfrentados unos con otros. Divide y vencerás.

La cuestión, entonces, es, si nosotros, el Pueblo, solo somos fichas en el tablero, ¿quienes juegan la partida? Porque, como bien señaló Lasker, “en el tablero de ajedrez luchan personas y no figuras”.

Presiento que tras la noche, vendrá la noche más larga” (Luís Eduardo Aute).

Se el primero en escribir un comentario

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*