A BILLION LIVES

Hay que preguntarse si la economía pura es una ciencia o si es “alguna otra cosa”, aunque trabaje con un método que, en cuanto método, tiene su rigor científico. La teología muestra que existen actividades de este género. También la teología parte de una serie de hipótesis y luego construye sobre ellas todo un macizo edificio doctrinal sólidamente coherente y rigurosamente deducido. Pero, ¿es con eso la teología una ciencia?” – Antonio Gramsci

 

El poder de la publicidad en su versión más descarnada. La vergüenza de nuestra incapacidad para sobreponernos a la corrupción y castigar UN BILLÓN DE HOMICIDIOS.

Hace años solía decir que el mejor legado que puede dejar un abogado, era una Demanda ganadora contra Tabacalera. Hace años que sé que no existe esa Demanda. Por buena que sea, no es la Demanda. Es la Sentencia Definitiva el problema; son los Jueces quienes han protegido a los Mercados en su expolio de lo nuestro; de lo común, de lo público y de lo privado. En otras entradas tratamos de este tema. Ahora toca mirar hacia los hechos; para luego poder apreciar las consecuencias (también –sobre todo- jurídicas).

En una sociedad que ha hecho un negocio de la muerte, en la que la medicina no previene, sino que amputa; en que la disminución de accidentes de tráfico significa una crisis para el sector de la automoción; en que los medicamentos son un producto financiero más con el que especular, ¿cuál ha sido la medida más drástica que hemos tomado respecto de la agresión a nuestra vida que cometen los vendedores de tabaco (que previamente, con la entusiasta colaboración del Estado, habían conseguido generalizar la adicción que impele al consumo, no ya de tabaco, sino de otras miles de sustancias tóxicas que permiten al fabricante y al vendedor, mayores ventas), causantes de UN BILLÓN DE MUERTES?

La advertencia que se obliga a imprimir en los paquetes de tabaco. Esa es la medida estrella. Fotos de pulmones o hígados sanguinolentos con las palabras Muerte o Cáncer bien visibles. Como si eso pudiese convencer al adicto.

Pero lo que si hace es imposibilitar aquélla soñada Demanda ganadora contra Tabacalera. ¡Estaba advertido!; ¡ha sido su decisión! Como si con esos argumentos pudiésemos encontrar acomodo moral al hecho de vender a un adicto la sustancia que le lleva a la muerte prematura.

La historia de nuestra incapacidad; que es el primer paso de la capacitación: la humildad del aprendiz; en colaboración con el valor del descubridor, del aventurero que todos llevamos dentro; el mono curioso que habita en nuestro interior. Miremos nuestra incapacidad; afrontémosla; aceptémosla, y pronto desarrollaremos las herramientas que nos permitirán acabar con ella. Y recordemos que las herramientas, como los métodos, sirven –o  son aplicables- a distintos fines -o procesos.

La inteligencia; la capacidad de relacionar conceptos. Que depende del número y calidad de los conceptos que hayamos, en cada momento, aprehendido; adquirido.

Les dejamos con A BILLION LIVES; un documental que promociona la industria que “aspira” a sustituir a la tabaquera; incuestionablemente parcial, por tanto. Pero que, sin embargo, da datos y perspectivas. Porque la verdad no sé si estará “afuera”; pero si sé que están en la escala de grises; ni blanco ni negro. Por ello hay que beber conocimientos de las fuentes más diversas; que por lo demás, al representar intereses económicos, son las que tenemos a nuestro alcance. Este rasgo de la cultura capitalista, Marx lo integraba con el concepto de “Superestructura” (para Marx la “superestructura” de la sociedad contenía la filosofía, la religión, la moral, el derecho, la familia y la cultura en general; lo que los Neomarxistas, sobre todo tras la caída del muro de Berlín, considerando insuficientes las estrategias “revolucionarias” desarrolladas hasta entonces con el objetivo de demoler la Superestructura Cultural del Neoliberalismo, pasaron a poner en práctica otras, como las conocidas por Ideología de género o el animalismo). Es la guerra cultural, cantada por Gramsci, paso previo a la conquista del poder político por las hordas de ciudadanos que, no teniendo ya mucho que perder, a todo se llegarán a atrever; que quieren/queremos acabar con este sistema fascista ejercido desde el totalmente corrupto Poder Político, gracias a la cobertura que le dan los poderes reales, no democráticos; singularmente el Financiero/Mediático y el Judicial -por el momento- como “poder blando”.

La herramienta cultural dominante, siempre ha sido el arma de la clase dominante. Sea cual sea la clase dominante. Por ello hemos de aprehender conceptos, que una vez procesados por nuestra inteligencia, nos permitan acercarnos a la verdadera naturaleza de nuestra convivencia. Y descubrir sus causas y describir sus efectos. Ya advertía Galileo que entender la realidad es sencillo, una vez descubierta su lógica; lo difícil es descubrirla. Buscando entre muchos, es más fácil descubrir razones. Les dejamos con el documental “A BILLION LIVES”.

 

Título original: A Billion Lives

Se el primero en escribir un comentario

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*